Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

Relación entre técnica y táctica en el fútbol base

2 480 vues

Publié le

Los ejercicios se diseñan para que los jugadores puedan decidir la posible respuesta que se presente. Se debe fijar el contenido a enseñar y secuenciar para que ayude a los jugadores en la toma de decisiones. Se utilizará sobre todo en sesiones tácticas, pero también se puede utilizar en ejercicios técnicos.

Publié dans : Sports
  • Soyez le premier à commenter

Relación entre técnica y táctica en el fútbol base

  1. 1. Relación entre técnica y táctica en el fútbol base Introducción El carácter del juego en fútbol hace necesario el esfuerzo del equipo hacia un objetivo. El equipo, en interés del resultado, jugará según un plan determinado previamente. Pero el objetivo común no será alcanzado sin la colaboración de los jugadores que forman el equipo. Aparte del juego de conjunto, el juego individual también tiene un papel importante. En ciertos detalles del juego, el éxito puede depender de la actitud de un jugador. Por ejemplo, el portero. Si el guardameta se sitúa bien cuando la defensa está adelanta, ayuda al equipo ante balones largos detrás de su defensa, saliendo y jugando con el pie o la cabeza, teniendo la técnica adecuada para una buena ejecución técnico-táctica. La relación entre técnica y táctica tiene que ser la correcta a cada situación del juego y circunstancia, con los condicionantes que se puedan encontrar. El juego futbolístico se desarrolla en circunstancias que cambian constantemente, a diferencia de otros deportes. Condicionantes que se deberán tener en cuenta cuando se realiza cualquier análisis de cualquier equipo de fútbol, ya sea de base, amateur o profesional.
  2. 2. Factores que influyen en la táctica: El terreno de juego: Las variables más importantes son las dimensiones (estrecho-largo) y el estado de la superficie en que se juega (que puede estar seco o mojado, diferentes tipos de césped, etc.), lo que hace el juego se desarrolle de diferente manera. Las condiciones climatológicas: El clima también influye en el juego. El calor, la lluvia y el viento repercuten en el estado físico de los jugadores y, por lo tanto, en el juego que se realiza en determinadas condiciones El estado físico de los jugadores: La forma física de los jugadores es importante. Una técnica excelente y una idea táctica idónea pueden tener éxito solo temporalmente. La técnica de los jugadores: Es un elemento esencial en el desarrollo táctico de un equipo, cuanta más técnica tengan los jugadores de un equipo, mejor será su desarrollo táctico colectivo. Las reglas de juego: El conocimiento detallado de las Reglas de Juego puede elevar el nivel táctico del jugador y del equipo. Tenemos que conocerlas de manera que podamos utilizarlas y aprovecharlas en interés del equipo en cualquier momento de cada partido de competición. En fútbol, la técnica y la táctica tienen una estrecha relación, están en completa armonía. Solo será correcta aquella táctica que considere, ante todo, la sapiencia técnica de los jugadores. Hay que adecuar la táctica a las condiciones técnicas de los jugadores y no al revés. La táctica puede ser moldeada con relativa rapidez, pero el nivel técnico requiere un entrenamiento planificado y prolongado. En todo caso, hay que elegir la táctica de manera que los jugadores sean capaces de ejecutarla técnicamente. Los entrenadores cometen muchas veces el error de señalar a los jugadores objetivos tácticos que no pueden solucionar por una preparación técnica inadecuada. Esta afirmación no excluye que podemos suplir en la práctica, en cierto grado, una técnica deficiente. La táctica debe tener en cuenta el grado de desarrollo técnico del equipo y también del equipo adversario.
