Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.
I. ENVIADOS POR JESÚS
II. EVANGELIZAR LA SALUD
II. CELEBRAR LA VIDA EN COMUNIDAD
II. EVANGELIZAR LA SALUD
“El Espíritu del Señor
está sobre mí,
me ha ungido para…”
El Espíritu Santo es el artífice
misterioso (creador)
de esta hi...
• Hace salir de sí, empuja, hacia el
hermano enfermo
Frente a la cultura del descarte y la indiferencia.
“Los enfermos son...
• El Espíritu está entre nosotros.
Todavía no es demasiado tarde; vivimos
rodeados de enfermos de todo tipo, a los que
les...
• El corazón.
“Lo que más hay que cuidar es el corazón”
(GE 84).
El Espíritu nos pide una entrega a los enfermos
que brote...
• El Espíritu ser sirve de nuestra
pequeñez
“Sí, tengo muchas debilidades humanas, muchas,
muchas miserias humanas… Pero é...
- De la superficialidad a la hondura.
Para comprendernos desde la raíz, para bucear
en la dignidad del ser humano.
No a la...
- De la pasividad a la creatividad.
Para encontrar en todo belleza, sin miedo al
vértigo de crear vida para los que sufren...
- Del individualismo a la comunión.
Nuestra vida es algo compartido, nuevos vínculos,
y ahí está la magia y la gracia.
La ...
2.1.- MIRAR AL ENFERMO
2.2.- ESCUCHAR AL ENFERMO
2.3.- ACOMPAÑAR AL ENFERMO
2.4.- COMPARTIR CON EL ENFERMO
• Al estilo de Jesús
Que se detiene en la explanada
del tempo para mirar y se fija en
una pobre viuda que echa en el
cepil...
• Cruzar despacio el paisaje
Los voluntarios aprenden a mirar, detienen el
paso, dejan de lado la ansiedad para mirar a lo...
• No mirar hacia otra parte
“El mundano ignora, mira hacia otra parte
cuando hay problemas de enfermedad o de
dolor en la ...
• La vida de colores
“La vida tiene sentido
sonriendo al otro en su
dolor, comprendiendo la
angustia ajena, aliviando a
lo...
• Al estilo de Jesús,
que oye al ciego
mendigo gritar al
borde del camino y lo
escucha con atención.
2.2.- ESCUCHAR AL ENF...
• Escuchar el Evangelio
Los voluntarios evangelizan si se dejan evangelizar.
Para ello, es indispensable que la Palabra de...
• El enfermo te libera
«Para liberarte de ti mismo lanza un puente más
allá del abismo que tu egoísmo ha creado.
Intenta v...
• Ejercitarnos en el arte de escuchar
Que es más que oír.
Para llegar a la plena asimilación del misterio.
La escucha nos ...
• Cada enfermo esconde un misterio
dentro
“Descálzate porque el terreno que pisas es santo”.
Necesita comprensión y ternur...
• Efetá: ábrete
Con el enfermo es muy importante el valor de la
conversación, el valor del silencio, siempre el
valor del ...
• Empatía
Que es mucho más que ponerse en
lugar del otro. Es capacidad de
comprender la vida de
la otra persona en su comp...
• Al estilo de Jesús
Que se hizo compañero de
camino de dos discípulos
que andaban muy
desorientados y tristes por
lo que ...
• Acompañar a la persona en la
globalidad de su ser
Los enfermos que se dirigían a Jesús o que eran
presentados a él esper...
• Creo en tu Dios
Hacer el camino en compañía para experimentar
el milagro de la ternura.
Darnos la fe en un gesto de grat...
• Cada persona es digna de nuestra
entrega
“Cada uno es inmensamente sagrado y merece
nuestro cariño y nuestra entrega.
Si...
• El tiempo teje despacio
La propia experiencia de haber sido acompañados
y curados nos enseña a ser pacientes con los
dem...
• Al estilo de Jesús
Que recibe los cinco
panes y dos peces de un
niño y, con ellos,
comienza la gran fiesta
del compartir...
• La recíproca pobreza
Cuando compartimos nos damos unos a otros la
pobreza que enriquece.
Todos nos necesitamos.
Tocamos ...
• Somos alegría
¿Tenemos derecho a ser felices mientras otros
sufren?
Sí, si es una alegría solidaria, compasiva.
Es la al...
• Amar gratis
El único criterio de actuación es el amor gratuito a
todos. ¿Por qué tanta gente vive insatisfecha?
Amar gra...
Los enfermos tienen mucho que
enseñarnos
Estamos llamados a ponerlos en el centro de la
Iglesia, a descubrir a Cristo en e...
• Nunca me había regalado nadie una
flor
Entre dar cosas y darse hay una grandísima
diferencia. No somos mundos aislados, ...
• Darnos unos a otros la inspiración
para ir más allá de las expectativas
Porque mete más ruido un árbol que cae que
cien ...
• Palabras de aliento del Papa
Francisco:
“Vuestros servicios de voluntariado en las
estructuras sanitarias y a domicilio,...
Señora de la vida,
esperanza nuestra,
salud de los enfermos,
Acompaña
al voluntariado
en la pastoral de salud
a anunciar c...
www.cipecar.org * cipe@cipecar.org
Evangelizar la salud
Prochain SlideShare
Chargement dans…5
×
Prochain SlideShare
What to Upload to SlideShare
Suivant
Télécharger pour lire hors ligne et voir en mode plein écran

