Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.
hrJ 
Ff 
bJ 
shá 
b 
ih 
If;b 
bt 
iI 
it 
) 
) 
) 
) 
Roberto cano de ra cuerda, susana coilado vázquez: 
Neurorrehabirit...
*-- 
¿. 
¿5 
EJ 
-Ir 
ts I 
E. 1 
ET 1 
E1 
t1s ' 
ET I 
=t 
E} I 
;t 
Eil 
ET 
;t 
;t 
;o 
7 
ng 
n 
ü 
,& 
,' !,r.,11 :....
rl ,f_* ru ,L$ [J '[-$ ,[J :L$ rL[' 'ffi 'fiiL 
{Hi' .H$' 'h$' 
) ffi,.pu¡te lll,, Metodologias de valoración en el pacien...
;¡,i. &.$' 
r',il: 
i: 
ti.:,: 1,. 
ft# q.ffi qtje, 
edad, su nvel c1e capacidad cognitiva) y el ámbito de aplicación 
Acl...
:t-$ ,fr_$ kH qJ [$ ,H_$ ,h$ tt ,ffi, ,t"fr r-$, 
m' Parte ul. Metodologías de valoración en e),pácientu;¡euro¡ógico 
!r 
...
Capítulo 21 . Escaias ganerales de valoración funcional ,ffi 
Uso en la actual¡dad ": 
Se utiliza en múltiples países.15 N...
b. 
{ 
I 
E{E¡ t pecífica de dichas.tareas, que clasiflcan al paciente en grados 
q clLecientes de independencia:A, f 
B, ...
üfr ñ-tr ,f,m fue *Lffi ,ü*$ fi-H ,tñ 't-$ ej, &-$ 
r: capftulo St Escolas g¿nerales d¿ vaforaclón fuñcion.l, ffi 
a 
;=rr...
ffi ,ffi 'fl-ü e$ &$ üj H=H [,s r-fl Hü H$ q $ q_td q*$, 
:':1 
}.,i 
ffi eurtu lll, Mctodologías de veloración en e| paci...
=r 
=ú 
=D 
=r 
=r 
=r 
=r 
=r 
=r 
=t 
=r 
=r 
=l 
=t ;t 
¡t 
;l 
;t 
lil 
a 
f, 
f, 
$.'ffi Ltr 
: 
, ,',, ,i : C¿rda nn...
lu-i+ H rir [9 ü_ü 
, t' ,:,i,',, ' .. 
ffi' ü1, üJBl 
:i : : VeSl 
1..1;;lr, ga1, 
El 
h{ 
Er 
h{ 
¡il 
e 
-{ 
-r 
o&3' 
...
L$ ,L$. ,ü_ff. fi",e ,&_F 
i.ir ,r :.t.: ,. ,1.:...,.,,'1,:,,.:.¡ . t',,:i l.1i: + 
l:'1.'',, :'', l.::,:,i1,,'.,;,,..:i,....
U 
ffi re 
tfl' ff; flJ, 'ffi 'fi-fl, iffi ,ü3 &g ,Kj, ,H-;H, {r$, 
Parte I I l. Metodologías de ya loració n: en el, paci...
ic Ccrr-ocicdrtl 
iIrelqt 
201 0) 
; of ins- 
95-40 r. 
rrrcy of 
I popu- 
¡fL¡rsic 
iudy of 
:.{(r-54. 
I ll te. 
rdicinr...
Prochain SlideShare
Chargement dans…5
×

Escalas generales de valoracion funcional

7 618 vues

Publié le

Escalas generales de valoracion funcional

Publié dans : Santé & Médecine
  • Login to see the comments

Escalas generales de valoracion funcional

  1. 1. hrJ Ff bJ shá b ih If;b bt iI it ) ) ) ) Roberto cano de ra cuerda, susana coilado vázquez: Neurorrehabiritacíón. Métodos específicos de varoración tratamiento" v España: Fanamericana, ZALZ.
  2. 2. *-- ¿. ¿5 EJ -Ir ts I E. 1 ET 1 E1 t1s ' ET I =t E} I ;t Eil ET ;t ;t ;o 7 ng n ü ,& ,' !,r.,11 :.r,, '' ; D ln¡rnoouccloN .i ;.i,,tr:r;i] .l;t:i, l;'ii,t, '::.,:r¡i:r:rr:'r:,, .;Oué sienifican los télllinos ualoración,Jttncional o d-epen-i 1,i",'1, ¿r,,ri) ¿Qtt? son y por qué son.necesarias 1as escalas de va- . i,;;l,ri l"r".i¿ir i"tr.io"rti ¿q"a requisitos cleben cumplir? ¿QLré ,' . . '"i¡.'-ri,prp qr'é se-riili""i Étttt son Ilgttttas de las pre- '';t" '"-';; "1;. t. lbo,d"án en este capírulo' en el que se h:rr'á ;,ij,lr' ,: i.f.r.r-r.i, , l¡s escalas denominadas globales, que no_son es-i":;!;: i,- "¿m;;; d; """ tunción, ni evalúan 1a reper.cusión clei pro- ,'..;, i 1,., ii*t;;;;i órgano o en ei sistema' sino qr-re hacen refer:encia .l.'rt ., --"tt io,tinn,o"¿t funciones más complejas' comolas activi- | ..., il;á; ; ui,t, di.ri" (AVD) Esras escalas, a1 incluir varias , ,i ,,,,i,..,ái,r.nrio,r", cle la funciln (fisica, n.renta1, e'rocional, social), : , tt .iá"" "l estado general de saluci cle1 individuo y el impacto I " 0". ii"". 1a enfeimedad o el tratamiento sobre ésta' Las es- . ;,,: :;;t;;. ;. ^Ál¡"^'eoson el í'dice de Barthel' el índice cie - ,;,,, i¿;;;.j; .;."14 de Larvton y Brod1" la meclida cle indepe'- ; ' ., , , ;.;.i.;;.1""'i funcional ¡rrn'r¡, 1a'medidá de valoración ' l..lll.¡j-'trÁ]t4) y t" tt-t"aii. de inclependencia funcioiral para niños ,,i (v.eFIM). ;,,,,,,,,., ,,:.ir ,.'. ... l,: iLr,:' _' ". , D Corr¡crpros , ',,"',ii i .l ; ' i ;.. Valoración Y medida :tiii,tiit' ,, ". valoraciónes e1 proceso cle deterrrunación clel res,ltaclo de :''; I ,. '.,".'',r,.¿i¿1. ljrd¡i, cs la crrantificación dc tLrt¡ obse'vación . ',, 1 ¿¿t"rtti"á.n con una estándar'1 La medida sirve a la valora- , . ciór,'., 1: veloración sirve a la toma de decisiones clínicas' ' u,,..rl:,'. ' , ,,. "¡i1r;,,,,'t,' funcional y . . ,,.,; .. , Función, funcional, evaluación escalas de valoración funcional ' : . ,,"l,t";!:!l ::';":,'.t:::':i ' Uno cle los obietivos plincipales de los prog:'ames de -t'e- ' ¡,U,lr,t.iJt ., .f -*tttt*enlo cle l¿ fi"rnción' El Lór-rrúnof rrr- : , "t ,ió, s.-;;fi;.. a lo que 1as personas hacen o a cómo 1o hacen . . ,:,,:!,:.,,ri:;:y'a ias ".titrid"cle,, i""^', h'ttilitl"d"' o clestrezas que 1os indi- ;,:. ,. íiá.., t"q,-tt.t'." ptt, aclaptarse al funcionamiento en e1 en- , torno;lnrbientai.l ' Por lunción se entiencle también 1a capacidad de ejecutar ' '",,'it''';'.'¿. "a""ar" ""rO"oma aquellas acciones qlle coruponen e1 que- . i .. ,1..1. socialrLrenre.' ',.ii:t ,',,.l.ti El térmir-1o.,,0 utciottal se empiea para identificar: el giado de <rindependencia> qr-re un individuo al'canza en las AVD y en la cleambulación. Con el término euahtaciónfuncíonal se hace refer-encia al pro*ro cle análisis, meclición y r-ecogiclade clatos sobre la fun-iiórr. l" evaluación funcional determina la capacidad cr.-re tiene un indivicluo de autocuidalse en sll e1ltortlo, y está influida por su salud fisica, rnental Y social' Lts escalas de ualoración fitncion'al son instrumentos qt-le se utilizan pala lealizar t-rna evaltlación funcional y' por 1o tanto' p^r, -..1it h Íhnclón. Estos instLltmentos surgen c1e 1a necesidaci he clisuoner- .le rlréLoclos vál.idos y Irb1es que perrrút tn exPresal' io, ,=int,^¿ot clínicos cle un uodo uniforme' objétivo y m-e-clible. Estas escalas permiten establecer un pr:onóstico vital y fnncion:11. Su objetivo es delerminar la capacidacl de una per-sona para ,"^Irrir las AVD de fot-ma independiente' Actividad y funcionarniento según la Clasiflcación lntennac!onal del Funcionamiento' de la Discapac¡dad Y de la Salud La Ciasificación Internacional c1e1 Funcionarriento' de la Disc^pacid"d y de la Salud (CIF) fue elaborada por- la Orga- ;;r.4" 4t-,r-táit1 de ia Salucl (oMS) tras ul1 pr:oceso c1e revisión de la Clasificación lnternacional cle Deficiencias' Discapacidades y l¿i""r"¡f^s (CIDDM) y aprobada en 2001 para poder ser e"r-n'-pTieAac;la a nivel intelnacional' i cl on¡,idod esla realización de una talea o acción pol: ,tí" persona. Representa 1a perspecciva del ir-rclivicluo res-pecro rl Éllncion¿tlúellto' ' S.gil,t Ia CIF,fr'tnciottarttierLto es nn término genérico que incluy! funciones y estructllras corporales-' actividades y par-ii. ift.iO". Inclica 1ás aspectos 9osl¡ivo¡ clela interacción entre un inclivicluo (con un. uto"áitiótl de salr-rd>) y sus factores contextllales (factor-es ambientales y p ersonaies)'a Discapacidad En la actualidacl, se entiencl e por rliscapacldad la restricciór c1e la capaciclad funcior-ral c1e1 ser humano'2 -- a.gú" 1a CIII discapacidacl-es r-rn 1é11ino genér'ico qr-re in' .l.ry. áafi.it, linritaciones en la actividad y lestricciones en ir l-',*+r.iO". Inclica 1os aspectos negativos.de la interacciór intr" .i.t inclivicluo y st"rs factores contextuales a
