Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

La Restauración (1875-1902)

5 791 vues

Publié le

Resumen para preparar la PAU de la Restauración borbónica en España

Publié dans : Formation
  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

La Restauración (1875-1902)

  1. 1. La Restauración borbónica 1875-1931 (primera parte: 1875-1902) Higinio Rodríguez Lorenzo
  2. 2. Introducción: períodos. <ul><li>Reinado de Alfonso XII </li></ul>1875 1885 Regencia de Mª Cristina 1902 Reinado de Alfonso XIII Período constitucional 1923 1931 Dictadura de Primo de Rivera
  3. 3. Introducción: acontecimientos. 1875 1876 <ul><li>Gobierno Cánovas </li></ul><ul><li>Constitución de 1876 </li></ul><ul><li>Fin de guerra carlista </li></ul>1878 <ul><li>Paz de Zanjón (fin guerra Cuba) </li></ul><ul><li>Sufragio restringido </li></ul>1879 <ul><li>Fundación del Partido Liberal </li></ul><ul><li>Fundación de la FTRE (anarquista) </li></ul>1880 <ul><li>Fundación del PSOE </li></ul>1881 <ul><li>Epidemia de cólera en Madrid </li></ul><ul><li>En octubre muere el rey: se inicia la regencia de Mª Cristina, que está embarazada. </li></ul><ul><li>“ Pacto del Pardo” y gobierno de Sagasta </li></ul>1885 <ul><li>Gobierno de Sagasta y en 1882 ruptura interna del partido. </li></ul>
  4. 4. Introducción: acontecimientos. 1886 1887 <ul><li>Nace Alfonso XII </li></ul><ul><li>Sublevación republicana de Villacampa </li></ul>1888 <ul><li>Ley de Asociaciones </li></ul>1890 <ul><li>Arancel proteccionista (gobierno Cánovas) </li></ul>1891 <ul><li>Se reintroduce el sufragio universal </li></ul><ul><li>Código Civil </li></ul>1892 <ul><li>Guerra de Cuba </li></ul>1895 <ul><li>Ruptura de los conservadores: Silvela y Cánovas </li></ul><ul><li>Fundación de la UGT </li></ul>1896 <ul><li>Guerra de Filipinas </li></ul>1897 <ul><li>Guerra de con EEUU: </li></ul><ul><li>“ Desastres de Cavite y de Santiago de Cuba”. Conmoción nacional. </li></ul><ul><li>Asesinato de Cánovas </li></ul>1898 1900 <ul><li>Regeneracionismo: Unión Nacional </li></ul><ul><li>Legislación social </li></ul>1901 <ul><li>Huelgas y manifestaciones: estado de guerra </li></ul>
  5. 5. Introducción: características 1875-1902 <ul><li>Vuelve la “inercia” derecha-izquierda (conservadores-”liberales”) </li></ul><ul><li>Constitución de 1876: “actualización” de la de 1845 con los “derechos” de 1869 pero limitados </li></ul><ul><li>Adulteración de las elecciones: “encasillado”, “pucherazo”… </li></ul><ul><li>Caciquismo político y social. </li></ul><ul><li>Desarrollo económico limitado. </li></ul><ul><li>Aislamiento internacional </li></ul>
  6. 6. Fundamentos del régimen <ul><li>Primeras medidas: </li></ul><ul><ul><li>depuración de la Administración (gobernadores y alcaldes nuevos, monárquicos “alfonsinos”) </li></ul></ul><ul><ul><li>depuración de la Universidad </li></ul></ul><ul><ul><li>ley de prensa muy restrictiva </li></ul></ul><ul><ul><li>represión de la oposición republicana y obrera </li></ul></ul><ul><ul><li>restauración del Concordato y la ayuda presupuestaria a la Iglesia </li></ul></ul><ul><ul><li>cesión a la Iglesia de pleno poder censor en la enseñanza toda y del ejercicio en la primaria y secundaria </li></ul></ul>
  7. 7. Fundamentos del régimen <ul><li>Primeras medidas: </li></ul><ul><ul><li>convocatoria de Cortes Constituyentes por sufragio universal (pero “manipuladas”) </li></ul></ul><ul><ul><li>elaboración de una constitución que “prepara” Cánovas del Castillo </li></ul></ul><ul><ul><li>finalización de la guerra carlista y supresión de los fueros vascos y navarros </li></ul></ul><ul><ul><li>finalización guerra de Cuba </li></ul></ul>
  8. 8. Fundamentos del régimen <ul><li>Políticos: </li></ul><ul><ul><li>Cánovas del Castillo: es la figura esencial </li></ul></ul><ul><ul><li>Constitución de 1876 </li></ul></ul><ul><ul><li>Sistema bipartidista:“alternancia pacífica” y ostracismo de la oposición obrera y republicana </li></ul></ul><ul><ul><li>Falseamiento del sistema: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>corrupción electoral ( encasillado , pucherazo …) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>caciquismo. </li></ul></ul></ul><ul><li>Sociales: </li></ul><ul><ul><li>“ Bloque social” de poder: la oligarquía financiera, industrial y terrateniente </li></ul></ul><ul><ul><li>caciquismo y clientelismos. </li></ul></ul>
