Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"

CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"

  • Soyez le premier à commenter

CICLASUR 2016 - BRASIL sud este - "Teresa de Los Andes, servidora de los pobres"

  1. 1. ORACION Teresa de Los Andes, que de la mano de María te convertiste en una joven enamorada de Jesucristo, eres modelo de santidad y camino de perfección para la iglesia. Tú supiste reír, amar, jugar y servir. Tú fuiste fuerte para asumir el dolor y generosa para amar. Tú supiste contemplar a Dios en las cosas sencillas de la vida. Muéstranos el amor del Padre para vivir la amistad con alegría y con ternura en la familia. Ayuda a los débiles y a los tristes para que el Espíritu los anime en la esperanza. Intercede por nosotros y pide para Chile el amor y la paz. Teresa de Los Andes, hija predilecta de la Iglesia Chilena, Religiosa del Carmelo, amiga de los jóvenes, servidora de los pobres, ruega por nosotros cada día. Amén. TERESA DE LOS ANDES – SERVIDORA DE LOS POBRES Luciano Dídimo, ocds (Província São José – Brasil) En su oración oficial, Santa Teresa de Los Andes se invoca, entre otros títulos, como la Sierva de los Pobres. Y, en efecto, Juanita fue siempre servidora de los pobres. Pero, quién sirve a los pobres, en primer lugar se vuelve pobre. Y Teresa de los Andes se hizo pobre por amor a la pobreza. A pesar de las posesiones poseía su familia, ella fue siempre totalmente separado de los bienes materiales. Y si él se arrepintió de no haber nacido pobre como Jesús: "Jesús no quiso que naciese como El, pobre. Y nací en medio de las riquezas,regalona de todos." Todo Juanita quería en la vida era ser como Jesús, pobre, humilde, obediente y pura. Juanita había vivido tanto en su infancia y adolescencia los pilares del carisma del Carmelo Teresiano: la humildad, desprendimiento y amor fraterno. “Jesús querido, quiero ser pobre, humilde, obediente, pura, como era mi Madre y como Tú, Jesús. Haz de tu casita un palacio, un cielo. Anhelo vivir adorándote como las ángeles, sentir mi nada en tu
  2. 2. presencia. Soy tan imperfecta. Quiero ser pobre como Tú y, ya que no puedo serlo, quiero no amar nada las riquezas, etc.” Teresa de los Andes tenía el deseo de ser como Jesús, pero en la oración en su retiro espiritual, descubrió que ésta era también la voluntad de Jesús para ella. “El elige la pobreza, las humillaciones, la Cruz y exige para mí todos estos dones.” En su oración Jesús habló a Teresa sobre la pobreza. Después me habló de la pobreza. Cómo salí de El sin nada. Que todo es de El. Que todo pasa, es vanidad. La pobreza le atrae y Juanita sabía que sólo sería feliz para abrazar la pobreza de una manera más radical. Es por eso há elegido los Andes Carmel para vivir su vocación carmelita. “Cuando llegamos allá me encontré con una casa pobre y vieja. Ese iba a ser mi convento. Su pobreza me habló al corazón. Me sentí atraída hacia él.” La pobreza de Carmel la fascinaba y se dio cuenta como los más pobres eran más podría amor y que el amor enriquecer Dios. “La carmelita es pobre. No posee nada. Tiene que trabajar para vivir. Su lecho es un jergón. Su túnica es áspera. No tiene ni una silla donde sentarse. Su alimento es grosero y escaso. Mas ama, y el amor la enriquece, le da a su Dios.” Lo que es una contradicción con el mundo de hoy el pensamiento de Teresa de los Andes. En este mundo egoísta y consumista, donde la gente ha puesto su atención en la adquisición de la riqueza, el poder y el placer de comprar, ella eligió libre y espontáneamente a vivir la pobreza. “Todo lo que el mundo estima no vale nada. Jesucristo lo desprecia. Ahora quiero ser pobre, pues las riquezas, la plata, los vestidos, las comodidades, las buenas comidas, ¿de qué me servirán en mi lecho de muerte? De turbación, nada más. ¿De qué sirve un gran nombre, los aplausos, los honores, la adulación y estima de las criaturas? A la hora