  3. 3. rl ,f_* ru ,L$ [J '[-$ ,[J :L$ rL[' 'ffi 'fiiL {Hi' .H$' 'h$' ) ffi,.pu¡te lll,, Metodologias de valoración en el paciente neurológico Actividades de la vida diaria Las AVD tienen distinta compiejidacl y se pr-reden clasificar en básicas, instlumentales y avanzadas:s'6 " Actiuidades básicas de la utda diaria (ABI/D): son el con-junto de actividades pr:imari:rs de la persona, orientadas hacia el cuidado del propio cllerpo y hacia su movilidad. Le proporcionart autonomía e independencia elernentales y le pernriten virrir sin precisar ayuda continua de ot-l'os. Miden los niveles más eleurentales (comer', usar el in-odoro, contener esfinteres) y ios inmediatamente supe-lioles (asearse, vestilse, caminar). Son actividades trans-cullulales y no estín inflr.riclas por factoles conio el sexo. " Adiuidades instntntentales de la uida dinría (AIVD): son el conjunto de actividades orientadas a interactuar con e1 entolno, qr-re pernriten a1 inclividuo adaptarse a éste y mantener una independencia en la comurúdad. Con ñ-ecriencia son complejas y pueden sel delegaclas en otros. Miden aquellas funciones más inrpoltantes para qlle Llna persona pernlarlezca inciependiente en ia co-mr- rnidad (hacer la corrpra, la coruda, la limpieza de la casa, rnanejar el dir-relo, etc.). Están mr-ry inlluiclas por el entorno geogr,áfico y cultr-rral. En muchas sociedades, algr-rnas activiclades dependen de1 sexo de la persona qr,re se evalíra. ' Aclividades auanzadas de la uida Jiaria (AAVD): son acti-vidades especiaLnente complejas y elaboradas de control de1 medio fisico y clel entolno social, que pernúten a1 individuo desalrollal r-rn papei social, mantener nna buella sahrd mental y disfr-utar- de una excelente caüdad de vida. Valolan funciones rnás complejas, col-no 1a realización de actividacles de ocio, r:eligiosas, deportes, trabajos, tr.ans-porte. aficiorres y viajcs, eltfre o[ros. Están mrLy inluidas por cuestiones culturales, hábitos de vida y niveles econórnicos. Por e11o, es nllry difcil elabolar' cLrestionarios que las recojan de forma válida y fiable, pol io que en 1a pláctica, raras veces se miden. Una ex-cepción a esto 1o collstituye 1a valoración de 1a actividad fisr ca. DepenrcNencia Segírn la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Ater-rción a ias Personas en Situación de Dependencia, se en-tier- rde pol dependencia: r,el estado de caráctel pern-ranente en qtle se encllentlan 1as persollas que, por razones detivadas c1e la edad, la enfermedad o la discapacidact,y Jigadas a la falta o a la pérdida de autononía fisica, inental, intelectual o sensorial, pr-ecisan de 1a atención de otra u otras personas o ayudas im-portantes pala lealizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectuai o enfer-llredad lnental, cle otlos apoyos para sll arltononía pelsonal>.7 Caliclad cle vida Segnri 1a OMS, la calidatl de yirln es <la percepción indiviclu:rl ie la plopia posición en la vicla dentro del contexto del sistema cultural y de valor:es en qlle se vive y en lelación con sus ob-jetivos, esperanzas, normas y pleocr-rpaciouesr¡. Es tttt .oit.epto de amplio espectro, qr-re incluye de lolma compleja la salud fisica de 1a persona, su estado psicológico, su uivel de indepen-dencia, sns lelaciones sociales, sus creencias personales y srl re-lación con las calacteústicas destacadas de su entorno.A medida que las personas envejecen, su caiidad de vida se ve deternrinada en gr:a1r medrda por su capacidacl para llanteller la autonouia y la independencia.s E Pnrrucrpros cENERAq-ES DE LAs EscALAs DE MEDIGIÓN Las escalas de valolación se considelan eficaces criando tienen validez científica y utilidad clínica. Los principios bá-sicos qr-ie deben cr-rnplil son: objetividad y universaiidad. Pala que estos objetivos se puedan lleva¡: a cabo, la escala debe cr-rmplir una serie de leqr:isitos, que pueden consider¿rL-se conro 1os principios generales que debe cr-rurplir una esc¿la de medición:e-rr validez, fiabilidad, sensibilidad, viabilidacl y flexibilidad. Validez:se refiere a1 hecho de que la escala mida lo que realmente pletende meclir (que sea específica) y, además, que sea capaz de predecir una determinada sitr:ación. Existe una validez nominal (la escala es relevante y ci:ua) y una validez de contenido (1a escala evalúra con detaile e1 concepto que iirtenla medi). Existe también 1a vaLidez de constructo, qlle es e1 glado e1l qLre uria medida es compatible con otras medidas con las que hipotética-nlente tiene que estar lelaciouadl. Fíabilidad o reprttducibilidad: se refiere al irecho de que 1os lesultados obtenidos por la escala sean repetibles y simi-lares (que sea objetiva), tanto cnando sea enpleada por' diferentes investigador:es (validez entre observadores), como si ias aplica el nrisrlo investrgador: en molrlentos distintos de tiempo (vaLidez intraobservador), como si se aplican en intervalos r:epetidos (prueba-r:epetición ftest-retesrj de la pLueb.r). Sensíbilidad: se refiele a1 hecho de que la escala se^ c^paz de reflejar cambios pequeños en la situación clínica que se valora, es decir, de iclentificar las modificaciones que tienen lugal a 1o largo del tiempo. Viabilidad, con¡odidad o sencillez:se reflere al hecho de que 1a escala debe ser br eve y fácil de aplicar para que su cumplinriento sea adecr-rado. . Flexibilidad; se refiere al hecho de que la escala deber-ía ser: apLicable en difbrentes enfélmedades. Cuando se de-muestra que una escala de medición es fiable y válida, se considera estandarizada.Además, es inlportante pfestar I alención a los métodos de puntuación, que deben sel: sencillos, de aplicación L-ápida y ficiles de interpret:rr; y a ios métodos de obtención de datos, qLle son la obser-vación, la entlevista o la aulovalolación. La elección de un instrumeuto de evah-ración Ll otro clebe estar en función de varios elerr-rentos: la finalidad de la ert:rlrra-ción (descriptiva, evaluativa o de lastreo),los destinatarios de la evaiuación (segírn su nivei de síntonras )'de discapacidad, su , ,' ledad, :.': lAden i!'i.^r-1o iu¡L'a t ) ) ) t ¡ D t ¡ D t l' tt
  4. 4. ;¡,i. &.$' r',il: i: ti.:,: 1,. ft# q.ffi qtje, edad, su nvel c1e capacidad cognitiva) y el ámbito de aplicación Aclemás, habrá que verificar el tiempo qr.re se precisa para apLi-cado y corlprobar si esth validado en la bibliografia cienrífica pala el Llso qlle se 1e quiera dar. & íluo¡cr DE EARTHEL Características generales También conocido como índice de discapacidad de Mary- 1and, el ínciice de Barthel es una de ias priniipales escalas cle ABVD y en la actuaiidad es también una de 1as más utilizadas internacionalmente para rnedir la lirnitación de la actividad funcional (Tabla 21-1). Fue diseñado en 1955 pol Mahoney y Balthe112 p"r" -.ái, el resultado de1 trata-niento de rehabiiitación y valorar' la incapacidad funcional c1e pacientes con enfermedades neuromusculares y musculo-esqueléticas en un hospital c1e Marylancl. Fue publicado 10 años despr-rés (1965). Su traducción al español se publicó en 1993. Por su gran flexibilidad y sensibiliclad se comenzó a usar también en pacientes con enferrnedad cerebrovascli-lar. Está recomendado porla British Ceríatrics Socle4r (BGS) y por el Royal ¿o¡1tt, of Plrysicians of London (RCPL) corno patrón par:a la valoración de 1as AVD en las personas ancia-n. s.6,9,10,13,l4 ,Valoración Se basa en la valoración de la capacidad de una persona para realizar de forma independiente o dependiente 10 tipos de ABVD: comer, lavarse-bañarse, vestilse, alreglarse, deposición, micción, ir al retrete, traslado sillón-cama, cleambulación y sr-rbir-bajar escaleras. La elección de estas ABVD se realizó re-niendo en cuenta 1a opilrión de médicos, enfermeras y fisio* terap eLltas. ::,4¡l ,..:)l 1:;i: : : '. ,.:,r..t,,funtuac¡ón e interpretación ::,1.,1:,,, t ,,, Cada actividad se valora de forrna ponderada segírn su re- ,.1 levancia, el tiempo empleado en su ¡ealización y et grado de ,.,.-', independencia c1el individuo pan reatzerll Los ítems bañarse .. r. ,y alreglarse se pLlntí1an: 0 o 5;trasladalse sillón-cama y de- .,,r, ambulación: 0,5, 10 o 15; el resto: 0,5 o 10.La puntuación 'total ¡¡,,¡, , varía entre 0 y 100 y clasifica a 1os pacientes en cuatro . . grllpos de dependencia: total (0-20), grave (21-60), modelacla . (61-90) y leve (91-99);y en independienres si 1a pr-rntuación =,-.