Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

Re emprender. El arte de capitalizar la experiencia

2 316 vues

Publié le

¿Sabías que 2,5 veces es el promedio mundial de intentos, antes que una persona que emprende consiga tener éxito? Y de algo tan natural como el proceso de prueba –error-aprendizaje-avance, hemos construido sin embargo, una especie de estigma, producto más de la mirada propia que de la mirada ajena en cuanto que no sepamos gestionarlo a nuestro favor.

Re emprender. El arte de capitalizar la experiencia

  1. 1. RE-EMPRENDER el arte de capitalizar la experiencia.
  2. 2. “El fracaso no te sobrecogerá nunca si tu determinación para alcanzar el éxito es lo suficientemente poderosa”. Del libro “El vendedor más grande del mundo” de Og Mandino.
  3. 3. ¿Sabías que 2,5 veces es el promedio mundial de intentos, antes que un emprendedor consiga tener éxito? Y de algo tan natural como el proceso de prueba-error-aprendizaje-avance, hemos construido una especie de es-tigma, simplemente por desconocer cómo gestionar cada evento a nues-tro favor.
  4. 4. Todas las personas “padecemos” esa necesidad de etiquetar y eti-quetarnos según el resultado de nuestras acciones ¿qué quiero de-cir? Que si tomamos la decisión de se-pararnos, nos autodefinimos como in-solventes emocionales; si nos va mal en muchos exámenes seguidos, sen-timos que nos hemos equivocado de carrera; si nos desborda una situación familiar, nos creemos malos padres; y si nos va mal en un emprendimiento, nos sentimos fracasados. Y a veces cargamos con esas etiquetas años y años impidiéndonos crecer y crear, vi-vir en suma.
  5. 5. NO OBSTANTE, NADA MÁS LEJOS. La vida es un continuo de situaciones de las que podemos siempre aprender algo y de nosotros dependerá capitalizarlas co-rrectamente para de este modo ampliar y hacer crecer nuestras fortalezas y habili-dades. Por supuesto, no me refiero única-mente a los “fracasos”, también hablo de los “éxitos”, de las tristezas y de las ale-grías, porque a partir de todos los estados siempre es posible construir y reconstruir.
  6. 6. Y refiriéndonos ahora sí a estos “fracasos” en el proceso del emprendedor, es fundamental entender que no son exclusivos de nadie y que fracasar no nos convierte en fracasados.
  7. 7. ¿Sabes quien nunca “fracasará” emprendiendo? Quien nunca lo intenta, quien nunca tiene la valentía, la fuerza y la pasión de querer construir sus proyectos. Quien deja sus proyectos en el fondo del cajón; ¿NO SERÁ ESTO REALMENTE UN “FRACASO”?
  8. 8. LLAMEMOS A LAS COSAS POR SU NOMBRE . Un emprendimiento fallido no es ni más ni menos que una experiencia, un apren-dizaje que nos permitirá prepararnos mejor para lo que vendrá y para no come-ter los mismos errores. Lo que llamamos fracasos son resultados no esperados-deseados sobre los que podemos decidir y actuar de maneras muy diferentes; ade-más de obtener valiosísimas conclusiones.
  9. 9. LO QUE HACEMOS NO DEFINE QUIÉNES SOMOS
  10. 10. Cada cosa que hacemos, cada paso que damos, nos enriquece, nos mo-difica, nos hace avanzar en alguna dirección, y ello implica que siempre tenemos la posibili-dad de cambiar de rumbo, de renovarnos y de di-rigirnos a las metas que nos hayamos propues-to. En esta idea, los fracasos no existen, existen las experiencias de las que podemos aprender.
  11. 11. Y aprender según nuestra vivencia, no según la opi-nión de los demás. Porque siempre estará quien, además de etique-tarse, disfrute poniéndole título a cualquier per-sona o situación que le rodee. Si escuchamos la voz ajena más que la propia, terminaremos viviendo según la expectativa de otras perso-nas (además de regodeados en la frustración). Desequilibrio puro.
  12. 12. Ahora bien, si nos detenemos a enfocarnos en nosotros mismos y en re-emprender para desarrollar y mejorar la idea ori-ginal, habremos dado un paso inicial im-portante. Aunque no es el único paso nece-sario, cuidado. Muchas personas emprendedoras que no han tenido una buena experiencia en el objetivo, suelen caer en dos ex-tremos: desistir definitivamente o re-tomar bajo la premisa “a todo o nada”. Y esto no es un juego. Aquí, la mejor decisión es ponernos en manos de un profesional que nos de he-rramientas, para aprender de la expe-riencia y acompañarnos en la vivencia.
  13. 13. RE-EMPRENDER. EL ARTE DE CAPITALIZAR LA EXPERIENCIA.
  14. 14. Necesitaremos iniciar un proceso para aprender a romper con creencias que además de estar a un abismo de la realidad, nos desmoronan absurdamente el ánimo y la confianza. Para recuperar la confianza en nuestras fortalezas, para quitarnos etiquetas autoimpuestas y demoledoras, y sustituirlas por aquellas que nos hagan disfrutar avanzando a nuestras metas. Así nos lo asegura Enedina, quien desde hace mucho tiempo acompaña a las personas a re-aprender y a sostenerse en este hermoso camino de emprender.
  15. 15. Entre otras cosas, nos acompañará para que podamos resolver muchos de nuestros interrogantes, por ejemplo:
  16. 16. ¿El rumbo que quiero tomar es el mejor que puedo tomar? ¿Cómo tomo las decisiones? Estoy errante, me dejo llevar, demasiado emocional/racional. ¿Por qué hago lo que hago y no se me ocurren otras cosas?
  17. 17. ¿De qué manera puedo mantener la motivación y el entusiasmo cuando ante un síntoma de que algo anda mal me dan ganas de claudicar inmediatamente? ¿Cómo planificar y no caer en la reacción? ¿Cómo ser flexible ante el cambio? ¿Cómo saberlo?
  18. 18. Como decía Séneca: No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas. Cada uno es lo que quiere ser y el es el creador de todo lo que le sucede.
  19. 19. RE-EMPRENDER el arte de capitalizar la experiencia. Solicita más información. Itinerarios para Personas Emprendedoras www.nmallada.com

×