  3. 3. Análisis del contexto de estudio El estudio que presento se realiza en un equipo de fútbol base categoría Cadete, donde el entorno está condicionado por las necesidades del club por ascender a la categoría perdida. Para ello disponemos de jugadores formados en el club, con una trayectoria positiva en las diferentes etapas de formación, consiguiendo ascender en alevines e infantiles a División de Honor. Los medios para el estudio son las instalaciones y material aportado por el club, así como el análisis por parte del entrenador de las características de los jugadores, tanto a nivel técnico como a nivel táctico. Para ello se realizaran tres sesiones de entrenamiento semanales durante los tres meses finales de la temporada. Se ha actuado partiendo de un equipo poco entrenado a nivel técnico y táctico. Se inicia con un proceso de estudio y de conocimiento general de los jugadores que componen la plantilla. Hay que tener en cuenta que el objetivo no es sólo evaluar a los jugadores, sino también conseguir una mejora importante en sus capacidades de juego. En el trabajo semanal se busca dicha mejora de la siguiente forma:  1ª sesión semanal: entrenamientos para la mejora de una o dos acciones técnicas con ejercicios específicos. No hay que olvidarse de los ejercicios de recuperación pospartido.  2ª sesión semanal: se realizan ejercicios tácticos para mejorar una o varias acciones tácticas concretas. También se trabajan ejercicios de para mejorar de la velocidad o fuerza explosiva, siempre interrelacionado con componentes tácticos.  3ª sesión: Se realizan ejercicios técnico-tácticos con acciones conminativas sobre los aspectos trabajados en las sesiones anteriores. Por tratarse de un equipo de fútbol base, debemos tener en cuenta a los padres y al entorno familiar. Hay distintos tipos de padres que visitan las gradas de los campos donde tienen lugar los partidos que disputan sus hijos. Al finalizar la temporada se realizan reuniones con los padres de los jugadores para explicar
  4. 4. cuáles son las expectativas con respecto a sus hijos como jugadores dentro del equipo, dando referencias de comportamiento y orientaciones psicológicas. Pedimos a los padres que no se muestran competitivos con sus hijos, que no comparen los resultados de sus hijos con sus propias batallitas de juventud. Que refuercen el esfuerzo, la progresión y el disfrutar jugando. Definición del problema El problema encontrado en este equipo es la falta de preparación psicológica para realizar los ejercicios dentro de una dinámica positiva. Además, la falta de preparación táctica y técnica es evidente. No tienen una buena rutina de trabajo. Durante toda la temporada anterior sólo han trabajado con juegos recreativos, rondós y partidos cortos, sin haber recibido un entrenamiento específico de técnica o de táctica. También se detecta una falta de preparación física, sobre todo en los ejercicios de fuerza y velocidad, que tiene como resultado que determinadas acciones técnicas sean deficientes. A nivel táctico no tienen ningún modelo de juego, para los jugadores la táctica es igual a formación, o sistema, 1-4-1-4-1 y poco más. Los conocimientos tácticos sólo son los adquiridos por los partidos jugados, no por un entrenamiento planificado y ejecutado correctamente. Existe una falta de preparación para poder conseguir un alto rendimiento deportivo a todos los niveles. Hay que trabajar desde la técnica hacia la táctica en los entrenamientos, para luego ver que resultados se consiguen en los partidos. A pesar de todo, la solución es posible. El objetivo será mejorar lo aprendido en etapas anteriores, así como iniciar y asimilar nuevos conceptos tácticos de ataque y defensa con trabajos específicos y en puestos específicos, buscando una mejora progresiva y fomentando una mayor exigencia competitiva. Considero que el nivel técnico es bueno para la etapa de formación en que están los jugadores, por lo tanto, la relación técnico-táctica tiene que ser la adecuada en cuanto los jugadores adquieran los conocimientos tácticos adecuados.
  5. 5. Concepto y marco teórico relativo al problema de estudio Este estudio se fundamentara en bibliografía consultada y en el seguimiento de trabajo de campo a través de la planificación y estructuración de los entrenamientos. Aquí expondremos la importancia de realizar entrenamientos planificados y estructurados, pasando de la técnica hacia la táctica y no al revés. “El entrenamiento no puede realizarse sin plan alguno, de modo improvisado, sin variaciones de intensidad y sin supuestas condiciones reales de juego. Es inútil tratar de inculcar teóricamente a los jugadores, antes de un partido, lo que no han ensayado en entrenamiento y, por lo tanto, no dominan” (Carlos Álvarez del Villar). “En algunos de mis artículos y publicaciones he establecido la definición de técnica como la habilidad para realizar las acciones con balón en interacción con la dimensión física del entorno, sometido a la oposición de los contrarios y contando con la colaboración de los compañeros. La técnica es ejecución. Pero se ejecuta por algo y para algo, no aisladamente. Técnica y táctica están