  9. 9. Fundamentos políticos del régimen Cánovas del Castillo <ul><li>es la figura esencial </li></ul><ul><ul><li>viene de la antigua Unión Liberal de O’Donnell </li></ul></ul><ul><ul><li>lideró del Partido alfonsino durante el Sexenio </li></ul></ul><ul><ul><li>desea devolver el ejército a los cuarteles </li></ul></ul><ul><ul><li>quiere integrar todo el liberalismo no extremo en </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>dos partidos (se fija en el sistema inglés) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>que se turnen “pacíficamente” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>con una constitución “duradera” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>que cierre el paso a la “revolución” y el “obrerismo” </li></ul></ul></ul>
  10. 10. Fundamentos políticos del régimen: Constitución de 1876 <ul><li>Es un texto “flexible” para dar cabida a la izquierda y la derecha liberales </li></ul><ul><li>Se presenta como “revisión” de la del 69… </li></ul><ul><li>… pero es una “actualización” de la del 45 </li></ul><ul><ul><li>soberanía compartida (“Cortes con el rey”) </li></ul></ul><ul><ul><li>amplia declaración de derechos … pero que se desarrollarán en leyes ordinarias (que los restringirán) </li></ul></ul><ul><ul><li>Cortes bicamerales: el senado con tres “categorías” </li></ul></ul><ul><ul><li>La Corona ejerce el poder ejecutivo a través de sus ministros, que responden ante las Cámaras y disuelve las Cortes. El ejecutivo controla también toda la Administración </li></ul></ul><ul><ul><li>Sigue el estado confesional pero se admite otros cultos si no “ofenden” a la moral católica ni en público. </li></ul></ul>
  11. 11. Fundamentos políticos del régimen: El sistema de partidos Republicanos Castelar, Pi i Margall PSOE Radical R. Zorrilla Constitucional Sagasta, Serrano.. Liberal Conservador Cánovas, Mtez. Campos, Posada Herrera, Silvela… Carlistas Republicanos No forman una unidad: diversas corrientes y con poca fuerza. Castelar y sus “posibilistas” acabaron en el partido Liberal Liberal fusionista Sagasta, Serrano.. Liberal Sagasta Izda. dinástica Serrano.. Conservador Cánovas Unión Conservadora Silvela Unión Católica A. Pidal Comunión Tradicionalista Cándido Nocedal Parlamentarios: Extraparlamentarios: Unio Catalanista (luego) Lliga Regionalista PNV
  12. 12. Fundamentos políticos del régimen: Falseamiento del sistema electoral <ul><li>el turnismo: </li></ul><ul><ul><li>los dos partidos “dinásticos” pactan el relevo. El rey llama a formar gobierno al opositor y disuelve las cortes. Se convocan otras nuevas… “preparadas” </li></ul></ul><ul><li>el encasillado: </li></ul><ul><ul><li>en Madrid, los dos grandes partidos deciden y pactan quiénes se presentan en cada circunscripción y quién va a salir elegido. A veces es un “candidato cunero”, o sea sin vinculación con el distrito electoral. </li></ul></ul><ul><li>el caciquismo: </li></ul><ul><ul><li>una red jerárquica de “potentados” e influyentes en provincias y las localidades (terratenientes, empresarios …). Su poder y “amistades políticas” les permitía ejercer una influencia fundamental (“arreglar asuntos”…). A veces hasta se imponían a los de Madrid. </li></ul></ul><ul><li>el pucherazo: </li></ul><ul><ul><li>si aún así las urnas daban un resultado contrario al interés del gobierno convocante de las elecciones; antes se intentaba la compra de votos o la amenaza. Las elecciones de 1884 fueron un cúmulo de atropellos y falsificaciones. </li></ul></ul>
