Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.
BUAP
Aplicación de Ácidos Grasos como
Tratamiento en Enfermedades de
Base Inflamatoria
Stephanie Méndez de León
Índice
Abstract ............................................................................................3
Introducción...
Aplicación de Ácidos Grasos como Tratamiento en Enfermedades de Base
Inflamatoria
Stephanie Méndez de León
Abstract
En los...
Desarrollo
Estructura de los Ácidos Grasos y Fuentes Alimentarias
Los ácidos grasos poliinsaturados son ácidos carboxílico...
Enfermedades de Base Inflamatoria y Fármacos Antiinflamatorios
Por ejemplo, en la ateroesclerosis, la presencia de niveles...
Bibliografía
Calder, P. C. (2006). n− 3 polyunsaturated fatty acids, inflammation, and inflammatory
diseases. The American...
Prochain SlideShare
Chargement dans…5
×

Ácidos Grasos Poliinsaturados como Tratamiento para Enfermedades de Base Inflamtoria

362 vues

Publié le

  • Soyez le premier à commenter

  • Soyez le premier à aimer ceci

Ácidos Grasos Poliinsaturados como Tratamiento para Enfermedades de Base Inflamtoria

  1. 1. BUAP Aplicación de Ácidos Grasos como Tratamiento en Enfermedades de Base Inflamatoria Stephanie Méndez de León
  2. 2. Índice Abstract ............................................................................................3 Introducción......................................................................................3 Desarrollo .........................................................................................4 Estructura de los Ácidos Grasos y Fuentes Alimentarias ...............4 Inflamación y Mediadores de la Respuesta ....................................4 Enfermedades de Base Inflamatoria y Fármacos Antiinflamatorios .......................................................................................................5 Conclusión........................................................................................5 Bibliografía.......................................................................................6
  3. 3. Aplicación de Ácidos Grasos como Tratamiento en Enfermedades de Base Inflamatoria Stephanie Méndez de León Abstract En los recientes estudios de los ácidos grasos poliinsaturados n-3 y n-6 se ha descubierto que son estructural y funcionalmente distintos, debido a que su efecto en la respuesta inflamatoria es antagónico; ambos se encuentran en alimentos como, pescados azules y sus aceites, cereales, oleaginosas, vegetales verdes En este ensayo se pretende evidenciar la importancia de los ácidos grasos poliinsaturados n.3, promoviendo su uso como tratamiento en diversas enfermedades de base inflamatoria, como la artritis reumatoide, enfermedades inflamatorias intestinales, ateroesclerosis, lupus eritematoso, entre otras; mejorando su evolución y disminuyendo el uso de fármacos antiinflamatorios, previniendo así considerables efectos secundarios. Introducción En 1956 se descubrió la importancia de los lípidos en la presencia de algunas patologías como, cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares, a las cuales llamaron “enfermedades de la civilización” porque su presencia estaba íntimamente relacionada con el sedentarismo que había alcanzado la sociedad y la cual se ha incrementado con el paso del tiempo. Recientemente el descubrimiento de las propiedades reguladoras de la respuesta inflamatoria, las cuales poseen un carácter antagónico, de los ácidos grasos poliinsaturados de las familias n-3 y n-6 específicamente, ha propiciado su uso como tratamiento adyacente en algunas patologías llamadas de base inflamatoria, debido a que su evolución está implicada estrechamente con esta respuesta, sustituyendo así a los fármacos antiinflamatorios esteroideos y no esteroideos, reduciendo así sus efectos secundarios que representan un riesgo en la salud del paciente. La importancia de los acidos grasos poliinsaturados como tratamiento en las enfermedades de base inflamatoria radica en su metabolismo, ya que después de su ingesta como parte de los tracilgliceroles que forman parte de algunos alimentos como pescados azules de agua fría, sus aceites, cereales, oleaginosas, e incluso algunos vegetales verdes, finalmente forman parte de las membranas celulares del organismo, y por supuesto de las células del sistema inmune, donde son precursores de moléculas biológicamente activas y funcionalmente relacionadas con la regulación de la duración e intensidad de los procesos inflamatorios.
