Ce diaporama a bien été signalé.
Le téléchargement de votre SlideShare est en cours. ×

Incidencia delictiva 47

Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité

Consultez-les par la suite

1 sur 3 Publicité
Publicité

Plus De Contenu Connexe

Diaporamas pour vous (20)

Publicité

Similaire à Incidencia delictiva 47 (20)

Publicité

Incidencia delictiva 47

  1. 1. Cuadragésima Séptima Conferencia de Prensa Bimestral Sobre la incidencia delictiva de los meses agosto y septiembre de 2015 21 de octubre de 2015 Agradecemos la presencia de los medios de comunicación en esta rueda de prensa en donde CAINTRA, COPARMEX Nuevo León, CANACO Monterrey y el Consejo Cívico presentamos nuestra postura sobre los resultados de la autoridad estatal y las municipales en materia de seguridad según las cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León y otras fuentes de análisis en la materia, correspondientes a los meses de agosto y septiembre de 2015. Ponemos a consideración de la opinión pública los siguientes temas: 1. El balance del sexenio 2009-2015 2. Delitos que demandan nuevas estrategias de combate. 3. La impunidad y corrupción en Nuevo León _______________________________________________________ 1. El balance del sexenio 2009-2015 El incremento que tuvo la inseguridad en el estado durante el sexenio anterior indudablemente impactó en los resultados que la administración saliente entregó. Con esto, es importante hacer una revisión de los indicadores que tuvieron los delitos de alto impacto. La tasa de homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes aumentó en un 27 por ciento, comparando el último año de Rodrigo Medina (2015) contra el último año de Natividad González (2009). El secuestro, durante el mismo período, aumentó un 70%, mientras que la extorsión tuvo un incremento de casi 7 veces su proporción, llevando a nuestro estado del lugar 24 en incidencia de este delito hasta el tercer lugar nacional. Otro tema pendiente de la administración saliente son las desapariciones; según las cifras de CADHAC en Nuevo León se han registrado 975 personas desaparecidas desde el año 2009 a la fecha. Enfatizamos que, a pesar de que la percepción de seguridad en la entidad ha mejorado paulatinamente en el último par de años, Nuevo León no ha regresado a las condiciones de paz que vivimos en el pasado. La situación de inseguridad a la que hemos hecho referencia durante el sexenio que concluyó, ha representado un alto costo económico y emocional para la comunidad en general, así como en la competitividad de nuestro estado. El Instituto de Economía y Paz ha indicado que el costo de la violencia en Nuevo León durante el 2014 fue de 199 mil millones de pesos, equivalente al 9.2% del PIB de Nuevo León, es decir, $23,924 pesos por cada ciudadano. De acuerdo con la ENVIPE 2015, el número de delitos denunciados y de los delitos reportados sin denuncia ha ido a la baja en el estado desde 2009, sin embargo, la cifra negra de delitos se ha mantenido en niveles similares desde 2012 y en 2015 se estimó en un 92.9%. Por lo anterior, en 2014 la Procuraduría recibió solo 71,989 denuncias de delitos, mientras se cometían aproximadamente 938,899 delitos, según la encuesta de INEGI. Esta información pone en entredicho el discurso de las autoridades, en donde aseguran un incremento de denuncias debido a la confianza de los ciudadanos en sus autoridades.
  2. 2. El gobernador Jaime Rodríguez y los alcaldes entrantes tienen el reto de reconstruir de manera sólida la confianza de la ciudadanía en sus instituciones, una mayor percepción de seguridad y la aplicación de una justicia expedita en todos los niveles. 