  6. 6. íntimamente relacionadas, en el desarrollo del juego una no puede existir sin la otra”. (Jesús Cuadrado Pino). “En fútbol, la técnica es un componente complejo del modelo de competición y no se puede encasillar en un departamento estanco. La técnica es ejecución pero, en todo caso, hay que contemplarla como un instrumento al servicio del juego” (Eduardo Covelo Mateo). “La formación de los futbolistas es un proceso complejo, personalmente diferenciado, integrador, creativo y eficaz puesto que la cita con los resultados preside toda la actividad futbolística. Cualquier proceso educativo tiende a la perfección, el perfeccionamiento posible de todos los que viven vinculados a esta empresa que es el equipo de fútbol. Luego habrá que analizar esos resultados, cómo se consiguieron, bajo qué condiciones, cuándo y por qué se obtuvieron; pero toda esta tarea critica también pertenece al proceso de la formación del futbolista”. (Santiago Coca). “El jugador debe conocer y entender la dinámica del juego, de lo contrario, actuará sin comprender lo que hace” Hipótesis y posibles soluciones Este trabajo plantea que al entrenamiento técnico-táctico le corresponde un aprendizaje de tipo cognitivo. El jugador debe conocer y entender la dinámica del juego, de lo contrario, actuará sin comprender lo que hace. Pregunta: ¿el trabajo que se plantea es el adecuado para este tipo de jugadores? Teniendo en cuenta que son jugadores cadetes, edad en la que ya se tiene un buen grado de comprensión, la solución es dar explicaciones claras y concretas sobre todos los contenidos técnicos-tácticos y guiarles un la toma de decisiones con correcciones positivas, motivando los jugadores y no decepcionándolos cuando cometen errores en la ejecución de las acciones entrenadas. Hay que tener en cuenta el efecto positivo que tiene la enseñanza sobre la compresión de la lógica interna en el juego del fútbol y el comportamiento táctico. Los conocimientos adquiridos de manera indiferenciada y por azar se convierten en automatismos
  7. 7. que se utilizan de forma rígida y no reflexiva, lo que lleva a cometer muchos errores y al estancamiento del pensamiento táctico. Pregunta: ¿los jugadores serán capaces de mejorar y progresar sobre sus propios errores? Aunque parezca contradictorio, hay sacar cosas positivas de lo aprendido de forma espontánea, por azar, o de las experiencias adquiridas en años anteriores. Lo importantes es la propuesta de un entrenamiento planificado y estructurado, basado sobre el estudio de las necesidades de desarrollo técnico- táctico de los jugadores. Pregunta: ¿cómo ha de actuar el entrenador para conseguir una mejora efectiva? La primera fase es realizar test o pruebas para el diagnóstico, con el fin de determinar el estado inicial de los conocimientos, la comprensión y el comportamiento técnico-táctico de los jugadores. La segunda fase será planificar y reestructurar los objetivos que tienen que ser mejorados. La tercera fase consistirá en realizar los trabajos preparados para la mejora de los jugadores. La cuarta fase volverá a ser, de nuevo, test o pruebas para evaluar las mejoras conseguidas. Una vez comprobado el nuevo nivel técnico-táctico de los jugadores, teniendo en cuenta los resultados, se presentan nuevas hipótesis.  Los jugadores mejoraron en técnica pero poco en táctica.- La solución es incidir sobre los contenidos tácticos, aumentando los porcentajes de tiempo de trabajo táctico. No hay que olvidar que la técnica soporta a la táctica, por lo tanto, no hay que dejar de entrenarla. Teniendo en cuenta que los entrenamientos serán integrados o interrelacionados, no es necesario trabajar la técnica de forma analítica.  Mejoraron el nivel táctico pero poco en el técnico.- En este caso la solución parecería ser la contraria del apartado anterior, pero no es así. SÍ que hay que aumentar el tiempo dedicado a los contenidos técnicos, pero también cambiar de trabajo integrado a analítico.  Mejoraron y progresaron en los dos.- Esto significa que la planificación es buena y las mejoras son positivas. Se deberá seguir trabajando y progresando sobre los contenidos entrenados.  Mejoraron poco en los dos.- En este caso lo que hay que hacer es realizar una auto-evaluación, ¿qué ha salido mal?