  4. 4. Desarrollo Estructura de los Ácidos Grasos y Fuentes Alimentarias Los ácidos grasos poliinsaturados son ácidos carboxílicos de cadena larga que poseen más de un doble enlace en su molécula, algunos pueden sintetizarse en el organismo a partir de Acetil- CoA, sustrato que se obtiene a partir de la β-oxidación, la degradación de aminoácidos y por la descarboxilación oxidativa del piruvato que a su vez se obtiene de la glucólisis; en cambio los ácidos grasos n-3 y n-6 son esenciales, es decir no pueden sintetizarse a partir de otro sustrato. Debido a la incapacidad del organismo para sintetizarlos pueden ser únicamente ingeridos a través de algunos alimentos de la dieta, como pescados azules de agua fría, aceites de pescado y cereales, oleaginosas, e incluso algunos alimentos adicionados con éstos. Aunque los ácidos grasos poliinsaturados n-3 y n-6 provienen de la misma familia de ácidos grasos esenciales, la doble ligadura, o instauración se encuentra en posiciones diferentes de la molécula; en resumen, la diferencia morfológica del ácido graso, es el que cambia su funcionalidad; por esta razón la familia n-3 tiene un efecto antiinflamatorio, y la n-6 pro inflamatorio. Inflamación y Mediadores de la Respuesta La inflamación es una respuesta de carácter protector natural del ser humano ante un agente patógeno químico, biológico o físico, se caracteriza por hinchazón, incremento de la temperatura, sudor y enrojecimiento; a pesar de ser una respuesta protectora natural, cuando se perpetua su presencia puede convertirse en el mecanismo de ciertas enfermedades conocidas como patologías de base inflamatoria, las cuales son todas aquellas en las que la inflamación ha perdurado y constituye el mecanismo de la enfermedad, entre ellas se encuentran la artritis reumatoide, ateroesclerosis y las enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso. Después de ser ingeridos en forma de triglicéridos, los ácidos grasos poliinsaturados son metabolizados en el organismo, finalmente formarán parte de la bicapa lipídica de las células del organismo, incluyendo a las del sistema inmune, donde el ácido araquidónico de la familia n-6 es el ácido graso mayoritario que se incorpora en las membranas celulares; por lo tanto el precursor más importante de eicosanoides proinflamatorios; en diversos estudios de ha descubierto un efecto opuesto y exponencial con el ácido eicosapentanoico de la serie n-3 en la respuesta inflamatoria. Ambas familias de ácidos grasos producen eicosanoides que son mediadores químicos en la respuesta inflamatoria, la duración e intensidad de la inflamación depende totalmente del ácido graso precursor; y ahí es donde radica la importancia de su aplicación.
  5. 5. Enfermedades de Base Inflamatoria y Fármacos Antiinflamatorios Por ejemplo, en la ateroesclerosis, la presencia de niveles elevados de LDL (Low Density Lipoprotein), es decir de lipoproteínas de baja densidad, las cuales tienen la función de transportar lípidos se incrustan en las paredes arteriales causando la sobreproducción de citocinas pro inflamatorias, los macrófagos ( fagocitos del sistema inmune) fagocitan las LDL formando células esponjosas que permanecen adheridas a las paredes arteriales provocando estenosis, es decir disminuyendo la luz arterial, formando la placa de ateroma; siendo consecuencia de un proceso inflamatorio crónico. Generalmente dentro del tratamiento de estas patologías se prescriben fármacos antiinflamatorios, ya que siendo la inflamación la base de la enfermedad, el reducirla implica una evolución positiva en el paciente. Existen dos tipos de fármacos antiinflamatorios, esteroideos y no esteroideos. Los primeros generalmente son corticoides, los cuales en grandes cantidades causan Síndrome de Cushing, ya que elevan las cantidades de cortisol, causando hipertensión, obesidad etc. Los AINES, antiinflamatorios no esteroideos, los cuales tienen efectos negativos gástricos y renales. Conclusión Conociendo el papel de la inflamación en las enfermedades de base inflamatoria, y el efecto de los ácidos grasos poliinsaturados n-3 y n-6 respectivamente; es posible afirmar que son una mejor opción como tratamiento, como moduladores de la respuesta inflamatoria, que los fármacos antiinflamatorios. Conociendo los diferentes efectos de cada uno de los ácidos grasos poliinsaturados en la modulación de la respuesta inflamatoria se afirma claramente que pueden usarse como tratamiento para disminuir el proceso inflamatorio, y en el caso de las enfermedades de base inflamatoria controlarlas o incluso revertirlas. A diferencia de los fármacos antiinflamatorios, los ácidos grasos poliinsaturados n-3 no tienen ningún efecto secundario, al contrario de ello, además de disminuir la producción de mediadores químicos proinflamatorios, tiene muchas ventajas más en la salud del paciente; por ejemplo reduce el riesgo de sufrir cardiopatías. Algunos estudios de investigadores de la Universidad de Granada han descubierto que el efecto de los ácidos grasos n-3 en los pacientes con patologías de base inflamatoria, sustituyendo medicamentos antiinflamatorios, es muy satisfactoria, incluso en pacientes con alimentación enteral y parenteral.
  6. 6. Bibliografía Calder, P. C. (2006). n− 3 polyunsaturated fatty acids, inflammation, and inflammatory diseases. The American journal of clinical nutrition, 83(6), S1505-1519S. García, M., García, A., & Gil Hernández, A. (2006). Importancia de los lípidos en el tratamiento nutricional de las patologías de base inflamatoria. Nutrición Hospitalaria, 21, 30-43. Á.Gil. (2002). Polyunsaturated fatty acids and inflammatory diseases. Elsevier . C.Calder, P. (2002). Dietary modification of inflammation with lipids. Proceedings of the Nutritio Society . Coronado Herrera, M., & Vega y León, S. (2006). Los Ácidos Grasos Omega-3 y Omega- 6: Nutrición, Bioquímica y Salud. Revista de Bioquímica .

×