ORACIONES PARA LA LIBERACIÓN Y 
RENUNCIA DEL PECADO SEXUAL 
(Fornicación y lujuria) 
Renuncio a toda lujuria, perversión, ...
Prochain SlideShare
Chargement dans…5
×

Liberaciòn oracion

210 vues

Publié le

  • Soyez le premier à commenter

  • Soyez le premier à aimer ceci

Liberaciòn oracion

  1. 1. ORACIONES PARA LA LIBERACIÓN Y RENUNCIA DEL PECADO SEXUAL (Fornicación y lujuria) Renuncio a toda lujuria, perversión, inmoralidad, suciedad, impureza y pecado sexual, en el nombre de Jesús. Que los espíritus de la lujuria y la perversión sean destruidos con tu fuego (Génesis 19:24). Rompo toda maldición generacional de orgullo, lujuria, perversión, rebelión, brujería, idolatría, pobreza, rechazo, miedo, confusión, adicción, muerte y destrucción, en el nombre de Jesús. Ordeno a todos los espíritus hereditarios de lujuria, rechazo, miedo, malestar, debilidad, enfermedad, ira, odio, confusión, fracaso y pobreza que salgan de mi vida, en el nombre de Jesús Que todos los espíritus enraizados en la lujuria y en el pecado sexual salgan, en el nombre de Jesús. Rompo y me libero de toda maldición de lujuria y perversión, en el nombre de Jesús. Ato y echo fuera todo espíritu de lujuria, de fantasías lujuriosas, de promiscuidad y perversidad, en el nombre de Jesús. Reprendo y ato a los espíritus de brujería, lujuria, seducción, intimidación, idolatría y promiscuidad conectados con Iezabel, Renuncio a todo pecado sexual con el que haya estado involucrado en el pasado, incluyendo fornicación, masturbación, pornografía, perversión, fantasía y adulterio, en el nombre de Jesús. Rompo toda maldición de adulterio, perversión, fornicación, lujuria, incesto, violación, abuso, ilegitimidad, promiscuidad y poligamia, en el nombre de Jesús. Ordeno a todo espíritu de lujuria y perversión que salga de mi estómago, mis genitales, mis ojos, mi mente, mi boca, mis manos y mi sangre, en el nombre de Jesús. Presento mi cuerpo al Señor como un sacrificio vivo (Romanos 12:1). Mis miembros son de Cristo y no dejaré que sean los miembros de una ramera (1 Corintios 6:15). Desato el fuego de Dios para quemar toda lujuria impura de mi vida, en el nombre de Jesús. Rompo todo vínculo impío de mi alma con antiguos amantes y parejas sexuales, en el nombre de Jesús. Echo fuera todo espíritu de soledad que me pudiera llevar a relaciones sexuales impías, en el nombre de Jesús. Ordeno a todo espíritu hereditario de lujuria que venga de mis antepasados a que salga, en el nombre de Jesús. Ordeno a todo espíritu de hechicería que obre con la lujuria que huya, en el nombre de Jesús. Tomo autoridad sobre mis pensamientos y ato a todo espíritu de fantasía y de pensamientos lujuriosos, en el nombre de Jesús. Echo fuera a todo espíritu de lujuria destructora de matrimonios que pueda romper mi pacto, en el nombre de Jesús. Echo fuera y me libero de todo cónyuge espiritual y espíritus de íncubos y súcubos, en el nombre de Jesús. Echo fuera todo espíritu de perversión, incluyendo a los espíritus moabitas y amonitas de lujuria, en el nombre de Jesús. Recibo un espíritu de santidad en mi vida para caminar en pureza sexual, en el nombre de Jesús (Romanos 1:4). Me libero del espíritu de este mundo, de los deseos de la carne, de los deseos de los ojos y de la vanagloria de la vida. Venzo al mundo con el poder del Espíritu Santo (1 Juan 2:16). Soy crucificado con Cristo y mortifico mis miembro, no dejo que el pecado reine en mi vida y no obedezco su lujuria (Romanos 6:6-12).

×