Ce diaporama a bien été signalé.
Le téléchargement de votre SlideShare est en cours. ×

Sexualidad tic

Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Prochain SlideShare
Punto g
Punto g
Chargement dans…3
×

Consultez-les par la suite

1 sur 18 Publicité
Publicité

Plus De Contenu Connexe

Diaporamas pour vous (19)

Similaire à Sexualidad tic (20)

Publicité

Plus récents (20)

Sexualidad tic

  1. 1. 1. ¿QUE ES EL PLACER SEXUAL?..............................3 2. EL PLACER SEXUAL FEMENINO…………………...4 3. ¿QUE ES EL PUNTO G EN LA MUJER Y DONDE SE ENCUENTRA?............................................................6 4. PUNTO G O P DEL HOMBRE………………………..7 5. 10 MITOS SOBRE LA SEXUALIDAD Y/O EL SEXO
  2. 2. Placer sexual es la respuesta del sistema nervioso central que puede ser provocada por una estimulación sensitiva en órganos sexuales y como consecuencia de la liberación de la hormona noradrenalina producida en la médula suprarrenal. La excitación para este placer puede simplemente ser psicológica. El placer es una respuesta agradable, en este caso vinculada a la sexualidad.
  3. 3. La mujer fue históricamente postergada en el aspecto del goce y el erotismo y es mucho el terreno que le queda por ganar, aunque ha habido avances significativos en los últimos años. El siglo XX fue el de las mayores conquistas. Sexólogos y grupos feministas demostraron que la anatomía femenina era mucho más compleja de lo que se pensaba y precisaron las zonas de mayor estimulación en el cuerpo de la mujer. Pero quizás, el hecho más significativo ocurrió en los años 60, durante la llamada revolución sexual: la creación de anticonceptivos artificiales. Esto permitió que vida sexual y reproducción dejaran de ser sinónimos. Muchas mujeres, al estar a salvo de embarazos no deseados, pudieron acercarse más al placer.
  4. 4. En los años 50, el ginecólogo Ernest Gräfenberg reveló la existencia del punto G, aunque años más tarde con ayuda de la investigación de grupos feministas- se descubrió que el clítoris es el órgano sexual con mayor capacidad de estimulación en la mujer y que la mujer es potencialmente multiorgásmica. Además, se reconoció que el erotismo es diferente en cada mujer y que el cerebro es el principal órgano del placer, ya que se encarga de procesar los estímulos que provienen tanto del cuerpo como de la mente. Muchas de las tendencias en la respuesta sexual femenina se conocieron gracias al trabajo de William H. Master y Virginia Jonson, que revolucionaron el campo de la sexología en los años 70.
  5. 5. Es una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada detrás del pubis y alrededor de la uretra. Es lo mismo que, o parte de, la uretra esponjosa, donde se encuentran las glándulas de Skene y puede provocar altos niveles de excitación sexual y fuertes orgasmos. se encuentra dentro de la vagina y se localiza específicamente en el primer tercio y la parte anterior de esta. La forma más recomendable de estimular ese punto es mediante el tacto. las posibilidades de encontrar el punto "G" con este metodo son muy altas. La pareja sentirá un gran placer, y es probable que consiga la eyaculación femenina.
  6. 6. se denomina también para la próstata, según la ciencia medica occidental y muchos sexólogos acreditados, afirman que al interior del conducto anal masculino, hay una zona similar al que poseen las mujeres de tacto rugoso que se diferencia de los tejidos que lo rodean. Es posible encontrar esta zona penetrando en el recto y tanteando la pared frontal, a esta zona rugosa se le llama glándula prostática, relacionada fisiológicamente con el proceso de producción seminal y de eyaculación. Esta glándula, exclusivamente masculina, la estimulan los hombres; la fricción constante con la próstata produce en el hombre un intenso orgasmo de eyaculación involuntaria y fuertes espasmos.