  3. 3. de la muerte, todo desaparece con ese cuerpo que va a ser muy pronto vaso de podredumbre y corrupción.” Hacer la voluntad de Dios paraTeresa de Los Andes era hacer pobre y obediente, así estar cada vez más cerca de Él. “Quiero que todas mis acciones sean según tu voluntad. Ya no me importa la pobreza, los desprecios, pues esto me lleva a Ti.” En sus oraciones ,Santa Teresa de los Andes le gusta meditar sobre el voto de pobreza: “Medité sobre el voto de pobreza, que consiste en no poseer nada, ni aun nuestra voluntad ni juicio. En no desear nada. Ninguna comodidad. Rechazar todo pensamiento de ambición. Desear ser tratada como pobre esclava. Ser pobre de manera que aparezcamos así ante todos. No quejarnos nada. Dar gracias a Dios cuando nos falta algo. Dios me dio a entender que yo estaba apegada a los consuelos y gustos sensibles de la unión divina.” Y así, en sus oraciones, que era su propósito, amar y servir a Dios. “PROPÓSITOS.- Mi fin es amar y servir a Dios. Luego, si amo a Dios, cumplo su divina voluntad. ¿Cuál es su voluntad? Que le siga y que sea perfecta. ¿Cómo alcanzaré más fácilmente la perfección? Por medio de los consejos evangélicos: obediencia, castidad, pobreza. Debo seguir a Jesucristo donde me llame, pues en ello va mi salvación.” Así Teresa de Los Andes fue la voluntad de Dios haciéndose pobre y servir a los pobres. Y lo he hecho, incluso antes de entrar en el Carmelo. Después de su primera comunión, la primera cosa que hizo fue dar regalos a los pobres. “Después que dimos acciones de gracias, fuimos al patio a repartir cosas a los pobres y a abrazar [cada una] a su familia. Mi papacito me besaba y me levantaba en sus brazos feliz.” Juanita adolescente enseña catecismo a los niños pobres. Por lo tanto, como un auténtico católico laico ejercido su apostolado como catequista.
  4. 4. “Hacía catecismo a los niños pobres de nuestro colegio, y yo fui catequista con ella, al preparar a esos niños a la Primera comunión” Su gran alegría há sido siempre ayudaba a los pobres. Si carecen de las cosas materiales, rifou su reloj para comprar zapatos para Juanito usar la Primera Eucaristía. “Junté treinta pesos para mi día. Voy a comprarle zapatos a Juanito y lo demás le diré a mi mamá que me lo tenga para dárselo a los pobres. Es tan rico darles. Le di mis zapatos a la mamita de Juanito.” Como Carmelitas seglares, se nos invita a seguir el ejemplo de Santa Teresa de Los Andes. El amor de la pobreza y el amor a los pobres. Compensar pobres y que los pobres servidor. Podemos hacernos pobres a vivir con amor la promesa de la pobreza . Promesa de la pobreza es diferente de voto de la pobreza hecha por los religiosos. Esto no le permiten tener ningún bien. Pero el laico que cumple con su promesa de la pobreza puede tener su propiedad y deben trabajar para tener éxito en la vida, sino para vivir sin ataduras estos bienes, como si no lo hubiera hecho, la prestación de estos bienes a los que necesitan. Como Constitución OCDS, art. 14, la pobreza de la promesa expresaron el deseo de vivir de acuerdo a los valores del Evangelio. En la pobreza evangélica es la riqueza de la generosidad, la abnegación, de la libertad interior y dependen de Aquel que "siendo rico, se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza" (2 Cor 8,9) y "vaciado a sí mismo "(Fil 2,7) para poner al servicio de sus hermanos y hermanas. La promesa de la pobreza es buscar el uso evangélico de los bienes de este mundo y de los talentos personales y el ejercicio de sus responsabilidades en la sociedad, en la familia y en el trabajo, poniendo con confianza en las manos de Dios. También implica un compromiso por la justicia en el mundo, para que pueda responder al plan de Dios. La pobreza evangélica es también un ejercicio de esperanza, que reconoce las limitaciones personales y se entrega a confiar en la bondad y fidelidad de Dios. Ver este artículo de nuestras Constituciones OCDS dice que la experiencia de la promesa de la pobreza implica también un compromiso con la justicia
  5. 5. en el mundo. Asumiendo este compromiso con la justicia, podemos servir a los pobres, pero sólo si ocupan un lugar preferente en nuestro corazón para los pobres ocupan lugar especial en el corazón de Dios que se hizo pobre. La Iglesia en Medellín toma la opción por los pobres en Puebla proclama solemnemente la opción preferencial por los pobres, reiteró en las siguientes conferencias. Evangelii Gaudium también reafirma: "La Iglesia que somos pobres, para los pobres, con los pobres y los que están en las periferias existenciales." Toda la Iglesia debe renovar su compromiso con los pobres y la justicia. Una apelación de Francisco a los laicos: "nadie puede sentirse aliviado de preocupación para los pobres y la justicia social." Que Santa Teresa de Los Andes interceda por nosotros para que nosotros, como Seglar vive con fidelidad a la promesa de la pobreza, haciéndonos pobres y servir a los pobres!