  8. 8. Objetivos Dentro de la clasificación de los objetivos tenemos que diferenciar entre los contenidos técnicos y los contenidos tácticos, sin olvidar la interrelación existente entre técnica y táctica. Para ello elaboraremos y el siguiente esquema. Contenidos El contenido de los fundamentos técnicos y tácticos que se enseña en los entrenamientos no debe ser arbitrario ni confuso. Es el entrenador, en primer lugar, quien debe poseer un conocimiento claro, funcional e interrelacionado de los principios tácticos que enseña, además de priorizar y adaptar las enseñanzas a las características de los estadios de desarrollo operatorio que se señalaron con anterioridad. La motivación hacia el aprendizaje se encuentra también
  9. 9. condicionada por el cumplimiento de estas condiciones de la estructura y presentación de los contenidos. “Ante determinada situación debemos estar en disposición de dar múltiples respuestas” Teniendo en cuenta que los jugadores están en la etapa de Formación- Educación-Competición, donde manejamos jugadores Cadetes con edades de 14-15 años, podemos plasmar sobre el terreno de juego una idea futbolística utilizando todo el abanico de principios tácticos ofensivos y defensivos, estrategia ofensiva y defensiva, manejar varios sistemas con sus variantes, focalizando tu programación técnico-táctica a la mejora y perfeccionamiento, no sólo a la enseñanza. Entrenar desde la resolución de problemas: El jugador de fútbol se encuentra con una serie constante de problemas a los que, de forma instantánea, debe encontrarle soluciones. Debe tomar decisiones en décimas de segundo y eso no es sencillo, por lo tanto debemos formar a los jugadores para que estén acostumbrados a esas situaciones que en el terreno de juego les acompañan durante el partido. Para dar respuesta a esa inmediatez, entrenar debe ser siempre una invitación para la mejora, un espacio en donde se aprende y se experimenta cada día, con la intención de interiorizar lo positivo y de modificar lo que es mejorable. Los objetivos fundamentales del entrenamiento deben ser mejorar, aprender, aportar, reflexionar; en definitiva, resolver problemas y cuestiones inherentes al deporte que nos gusta. Cuando sólo se acude para cumplir con la obligación se da la circunstancia de que el entrenamiento no es más que la ocupación de un tiempo que se debería utilizar en otros menesteres. Cada ejercicio debe acercarse a las situaciones reales de juego, y es aquí cuando el entrenador debe invitar a los jugadores a encontrar soluciones ante una determinada situación de partido. Veremos que las respuestas son variadas y ahí radica su riqueza, porque en fútbol no siempre se da lo que pensábamos. Ante determinada situación debemos estar en disposición de dar múltiples respuestas.
  10. 10. Dentro de las normas puse un marcha el concepto de “autoridad”, explicando que la autoridad no consiste en “mandar” puesto que palabra autoridad proviene de un verbo latino que significa algo así como “ayudar a crecer”, lo que implica la capacidad de restringir las propias apetencias que pudieran ir contra el grupo y aplazar la satisfacción de algunos placeres inmediatos en vistas al cumplimiento de objetivos recomendables a largo plazo. “Respeto” hacia las decisiones del cuerpo técnico. Y por último “comunicación”, dialogando con el entrenador para que éste ayude en la resolución de los problemas que puedan surgir. Actividades Las sesiones de entrenamiento, teniendo en cuenta que la competición es el sábado, se distribuirán de la siguiente manera durante el microciclo semanal del periodo de competición: 1ª sesión (lunes)  Tareas de entrenamiento con objetivos técnicos.  Ejercicios específicos de técnica, interrelacionando varias acciones como pase, control y tiro. No olvidar que siempre hay uno esfuerzo físico en toda acción, por lo tanto, hay que tener en cuenta las pausas en cada ejercicio. 2ª sesión (martes)  Tareas de entrenamiento con contenidos tácticos.  Buscar interrelación de dos o más contenidos tácticos en la tarea, siendo éstos defensivos, ofensivos o defensivos-ofensivos. Ejemplos: entrenar el despliegue en ataque y posteriormente el repliegue y la cobertura; entrenamiento del marcaje con su relación con el desmarque, la cobertura, la vigilancia defensiva y la temporización. Los ejercicios serán específicos de preparación táctica (teniendo en cuenta el soporte físico y técnico que requieren): ejercicios de entrenamiento para concreción del objetivo del juego, ejercicios denominados “meta especializados”, ejercicios dirigidos, ejercicios de entrenamiento por sectores, ejercicios para entrenamiento de las situaciones fijas del juego, ejercicios denominados competitivos.