-',,:i , ,es de 100' ..:;1,::,,,, ', lJna puntuación de 0 indica que ei paciente es totalmenre ":': ': ;clependiente y una puntr:ación de 100 corlesponde a r-ln pa- .:, ¡ r6isn¡s totalmente independiente, aunque no intplica que pr-ieda vlvil solo, ya qrle como este índice no valora actividades ins- ¡ ': ': lrumentales, dicho paciente puede necesitar-ayrda,por- ejernplo, . r' pala cocinar o comprar.lo'11 ,'- ' , lJna pnninación mayor de 40 en el momento del ingreso ', . , indica buen pronóstico de independencia funcional. lJna pun- , tuación de 60 indica que e1 paciente es suficientemente inde-pendiente. Aplicación Inicirlmente, el índice de Barthel se evaluaba mediante la obselvación directa; en la actualidad, la inlormación se obtrene generalmente de forma verbal directamente de1 paciente o de su cuidador principal, tenienclo ambos métodos r-rna fiabilidad sinrilar.También puede emplearse la entlevista telefonica. Este ínclice ha sido aplicado tanto por profesionales sinirar-ios corno por entrevistadores no sanitarios er-rtrenados.ls Sensibilidad, validez, fiabilidad La sensibiliclad, la validez y 1a fiabi1idad6,10 clel índice son elevadas. Este hecho, unrdo a su estanclarización y sencillez, hacen que sea mLly útil en la ptácnca clínica. En 1o que se r:efiere a su sensibjlidad, la evidencia cientí6ca ha probado que es capaz de detectal Lin progreso o detelioro en cier.tos niveles dei estado funcional.l5 Respecto a su validez, es nn buen instrumento predictivo de mortalidad y de respuesta a los tlatamientos de rehabihtación. También se ha observacio una relacióu congruente entre su puntuación y la evaluación lealizada por el ciínico en ei mo* rnenro de] alra. Su fiabilidad entre observadores e intlaobservaclor es buena. Érto r. deternrinó porprimera vez en 1988 y ha sido con{ir-mada en trabajos posteriores.la,ls Según Ler-ing et a1.,la versión china de1 índice c1e Barthel rrrodificado parece ser váLida y fiab1e pala utiTizar en ancianos con ictus.16 Ventajas Es fácil cle aprender, r-rtilizar e intelpretal por cualquier miem-bro de1 equipo.Tiene poca variabilidad.Valora el estado funcional deI paciente y 1a necesidad de hospitalización.17Tiene valor pro-nóstico ftincionai de estancia hospitaialia y reintegración socio-fbniliar. 10'18 Detecta cambios dnr-ante la evolución y orien[a al eqr-ripo rehabiiitado¡ sobre los aspectos que deben trabajarse. Ti'ata de evitar la inflr-rencia de factores socioeconónricos sobre ia altelación de las funciones. Sr-r apiicación es bien aceptada por 1os pacientes y puede ser: repetido periódicamente.Además, tiene una úcii adaptación tlanscultr-rra1. Se necesitan sólo 3-5 minuros pala realizarlo si se conoce a1 paciente.Aporta información tanto de la puntuación globa1 corno de cada punruación par-ciai para cada actividad. Esto ayuda a conocer mejor cuáles son 1as defi-ciencias específicai del paciente y fac:)ta la valoración de su evo-lución. 15Adernás, tiene un bajo cosre de aplicación. lnconvenientes Es dificil evaluar a1 paciente durante la fase aguda. No es sensible ante cambios sutiles en 1a función.Va1ora de {brma de-ficiente las alteraciones cognitivas y 1a capacidacl de comuni-cación. No valola 1a fatigabilidad. Plesenta limitaciones para detectal cambjos en situaciones extremas. El tiempo necesario pala aplicarlo puede ser hasta de una hola si hay que observar' al paciente. lo lL ,¡ I ¡
  5. 5. :t-$ ,fr_$ kH qJ [$ ,H_$ ,h$ tt ,ffi, ,t"fr r-$, m' Parte ul. Metodologías de valoración en e),pácientu;¡euro¡ógico !r Ir etc., por si solo. Come en un tiempo ru.onu¡tu. fu iorniJJn, ,uede ser cocjnada y servida poT otTa persona Para cortar la carne o .l pun, ""t"nd Necesita ser alimentado por otra persona La va rse-ba ñ a rs e' Capaz de lavarse entero, puede ser usando la ducha, lncluye entrar y salir clel baño -, : _ la bañera o permaneciendo de pie y aplicanclo la esponja sobre toOo el cuerDo Puede realizarlo todo sin estar Neces,ta aiguna ayuda o supervisión Pero realiza solo al menos la mrtad de lra ,uruu. "n *i"rn* **uOtu ReaIizatodaslasactividadespersonalessinninguna,u,ou'.n., los dientes Los comprementos necesarios pára e,o pue-d"i .", prouiato" por otra persona trt Menos de una vez por semana, o necesrta ayuda para "n"rr.llill"ili. lncluye administración de enemas o suposiiorios por otro Micción (valorar la situación "n t, .*qnu ffiJ--__- Continente TH:ff"rllde jncontinencia (seco dra y noche). .uou. Menos de una vez porsemana, o necesila ayucla para an".* o **i,Jo. lncluye pacientes con sonda incapaces cle manejarse Entraysalesolo.Capazc1equitarseyponerse,u,oou,,,.o'u,, GüE,L,;ü.,::;;."".i,11',LT,?:il'Jffifiin **ru, para soportarse) ., ,", o."ill,l llfii:;Ji.n::?:,:ff:$1 ffi.T,:iff::J.rse con pequeña ayuda en "l "cririb, incaoaz de n aneja,se sir I asislencra .¡avor Tráslado sillón-cama SinayucJaentoda5lasfases'Siutilizasil]aderuedas,."uo,o,,' mba, y puede uolu"r . tu .ill. sin ayuda lncluye supervrsión verbal o pequeña ayuda físrca, como fu o a^^^-!- tT::$],".:t::'"ntado sin avuda' pero n"'"'n'"l Necesíta grúa o compreto arzamrento por do. p"ffi Deambulación Puedecaminara]menos50mosueqUiValenteencasasin.l ¿,"";;,;.;; ;-ionerseia y qu jrársera soro tfft¿flJ:,i"queña ayuda física (persona n"nr - silla de ruedas Fn 50 m, debe ser capaz cle desplazarse, utruu"ffi Si utillza silla de ruedas, precisa ser empulado por otro il
  6. 6. Capítulo 21 . Escaias ganerales de valoración funcional ,ffi Uso en la actual¡dad ": Se utiliza en múltiples países.15 No -reqr-rier.e irna adaptación lingiiística propiamente dicha, só1o es necesaria la traclucciór.r smple de las acúviclades y categoúas de pr-rnruación. Es nna escala n.l-ry írti1 porque faciüta ia monitorizacjón del progr.eso del tra-tamiento c1e rehabilitación, 1o qr-re permite mejorar la roma cie decisiones cLínicas segr-rn la recuperación observada en clistintas etapas, calcular las necesidades cle cuidados, organizar ayuclas a donicilio y r-rtiJizar-un lenguaje conún conrpaiable y ficil.tr¡,ts Es mr-ry empjeado para la evaluación de la capacidad funcional de pacientes con discapacidades y especiaLmente con accidente cerebrovascular agudo (ACVA) y en r_rnidades geriátricas dentr-o ciel protocolo de valoración. Puede recomendar-se corno un insftumento de elección para la medida de la discapacidad úsica, ranto en la práctica clínica conlo en la investigación epiderniológica y en salr_rd pública.rs IVlodif!caciones Se han desarlollado nlnrerosas modiúcaciones de la escala -odginal; la cle Granger et al.,1a de Fortinsky er a1., ia de Collin y Wade, y la de Shah et al. figrr-an e11t¡e las más conocidas.13 Granger et a1. publicaron en 1979 su modi€cacjón.1e Conserwa 1" pu,rrt la-ción g1oba1 total de I00, los t::es niveles cle indepenclencia y 1as misrras hreas de AVD, pero las agr upan en dos subescalas (auto_ curdado y rnovüdad) y amplían a 15 c1 níimero roral de ítems. D íruurcr rlr KArz Garacterísticas generales Es talnbién una de 1as pr:incipales escalas de ABVD. Se de_ sa¡rolló en 1958 para estudiar-el pr.onóstico y los resr-rltados del tratamiento en enfermos clónicos y ancianos20 (T:rblas 21_2 y 21-3). Es una escala ficil de usar, per.o la clasificación de los pa_ cientes en grlrpos funcionales es corrrplicacla. Es un ínclice eia_ borado po1'Lrn eqr-ripo mukiclisciplinar formado por- méclicos, enGrmer-as, fisiotelapeutas, terapeLltas ocupacionales y asistentes sociales de r-rn hospital cle Ohio. Valoración Col-rsta de seis ítems: baño, vestido, uso del WC, nrovili_ dad, continencia y alimenración. La indepenclencia en cacla función se gladúa en tres niveles segírn 1a necesidacl c1e ayucla externa, dando iugar a ocho posibies niveles, descle nivel A hasta nivel I{"13 Puntuación e interpretación La pur-rtuación se determina, además de por el número cle tareas qlle ia pelsona puede leaLizat, por una combinación es_ t ü ü I. II r. I Tl F!l¡:?iA! P1ffi¡tf,r$¡ii':m lndependiente. Se baña enteramente solo o necesita ayucla sólo para lavar una zona {con¡o ti espalda o una extremiclad con m nusvalÍa) Dependiente. Necesita ayucla para lavar más de una zona del cuerpo, ayucla para salir o entrar en ia bañera, o no se baña solo lndependiente Coge la ropa de cajones y armarios, se la pone y puede abrocharse. Se excluye el acto de ararse los,apatos Dependrente. No se viste por sí mismo o permanece parcialmente desvest do 3. Uso del WC lndependiente. Va al WC solo, se arregla la ropa y se asea los órqanos excretores Dependiente. Precisa ayuda para ir a{ WC lndependiente. Se levanta y acuesta en la cama por símismo y puecle sentarse y levantarse de una silla por si mismo Dependiente. Necesita ayuda para sentarse o acostaTse en la silla o la cama y para levantarse cle ellas, no realiza uno o rna. o"rptu zam ientos Independtente. Control completo de micción y clefecación Dependiente. lncontinencia parcial o tolal de micción o defecación ndeperldiente. Lleva el alimento a la boca desde ei plato o equivalente. Se excluye cortar la carne Dependiente Necesita ayuda para corner, no corne en absoluto o requiere ali¡¡entación parenteral ModificadadeServicioAnc]allrzde.SalÚddelaJuntadeAndalucía'o.i.pon'1qr" /olart:llas/exlerna asp/pag=7serui"ioá"áulrioáJ-"7.-i""i¿"ys;J;"i"" .t.iiór".iEíüpi¿_n.,o¡vD_Karz.pdi (octub,e de zolo).