  13. 13. Fundamentos políticos del régimen: Funcionamiento del sistema <ul><li>El sistema funciona y tiene una apariencia de normalidad. </li></ul><ul><ul><li>En las Cortes están representados desde los republicanos a los carlistas … pero en número limitado y sin fuerza real. </li></ul></ul><ul><ul><li>La oposición aguarda su turno para rehacer la administración de arriba abajo (el cesante, funcionario colocado por el partido que acaba de salir del poder). </li></ul></ul><ul><li>No fue una exclusiva de España. </li></ul><ul><li>El sistema da muestras de agotamiento en los 90 y se desintegra a la muerte de Cánovas y la llegada al trono de Alfonso XIII. También está cambiando la sociedad española en la primera década del XX. </li></ul><ul><ul><li>El aumento de población en la ciudad hace que estas escapen paulatinamente al control de los caciques </li></ul></ul><ul><ul><li>El sufragio universal masculino apenas influyó, salvo en la ciudad </li></ul></ul>
  14. 14. Fundamentos políticos del régimen: Monarquía y partidos dinásticos <ul><li>Alfonso XII y la regente apenas influyeron en el desenvolvimiento político: reinaron y no gobernaron propiamente. </li></ul><ul><li>Los dos partidos “dinásticos” disfrutaron aproximadamente el mismo tiempo del poder en los 26 años de la restauración hasta 1900… y agotaron su programa político. </li></ul><ul><li>Son partidos de “notables”: </li></ul><ul><ul><li>sufrieron fracturas al enfrentarse figuras emergentes a los líderes iniciales. </li></ul></ul><ul><ul><li>Están inextricablemente unidos al caciquismo como modelo social. </li></ul></ul><ul><ul><li>Funcionan como meros gestores de los privilegios económicos de las clases pudientes que los apoyan. </li></ul></ul><ul><ul><li>Gestionan también una red “clientelar” a la que “colocan” en puestos de la administración y que utilizan para y como favores. </li></ul></ul>
  15. 15. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el republicanismo <ul><li>El republicanismo, bastante desprestigiado, está desunido –hasta 6 partidos- </li></ul><ul><ul><li>por discrepancias ideológicas (unitarios y federales; liberales y socializantes), </li></ul></ul><ul><ul><li>estratégicas (reformistas, revolucionarios), </li></ul></ul><ul><ul><li>o rivalidades personales entre los líderes tradicionales, </li></ul></ul><ul><ul><li>y es minoritario: entre las capas bajas de la burguesía comerciante y de profesión liberal. </li></ul></ul><ul><li>Las aspiraciones republicanas, por encima de diferencias, coinciden en: </li></ul><ul><ul><li>República es “progreso”, “modernidad”, “paz” … y antimonarquismo porque la Monarquía representa lo contrario. </li></ul></ul><ul><ul><li>servicio militar obligatorio para todos, </li></ul></ul><ul><ul><li>laicismo estatal (y cierto anticlericalismo) y educación pública. </li></ul></ul><ul><ul><li>iberismo o unión con Portugal al tiempo que se pretende una articulación descentralizada (y hasta confederal) del Estado. </li></ul></ul><ul><ul><li>algunas medidas obreras y sociales sin cuestionar la propiedad. </li></ul></ul><ul><ul><li>impuestos progresivos y expropiación de fincas sin cultivar. </li></ul></ul><ul><li>En general, tienen representación parlamentaria. </li></ul>
  16. 16. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el obrerismo <ul><li>El PSOE se funda en 1879, en Madrid y por un puñado de internacionalistas. </li></ul><ul><ul><li>Aunque hay varias figuras, Paulino “Pablo” Iglesias es el líder indiscutido y omnipresente hasta los años 20 del siglo XX. </li></ul></ul><ul><ul><li>Su programa es “socialista” y no “burgués” o liberal: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>emancipación del proletariado (acabar con la dominación burguesa) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>destrucción del capitalismo y su sustitución por el sistema socialista en el que la propiedad estaría socializada. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>la toma revolucionaria del poder pero cuando fuese oportuno: antes debían organizarse en sindicatos y partidos y participar pacíficamente hasta que las “contradicciones” del sistema capitalista permitiesen acelerar su derrumbe. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Se opone a la violencia claramente: al terrorismo anarquista, al militarismo burgués y a la guerra y el colonialismo. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Organización federal del Estado cuando tengan el poder. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Rechaza la relación con partidos “burgueses” incluidos los republicanos. </li></ul></ul><ul><li>En 1888 y al amparo de la ley de asociaciones de Sagasta, se creará la UGT en Barcelona (en 1900 se instala en Madrid) para contrarrestar al anarquismo, pero no será capaz. </li></ul>