2. Delitos que demandan nuevas estrategias de combate. La violencia familiar es uno de los delitos que escalaron exponencialmente a lo largo del sexenio 2009-2015. Haciendo un análisis por tasa de 100 mil habitantes, durante los últimos 56 meses del sexenio de Rodrigo Medina se presentaron, en promedio, 34 denuncias diarias. Cabe mencionar que, a pesar de este promedio, existió un período en que mes tras mes se tenían cifras récord de denuncias, la más reciente fue en septiembre de este año, llegando a 2009 denuncias, es decir 66.9 denuncias diarias. Por otra parte, el delito de violación registró un incremento de 47%, de 2009 a 2015. La importancia de atender delitos como la violencia familiar reside en el impacto que este tiene en la dinámica social de cada individuo que lo padece, en el corto, mediano y largo plazo. Nuevo León ha sido uno de los estados que en los últimos tres años recibió del Gobierno Federal fondos del PRONAPRED; en 2015 se recibieron 129 millones de pesos por este concepto, sin embargo, no existe un adecuado seguimiento en el uso de estos recursos, ni en los indicadores de las acciones de prevención y atención a víctimas. Hacemos un llamado a la nueva administración estatal para que se inviertan los fondos federales en proyectos que garanticen un impacto significativo, se vincule con asociaciones con experiencia en el apoyo a víctimas y se presenten resultados y avances de estos programas. Es fundamental recordar que las políticas de seguridad deben ser integrales, por ello las labores encaminadas al desarrollo social son igualmente importantes. Mientras buscamos erradicar factores que incidan en el florecimiento de focos de violencia, estaremos invirtiendo en el futuro de nuestra comunidad y en la recuperación de la paz social. 3. Impunidad y corrupción en Nuevo León En el sexenio anterior vivimos momentos difíciles en materia de seguridad y combate al crimen organizado. El porcentaje de sentencias que se obtienen del total de las denuncias presentadas es mínimo y la cifra negra continua en niveles inaceptables. Si bien se ha logrado un avance importante en la implementación de un Nuevo Sistema de Justicia Penal, los resultados aún no son los esperados por la ciudadanía. Con el nuevo Sistema de Justicia se logró una disminución en el tiempo promedio que se requiere para interponer una denuncia. Mientras en el 2013, un 32.7% de casos demoró entre 1 y 2 horas, en el 2014 esta proporción pasó a un 45.7%, de acuerdo con la ENVIPE 2015. A pesar de esta mejoría, existe aún un 24% que tarda más de 4 horas en este proceso. También, aumentó el número de personas que dijeron haber recibido un trato "Malo" durante su denuncia, pasando de un 20.2% a un 25%; mientras que quienes lo calificaron de "Muy Malo" pasó del 10% al 13%. Por lo mismo, si deseamos generar mayor confianza de la ciudadanía en las autoridades y abatir la impunidad, es importante empezar por estos temas, un trato impecable por parte de los Ministerios Públicos, así como una mayor apertura en el seguimiento de cada caso.
  3. 3. El Nuevo Sistema de Justicia Penal provee herramientas que deben ser capitalizadas por las autoridades para mejorar la percepción de la ciudadanía. En Nuevo León es muy bajo el porcentaje de delitos denunciados que recibe un castigo o que tenga una conclusión jurídica aceptable, por lo que la impunidad sigue con números alarmantes. - - 0 - - 0 - - 0 - - 0 - - La corrupción se encuentra arraigada tanto en el gobierno como en la ciudadanía. Para que la nueva administración estatal pueda revertirlo, es necesario predicar con el ejemplo. Según la ENVIPE 2015 la corrupción es el segundo rubro en "Temas que generan mayor preocupación" con el 37% de menciones, sólo por debajo de la inseguridad. Además, comparado con el estudio del año anterior, el Ministerio Público, la Procuraduría General de Justicia, Policía Ministerial y Policía Estatal, mostraron un incremento en sus niveles de percepción de corrupción. La percepción de la corrupción entre las instituciones de seguridad y de justicia prevalece en la población en Nuevo León, lo que abona de manera importante a la desconfianza ciudadana y genera problemas que no permiten el desarrollo y ejecución eficiente del sistema de seguridad y justicia. No es posible tener un Nuevo León seguro mientras siga imperando la corrupción. La corrupción debe ser el enemigo número uno de las autoridades y para eso es esencial castigarlo y predicar con el ejemplo.

×