0

Partager

Télécharger pour lire hors ligne

Evangelizar la salud

Télécharger pour lire hors ligne

1.- EL ESPÍRITU CREADOR SANA EL CORAZÓN ENFERMO
2.- CUATRO ACTITUDES EVANGELIZADORAS PARA CONMOVERNOS Y MOVERNOS
2.1.- MIRAR AL ENFERMO. COMPROMISO DE OJOS Y CORAZÓN ABIERTOS A LA SOLIDARIDAD.
2.2.- ESCUCHAR AL ENFERMO. COMPROMISO DE ESCUCHA Y EMPATÍA.
2.3.- ACOMPAÑAR AL ENFERMO. COMPROMISO DE ANIMAR, ALEGRAR, PACIFICAR.
2.4.- COMPARTIR CON EL ENFERMO. COMPROMISO DE ACOGIDA Y CERCANÍA, DE GRATUIDAD.

Livres audio associés

Gratuit avec un essai de 30 jours de Scribd

Tout voir
  • Soyez le premier à aimer ceci

Evangelizar la salud

  1. 1. I. ENVIADOS POR JESÚS II. EVANGELIZAR LA SALUD II. CELEBRAR LA VIDA EN COMUNIDAD
  2. 2. II. EVANGELIZAR LA SALUD
  3. 3. “El Espíritu del Señor está sobre mí, me ha ungido para…” El Espíritu Santo es el artífice misterioso (creador) de esta historia de amor del voluntariado junto a los enfermos. “Quiero sacar de ti tu mejor tú, ese que tú no viste y que yo veo, nadador por tu fondo, preciosísimo” (Pedro Salinas).
  4. 4. • Hace salir de sí, empuja, hacia el hermano enfermo Frente a la cultura del descarte y la indiferencia. “Los enfermos son los destinatarios privilegiados del Evangelio y la evangelización dirigida gratuitamente a ellos es signo del Reino que Jesús vino a traer. Nunca los dejemos solos” (EG 48). “Porque estuve enfermo y me visitasteis” (Mt 25,36).
  5. 5. • El Espíritu está entre nosotros. Todavía no es demasiado tarde; vivimos rodeados de enfermos de todo tipo, a los que les alcanza el miedo y se les apaga la alegría de vivir. Cada instante, aquí y ahora, es una nueva oportunidad para abrirnos a la vida nueva, para dejar atrás al hombre viejo y salir de un egocentrismo que encadena.
  6. 6. • El corazón. “Lo que más hay que cuidar es el corazón” (GE 84). El Espíritu nos pide una entrega a los enfermos que brote del corazón.
  7. 7. • El Espíritu ser sirve de nuestra pequeñez “Sí, tengo muchas debilidades humanas, muchas, muchas miserias humanas… Pero él baja y nos usa, a ti y a mí, para ser su amor y su compasión en el mundo, a pesar de nuestros pecados, a pesar de nuestras miserias y defectos. Él depende de nosotros para amar al mundo y demostrarle lo mucho que lo ama. Si nos ocupamos demasiado de nosotros mismos, no nos quedará tiempo para los demás” (GE 107).
  8. 8. - De la superficialidad a la hondura. Para comprendernos desde la raíz, para bucear en la dignidad del ser humano. No a la acedia egoísta. Desafíos del Espíritu:
  9. 9. - De la pasividad a la creatividad. Para encontrar en todo belleza, sin miedo al vértigo de crear vida para los que sufren. Los gestos gratuitos de donación son la vía más creíble para la evangelización. No al pesimismo estéril.
  10. 10. - Del individualismo a la comunión. Nuestra vida es algo compartido, nuevos vínculos, y ahí está la magia y la gracia. La Iglesia mantiene vivo en su corazón el recuerdo de los que sufren. Ubuntu: ¿Cómo puedo yo ser feliz si tú no lo eres? Sí a las relaciones nuevas que genera el Espíritu.
  11. 11. 2.1.- MIRAR AL ENFERMO 2.2.- ESCUCHAR AL ENFERMO 2.3.- ACOMPAÑAR AL ENFERMO 2.4.- COMPARTIR CON EL ENFERMO
  12. 12. • Al estilo de Jesús Que se detiene en la explanada del tempo para mirar y se fija en una pobre viuda que echa en el cepillo del templo unos céntimos. El gesto de aquella mujer es para él una presencia alentadora en su camino de entrega. 2.1.- MIRAR AL ENFERMO
  13. 13. • Cruzar despacio el paisaje Los voluntarios aprenden a mirar, detienen el paso, dejan de lado la ansiedad para mirar a los ojos y escuchar. Renuncian a las prisas para acompañar al que se quedó al costado del camino. No quieren que ningún enfermo se quede sin samaritano. “Al paso de mis niños veo pájaros, veo flores, veo grúas… que si voy sola y apurada no veo nada” (Una madre de familia).
