Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

Literatura mexicana e iberoamericana. Santillana

347 vues

Publié le

Publié dans : Formation
  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

  • Soyez le premier à aimer ceci

Literatura mexicana e iberoamericana. Santillana

  1. 1. Vientos. Mitología Grecolatina. Diosa de la aurora, llamada Eos por los griegos, hija de Hiperión y hermana de Helio y de Selene. Con Astreo engendró los Vientos: Céfiro, Bóreas y Noto, el Eósforo y los Astros. Su unión con Ares le atrajo la cólera de Afrodita, quien la castigó condenándola a estar eternamente enamorada.  Viento del norte Bóreas (en griego Βορέας, ‘viento del norte’ o ‘devorador’) era, en la mitología griega, el dios del frío viento del Norte que traía el invierno. Bóreas era muy fuerte y tenía un violento carácter a la par. A menudo era representado como un anciano alado con barbas y cabellos desgreñados, llevando una caracola y vistiendo una túnica de nubes. Su equivalente romano es el dios Aquilón.  Viento del sur Noto o Austros (en griego antiguo Νότος Nótos) era el dios del viento del sur. Estaba asociado con el desecador viento caliente de la salida de Sirio tras el solsticio de verano y se creía que traía las tormentas del final del verano y del otoño, por lo que era temido como destructor de las cosechas. Su equivalente en la mitología romana era Austro, la personificación del siroco, que traía densas nubes y niebla o humedad.  Viento del este Euro (en griego antiguo Εύρος Eúros) era la deidad que representaba al funesto viento del este. Se creía que traía calor y lluvia, y su símbolo era una vasija invertida derramando agua. Su equivalente en la mitología romana era Vulturno (no confundir con Volturno), un dios-río tribal que más tarde pasaría a ser la deidad romana del río Tíber.  Viento del oeste En la mitología griega, Céfiro (en griego Ζέφυρος Zéphyros) era el dios del viento del oeste, hijo de Astreo y de Eos. Céfiro era el más suave de todos y se le conocía como el viento fructificador, mensajero de la primavera. Se creía que vivía en una cueva de Tracia.

×