  7. 7. b. { I E{E¡ t pecífica de dichas.tareas, que clasiflcan al paciente en grados q clLecientes de independencia:A, f B, c, D, É, E G y H. E'í nivel 1 tjilli,.i t' I ndependencia corrpleta en ias seis acrividades y el depenclencra en toclas el1as. El nivel H sirve para incluir 13 los pacrentes a oue. son dependientes en, a1 rnenos, clos funciones, "",.0'*1:li::nH:**Ti;?,*i ;. ;":,; ayuda o uriliza ayuda mecánica. F Se cáusidera á.p.rrai.rrr" , ffi:hffi::','j:illfi:r. o,., p..,o.',, i'cluyendo la mera Si una persona no qr_rier.e rcalizar una activiclad o no la ? ;:ll:i i:,? ;n:Í:'i Íyff i:"tji;tuti'J::n:: j*i:: actividad. b - Aplicación -, - , A p'1tr.tpio, se basaba en la observación directa del paciente d¡,rranre 2 semanas antes de la evaiuación. En la actuaiidad, se ts lttP" t.u,aplicación mediaute el inter'ogatorio al paciente o .Ú''T::l::,lill'.",., adminisrrada por pr.oresionares enrrena_ b. .1.::,,nr.Ot::r, enfermer-as o p.rror-r.l sanitario.r' Tarnbrén se { PLIeoert utrllzar en encLlestas telefonicas. Es sencilla de apiicar. ¡ Sensitrilldad, validez y fiabitidad Pr-esenta una baja sensibiliclad a los cambios sutiles. posee E laLidez de contenido y de constructo, una alta congruencia in_ I teura y r¿urbién .,n. ,lt, fiabihdad irrir"obr"r,rr¿o1-y enrre ob_ <e|v.dOIC5. ll ll h Su concoldancia coll o(ras escalas de ABVD cs alta, y aJ* a - g:sucnaoilss .autores han ritilizacio este irdice para validar r,r, p.ápim ¡ venrajas ¡ ",1:": b1e¡ índic1 de_scriptivo (det nivet tuncionat de pa- ^::ll*: y poblacrones), clasificatorio y de láci1 aplicación. Es -oltodo pa.a el paciente y ficil a la ho::a de comu'icar in{br_ ¡ . ". * ri;:l[:il:,j'$:: ::,#;Í'.. :10.. * *:**ll: :utrtuación, ltlenor expectativa de vida activa). rt¡ Predic e de fo'.ra eficaz la'ecesidad de i's tiru cio narizació' y el tiempo de estancia en pacientes hospitalizados, así couro la necesidad y 1a eficacia de los rratani.iror.zz,z: ¡, ,lifilr., seguir la evolució' de 1os pacientes,2a estableciendo la sit'aiión basal y la rrroniroL.jzación de la evolución clínica. lnconvenientes Como inconvenientes, ofi.ece una escasa sensibilidad a los pequeños cambios de 1a capacidad funcionai y una posibüdad de manipulación estadística muy limitada, d ,rt r.,r.. una pl1ll_ tuación r-ealmente cuantitativa. 13 Uso en la actualidad Está validado en va::ios idionas, países, entornos cultu¡ales y niveles socio económic os.Varios o.groirrlro, han lec omenclado su uso, entre e1los el National Instítute of Netu,ologiml anrJ Cont_ ntu,icatíue Disorders and Sü.oke (NINCDS) yIa Alzheüner,s Dkease and Related Disorders Assocíation (ADRDÁ). - Se ha ernple:ido con éxiro para ciasificar 1a independencia funcional y estudiar la r:ecuperación tr.as e1 infarto cerebral y en 1os pacientes con a¡t.itis ¡eumatoide. Ha sido usado ta'rbié' para esrndiar la dinánúca del prrcceso de envejecilúento y forma parte de la evaluación interdiscipJJnar. .r, rlrid"d., de geriatría, siendo capaz de pr.edecir. el coste de nn paciente en una resi_ dencia de ancianos.l3,22 & Escnm DE LAWToN y BRoDy Características generales Tanrbién es conocida como philadelpl.tia Ceriatt,íc Cen.ter porque fue desarrollada en el centro de ese nombrc, par.a evaluar la autonornía en 1as AIVD en población anciana, insrituciona_ lizada o no.26 Es una de las .r.r1r, prr^ las AIVD más utilizadas rnrr-'rlncronalnrelrte (-lirb1.r 2 I _4). Valoración Consta de ocho ítems: capacidad de usar- el teléfono, ir cle. compras, preparación de la conrida, cuidado de la casa. levado ,i, de a¡
  8. 8. üfr ñ-tr ,f,m fue *Lffi ,ü*$ fi-H ,tñ 't-$ ej, &-$ r: capftulo St Escolas g¿nerales d¿ vaforaclón fuñcion.l, ffi a ;=rr =t i¡l ;l if !l ;D rü ;l { ..i' I de la lopa, uso de nredios de . i su rnedicaciórr. rnarejo de , .:,,:li::t. :. ,i:,;:;.;1;.:.-:, ,.:i:,.:. 1 Puntuación e lnterpretación :i',,1:,-,r,; ' A cada íteur se le asigna un valor nntnérico: 1 (indepen-t:, i.lt .l,.iliente) o 0 (clepencliet-tt.]. L, puntuación fina1 es la s¡-rna de1 'rrrr!!i¡:jlilit : . '.¡r:':¡1l:ii;r i ;- :;.,:'!,. .. i ..' . ''4i',.f¡:i¿ :,, transpof te, responsabilidad respecto asllntos económicos. valor de todas 1as respuestas.Varía entle 0 (dependencia total) y 8 puntos (máxir-na independencia). Aplicación La folma c1e aplicarla es pregunlando dilectamente al pa-ciente o a su cuídaclor pr"incipal Par-a evalual correctalnente los arraeidad de usar el leléfono iti elél rniciativa oropia, busca y marca los números, etc 1 d bien alqunos números conocidos 1 F d resral e telefono, pe'o no de marcal 1 No utiliza el teléfono en absoluto 0 lr de compras Realiza todas las compras neces¿rias independientemente Ro¡liza indcnendient-omente Deoueñas compras .: : 1 0 ita ir acomDañado aara real'¿a'clalq-ier compra 0 ,-[ota]mente incapaz de comPrar 0 Organiza, prepara y sirve las comidas por si mismo adecuadamente Preoara adecuadamente las comidas si se le proporcionan los ingredientes 0 0 .Preoara, calienta v sirve las comidas, pero no sigue una dieta adecuada N".*". q"d" p"p*"" y b .irvan las comidas 0 ,,,: : , ,,, , , "-'"-""*-"-":- Mantiene Ia casa solo o con ayuda ocasional (para trabaios pesados) 1 Realiza tareas clomésticas ligeras, corno lavar los platos o hacer Ja cama 1 Fealiza tareas clomésticas ligeras, pero no puecie mantener un adecuado nivel de limpreza 1 Necesita ayuda en todas las labores de la casa No participa en ninguna labor de la casa 0 0 Lavado de la ropa Lava por sí mismo toda su ropa ffi. (n"lururn.."diuu, Todo el lavado de ropa del¡e ser realizado por otro etc.) 0 Uso do mediós de transportg Viaja solo en transporte público o conduce su propio coche ffi oiio ,nuo,o ou trunrpott" Viaja en transporte pÚblico cuando va acompañado por otra persona Utiliza el taxi o el automóvil sÓlo con ayuda de otros No viaja en absoiuto 0 0 Responsabilidad.respecto a sú medicación I És capaz cje tomar su medlcación a la hora y en las dosis correctas Toma su medícación si otra persona se la prepara con anticipaciÓn No es capaz de administrarse su medicación 0 0 ot'"o= Maneja los asuntos financieros con independencia (presupuesta, rellena cheques, paga recibos y facturas, va al banco' etc ) Fealiza las compras cle cada dÍa, pero necesita ayuda en las grandes compras Incapaz de manejar dinero Puntuacrón total 0 ffiSalucjclelaJUntac]eAndalucía'Disponib|een:http://wwwjuntadeandalucja.es/servicioandaluzdesaludillbrary/p|antillas/ di;;#".;;;.;:)i"i"i¿ürñllilá**üo¡¿"rt..iJos/sestioncalldad/cuestEnf/Pr4-FsclawtonBrodYPdf(octubred i. I ., - '