  7. 7. El orgasmo o clímax es el momento culmimante del placer sexual. Antes del orgasmo, sube la concentración de la sangre en los genitales hasta un máximo, y durante el clímax se dan contracciones de los músculos de esta zona del cuerpo, en la cual se descarga la tensión sexual. Después tiene lugar una relajación de la región genital y en muchos casos, de todo el cuerpo. En el caso del hombre, en general se da la eyaculación durante el orgasmo. Aparte de las reacciones corporales, el orgasmo se hace notar por una sensación de delirio que casi siempre es sentida como placentera. Algunas culturas dividen los orgasmos en niveles que llegan hasta un estado de éxtasis que perdura por un largo lapso de tiempo y puede ser alcanzado por ciertas prácticas sexuales y prácticas de meditación.
  8. 8. Es falso. La estimulación del punto G puede provocar sensacionesagradables, que pueden ir hasta el orgasmo en un 10 % de los casos, El resto 90 % de las mujeres no conocen, por tanto, nunca este particular orgasmo. El punto G es una zona de algunos centímetros de diámetro situado en la pared anterior de la vagina, en la parte del vientre. Se encuentra a una distancia de 3 a 5 centímetros de la entrada de la vagina. Este lugar no tiene en absoluto la misma sensibilidad que el clítoris, ya que éste es extremadamente erógeno. Las caricias ligeras no son eficaces. Sólo las presiones marcadas pueden provocar, en ciertas mujeres, un efecto de placer sexual que puede alcanzar el orgasmo.
  9. 9. Es falso. Un órgano sexual masculino imponente no resulta más eficaz a la hora de procurar placer a una mujer. ¿Porqué? Es que el órgano principal del placer en una mujer es el clítoris. Por ello, para estimular el clítoris un hombre utiliza sus manos, su sexo, o su boca, pero un pene de gran tamaño no aporta absolutamente ninguna ventaja. Por otra parte, la zona, que se supone es la más sensible, en la vagina es el punto G, situado cerca de su entrada, a 4 cm de la media. La longitud de un pene en erección siempre es suficiente para alcanzar este punto G. A demás la profundidad de una vagina en reposo es de 8 cm, para alcanzar los 12 en estado de excitación. Raros son los sexos masculinos que no alcanzan esta dimensión en erección. Cuando una mujer se queda de que el pene de su pareja es demasiado pequeño, en general suele suceder que su vagina no ha desarrollo el músculo suficiente. Normalmente, las paredes de la vagina son muy tónicas y se contraen alrededor del pene. Si este no fuera el caso, sería necesario ejercitar una gimnasia sexual para tonificar los músculos.
  10. 10. Es falso. La vagina se hace más ancha durante el parto. Algo normal y previsto y es la razón por la que tiene muchos pliegues en su interior, de manera a poder desplegarse durante el parto. A continuación, esta vagina vuelve a su tamaño original. En realidad, es bastante elástica, a la vez para distenderse y para volver a su estado anterior. La mayor parte del tiempo, el médico va a prescribir sesiones de reeducación del perineo, para que la mujer ejercite los músculos que rodean a la vagina, de manera a ayudarle a recuperar su tonicidad natural. En algunas mujeres, los músculos han sido distendidos para el parto y la mujer no los entrena nada después del mismo. En este caso, es posible que pueda sufrir de incontinencia urinaria. Ésta es la razón por la que es extremadamente útil de encontrar tiempo para practicar la reeducación poco tiempo después del parto y a la vez, recuperar una vida sexual agradable y evitar los riesgos de incontinencia.
  11. 11. • Es falso. Algunas mujeres tienen una lubricación especialmente abundante, que puede incluso llegar a importunarlas. Pero esto no tiene en absoluto nada que ver con "una mujer fuente". Se habla de mujer fuente cuando, en el momento del orgasmo, de la uretra sale un líquido a propulsión de manera irregular. Esta es la razón por la que a veces, se hable de eyaculación femenina. En efecto, las contracciones musculares del orgasmo femenino conllevan a la expulsión de este líquido del cuerpo. Numerosas mujeres tienen la impresión de orinar, lo que es falso. Sólo un 10 % de las mujeres han experimentado este tipo de orgasmo con " eyaculación femenina". Actualmente, no se sabe si este fenómeno es particular a ciertas mujeres o si todas las mujeres pudieran conocerlo. Porque cuando este fenómeno se produce, siempre viene acompañado de un placer extremadamente intenso, una especie de súper orgasmo.