  17. 17. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el obrerismo (2) <ul><li>En 1881 se constituye la FTRE, anarquista, al amparo de un resquicio de libertad que deja Sagasta recién llegado al poder. </li></ul><ul><ul><li>Hay varias figuras, como Anselmo Lorenzo , Fermín Salvochea o Ignacio Clará . Tendrá una alta afiliación muy pronto. Y muchos intelectuales “coquetearán” con el anarquismo en los años 90 más por “estética” que por convicción: era una forma de manifestar el enfrentamiento al sistema “corrompido”. </li></ul></ul><ul><ul><li>Su programa es radical, si bien, en principio, rechaza la violencia: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>no participar de ninguna forma en el “juego electoral burgués” y eliminación del Estado pues es un instrumento de dominación; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>radical oposición a cualquier forma de dominación y autoridad y a la propiedad privada; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>colectivismo y solidaridad compatible con un individualismo total; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>anticlericalismo y ateísmo radicales; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>apuesta plena por la educación de las personas y por la actuación colectiva mediante huelgas, manifestaciones, … </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Hay dos corrientes que predominarán una u otra periódicamente. El anarcosindicalismo rechaza la violencia; el anarcocomunismo acepta el terrorismo y tendrá a mediados de los 90 en Cataluña una especial influencia. </li></ul></ul><ul><ul><li>Su implantación es amplísima: todo el levante, Andalucía, Aragón… </li></ul></ul>
  18. 18. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el nacionalismo <ul><li>En el siglo XIX tanto los Estados constituidos como regiones integradas en ellos desarrollaron un “sentimiento” patriótico que, a menudo, entró en colisión. </li></ul><ul><li>Ese sentimiento patriótico, afirmado en un pasado que se historía ahora o se inventa, permite dar una identidad a quienes se sienten desarraigados en medio de los enormes cambios sociales, económicos y culturales que están dándose: La tradición es un asidero frente al cambio. </li></ul><ul><li>Se combina una “resurrección cultural” con un “activismo político” que busca constituir un Estado soberano para la comunidad que se dibuja como “pueblo” puro y originario. </li></ul><ul><li>El movimiento nace en medios ilustrados de la pequeña burguesía y se extiende al campesinado y a todos los sectores que se sienten desplazados con los cambios sociales en curso. </li></ul><ul><li>La formulación de todo nacionalismo pasa </li></ul><ul><ul><li>por “identificar” un enemigo que “oprime” o “amenaza” la supervivencia del grupo. </li></ul></ul><ul><ul><li>Luego se destaca un “hecho diferencial” que hace al grupo algo único (lengua, tradición, pasado …). </li></ul></ul><ul><ul><li>Finalmente, se inicia la reivindicación, pacífica o violenta o ambas a la vez. El movimiento se politiza irreversiblemente. </li></ul></ul>
  19. 19. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el nacionalismo (2) <ul><li>En España el nacionalismo “de Estado”, español , no arraigó por diversas razones: </li></ul><ul><ul><li>escolarización deficiente y analfabetismo generalizado: el español no es la lengua de todos; la “Historia de España” está en el sistema escolar pero éste llega a menos de la tercera parte de los escolares. </li></ul></ul><ul><ul><li>escasa integración y articulación de los diferentes espacios y regiones: sólo la Monarquía había sido su “pegamento” y las relaciones económicas entre todas las áreas estaban aún en fase incipiente. Las relaciones “afectivas” son también escasas aún porque la movilidad interregional está