  9. 9. ffi ,ffi 'fl-ü e$ &$ üj H=H [,s r-fl Hü H$ q $ q_td q*$, :':1 }.,i ffi eurtu lll, Mctodologías de veloración en e| pacient-¿ neurológico itenrs c1e estxs escalas, resuha itlrportante diferenciar: si ei paciente ,'".'.,.1|;-h.;i;,.l''.'ente esa activiárd. Esta escala pr-rede ser apiicada p"t' ." qt i.t tnietlrbro clel e quipo, pero clebe estar- entrenado' Sensibilidacl, validez y fiabilidad Es una escala sensible, pero poco específrca 26 Plesetlta una buena validez concul:lenle tallto con otras escalas co1l1o colt pr-Lle-brr. ogrtiti.rnr.2T Es una escala que mrde-capacidad y'tiene un alto .o.fr .i.,-,r. de frabriidad entre obselvadores e intraobse;:y4dor" I I Ventajas : Detecta irs primeras señales de deterioro del ar-rciano'23 Es un irrétoclo de valolación objetivo y bleve' Se necesitan sólo 3-4 ,,ún.*o, para realizarlo' Facilita irrrplantal y evaluar un plan de tratartrie¡rlo" Pellrrite estudiu y tnalizar tanlo su puntuació11 globa1 como cada uno c1e los íterls 2(' tección p¡ecoz ciel deterioro En coucreto' detecta 1as plir-neras señales c1e deteriolo en el anciauo' Se ha empleaclo para evalnar e1 plan telapéutico de cniclados diarios de1 p".i",lr.' Segu" Lechor'vski et al'' 1a escala de Lawton ;;r;y irtii pala 1a vrlJración de pacientes cou enfermedad de A I zh er Llter. "D Menlpn DE !NDEPEIVDENcIA FUNcNoNAl iri;;;auol I ruprPruaENcE M EAsurlr) Características generales Fue desarrollada en la clécad¿r c1e 1980 por un consorcio clel Arrerica,t Congres of Relubilitatíott NIedicíne (ACRM) y Ia Anterkan 'Á*ir|,rrl, of P7q'strit Nleclicine and Relnbilitarion (AAPMR)' n.r.t-" i6 t'ttétodos de r:nedida de la funcionalidad' con ei ob¡etivo de couseguir 1a escala de valoración que per-mitr ;;;.t;""t 1" gra,reátl de la cliscapacidad de forma fiable y uniformee'30 (Tab1a 21-5) I faloración Inconvenientes Estudia valiables qr-re, al estar influidas y clel entolr-ro, necesitan sel adaptadas persol-Ia. rllura]esEsunaescaladelBíterrrsyTnivelesdemedidadeirrde-a1 nivei cultural de la p.r-rl"r-r.i, funcional, desarroliada para *redir la me-ioría de los Se considela una esc¿ia que, e11 alguuos ítems' es más ade- .r";;;;t; mujeres. Hab':á que t'"io"ailos patlones sociales de1 pr.i.nt. pala áecidilla utilidad o n'o de su apLicación' Las ac-iivi. lades instrunteutales son dificiles de valorar en prcientes institucionalizados. Segúrn Hancock Y Larner',2s de AI4) de Lar,vton Y BrodY no diagrróstico de detl rctrci,r. las puntuaciones de la escala son muy írtiles Para hacer un Uso en la actualidad Esta escala, al ser uua escala de AIVD' correlaciona r.nejot.. con el estaclo cogr-ritivo y, por eilo, pr-rede r-rti'lizatse para la cle-polaspecloscr- pacientes ner-rloió gic-os. Valora seis áleas funcronales: autocuidado' control de esfin-teres,- transferencias, locomoci'ón, conunicación y concienci:i íterls y del rirundo exterior- Las cuatro primeras incluyen 13 compr-e'clen la función T totol'"' Las dos siguientes (co*runil ;;;;¿; t conciencia del exterior:) conp'enden 5 ílems 'runclo y ,. ,.d...n a la esfera cognitiva'e'3l Puntuac¡ón e interPretación La puntuación total de la escala FIM se obtiene sumando t., prrritrr".iones de los 18 ítems'Todos ios ítems deben ser completados, no se considela que un ítem no pr'rec1a ser res' porr di do. rfi l: ...,_ :.i¡.,a¡ r :.1:.!ti,,:1i 1; :,:,i!jijj',¡il , i.:ii. ",!rtl:i .ll'::rr:iir:jj '';,;ri.l;:.ji:l ,1.¡i¡¡it¡,i:,1 il:' i -l .-. r, :;iti.:il:.ii:; :-i,:r'i:11¡, ! :::, ::1.)1:1:::.1 ':¡f 1lj!,it 1'..:,,r':i:ll .i!'il:,ltrf', l;' ; . .l;., 1,,,,:ilii':l'¿i r ',r', ltl ,;i:,1 ..: ti')!rA No precisa ayuda de otra persona '- v "" "" "'"-- - .::: :::; :r,j",r ein moctificación en la conducta, sin ayuda El paclente es capaz.l" |-"ul¡tul.il;;"It l*b'lidades requeridas con seguridad' sin moditicaciÓ técnica y en un tiemPo razonable 6. lndependencia moditicada se necesita otra persona que supervise o preste ayuda fíri"u purá "ilGrrollo de la actividacl' o cle otro mocJo la actividad no puecle realizarse. Requiere ayudante A p*i*,u reallza el 507o del esfuerzo' como mÍnimo Dependencia modif icada Er ^.^ión+6 eÁrñ nAcesita la oresencia de otra persona pur" "uffión, para dar indicaciones o estímulos sin contacto 'tirl"i. "?i.trr;t* ;;";;;' los elementos necesarios o coloca orte 5. Vrgllancia o PreParac¡Ón 4. Avuda con conlacto mrnlmo E-'l" p"a""c ient'e- ne- cesila rnás Ou" " :.: ^."*i,"avrrclamáximaototal onosepuederealizarla El paciente realiza menos a"t ¡OZ ¿"t *tuot*'querido' Se necesita ayuda máxima o total í paciente realiza entre el 25 y el 50% 9:L:tf:11 El oaci"n," desarrolla menos del 25"k del esfuerzo 1. Ayuda total
  10. 10. =r =ú =D =r =r =r =r =r =r =t =r =r =l =t ;t ¡t ;l ;t lil a f, f, $.'ffi Ltr : , ,',, ,i : C¿rda nno c1e 1os 18 ítems tiene una pr-rntuación tnínima , ::';.:':,1, cle 1 y r,rna puntttación máxirla c1e7 "La uráxlla indepelider-rcia . r .",:: fitncional se corresponde con Lula plrntuación cle 126. .,j: lncluye siete niveles de funcion:rlidad qr-re dau idea de ;,,:.,,,':, la. rnagnitud de la .¡'11ix cir-re leqr,riele la d.iscapacidad. La base , . , . p.rr, cl¿sific:rl Lrn:r actividad conlo dependiente o independiente , , es sr necesita o no 1a ayuda cle otra per:sona para ciesar:roliarla, y : h rragnitricl de 1a ayr-rcla, el1 caso de necesita¡la. ; ',1,,;,,'l Los niveles de ftincior-ralidad se puntíran descle 7 h:rsta 1, : ,'.r'i.olisiclerándose independiente cnanclo no plecisa ayr-Lda c1e i.,.r ::,btra persona, con puntr-iaciones de 7 y 6;y dependiente cuanclo i , jl ,l:i'rbq.,i..e ayudante, con el r-esto de puntuaciones, diferencián-i ,;,;,, i 'c1ose entre dependencia rnoclificada (si e1 paciente lealiza el ' 50% ciei esfuerzo como mínimo) y depencler-rcia completa (si ' ' el paciente reaiiza rnenos del 50% dél esfuelzo reqr-rerido y se i .,.. iecesita ayuda i-náxima o total o no se puede realizar la acti-vlo. ro) . : .l] ',lt' l rr :'." AP[¡cación :':""":'' , .,.,.'i La recogida cle1os datos clebe basarse enlo que elpaciente 1,: :'. ,:,¡¿xl17a de folrla habitual y no en 1o que el paciente es capaz .,' -;;: ,¡';fle hacer o ha realizado cie {brrna ocasional. Es ficil de aplicar. r",,;,,,rr i,, Pala lealizar 1a plueba, se tolr-rxn los datos en las plin'reras .. ,.. ,72 hor¿s del rngreso. La segunda lecogida de datos se realiza r ' .r; j:'1.qn las 72 horas posteriores al alta y la ú1tima recogida de clatos i ,,;,:r, ,,¡:'se reaLiza entre los B0 y ios 180 días tras el a1ta.31 :, ,' ,:it,t't , Pnecle l'ealizarse a través de obse r:vación o de entrevistas, y .-,':,t,.lFor los propios pacientes.l Se ha empleado pala pacientes tarlto como ambulatolios. t,.l',::t:t "tst.rados l' . ":'r' i.;', i,',',,, liisensibilidad, val¡dez y fiabilidacl :;:rrill:11,,,, La FIM ha clernostrado sel ser-rsible, válicla y gr6i..r'ro':o'rz':: ,;r.,:iir,:i:rriirEstá clemostlad.a su vaLidez de constructo, tiene glan fiabilidad ::.,,,i , test-re fest y puede sel un instrumento muy úrtil en la valolación . :;. ; funcional de personas de 80 o más años de edad. Se ha clemos- ' ,i '.il ¡'.¿o la fiabilidad intraobservador en los írems motores en la ¡1fJ;r,{..;1,,pLLieba lealizacla en el hospital y en el domicilio.li) :',L :-l.,ri:j.l'l-,, #,# &ffi &.# Capítulo 21. Escalas generales de valoración funclonal !nconvenier"¡tes Exciuye aspectos firncionales importantes, como 1:r visión 1a fitigrbüdad y 1a disñrrición sexr-ral.A1gur-ros alltores la crirican por creerla inadecuada par"l ios r-riveles cle tsistencia arubulrtoria y por creer qr-re eúge un impoltante entl'enJrrreuto para lograt sLr correcta apLicación.También ha sido criticad¿ por su carencra de unidir-nensionalidacl. r' I 0 Falh la fiabilidacl entre observadores en los ítenrs de trans-ferencias, locornociór-i, inte r:rcción social y cognitivo-so-ciales. lo Uso en la actsJalidad El instlnmento ha siclo traducido a mnciros idionras y es una rledida utilizada internacionalmerrte.1 Disringue cli{éL-entes grados de graveciad entre pacientes con lesióu medular y en-férmedad cerebrovascnlar.Varios alrtores considerar-r qLre es rlrl instrut'nento apr:opiado pala 1os pacientes con lesioues de 1a médula espinal y han demostrado su eflcacia par:a predecir e1 coste de los apoyos para sL1 cr-riclaclo.l Los datos de la FIM, r'ecogidos adecuadanrente, pemrirer-r hacer un. seguimiento cie Jos p:rcientes, i'nedir los cambios en su lecupelación y valor:ar 1os resultados de la reirabilitación. Tanto 1as pri-rebas notoras como 1as cogritivas detectan callbios significativos de la capacidad funcional a los 3 y 6 rreses pos-trarLmatisrno. Es una escaia qr-re pr-rede utilizalse par a conrparar ciiferentes unid:Ldes de rehabiliración. Ir) B [firn¡nn DE vAt-oRAC!