  14. 14. • No mirar hacia otra parte “El mundano ignora, mira hacia otra parte cuando hay problemas de enfermedad o de dolor en la familia o a su alrededor. El mundo no quiere llorar: prefiere ignorar las situaciones dolorosas, cubrirlas, esconderlas. Se gastan muchas energías por escapar de las circunstancias donde se hace presente el sufrimiento, creyendo que es posible disimular la realidad, donde nunca, nunca, puede faltar la cruz” (EG 75).
  15. 15. • La vida de colores “La vida tiene sentido sonriendo al otro en su dolor, comprendiendo la angustia ajena, aliviando a los demás. Siente que el otro es carne de su carne, no teme acercarse a tocar su herida, se compadece hasta experimentar que las distancias se borran” (EG 76).
  16. 16. • Al estilo de Jesús, que oye al ciego mendigo gritar al borde del camino y lo escucha con atención. 2.2.- ESCUCHAR AL ENFERMO
  17. 17. • Escuchar el Evangelio Los voluntarios evangelizan si se dejan evangelizar. Para ello, es indispensable que la Palabra de Dios «sea cada vez más el corazón de toda actividad eclesial» (EG 174).
  18. 18. • El enfermo te libera «Para liberarte de ti mismo lanza un puente más allá del abismo que tu egoísmo ha creado. Intenta ver más allá de ti mismo. Intenta escuchar a algún otro, y, sobre todo, prueba a esforzarte por amar en vez de amarte a ti solo» (Hélder Cámara).
  19. 19. • Ejercitarnos en el arte de escuchar Que es más que oír. Para llegar a la plena asimilación del misterio. La escucha nos ayuda a encontrar el gesto y la palabra oportuna que nos desinstala de la tranquila condición de espectadores. Es preciso dar tiempo, con una inmensa paciencia. “El tiempo es el mensajero de Dios” (Pedro Fabro). (EG171).
  20. 20. • Cada enfermo esconde un misterio dentro “Descálzate porque el terreno que pisas es santo”. Necesita comprensión y ternura. Hacen falta muchas horas de acompañamiento hasta que llegue el momento de compartir pensamientos y emociones y la persona enferma recupere la esperanza. escultura
  21. 21. • Efetá: ábrete Con el enfermo es muy importante el valor de la conversación, el valor del silencio, siempre el valor del respeto. Hay personas cuya principal necesidad es la escucha, no buscan consejos, ni a mí me pasó… Solo desean que alguien les escuche. La mayoría necesita un oído para contar cosas. La enfermedad aísla, encierra al enfermo en su mundo, de ahí la necesidad de hacerles sentir que no están solos, de abrir sus ventanas a la vida.
  22. 22. • Empatía Que es mucho más que ponerse en lugar del otro. Es capacidad de comprender la vida de la otra persona en su complejidad. No pensar y sentir lo mismo. “Acordaos de los presos como si estuvierais presos con ellos; de los que son maltratados como si estuvierais en su carne” (Hb 13,2). “De desconocidos que éramos nos hemos hecho amigos por el diálogo”.
  23. 23. • Al estilo de Jesús Que se hizo compañero de camino de dos discípulos que andaban muy desorientados y tristes por lo que había pasado. Nada es más iluminador que volver a las palabras de Jesús. 2.3.- ACOMPAÑAR AL ENFERMO
  24. 24. • Acompañar a la persona en la globalidad de su ser Los enfermos que se dirigían a Jesús o que eran presentados a él esperaban la curación física. Pero era mucho más lo que recibían, porque además de ser curados en el cuerpo, se sentían acogidos y comprendidos, sanados de las heridas interiores del pecado, iluminados por la fe, insertados en la comunidad que los había marginado, deseosos de dar testimonio a los demás de su encuentro con Cristo.
  25. 25. • Creo en tu Dios Hacer el camino en compañía para experimentar el milagro de la ternura. Darnos la fe en un gesto de gratuidad. Crea misterio la vida que solo se explica si Dios está en medio.