empezando. </li></ul></ul><ul><ul><li>los “enemigos” tradicionales son ya demasiado poderosos y, además, son aliados “políticos”: Francia, Reino Unido … o demasiado débiles, Portugal. </li></ul></ul><ul><ul><li>el colonialismo, fuente de patriotismo, es también muy débil: años sesenta en Marruecos. </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>el ejército es la única fuente de “socialización españolista” pero es rechazado ampliamente por las masas populares. </li></ul></ul></ul><ul><li>La Monarquía, desprestigiada, aleja del sentimiento nacional españolista a la inmensa mayoría al identificar a la Monarquía con el Estado y éste pretender crear la nación. </li></ul>
  20. 20. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el nacionalismo (3) <ul><li>Cataluña, con su desarrollo económico temprano y su articulación interna más que con el resto de España empieza en los años 30. Es la Renaixença : </li></ul><ul><ul><li>Jocs Florals, elaboración de su “Historia” de un pasado imperialista y brillante. </li></ul></ul><ul><ul><li>Una lengua de cultura que se recupera y se promociona. </li></ul></ul><ul><ul><li>El Derecho y las tradiciones también se promocionan. </li></ul></ul><ul><ul><li>Montserrat como centro de peregrinación y del sentimiento de grupo. </li></ul></ul><ul><li>En 1882 se entra en la fase “reivindicativa”: se crea el Centre Catalá, con Valentí Almirall (republicano federalista).Pedía autonomía. </li></ul><ul><li>En 1891, Prat de la Riba (conservador y católico) crea la Unió Catalanista. Estos coparán las instituciones culturales rápido. Se presentó a la regente las Bases de Manresa, proyecto confederal </li></ul><ul><li>En 1901, de Françesc Cambó , que integra al anterior y se sustenta en el clero catalán, la patronal catalana, y la burguesía comerciante y el pequeño empresario. En el fondo es una reacción al encuadramiento progresivo en el anarquismo de la clase obrera. </li></ul>
  21. 21. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el nacionalismo (4) <ul><li>El País Vasco y Navarra, había disfrutado de “autonomía” hasta los años 30 en que las sucesivas derrotas del carlismo supusieron anulación de fueros (privilegios territoriales). </li></ul><ul><ul><li>En 1840 se suprimen los fueros y las Cortes de Navarra. No obstante, salvo las fronteras, determinadas prerrogativas fueron devueltas, contra el criterio de los liberales bilbaínos, vitorianos o donostiarras. </li></ul></ul><ul><ul><li>En 1876, definitivamente, caen todos los privilegios. Pero dos años después se llega a una “solución” de privilegio: el “Concierto Económico” que deja la autonomía fiscal a los territorios históricos. </li></ul></ul><ul><li>Si el nacionalismo catalán (y otros) es obra originaria de varias personas, el vasco es de una sola: Sabino Arana , ultracatólico, y reaccionario ante los cambios sociales y económicos. Sólo en los últimos años de siglo recibirá apoyos de la burguesía bilbaína </li></ul><ul><li>En 1895 funda el PNV (y más adelante su sindicato ELA). </li></ul><ul><ul><li>independentismo y reivindicación de Navarra y territorios franceses. </li></ul></ul><ul><ul><li>antiespañolismo militante e intransigente: el carlismo es “españolismo”. </li></ul></ul><ul><ul><li>racismo y xenofobia (“maketos” son los no originarios vascos): los catalanes también eran españoles. </li></ul></ul><ul><ul><li>integrismo ultracatólico: conducir el pueblo vasco a Dios. </li></ul></ul><ul><ul><li>exaltación de la tradición rural y de la raza vasca con una lengua “originaria” </li></ul></ul>