óN FUNctoNA!- (Funrcnowe¿ Ássrssn/ENr Wf EAIURú Características generales Se desarrolló para ser empleada er-r individuos con daño celebral y se pensó como Lln cornpiernento de la FIM, dirigido específicamente a las áreas fi-lncionales que están menos cles-arrolladas en éstai'ar (Tabla 21-6). Se diseñó con la iclea de crear un índice de medida global de discapacidad, similar a1 Barthel, pero con niayor sensibilidad, y que tllviera en cllenta las a-ltelaciones cognitivas y psicosociales que el índice de Balthel no inchría.r') Valoraciór'l Valola el grado de dependencia funcional para las AD, sr-r-br: ayando 1as dimensiones cognitivls, conductuales y psicoso-ciales, poblemente anaLizadas por:la FlM. Consiste en 12 írens, qlle no se Lltilizan aisladamente, sino añadidos a los 18 ícems de la FIM. Estos íter-ns son: tragar, tlansferencia a1 coche, nro-vilidad en la cor.nuniclad, lectnra, escrituta, inteligibiliclad del habla, estaclo emocional, adaptación a las linritaciones, posibilidacl de tenel un empleo, orient¿1ción, atención y valolación del riesgo.l A la escala de 30 ítenrs que resulta, combinación cle las escalas FIM )'FAM, se la denouina FIM+FAM. En esta es-ca1a, los ítenrs pueden dividilse en a) nrotoles: 1os colrespon-fr. ff HI IiI fl.H ffü LI i üJ WE ffi a,t.l:a,ta: ).,.:i:: i: , . irr rlj i:,'i:jl , ,',, ,' , Venta.ias ,;. ,:', ,. i¡, -; ir'r. !l' ..'.,1' ' j. i Ls rrn conlturto de d.rros rnitLrntos qLrc constiruyen unl nle- :i' ;:did.r válida, ti i. l fiable, aplopiada, que puede aplicarse de forma r'á- , ' , 'picla y riniftrrr¡e y que es independiente cie 1as especialidades.3o : , i' r: Is un instrurnento pal'a dcte¡nrinal la capacidad funcional entre rl , I ; paclentes inglesados en rehabilitación.10,34,35 :',' , Is un indicadol básico de 1a gravedad de 1a discapaciclad y ', i cierni-restr a cap.rcrdad pala nredir cambios en el ti.empo.36'17 Es t.r;l'. i,capaz de valorar e1 tipo de cuidados yla cantidad de ayuda qr-re ,1.:1¡¡1,'reqr-iiere ul1a persona par a lealizar las AVD con segru:idad y ,,:1,1' 1:" efectiviclad,y el impacto de la discapacidad sobre la vida de1 etrfelmo.",rr)rr Disclimina pacientes segírn edad, colltorbilidacl Y destino rl :llr¿l' t8'n y tierre rutl gren corrgi'uencia intei'n.r y crp,lcitlrd d isclirl rirrr r iva p;rr.r prcierres en lelrrbiliraciórr y rtridc cambios en el tiernpo.Tang et:t1. lefieren una briena ¡, 'r'.:, ge¡¡sl¿¡ión cle la IrlM con otl-as escalas.a(l
  11. 11. lu-i+ H rir [9 ü_ü , t' ,:,i,',, ' .. ffi' ü1, üJBl :i : : VeSl 1..1;;lr, ga1, El h{ Er h{ ¡il e -{ -r o&3' 'ü_il rL# :H;H ,&3 .Ll ffi; igl IFAtrffiH! WÁ purtu ]ll, MetodologÍos de valoreción en el paciente neurológico f?14&Ítffül .,: ítenrs motores Autocuidado 1. Comer 2. Asearse 3. Ducharse-bañarse 4. Vest¡rse (parte supeflor) 5. Vestirse (parte inferjor) 6. ra WC 7. Deglutir* Control de esfÍnteres S,Control es f Ínter vesical 9. Control esfínter anal Movilidad: tra slados 10. Cama, silla 11. WC 1 2. Ducha 1 3. Coche* Movilidad: locomoción 14. Camina/silia de ruedas I 5. Escaleras i 6. Acceso a ia comunidad tems cognil Comunicación 1 7. Comprensión audit¡valvisual 1 B. Expresión verbal/no verbal I 9. Lectura 20. Escritrrra{ 21 . Habla ínteligitrle Ajuste ps icosocial 22. lnteracción social 23. Estado emocional* 24. Ajusie a las limitaciones* 25. Capacidad de empleo Funciones cogn itivas 26. Resolución de problemas 27. Memoria 28 Onentación* 29. Atención* 30. CapacidatJ de aulop oiecc ón' 'ltenrsdelaescalaFANI. : i , :: ijtr.i ',4M: F u ncti o na I As Ses s .'jeasure. r' m e nt M ea su re; FIM:. F u nctiona t I n d e: p e.n d.e : t nce : . --'ntes a autocuidado, control de esfinter.es y movilidad (que - -:iuye_(transfelenciasr y <locomoción> de la FiM);y b) cog- : ::ivos: los correspondientes a collunicación, ajuste psicosocial ::nción cognitiva (estas dos írltimas áreas rezukan de dividir : - dos la últina caregoría de i:r FIM rconciencia ciel munclo . .,-:e I io rr) . Puntuación e interpretación Se pr,rntíra de forma sirlilar a la escala FIM. Aplicación Es sinriiar a la escala FIM. El tiempo reqr_rer:iclo para admi_ ,,-ar la escala FIM*FAM es de unos 35 nrinutos,porlo que . ,.rele ser pr-ácrico pata valoraciones periódicas, por ejemplo, : . - tDtles Sensibilidad, val¡dez y fiabiliclad _ La escala FAM paLece tener Llna sensibilidad aumentacia pata la valoracién funcional en la rehabilitación posrayuda.4r-44 Ventajas Su ventaja es que mejola la sensibilidad de la FIM. Las pun-tuaciones de la FAM se conelacionan con 1as pr_rntuaciones de otlas escalas de discapacidad y con los factores de gravedacl del daño cerebral.l lnconvenientes La FAM no patece contribuir más qr,re la FIM para predecir: ei tienpo de ingr-eso de los pacientes o sL1 .ort..lt Su incon_ veniente es que dificuita su aplicación y prolor-rga el tierlpo que se necesitapara aplicar:ia. La fiabüdacl entre observadores es más pobre pala los ítems que investigan las di¡rensiones cognitivas, qlle son rnás abstr,actas qr,re las lelacionadas con ítems motoles.l Uso en la actualidad Tiene gran aceptación y uso en Estados Unidos, por. io que es fiecuente rca)iz^r 1a escala FAM como un complemento de la FIM. El conjunto FIM+FAM parece más adecuaclo como he-rranrienb para valorar con plecisión 1os detalles del estado fuu-cionai del paciente al ingreso y aI alta, así como par.a valor.ar el tiempo de estancia y la eficiencia del sasto.ar,as & Mep¡pn DE tNtDEpEI¡DENCTA FUNc¡ofuAL PARA N tños tFu nt cn o we[- [ N D E pEN D EN c E ÍW eas u n r Fa R C H r [_DR Etu] CaracterÍsticas generales La-WeeFIM íue clesarrollada par-a su uso con nrrjos clesde los 6 meses de edad hasta los 7 años y mayores. Es una valoración funcional pediátrica creada por {Jnifornt Data Sys¡¿a1f6r Medical Rehabílitation (UDSMR), con 1a inrer-- vención de profesionales de la sah-rd y de la r-ehabilitación.a6 La escala se deriva de los ítems de la escala FIM, original-mente diseñada para valorar la gravedad de 1a discapacidad en adultos. Las caracter'ísticas pr-incipales de laWeeFIM son que usa un conjunto mínirno de datos, que enfatiza en un ,..esult¿rdo real coherente, y 1a posibüc1ad de usarse en multiples discipLinas. No pretende incor-poral todas las actividades que podrían me-dilse; nás bieir, es un indicador básico de 1a gravedad de la in-capacidad. Valoraclór¡ Contiene 1B ítems que están divididos en seis áreas: au.to-cuidado (6 ítems), controi c1e esfinLeres (2 írems), transférencias de lde es , ,1,, , f,AR ent hac pol 4111 fesi Ver :el¡ ' lua, tacl t,