  11. 11. 3ª sesión (jueves) Tareas de entrenamiento con contenidos técnico-táctico. Calentamiento con rondós y ejercicios de movilidad articular. Acciones combinativas con acciones técnicas (controles, pases, centros y remates) y tácticas (desmarques, paredes, desdoblamientos por banda y movimientos de cruce de los puntas). Ejercicios especifico de preparación, partidos cortos, partidos con superioridad e inferioridad. Recuperación con ejercicios técnicos. Dentro de la metodología para el desarrollo de los principios técnico- tácticos del fútbol buscaremos que los contenidos de los entrenamientos no sean arbitrarios ni confusos:  Es necesario priorizar y adaptar los ejercicios a las características de los jugadores.  Motivar a los jugadores hacia el aprendizaje.  Dosificar la cantidad de información nueva presentada en cada tarea.  Seleccionar y secuenciar la información,  Atraer y mantener la atención de los jugadores y ayudarles a distribuirla de modo eficaz utilizando correctamente el feedback.  Favorecer los automatismos de los procedimientos técnico-tácticos básicos.  Dosificar los ejercicios en los aprendizajes de un nuevo principio táctico.  Variación de las condiciones de realización de los ejercicios tácticos introduciendo variables como: número de contrarios, dimensiones de juego, finalidad del ejercicio, diversidad de ejercicios, tareas y espacios para facilitar la transferencia de los aprendizajes.  Ayudar a percibir lo aprendido de los fundamentos tácticos, de aplicación en el juego, sabiendo relacionar unos principios aprendidos con otros.  Promover entre los jugadores la reflexión sobre los aprendizajes técnico- tácticos. Es preciso plantear a los jugadores tareas y distintas situaciones problemáticas de modo que puedan encontrar por sí mismos la solución.
  12. 12.  Reparar ejercicios basados en las situaciones reales de juego que permitan tener varias respuestas (soluciones abiertas) y fomentar el cooperativismo de jugadores para su resolución. “Es preciso plantear a los jugadores tareas y distintas situaciones problemáticas de modo que puedan encontrar por sí mismos la solución” Metodología La metodología aplicada se desarrolla con la utilización de tres métodos de enseñanza: mando directo, asignación de tareas y descubrimiento guiado. Pero también se pueden realizar sesiones donde los jugadores puedan utilizar métodos de enseñanza recíproca y libre exploración. Aquí solo expondremos los métodos más utilizados. Los estilos de enseñanza no serán excluyentes unos de otros, sino que deben ser coherentes con las características de las tareas programadas. Mando directo: Cuando se realizan ejercicios con un modelo de entrenamiento analítico, ya sea técnico o táctico, se aplicara este método. El entrenador marca los objetivos de la sesión, organiza y explica todo, asegurando el cumplimiento normativo de la actividad, tiempo de práctica y pausas. Asimismo, el jugador deberá asumir las tareas tal y como han sido diseñadas. Solo se aplica en la parte principal y en ejercicios analíticos. Asignación de tareas: Se aplica en la parte final de las sesiones y en los ejercicios de juegos relacionados con la parte principal, buscando que el jugador asuma responsabilidades. Con estos ejercicios el jugador obtiene una mayor motivación. Debemos partir de tares que ya conocen los jugadores. La organización de estaciones nos permite una mayor competitividad entre jugadores. Los tipos de ejercicios serán analíticos o interrelacionados, según los contenidos y la parte de la sesión.
  13. 13. Descubrimiento guiado: Los ejercicios se diseñan para que los jugadores puedan decidir la posible respuesta que se presente. Se debe fijar el contenido a enseñar y secuenciar para que ayude a los jugadores en la toma de decisiones. Se utilizará sobre todo en sesiones tácticas, pero también se puede utilizar en ejercicios técnicos. Es importante esperar a corregir después de la ejecución del jugador y ofrecer una continua valoración de los resultados que permita al jugador mantener la motivación. Esto hace que gracias al feedback los jugadores se auto evalúen sus propias prácticas, ganando confianza y seguridad en sí mismos. Si la respuesta por parte del jugador no se adecua al plan previsto por el entrenador, éste deberá reconducir los ejercicios con nuevas incógnitas, animando a los jugadores a que sigan experimentando. Otras consideraciones metodológicas:  Adaptar el contenido de los entrenamientos a los conocimientos y capacidades previas de los jugadores.  Proporcionar información precisa y útil de los errores que se cometen en los aprendizajes.  Proporcionar la estimulación para que los jóvenes se sientan eficaces y competentes en el juego.  Orientar el feedback proporcionado por el entrenador más hacia la comprensión y correcta ejecución que hacia el resultado competitivo.
  14. 14. Realización La duración de cada sesión es de noventa minutos. El estudio que realizaremos está ubicado dentro del periodo de competición (marzo, abril y mayo). Con respecto a las tareas de la sesión, sólo reflejamos los aspectos técnicos y tácticos a trabajar, teniendo en cuenta que el lunes son contenidos técnicos, los martes tácticos y los jueves interrelación técnica-táctica.