  22. 22. Fundamentos políticos del régimen: Las oposiciones: el carlismo <ul><li>La derrota del carlismo en 1876: hundimiento como alternativa. </li></ul><ul><ul><li>Exilio de los partidarios y progresivo abandono de los partidarios “con peso” económico (nacionalismo, integración en el partido conservador …) </li></ul></ul><ul><ul><li>La finalización del apoyo de la Iglesia de Roma (desde 1878, el nuevo Papa es partidario de “pactar” con los gobiernos liberales y alcanzar un “ modus vivendi ” lejos del antiliberalismo anterior) </li></ul></ul><ul><ul><li>Las divisiones internas: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>Alejandro Pidal y Mon encabeza una escisión temprana apostando por el integrismo católico pero acepta al rey Alfonso. Se integrará en el partido Conservador. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Cándido Nocedal mantuvo el carlismo auténtico y, luego su hijo, Ramón. Pero el pretendiente acabará expulsándolo y creará, entonces, otro partido: Partido Católico Nacional. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Finalmente, será el marqués de Cerralbo organizará el partido y le dará cierta entidad como Comunión Tradicionalista. Los líderes serán Vázquez de Mella . (Pero en 1919 también abandonarán el partido) </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Ideología: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>legitimismo en la rama descendiente de Carlos María Isidro </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>antiliberalismo radical (absolutismo monárquico) y ultracatolicismo. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>confederalismo basado en fueros y privilegios territoriales. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Utilizarán con profusión la prensa y ésta muy belicosa. </li></ul></ul></ul>
  23. 23. Fundamentos sociales del régimen: El bloque de poder <ul><li>Se conoce así a la “ alianza de clase ” que se establece tácitamente entre los terratenientes (antigua nobleza y burguesía agraria) de la meseta y los industriales y financieros (alta burguesía) de la periferia para “administrar” el poder en su beneficio : </li></ul><ul><ul><li>creación de un “mercado nacional” para los productos elaborados en uno y otro lado y para la circulación de capitales y mano de obra; </li></ul></ul><ul><ul><li>defensa frente al exterior con el proteccionismo comercial; </li></ul></ul><ul><ul><li>persecución de la oposición revolucionaria y sometimiento de las clases trabajadoras y de la pequeña burguesía. </li></ul></ul><ul><ul><li>Favorecimiento de la religión católica y del clero. </li></ul></ul><ul><li>Comparten un estilo de vida y cultura y son el sostén de un arte y gusto artístico “costumbrista” o “de género”. </li></ul>
  24. 24. Fundamentos sociales del régimen: El caciquismo <ul><li>Ese bloque de poder ejerce una influencia desmesurada para su proporción sobre la población total. Lo hace a través de un sistema de relaciones sociales “clientelar” o “caciquil”: </li></ul><ul><ul><li>Un nivel superior en el que los mayores potentados de la provincia y con relaciones en Madrid, tienen una red inmediatamente por debajo que les “debe favores” como “colocar” hijos en la Administración o facilitarles enriquecerse con concesiones, etc. </li></ul></ul><ul><ul><li>Un nivel más bajo, en las localidades y villas que reproduce las tácticas de esos otros “prohombres”: “arregla asuntos”, “apura resoluciones judiciales”, “coloca” en el servicio doméstico o en fábricas a hijos o familiares de los deudos de las clases bajas; </li></ul></ul><ul><ul><li>Se dotan de una “cobertura” legal a través de la actividad política, asociativa o con el respaldo de “autoridades”: clero, ejército, altos funcionarios, profesores, notarios … y de abogados, médicos y periodistas … </li></ul></ul><ul><ul><li>Actúan por intereses particulares y colectivos (de grupo pero también de “territorio”) como conseguidores y como organizadores de la vida política y social. Amañan las elecciones. </li></ul></ul>
  25. 25. La crisis de finales de siglo <ul><li>El sistema entra en crisis en los años 90. </li></ul><ul><ul><li>agotamiento del “programa” inicial de 1875. </li></ul></ul><ul><ul><li>deslegitimación del sistema por su funcionamiento corrupto. </li></ul></ul><ul><ul><li>nueva generación de líderes políticos y renovación de la oposición. </li></ul></ul><ul><ul><li>el nacionalismo y el obrerismo desbordan los límites de contención anteriores </li></ul></ul><ul><ul><li>la crisis del imperio colonial: guerras de Cuba y Filipinas y una pequeña guerra en Marruecos en torno a Melilla. </li></ul></ul><ul><ul><li>el cambio inducido por el tímido despegue económico (y la crítica a su tardanza y lentitud) y los cambios sociales y movimientos de población hacia la ciudad y la emigración exterior. </li></ul></ul><ul><ul><li>las secuelas de la grave crisis agraria. </li></ul></ul>