  12. 12. L$ ,L$. ,ü_ff. fi",e ,&_F i.ir ,r :.t.: ,. ,1.:...,.,,'1,:,,.:.¡ . t',,:i l.1i: + l:'1.'',, :'', l.::,:,i1,,'.,;,,..:i,..r'' 1,, LFi ,, i r.l ji: i I:. l.:''', I, ,' Ii, ,.:l:" ¡t l;' 'i'1' l;. ! ,', ,. I'r, ,lr 'I "¡i ! 'lr,:':: ¡ :.r r ,,' ¡ :,: :r.; ,',1 . t¡ .il_H H_$ $""ü q-#' q,$, ü-$' q-fi, $J zu qJ I Capítulo,2'l ;,,Escalas, generales de valoraciónrfuncional Inconvenientes Precisa Lln entrenamiento plevio antes de sr-r aplicación, para sL1 Llso correcto. Uso en la actualidacl Ha demostrado que pr-rede documental c:u-nbios en las ca-pacidades funcionales a io largo de r-rn per'íodo de un año er.r niños con discapacidacles crótiicas.a(' Es una l-rerrallienta estandat'izad¡ y validada para valorar el lesultado c1e 1os progranas de rehabilitación.{s (3 ítem$,locomoción (2 ítem$, comunicación (2 ítems) y pel-cel? ciónlcognición social (3 íterrs). La subescala cogrutiva ilclr-rye las áreas de comunicación y percepción social y la sr-rbescala n-ro-tola incluye las cuatro áreas restantes y contiene 13 íten'rs.aó Puntuación e interpretación Se usa un sistema de siete niveles, desde el nivel 7 (indepen-dencia completa) hasta el ruvel 1 (depenclencia total). una pun-tuación de i a 4 indica qr,re el niño .requiere a1gún grado de xyuda cle otra pelsona para completar 1a actividad. Una pun-tuación de 5 significa que el niño requierestrpervisión o indi-caciones de un aduito para planear la txrea. I-Jna pllnluacióÍl de 6 significa qr-re e1 niño puecie completar 1a actividad inclepen-dientemente, pero puede necesitar un clispositivo cie r1'uda, tardar' más tiempo del razonable o poner en riesgo sr-r seguridacl. Debe puntr-rarse cacla ítem y no pr-reden darse puntu¿ciones cle cero o de nc¡ apJicable. La rúnima puntt-ración posible es 18 (clependencia total en todas las habüdade$ y la míxima posible es 126 (indepenclencia cotlpieta en todas 1as habilidades).'t(' Aplicación La inforrración se recoge r¡ediante la realización de una entrevista con los p:rdres de unos 20 ndnulos de duración. Debe hacerse una lerraluación cada 3 meses. Puede ser administlada por obselvación directa, entrevisla, o una combinación de ambas, y está cliseñada para ser usada por: una variedad de pro-fesionales entrenados. Sensibllidad, val¡dez y fiabilidad Es 1o bastante sensible para documentar cambios en las fr-ur-ciones de las ABD a 1o largo de1 tiempo en niños con disca-pacidades. La validez vestigadas en celentes. a7 Ventajas y la fiabiliclacl entle obselvaclores han sido in-varios estudios y se ha encontraclo qlle son ex- Es un instrumento completo y conciso que describe 1o que el niño hace realmente, basado en critelios estándares de eva-l¡- raciór-r. Puede usalse pala analizar el resultado de la rehabiLi-taciór- r y par-a gener:ar datos de grupos srandes cle niños. D eonnpnnAcróN ENTRE EL íiltDtcE DE EARTHEI-V EL íND¡CE DE KATZ El ír-rdice cle Barthel tiene urayolsensibilidad a peclLreños canbios y mide mayor nur-nero de funcrones que el de l{rtz. No l'ray diferencia en córno qr,reda clasificado el pacrer.rte L'es-pecto a la ciependencia, aunqlle vaiolan de folma difbrente dos AI3VD:e1 grado cle cor-rtinencia y ia movilidad.ra E Con¡pnnAC!óN ENTRE EL íNDrcE DE BARTI-{EL V LA ESCA!-A FIM Actualmente se utiliza nás el índice cle Barthel, debido a su lapidez y sencillez cie aplicación, alrnque se adrrite que se debería utilizar más h escala FIM, pr-res es n-rás sensible. Se consiciela qr-re la FIM tiene más validez que ei índice de Balthel y 1a ilisma fiabilidad en la valolación cle 1a discapacidad. En el área de 1a valoracrón de las AM), existe gran concoldancia enlre ¿ulbos .instrumentos. l{r"re E ConnpnnACtóN ENTIIE E!- íNDlcE DE BARTI{EL, LA ESCALA DE LAWTON-ffiNOOV Y !.A ¡.EY DE DEPENDENCIA Camps Ballester et 11.50 leaLizaron Llna valoración del grado de autonomía funcior-ra1 de pacientes lenales cr'ór-ricos segítn los índices de Ba¡thel, Lawton y e1 baremo de la Ley de De-pendencia. Observaron qlle en esta írltima, e1 tiempo de apli-cación se prolongaba y 1as pr-rnlr:aciones eran más rescltctivas. ,l'ril ). l', :_-: )" t|'L ) ) : ) -- ) ) ) )
  13. 13. U ffi re tfl' ff; flJ, 'ffi 'fi-fl, iffi ,ü3 &g ,Kj, ,H-;H, {r$, Parte I I l. Metodologías de ya loració n: en el, pacignte; ne urológico R epr Rr¡uc¡ns nl s!-¡ocRÁncRs J:-:r¡ ,1, Fralchignoni F, eds.Advances iu ¡ehabilitatjon.Assessnrent il : rrr:c¡l 111.¿1.úr. and rehabilitarion.Viervs and perspectives. Pavia: Miugeri . ::rri,tion Books rrd PI-lvlE l'fcss, lar{)¿. S::rchez Bhrco I, Ferrero iVléndezA,Aguilar Narar¡oJJ, eds. Muual S:RI'LEF cle l{ehabilitación y me dicina fisica. Madrid: Edito¡irl Médica -j::rnie¡icrna, 2006. Trigás-Ferríl M.Valoración fulcional en el anci¡no. En: Meige.info, So- ::eCeci Gallega de Medicila Internr (SOGAiVll),2008. Disponible en: .: :tL- : //u,rvrvnreiga.info/escalas/VALORACIONITUNCIONALDE ,r.NCIANO.pdf (octubre de 2010). ilhsific¡ción Lrternacional del Funcionamiento, cle h Discapaeidad y de ..r Sr)ud (CIF) Orgrnización Mundiai cle h Salud,20O1. liiorulo-Miralles Lr, I{onre¡o-A),uso DM.Acrividades de h vid:r di;iria. i rr. r Ion.r: M¡sson, 2U06. ireñr-Crsanova J. Escrlas firncion¡les e irstrrn¡eu¡ales cie i¡s activiclacles ¡ie Lr vicla cliaria. Ilev Neurol 1998;27 (Suppl 1):S27 29. tey 39/2406, de 14 de diciemble, de Promocióu de Ia Autononía Personal i Atención a las personrs cn situación de clependencia. L)tganización Muldial cle h Sahld. Grupo Orgánico de Enferniedades No'hrnsnrisibles y Salud Mental. Departamento de Prevencióll de las Enfernredrdes No Ti'ansnrisibles y Promoción de la Salud. EnvejecimieDro ¡' CicloVital. Rev Esp Geriarr Geronto20A2pT:74-105. P¡iero-GonzálezJM. Escdas de valoración hrncional en la escle¡osis mírl-tiple. Rev Ne uroi 2000;30:1246-52. Mirallas-MartínezJA, Real-Coliado MC. ¿Írrdice cle Barchel o Medida de Irrdepenclcricia Fnncional? Rehabilitación (Madr) 20A3 ]7 : 1 52-7 . Trerv M, Eve¡ett T. Funclamentos clel r¡rovinriento hunrano, 5" ed. Barce-lona: M¿rsson, 2[J06. lvlahonel' FI, Barthel D. Fulctional evaluation:Tire Ba¡thel Inclex. Md State Med J. 1965;14:56-61. Valver de Cauilio MD, Fiórez-García M, Sánchcz-lllaltco I. Escalas de ac-cividades de le vida diaria. Rehabilitación (Madr) 7994;28:373-6;377-88. ltigás Ferríl M. Índice de Barthel o de cliscaprcidad clc Marylancl.Ac-rividades básicas dc la vida diaria (ABT)). En: Meiga.infb, Sociedad Gallega de Medicina Interua (SOGAMI), 2008. Dispornble en : http:,/,/rmvnreiga. infolescalas/LrdiceDel3arthel.pdf (o'ctubre de 20 1 0). Cid-Ruzañ J, Danrián lVloreno J.Valoración de 1a discapacidad fisica: el Irrdice de Barthel. Rev Esp Salud Píl:Iícr 1997;71:127-37. Leung SO, Chan CC, Shah S. Der.eloprnenr of a Chinese version of the Modified Barthel Index -vrlidity and reliability. Clin Rehabil 2007; 21:912-22. Formiga Il Fort I, Robles A4J, Rodúguez D, Regalado P. Lower Barthel Lrdex sco¡es predrct less prescription ofphar:nracological thetapy in elder{y patients witlt Alzheiruer dísease. Dement Ger:iatr Cogn Disord 2010; 29:198-203. Santos-András JF, Agr"rilrr-Naran;o lJ, Bascr"rñana-An1brós H, Usabiaga- Bernal ! Fernándcz-Gubieda Lacalle M, Real-Collado C.Valor pronóstico del Índice de llarthel en el resultado funcional del trataniento del herlri-pléjico. Reirabilitación (MadL) 19.96;30:1OB-15. Grause¡ CV Des'is