  6. 6. Santa Teresa de Los Andes Chica Santa de la alegría Amante de la Eucaristía Modelo de la juventud y su guía Del Chile la primera flor Alegre testimonio de dolor Locamente enamorada por el Amor Diecinueve años de edad De amor, de docilidad Alegre testimonio de la caridad Pequeña Juanita, Descalza Carmelita Vivió intensamente su corta vida Hostia inmaculada ofrecida De todas las cosas despojada En la primavera de la vida fue llevada Una chica por Dios enamorada Luciano Dídimo
  7. 7. de la muerte, todo desaparece con ese cuerpo que va a ser muy pronto vaso de podredumbre y corrupción.” Hacer la voluntad de Dios paraTeresa de Los Andes era hacer pobre y obediente, así estar cada vez más cerca de Él. “Quiero que todas mis acciones sean según tu voluntad. Ya no me importa la pobreza, los desprecios, pues esto me lleva a Ti.” En sus oraciones ,Santa Teresa de los Andes le gusta meditar sobre el voto de pobreza: “Medité sobre el voto de pobreza, que consiste en no poseer nada, ni aun nuestra voluntad ni juicio. En no desear nada. Ninguna comodidad. Rechazar todo pensamiento de ambición. Desear ser tratada como pobre esclava. Ser pobre de manera que aparezcamos así ante todos. No quejarnos nada. Dar gracias a Dios cuando nos falta algo. Dios me dio a entender que yo estaba apegada a los consuelos y gustos sensibles de la unión divina.” Y así, en sus oraciones, que era su propósito, amar y servir a Dios. “PROPÓSITOS.- Mi fin es amar y servir a Dios. Luego, si amo a Dios, cumplo su divina voluntad. ¿Cuál es su voluntad? Que le siga y que sea perfecta. ¿Cómo alcanzaré más fácilmente la perfección? Por medio de los consejos evangélicos: obediencia, castidad, pobreza. Debo seguir a Jesucristo donde me llame, pues en ello va mi salvación.” Así Teresa de Los Andes fue la voluntad de Dios haciéndose pobre y servir a los pobres. Y lo he hecho, incluso antes de entrar en el Carmelo. Después de su primera comunión, la primera cosa que hizo fue dar regalos a los pobres. “Después que dimos acciones de gracias, fuimos al patio a repartir cosas a los pobres y a abrazar [cada una] a su familia. Mi papacito me besaba y me levantaba en sus brazos feliz.” Juanita adolescente enseña catecismo a los niños pobres. Por lo tanto, como un auténtico católico laico ejercido su apostolado como catequista.
  8. 8. perdón de su mala conducta. Más tarde, se hizo protectora de toda la familia, y, sabiendo, que el padre del niño era aficionado al licor en demasía, lo mandó llamar y, con sus amonestaciones y buenas palabras, consiguió que se confesara y, para coronamiento de estos beneficios, le consagró la casa al Sagrado Corazón 42 . 39 Sum p. 140. 40 Sum pp. 4-5. 41 Sum p. 178. 42 Lirio pp. 26-27. 17 Isabel Espinoza, compañera del colegio, refiere: En la hacienda atendía a los hijos de los inquilinos y contribuía a su sano esparcimiento. Organizaba carreras de sacos y carreras en burro, dando golosinas o un objeto de piedad, como premio a los triunfadores. Quedaba Juanita llena de tierra por los juegos y era la más alegre y entusiasta 43 . La misma Isabel añade: Tenía devoción especial al Sagrado Corazón y se preocupaba de consagrar las casas de los inquilinos del fundo San Pablo al Sagrado Corazón de Jesús. Llevaba las imágenes y se las regalaba. Les hablaba del santo rosario y les enseñaba a rezarlo. Les suplicaba que la encomendaran al Señor, antes de irse al convento. Todos la obedecían y rezaban tres avemarías por ella 44 . Al despedirse les decía: Aquí les dejo al nuevo dueño de la casa 45 . En todas sus vacaciones aprovechaba para enseñar el catecismo y parece que sentían (los niños) una atracción hacia ella y ella los quería 46 . El padre Francisco Lyon expresa: Daba gusto escucharla cómo explicaba el catecismo y hablaba de Dios a los niños pobres de Algarrobo, cuando los preparaba para la primera comunión o en las misiones de la hacienda Chacabuco. De esto soy testigo ocular 47 . Los preparaba con abnegación para la primera comunión que se celebraba alrededor de la fiesta de la Candelaria, patrona de la región 48 . Antes de entrar en el convento, en el fundo San Pablo de Loncomilla, se despidió de todos los inquilinos. Fue de casa en casa y les pidió que rezaran cada día tres padrenuestros y tres avemarías por ella, y les pidió perdón a todos hincándose de rodillas 49 .

×