  26. 26. La crisis de finales de siglo <ul><li>Agotamiento del “programa” inicial de 1875 </li></ul><ul><ul><li>la monarquía borbónica está asentada y el republicanismo sigue desacreditado. </li></ul></ul><ul><ul><li>el ejército está “sometido” al poder civil y es agente activo en la represión de la temida revolución . </li></ul></ul><ul><ul><li>las libertades liberales se han alcanzado : </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>libertad de prensa, 1881 </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>libertad de cátedra, 1886 </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>libertad de asociación, 1887 </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>sufragio universal masculino en 1890, que fue “la guinda”) </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>el bloque de poder controla perfectamente las palancas del Estado en su provecho: el “arancel de 1891” es un fiel reflejo de que la alianza de clase continúa. </li></ul></ul><ul><ul><li>una España nacional está, aparentemente, lograda: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>centralización administrativa </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>burocracia fiel a las directrices de Madrid </li></ul></ul></ul>
  27. 27. La crisis de finales de siglo <ul><li>Deslegitimación del sistema </li></ul><ul><ul><li>la participación electoral es una burla y se critica ampliamente el sistema en la prensa. </li></ul></ul><ul><ul><li>el sufragio universal masculino, en la ciudad y poco a poco da entrada a más opositores al parlamento y, decididamente, en los Ayuntamientos. </li></ul></ul><ul><li>Nueva generación de líderes nacidos con posterioridad a 1850, y que introducen fisuras </li></ul><ul><ul><li>en los partidos dinásticos: Maura, Romanones, Canalejas … </li></ul></ul><ul><ul><li>y en los de oposición: Lerroux, Besteiro (republicanismo); Vázquez de Mella (carlismo); etc. </li></ul></ul><ul><li>El nacionalismo y el obrerismo desbordan el sistema </li></ul><ul><ul><li>El nacionalismo enfrenta a la centralización administrativa </li></ul></ul><ul><ul><li>El obrerismo anarquista inicia una campaña terrorista que es contestada con terrorismo de estado: procesos falseados, ejecuciones extrajudiciales… entrando en una espiral de violencia que sembró de cadáveres la Barcelona de esa última década. </li></ul></ul>
  28. 28. La crisis de finales de siglo: fin del imperio colonial. <ul><li>La crisis del imperio colonial: Cuba y Puerto Rico. </li></ul><ul><ul><li>Cuba mantenía ya una relación económica más estrecha con EEUU que con España. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se había abolido la esclavitud en 1880 y el sistema económico era mucho más dinámico que lo que permitía la metrópoli. </li></ul></ul><ul><ul><li>No se había desarrollado el acuerdo de “autonomía” para la isla. </li></ul></ul><ul><ul><li>En 1895 comienza la guerra definitiva. </li></ul></ul><ul><ul><li>EEUU tiene puestas sus miras en la isla para ejercer un protectorado sobre ella: se inmiscuye </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>intentando comprar la isla; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>intentando una mediación internacional; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>en una campaña de prensa y presión contra España; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>con ayuda a los rebeldes independentistas... </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>la injerencia directa con voluntarios y con el asunto del Maine. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Guerra hispano-norteamericana y derrota en Santiago de Cuba; rendición ante los norteamericanos, no ante los cubanos… que pasarán a depender de EEUU a pesar de que se reconoce su independencia. Con Puerto Rico hay una rendición y una ocupación norteamericana de la isla. </li></ul></ul>