  26. 26. • Cada persona es digna de nuestra entrega “Cada uno es inmensamente sagrado y merece nuestro cariño y nuestra entrega. Si logro ayudar a una sola persona a vivir mejor, eso ya justifica la entrega de mi vida. Es lindo ser pueblo fiel de Dios. ¡Y alcanzamos plenitud cuando rompemos las paredes y el corazón se nos llena de rostros y de nombres!” (EG 274).
  27. 27. • El tiempo teje despacio La propia experiencia de haber sido acompañados y curados nos enseña a ser pacientes con los demás. Hasta que se despierte el camino de la confianza. El crecimiento de la persona acontece poco a poco. Ver juntos los caminos de la enfermedad origina mucha luz.
  28. 28. • Al estilo de Jesús Que recibe los cinco panes y dos peces de un niño y, con ellos, comienza la gran fiesta del compartir. 2.4.- COMPARTIR CON EL ENFERMO
  29. 29. • La recíproca pobreza Cuando compartimos nos damos unos a otros la pobreza que enriquece. Todos nos necesitamos. Tocamos a los enfermos (literalmente) y nos dejamos tocar. Al hacerlo, tocamos las profundidades de la vida. Con expresiones tan sencillas como la caricia se consigue que la otra persona se sienta querida.
  30. 30. • Somos alegría ¿Tenemos derecho a ser felices mientras otros sufren? Sí, si es una alegría solidaria, compasiva. Es la alegría creativa de “llorar con los que lloran” (Rm 12,15), porque el otro es parte mía.
  31. 31. • Amar gratis El único criterio de actuación es el amor gratuito a todos. ¿Por qué tanta gente vive insatisfecha? Amar gratis cura la insatisfacción.
  32. 32. Los enfermos tienen mucho que enseñarnos Estamos llamados a ponerlos en el centro de la Iglesia, a descubrir a Cristo en ellos, a prestarles nuestra voz en sus causas, pero también a ser sus amigos, a escucharlos, a interpretarlos y a recoger la misteriosa sabiduría que Dios quiere comunicarnos a través de ellos. Parafraseando a San Óscar Romero podemos decir: “Me han hecho cristiano los enfermos”.
  33. 33. • Nunca me había regalado nadie una flor Entre dar cosas y darse hay una grandísima diferencia. No somos mundos aislados, sino que estamos ligados unos a otros. La mendiga que comenzó a vivir asombrada (Relato de Rilke).
  34. 34. • Darnos unos a otros la inspiración para ir más allá de las expectativas Porque mete más ruido un árbol que cae que cien que crecen en silencio, “no queremos olvidar a tantos que dan la vida por amor y ayudan a muchos a curarse (cf EG 76). “Quiero recordar a Teresa de Calcuta, un modelo de caridad que hizo visible el amor de Dios por los pobres y los enfermos” (Papa Francisco). Vídeo: escena de Invictus.
  35. 35. • Palabras de aliento del Papa Francisco: “Vuestros servicios de voluntariado en las estructuras sanitarias y a domicilio, que van desde la asistencia sanitaria hasta el apoyo espiritual, son muy importantes. De ellos se benefician muchas personas enfermas, solas, ancianas, con fragilidades psíquicas y de movilidad. Os exhorto a seguir siendo un signo de la presencia de la Iglesia en un mundo secularizado”.
  36. 36. Señora de la vida, esperanza nuestra, salud de los enfermos, Acompaña al voluntariado en la pastoral de salud a anunciar con gozo la Buena Noticia de Jesús.
  37. 37. www.cipecar.org * cipe@cipecar.org

1.- EL ESPÍRITU CREADOR SANA EL CORAZÓN ENFERMO 2.- CUATRO ACTITUDES EVANGELIZADORAS PARA CONMOVERNOS Y MOVERNOS 2.1.- MIRAR AL ENFERMO. COMPROMISO DE OJOS Y CORAZÓN ABIERTOS A LA SOLIDARIDAD. 2.2.- ESCUCHAR AL ENFERMO. COMPROMISO DE ESCUCHA Y EMPATÍA. 2.3.- ACOMPAÑAR AL ENFERMO. COMPROMISO DE ANIMAR, ALEGRAR, PACIFICAR. 2.4.- COMPARTIR CON EL ENFERMO. COMPROMISO DE ACOGIDA Y CERCANÍA, DE GRATUIDAD.

Vues

Nombre de vues

404

Sur Slideshare

0

À partir des intégrations

0

Nombre d'intégrations

295

Actions

Téléchargements

1

Partages

0

Commentaires

0

Mentions J'aime

0

×