Publicité
Publicité

Contenu connexe

Publicité

La Mano Oculta de Dios.ppt

  1. La Mano Oculta de Dios Esd 8:18 Y conforme a la mano bondadosa de nuestro Dios sobre nosotros,
  2. ‫יום‬ ‫כ‬ ‫ראשון‬ " ‫תשפ‬ ‫אדר‬ ‫ו‬ " ‫ג‬ •2 Pastor: Dr. Jorge Tinoco J. Porque Nuestra Obediencia Nuestro Amor, y Nuestra fidelidad es a Dios y no a hombre alguno Cumpliendo el Primer Mandamiento: Mr 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Porque todo lo bueno y en justicia a criterio humano no concuerda con Dios : Is 64:6 pues todos nosotros somos como cosa impura, todas nuestras justicias como trapo de inmundicia… Es por esto que nuestra obediencia, nuestro amor y nuestra fidelidad es a Dios y no a hombre alguno.
  3. La Mano Oculta de Dios Est 4:13 Entonces Mardoqueo les dijo que respondieran a Ester: «No pienses que estando en el palacio del rey solo tú escaparás entre todos los judíos. Est 4:14 Porque si permaneces callada en este tiempo, alivio y liberación vendrán de otro lugar para los judíos, pero tú y la casa de tu padre perecerán. ¿Y quién sabe si para una ocasión como esta tú habrás llegado a ser reina?». La sentencia de liquidar a los Judíos estaba dada. Ester (judía) llegó a ser la reina del imperio, fue la acción de la Mano Oculta de Dios, para que cumpla con el propósito
  4. La Mano Oculta de Dios Est 4:16 «Ve, reúne a todos los judíos que se encuentran en Susa y ayunen por mí; no coman ni beban por tres días, ni de noche ni de día. También yo y mis doncellas ayunaremos. Y así iré al rey, lo cual no es conforme a la ley; y si perezco, perezco». Ester se pone en la mano de Dios, es su disposición, con el ayuno, y que suceda lo que Dios ha dispuesto
  5. La Mano Oculta de Dios Est 7:5 Respondió el rey Asuero, y dijo a la reina Ester: ¿Quién es, y dónde está, el que ha ensoberbecido su corazón para hacer esto? Est 7:6 Ester dijo: El enemigo y adversario es este malvado Amán. Entonces se turbó Amán delante del rey y de la reina. Ester tiene todo el valor para acusar al hombre mas importante del reino luego del rey.
  6. La Mano Oculta de Dios Est 8:11 En ellas el rey concedía a los judíos que estaban en cada ciudad el derecho de reunirse y defender su vida, de destruir, de matar y de exter- minar al ejército de cualquier pueblo o provincia que los atacara, incluso a niños y mujeres, y de saquear sus bienes, De esta manera Dios sin ser evidente su presencia salva a su Pueblo de el exterminio. Cuan importante es ser miembro del Pueblo de Dios para estar bajo su control y cuidado
  7. La Mano Oculta de Dios Esd 8:21 Entonces proclamé allí, junto al río Ahava, un ayuno para que nos humilláramos delante de nuestro Dios a fin de implorar de Él un viaje feliz para nosotros, para nuestros pequeños y para todas nuestras posesiones. Ponernos en las Manos de Dios para que se cumpla sus propósitos en nuestras vidas
  8. La Mano Oculta de Dios Esd 8:22 Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropas y hombres de a caballo para protegernos del enemigo en el camino, pues habíamos dicho al rey: «La mano de nuestro Dios es propicia para con todos los que lo buscan, pero Su poder y Su ira contra todos los que lo abandonan».
  9. La Mano Oculta de Dios Neh 2:18 Les conté cómo la mano de mi Dios había sido bondadosa conmigo, y también las palabras que el rey me había dicho. Entonces dijeron: «Levantémonos y edifiquemos». Y esforzaron sus manos en la buena obra.
  10. La Mano Oculta de Dios Jer 1:8 No tengas temor ante ellos, Porque contigo estoy para librarte», declara el SEÑOR. Jer 1:9 Entonces el SEÑOR extendió Su mano y tocó mi boca. Y el SEÑOR me dijo: «Yo he puesto Mis palabras en tu boca. Jer 1:10 Mira, hoy te he dado autoridad sobre las naciones y sobre los reinos, Para arrancar y para derribar, Para destruir y para derrocar, Para edificar y para plantar». Si eres hijo de Dios, sus Palabras estarán en tu boca con autoridad, cuida de lo que pronuncies
  11. La Mano Oculta de Dios Eze 3:14 El Espíritu me levantó y me tomó; yo iba con amargura en la indignación de mi espíritu, y la mano del SEÑOR era fuerte sobre mí. Que tu Fe no desmaye, que la Mano Fuerte de Dios está sobre ti
  12. La Mano Oculta de Dios Jua 10:27 Mis ovejas oyen Mi voz; Yo las conozco y me siguen. Jua 10:28 Yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de Mi mano. Jua 10:29 Mi Padre que me las dio es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano del Padre. Jua 10:30 Yo y el Padre somos uno». El miedo es una expresión de la debilidad de la Fe. Si estas en la Mano de Dios quien puede tocarte
  13. La Mano Oculta de Dios 1Pe 5:5 Asimismo ustedes, los más jóvenes, estén sujetos a los mayores. Y todos, revístanse de humildad en su trato mutuo, porque DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS, PERO DA GRACIA A LOS HUMILDES. 1Pe 5:6 Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él los exalte a su debido tiempo, Permanece haciendo lo que tengas que hacer
  14. La Mano Oculta de Dios 1Pe 5:7 echando toda su ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de ustedes. 1Pe 5:8 Sean de espíritu sobrio, estén alerta. Su adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.
  15. La Mano Oculta de Dios 1Pe 5:9 Pero resístanlo firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en sus hermanos en todo el mundo. 1Pe 5:10 Y después de que hayan sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que los llamó a Su gloria eterna en Cristo, Él mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá, y establecerá.
  16. La Mano Oculta de Dios Jer 29:11 Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes”, declara el SEÑOR, “planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza. Jer 29:12 Ustedes me invo- carán y vendrán a rogarme, y Yo los escucharé. Jer 29:13 Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón. En su Amor Dios escucha a su Pueblo
  17. La Mano Oculta de Dios ¿Cómo estar en la Mano de Dios? De todo corazón comprométete con Dios, y confiesa: Jesucristo Hijo de Dios yo te abro las puertas de mi corazón, entra a gobernar mi vida, tu eres el Señor y mi Salvador, perdona mis pecados y límpiame con tu sangre preciosa con la que pagaste mi culpa. Yo me entrego a ti en la confianza de tu Amor infinito. Amen. Ahora ya estas en la Mano de Dios, permanece estudiando y cumpliendo con la Biblia.
Publicité