  15. 15. Sesión tipo
  16. 16. Conclusiones relevantes  Los resultados son consecuencia de un entrenamiento planificado y estructurado para que los jugadores puedan desarrollar todo su potencial como jugadores de fútbol en posteriores etapas.  En cuanto a la relación entre las diferentes variables evaluadas se muestra una correlación positiva entre las acciones tácticas y las técnicas.  Se ha comprobado que las acciones sorpresivas de desmarque (ya sean de apoyo o ruptura) tienen al mismo tiempo una mayor eficacia en el éxito de la finalización con tiro (acciones que terminan en gol), así como en otras acciones técnico-tácticas como pases (mayor número de líneas de pase) y paredes (mayor velocidad de ejecución).  En los cambios de orientación se aprecia una mejor finalización de la acción, como consecuencia de la mejora técnica en el golpeo de balón.  En referencia a las acciones tácticas defensivas se mejora mucho, sobre todo en la predisposición al esfuerzo físico que contenían las acciones realizadas.  La interrelación de repliegue y presión ha sido perfectamente entendida y aplicada, así como la importancia de estar siempre en cobertura para realizar ayudas defensivas.  Después del análisis final podemos decir que todos los jugadores aumentaron sus aplicaciones tácticas.  Podemos decir que los jugadores aumentaron sus niveles técnicos pero, sobre todo, las mejoras fueron más importantes en cuanto a la pierna no hábil, la cual no había sido entrenada de forma correcta hasta ahora.  El juego de cabeza ha sido el concepto que menos ha mejorado en cuanto al nivel cuantitativo, quizás por la dificultad de coordinar el movimiento y por el miedo a golpearse con el adversario.  Todos los jugadores han conseguido mejorar y progresar en el conocimiento técnico y táctico, en mayor o menor grado, lo que les permitirá estar preparados para afrontar nuevos objetivos de aprendizaje. BIBLIOGRAFÍA  Alcacer J. y Ruiz A. (2002). Combatir y neutralizar, principios ofensivos y defensivos. www.wntrwnadores.info
  17. 17.  Cimolini, H. (2002). Conceptos de entrenamiento para Fútbol infantil http://www.entrenadores.info  Cimolini, H. (2002). Proyecto para divisiones inferiores. http://www.entrenadores.info  Comesaña, H. (2001). El proceso del fútbol formativo http://www.efdeportes.com/  José Luis Vera Rivera (2001) Metodología de entrenamiento de las acciones técnico-tácticas del tiro a portería en el fútbol de base. http://www.efdeportes.com/  D. Amico. Fútbol, ejercicios para el entrenamiento y la acción de juego. Editorial Stadium, Buenos Aires.  Martínez, h. Fútbol: caracterización de los modelos de enseñanza. Una oportunidad para el aprendizaje significativo http://www.efdeportes.com/ Revista Digital – Buenos Aires – Año 7 – Nº 36 – Mayo de 2001  Morcillo J. A. y Moreno, R. (1999). Fundamentos teórico-prácticos para la creación de situaciones de enseñanza-entrenamiento en fútbol  Pedro M. Sainz Sola. Orientaciones metodológicas par el entrenamiento de los fundamentos tácticos en el fútbol base desde la perspectiva de la psicología cognitiva. Revista TRAINING FÚTBOL nº 76.  Seirulo, Francisco (1996). Una propuesta para la construcción de sistemas de entrenamiento en los deportes colectivos. Madrid. Editorial popular. (1996).  Wein, Horst (1996). Fútbol Base Programas de Entrenamiento 14-15 años. Barcelona. Editorial Paidotribo.  Wein, Horst (1995). Fútbol a la medida del niño. Barcelona. Editorial Paidotribo.  Fraile Aranda, Antonio (2003). Metodología de la enseñanza y entrenamiento deportivo aplicada al fútbol. Escuela Nacional de Entrenadores. Madrid.  Mariano Moreno y Fernando De Mata (2003). Teoría y práctica del entrenamiento deportivo. Escuela Nacional de Entrenadores, Madrid.  Jef Sneyers (1989). Fútbol: Manual de entrenamiento. Editorial Hispano Europea.  Enrique Romera y José María Cano (2000). Síntesis de la preparación integral en las etapas de formación del fútbol base. El entrenador Español nº 84.  Enrique Ortega, Pilar Sainz y José María Escudero (2003). Propuesta metodológica para las tareas en el fútbol desde una perspectiva de la iniciación deportiva.  Revista TRAINING FÚTBOL. Diversos artículos de técnica, táctica y de fútbol base. VICENTE DÍAZ GARCÍA Entrenador Nacional de Fútbol. Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL)

×