  29. 29. La crisis de finales de siglo: fin del imperio colonial. <ul><li>La crisis del imperio colonial: Filipinas. </li></ul><ul><ul><li>Sólo la isla grande era directamente administrada desde Manila. Era la Iglesia la verdadera “administradora” del territorio. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se explotaba como colonia, pero sobre todo era un lugar de destierro para penados.. </li></ul></ul><ul><ul><li>En 1895 comienza la guerra definitiva auspiciada por la burguesía local criolla a la que se le negaba el poder político. José Rizal es su líder. </li></ul></ul><ul><ul><li>EEUU también aprovecha para inmiscuirse como nueva potencia en el Pacífico: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>como base avanzada (dos año después constituirá como Estado a las islas de Hawai) hacia Asia </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>y para acercarse al continente asiático donde británicos y franceses están firmemente asentados pero donde los alemanes esperan alcanzar un lugar preferente. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Con la isla casi pacificada, la guerra hispano-norteamericana de 1898 llevó al “desastre” de Cavite y la ocupación por los norteamericanos de la isla que se la quedan como colonia tras el tratado de París de 1898. </li></ul></ul>
  30. 30. La crisis de finales de siglo La derrota y las consecuencias <ul><li>En 1899 se vendió a Alemania los archipiélagos del Pacífico: Marianas, Palaos y Guam: el imperio se había terminado. </li></ul><ul><li>La derrota fue un “mazazo” para los españoles </li></ul><ul><ul><li>la oposición al sistema aprovechó la ocasión para aumentar el tono de las críticas: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>el nacionalismo se despegó más de esa “muerta” que era España. Sabino Arana felicitó a los norteamericanos en un telegrama. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>el republicanismo cobró bríos </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>se plantearon nuevas soluciones desde la pequeña burguesía </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Se inicia una “revisión” del sistema por dos vías: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>dentro de los partidos dinásticos (revisionismo) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>al margen: regeneracionismo. </li></ul></ul></ul>
  31. 31. La crisis de finales de siglo <ul><li>El regeneracionismo </li></ul><ul><ul><li>ya hubo algún intento en los años anteriores pero la urgencia estalla ahora </li></ul></ul><ul><ul><li>empieza como un movimiento suscitado por las clases medias y los intelectuales. </li></ul></ul><ul><li>Joaquín Costa y Basilio Paraíso , al frente de las cámaras agrarias de Aragón, y Santiago Alba en el recién creado partido Unión Nacional, exigen un cambio de rumbo en la modernización del país. </li></ul><ul><ul><li>se suman numerosos intelectuales que “diagnostican” el mal (analfabetismo, caciquismo, exceso ruralista, falta de iniciativa…) </li></ul></ul><ul><ul><li>se toman medidas par “regenerar” el país. </li></ul></ul><ul><li>El impulso se agota pronto, a pesar de que el nuevo rey se declara también “regeneracionista” y de que el inicio del reinado lo propicia. </li></ul><ul><ul><li>los frenos a la modernización son enormes: Hacienda, Iglesia, el ejército nuevamente después de 1905, y un obrerismo que atiende más a la lucha frontal que al apoyo al régimen, etc. </li></ul></ul><ul><ul><li>No obstante, se toman algunas medidas: creación de un embrión de Seguridad Social (1903) y proyectos para desbloquear esos frenos: reforma tributaria de Villaverde (1899-1903), etc. </li></ul></ul>
  32. 32. <ul><li>Una profundización de los contenidos resumidos que aparecen aquí, la encontrarás en esta dirección . Es una presentación flash que está comprimida. Si después de la descompresión no puedes verla, abre el archivo con el explorador: botón derecho—abrir con—explorador. </li></ul><ul><li>Para aspectos particulares como población y campo , industria … </li></ul><ul><li>Y un resumen en texto . </li></ul><ul><li>Higinio Rodríguez Lorenzo 2007 </li></ul>

×