LS, Pecers NC, Sher-rvood CC, Barretc.jE. Srroke re-habilitation: analysis of repeated Ba¡thel inclex rrcasnres. A:-ch Phys Med Rehabil 1979;60:14-7. I{atz S, Dorvns TD, Cash HR, Grotz RC. Progress in deveioprlent of the index of ADL. Gercntologisr 1.97 0 ;1,0 :20-30. González-Valentín A, Gá1vez-Romero C. Cancteristicas sociodenrográ6cas de salud y utilizaciórl de recuLsos sanitarios de cuid¿dores de ancianos atendidos err donicilios. Gerokontos 20A9 ;2rJ:15-21. Trigás-Ferrín M. Índice de l{atz.Acrivic{ades básicas cle ia vida diaria (ABVD) En: Meiga.info, Sociedad Gailega de Medicina Interla (SO-GAMD, 2008. Disponible en: http:,/,/Mvrneiga.infolescahs/lndiceDe-l{ atz.pdf (octubre de 2010). Louis ED. Functionai correlates oflolver cognitive test scores in essential tremor. Mov Disord 2010;25:481,5. Millar D, Griihrhs P, Zermanskl'AJ, Burn DJ. Characterizing behaviourai rttd cognitive cl)'sexecutive changes in progressive supranuclerr palsli Mov Disord 2006;21 : 199-207. Laivton ivf [r, Brocl), EM.Assessment of older pe ople: self-nrailtaining arci irrstrurrre¡rtal activiries of ciaily livilg. Geronrologist 1969 ;9:179 56. 26. Trigas-Ferrín M. Escala de Larvton y Brody (Philadelphia Geriarric Cen_ ter).Actividades instrumentrles de la vida diaLia (AIVD)- Elt: Socied¡rl GaJlega de Medrcina Interna, 2008. Disponible en: hrrp:.//rw'wmeigr. in[o/escalas/ESCALADELAWTONYBRODY.pdf (octubre cle 201 0). 27. Olazaran J, Mouronre ll Bemrejo E fClinical vaLidiry of tu'o scales of ins-t¡ umental xctiviries inAlzheimert disease..l Neurclogía 2005;2rl):395-401. 28. Hancock P, LarnerAJ.The diagnosis ofdernentia: diagnostic .rccuraty of an ilxtrulneut neasuring rcti¡ities ofdaily üving in a clinic-brsed popu-latiorr. Dcnrerrt Geriar Cogn Disord 2007 ;23:1 33 -9. 29. Lechowski L,Vrn Pradelies S, Le Crane M et xl. Parrerns of loss of basrc activities of daily living in Alzheimer patients: r cross-sectional stLldy of the Frerrch R-EAL cohort. Dentenr GeriaÍ Cogn Disord 2010;29:46,54. 30. Rodríguez LP Medid¡ cle 1a indepéndencir fnncional (MIF) 1" PlLre. Guía para la uti.lización de1 sistena de d¿tos uuiforrues para Medicinr Física y de Rehabilitación-Terapia Ocupacional (Revisra infbrnrriva de h Asociación Profesional Española de Terapeucas Ocupacionrles) 1 995; 1 3:4- 1 5. 31. Ma¡tín-RodríguezJ. lvledrda de la independencia funcional. Disponible erl: http:,//wv$4lesionaclonedular.com,/ (octubre de 2010). 32. Middleton JW, Harvey LA, Batty J, Canleton I, Quirk R,Winstanley J. Five aclditional tnobiliq, and locourotor items to improve resporrsiveuess ofthe FIM in wheeichair,ciepeldent individuals rvith spinal cord injury Spinal Cord 2006;44 :495,504. 33. Odell 1{H, WollackJA, Flynn M. Functional olrrcones in parients rvirh right iremisphere brain dauage.Aphasiology 2005;19:807-30. 34. Glenny C, Stolee P, Husted J,Thompson M, Berg I{. Comparison o[ rhe responsiveness ofdre FIM and tire interRÁI post acute care assessnleut inscrunrent in tehabiliration of older rclults.Arch Phys Med Rehabíl 2010;91:1 038-43. 35. Yamada S, Liu MG, Hase I{ et al. Developntenr of a short version of the nlotor FIM (TM) for nse in long-reln1 care sertings.J Rehabii lvled 2006;38:50-6. 36, A1-Jarrah MD, Nazzal ME,Jarnous IVlA,Azab MA, Maayah MEAssociarion between the functional independence measu¡e ancl Glasgou. conra scale regarding the ¡ehabilitation oLltcontes of t¡auntatic brain injury. Neuros-ciences 2009;14:41-4. 37. Ben.inato M, Gill-Body I{Nl, Salles S, Star* PC, Biack,SchaÍ}ér RM, Stein J. Determination of the mininral clinically important difle¡ence in rhe FIM instmment in patients ivith stroke. Arch Phys Med Rehabil 2006;87:32-9. 3 8. Ngnyen TA, Pa ge A, A gganval A, Hen-ke P. Social deremrinanrs of discharge destination fbr patients after stroke r,vith lolv aclnüssion FIM instrument scores.Arch Phys Med Rehabil 2007;88:740-4. 39, Botterniller KL, llieber PL, Basfor:d JR, Flauis M. FIM score, FIM e8r-ciency, and discharge disposition follorving inpatient stroke rehabilitarion. Relrabil Nurs 2006:31.22-5. , 40. Tang! HaL'vey D, DorsayJBJiang S, Rathbone MP Prognostic indicators in metastatic spinal coKl compression: uing ñurctional independence nre-asure andTokuhashi scale to optinrize rehabilitation planrung. Spinal Cord 2007 ;45:67 1 -7 . 4i. Hall I{M, Hmrilton BB, GordonWA, Zasler ND, Characteristics and colr-parisons of ftinctional assessment indices: Disabiliry Rating Scale, Functional Independence Measure, and Functionai Assessment Measure.J Head T¡anna Rehabil 1993B:60-7 4. 42. van Baalen B, Odding E, van Woensei MP, Roebroeck ME. Relirbiliry ald sensitivity to clunge oflneasurentent ¡tstruments used ilr a traulratic brain injury poptilation. Ciiu Rehabil 2006;20:686-700. 43. "Wllsol FC,Wheatley-Snich L, Downes C.Analysis of intensive olrtpatie¡t neuro-rehabilitation outcomes usine FIM+FAM (UK). NeuroRehabili-r. úon 2009;24:377 -82. 44. Law I,Fielding B,Jackson D,Turner-stokes L.The UI{ FIM pJus FAü extended activities ofdaily living modnle: evaluation ofscoring acculxcy and reliabiliry. Disabil Rehabil 2009 ;31 :825-30. 45. Duna QVatere f; GuptaT, Munshi A,Jalali R. Factors inflrieircirg activities ofdaily living using FIM-FAM scoring system before stalting xdjuvanl treatmenc in patients lvith brain tunors: resulB frour a prospective scudy. J Neurcorrcol 2009 ;9 4:103-10. 46. Ottenbacher I!, Msall ME, Lyon N et al.The WeeFiM inst¡rLurcn¡: jts utilitl' j11 C,etecting change in cirildren rvith developmeutal disabiliries, Arclr Plrys Mcd Rehabil 2000;81:1317,26. ''W', q .'r: i,f.,.:.' ' ':,:,,::ltitl:,,:) ,t::l:,:it' ,: i, ! ir i il ;:.i';1..:i..1 i. ;,riaj.'':i:;rt j;rr,' ! ; .':., i t:, , Í..' 4 '.'.i2,1,l':,.t,'i' i';.ii: l*-]'i:i i r 1: , r:1. i 4 ','¡:¡' l:;;:.1,: ti:', ,r;''1, 4 ' .1 {r r i: ::'.r'::: fi,'.f l ,,: ::t:if:l;_fi:: :ir' . ttl!:,:;i.1., Iir,: :i:,:,il,triri,i,. I ,rliJ::f ,l ') '13 i4 1f, 16 17. 18. t9 20 2l 22 23 25 ) t ) ) ) I iritii:ti fiili iiifr l**. ilrlifj J'j:l¡lr
  14. 14. ic Ccrr-ocicdrtl iIrelqt 201 0) ; of ins- 95-40 r. rrrcy of I popu- ¡fL¡rsic iudy of :.{(r-54. I ll te. rdicinr nt rti/a :nales) :o¡rible r:r1ey J iteuess injury : rvith of the .intenl : il a l¡il oi rhe 4 ed ::¡ don r sclle ::t ros- S ¡ein :r the ;¡bil ::ttrge :t:etll ::on. :;ors l:rd :i ilr] i:id; ':.ity ::: lic ::-il t ::li- .r,,vl :ic), ies :: I inl lts :s. ,ü Tirr BS, I{ucukdeveci A, I{utlay S,Yantzer G, Elhan AH,Temant A' Psycho-luretric properties of theWeeFIM ilr chi1dren witll cerebrxl pa)sy inTirrkey' Dev Mecl Chilcl Neurol 2009;51:732-8. Wong SS,WongVC, Functional independence lneastlre for children: a .on.pr.irot of Chinese rndJipanese children' Nenrorehabil Neural Repait 2007;27:91-6 Bocker B, Fitzek S, Smolenski UC, Bak BWitte OW fProspective evoludon Capítulo 21' Escalas generales de valoración funcionaL ffi of early rehabilitrtive interventions in stroke prtierlts by FIM end Ba¡- tlrel-inciex.] Phys Rehab I{ur Med 2AA6;16:92-5' 50. Canrps Ballester E,Andteu Periz L, Colourer CodinacLls M, Clataurunt Fottts L, Pasrror Alonso M.Vrloracjórl del gredo de autonouría funcio-nal de pacientes renales crónicos segítn índices de Barthel, Lau/toll y baremo cle la Ley cle Dependencia. Ilev Soc Esp Etllertlr Ne6'o1 2409;12: i04-i0.

×