  12. 12. • Es falso. Le Viagra, o Cialis, o Levitra, 3 medicamentos de la misma familia, recetados por médicos para los trastornos de la erección no tienen absolutamente ningún efecto sobre el deseo sexual. Son solamente starters, facilitadores de la erección. Si un hombre siente deseo y toma este medicamento, sus erecciones serán de mayor calidad. En cambio, si no existe deseo y toma una medicina de este tipo, ésta no tendrá ningún efecto. La Viagra (o Cialis o Levitra) no puede por tanto, crear deseo. Sin embargo, es posible que un hombre que tenga malas erecciones pueda afirmar que después de utilizar esta medicina, su funcionamiento eréctil puede mejorar y por tanto, sentir mayor deseo. Una vez que se ha superado la angustia de no estar a la altura o el miedo a fallar, se deja espacio al deseo, que estaba subyacente y no se atrevía a expresarse.
  13. 13. La intensidad del deseo sexual es exactamente igual entre hombres y mujeres, pero no es exactamente igual para todos los hombres ni para todas las mujeres. Lo que pasa es que tienen más prensa los hombres activos y las mujeres pasivas, y da la sensación de que todos hombres y mujeres son iguales. Es una cuestión de aprendizaje cultural. Los hombres, desde muy pequeños, la educación les enseña que el sexo es un valor, y por lo tanto, ellos desarrollan la capacidad, el placer, y la conducta como algo enriquecedor y les hace sentirse hombres. Es más, entre el grupo de pares (sus amigos), están mal vistos los hombres que tienen poco deseo sexual, por lo tanto los que su deseo no iguala a los de sus compañeros, mienten. Se ha visto en clases mixtas de primaria, que los chicos y las chicas consideran a los chicos que tienen mucho deseo como muy machotes o de mucho éxito. Y a las chicas que hacen alarde de deseo se las considera como prostitutas. Por lo tanto las mujeres aprenden que el sexo es un no-valor, algo que solamente hay que potenciar en función de los demás, pero no como valor propio. Pero en culturas africanas y asiáticas, en las que se educa en los mismos valores sexuales, el deseo se manifiesta de la misma manera en hombres que en mujeres.
  14. 14. Durante los dos primeros meses no son aconsejables las relaciones sexuales a menos de que tú te conozcas bien y sepas que no tienes ningún riesgo de desprendimiento o aborto espontáneo. A partir del tercer mes puedes tener todas las relaciones que quieras mientras tú te sientas cómoda. En ningún caso puede hacérsele daño al feto. Las posturas más recomendables son las que no agobian. Siempre se recomienda la penetración por detrás, la lateral, la de las cucharas y la del misionero, con las piernas colgando por el borde de la cama. La postura tiene que ir orientada a la comodidad de la madre porque al bebé nada le afecta, está perfectamente protegido en su burbuja de agua. Una buena relación provoca una descarga de las famosas endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, que pasan al bebé a través de la sangre, y eso nunca viene mal. Como también aumentan las defensas, también pasan al bebé.
  15. 15. No, no solamente no le perjudica, sino que le beneficia enormemente. Hay tres razones: 1. Mantiene la herramienta bien engrasada. 2. A través de la masturbación su deseo se satisface y su cerebro se libera del deseo sexual para que pueda dedicarse a otras cosas. 3. Y la última, porque es una práctica muy saludable, aumenta las defensas, mejora el tono vital y ayuda al metabolismo. Pero no hay que pensar que masturbarse, fisiológicamente, no es diferente a tener relaciones sexuales. Si tienes pareja, piensa cuántas veces al día te gustaría hacerlo.
  16. 16. No es un mito, las mujeres eyaculan, y expelen un fluido por la uretra que no tiene nada que ver con la secreción vaginal o la orina. Este líquido se origina en las glándulas uretrales, parauretrales y de Skene, que están en el punto G.
  17. 17. La presencia del himen es la prueba absoluta de que una mujer es virgen, falso. Muchas veces la membrana se rompe a causa de golpes o accidentes.

×