Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

La chispa feb2016

100 vues

Publié le

La Chispa Proletaria Fevereiro 2016

Publié dans : Actualités & Politique
  • Soyez le premier à commenter

  • Soyez le premier à aimer ceci

La chispa feb2016

  1. 1. 2016 Contribucion voluntarialigacomunistadelostrabajadores@gmail.com Sección oficial de la Fracción Leninista Trotskista Internacional FLTI Proletarios de todos los países... Uníos! VENEZUELA: 16 de febrero 2016 HAMBRE, MISERIA, DESABASTECIMIENTO Y ESCASES, DESOCUPACIÓN, SERVICIOS BÁSICOS COLAPSADOS Y REPRESIÓN La Venezuela de los bolivarianos saqueada por el FMI… es una catástrofe para las masas EL HAMBRE Y LA MISERIA NO SE AGUANTAN MÁS Los únicos que pueden sacar a Venezuela de la crisis son los trabajadores y los explotados ¡El dinero para los alimentos del pueblo está, se lo lleva el imperialismo! ¡Fuera el FMI! ¡Expropiación de las trasnacionales! ¡Desconocimiento de toda la deuda externa, ni un dólar más al FMI y Wall Street! ¡Expropiación sin pago y bajo control obrero de todos los bancos, de la cadena de comercialización de alimentos y todos los monopolios imperialistas! ¡Nacionalización del comercio exterior! ¡Basta de Maduro y la estafa de la revolución bolivariana! ¡Basta de MUD! ¡Todos son lacayos del FMI y el imperialismo! ¡Todos quieren aplicar el gasolinazo! ¡Todos quieren matar de hambre al pueblo! ¡Fuera la casta de oficiales de las FANB, asesina del Caracazo y guardianes de los negocios del imperialismo! ¡QUE SE VAYAN TODOS, QUE NO QUEDE NI UNO SOLO! La solución para los explotados, la marcaron los obreros de SIDOR que hoy están de pie: “No creemos en socialistas con Hummer, ni en comunistas con Rolex… Creemos en la revolución de los trabajadores” A una semana del paquetazo de Maduro con el aumento de la gasolina y una nueva devaluación del dólar que profundiza la miseria y el hambre en los trabajadores y el pueblo.... La única salida a la catástrofe impuesta por la boliburguesia y la Mud es que la clase obrera y los explotados tomen la salida en sus manos...
  2. 2. Para poder comer, la clase obrera debe tomar ya la solución en sus manos * ¡Hay que tomar toda la cadena de distribución, comercialización y almacenamiento de los alimentos y ponerla bajo control de los comités de trabajadores y los explotados! *¡Hay que ocupar y poner a producir bajo control obrero toda fábrica que cierre, suspenda o despida! *¡Hay que tomar todas las refinerías y pozos de petróleo! ¡El petroleó para los trabajadores y el pueblo… No para la boliburguesía y la oligarquía de la MUD, que se lo entregaron todo al imperialismo! *¡Hay que tomar todas las tierras fértiles de la oligarquía para producir alimentos para las masas hambrientas, bajo control de los trabajadores y los campesinos pobres! HAY QUE PONER EN PIE SIN DEMORA, LOS ORGANISMOS PARA ESTA LUCHA Y QUE REPRESENTEN REALMENTE A LA MAYORÍA DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO POBRE DE VENEZUELA Hay que conformar los comités obreros y populares de abasteciemiento, los comités de fábrica, de desocupados, de campesinos pobres y de autodefensa obrera Abajo la burocracia sindical de CTV, CSBT, el FADES, y la UNT. Hay que refundar la UNT de abajo hacia arriba, sin burócratas colaboracionistas. Comites de soldados rasos para defender con sus armas la lucha del pueblo por el pan Hay que preparar… ¡LA HUELGA GENERAL REVOLUCIONARIA! Para defender los intereses del pueblo pobre y su legitimo derecho a comer y a tomar en sus manos lo que es suyo y se lo roba la boliburguesía y la oligarquía de la MUD al servicio de Obama y el FMI… ¡Por una verdadera milicia obrera y popular de los trabajadores y hambrientos de Venezuela! ¡La rebelión de los esclavos no es delito, es justicia! ¡Por un Caracazo organizado y triunfante! ¡POR UNA VENEZUELA OBRERA Y SOCIALISTA, SIN GENERALES, PATRONES NI BANQUEROS IMPERIALISTAS! En medio de la nueva ronda del crack mundial, la crisis china y el hundimiento del precio del petróleo, el imperialismo profundiza su ofensiva sobre la ya saqueada Venezuela para que los costos de la crisis la paguen las masas. Venezuela, como país monoproductor de petróleo, quedó dislocada de la división mundial del trabajo y ya no encuentra salida. A dos meses de las elecciones, esta crisis mundial aceleró los tiempos del ataque por parte del gobierno de Maduro, que está sostenido por la mayoría parlamentaria de la MUD, actuando de hecho como un co- gobierno. Lo mismo sucede enArgentina, donde el kirchnerismo, ahora en la oposición sostiene el feroz ataque del gobierno de Macri contra los trabajadores. ¡Basta de estafa y de engaños! ¡Son todos sirvientes del imperialismo y pagadores seriales al FMI! Hambreando al pueblo trabajador, el gobierno bolivariano pagó “sagradamente” 10,500 millones de dólares de deuda externa el año pasado y pretende hacerlo igual este 2016, con 14,000 millones de dólares, de los que, en este mes de febrero, debe cancelar sólo en intereses 2,000 millones de dólares. Para esto ya es inminente el anuncio del Gasolinazo. Preparan el aumento escalonado de los servicios públicos e impuestos directos, mientras terminan de desmantelar lo poco que queda de las míseras Misiones, al tiempo que preparan nuevas exenciones tributarias para la burguesía, así como la privatización de las empresas estatizadas y la entrega total de la primera reserva mundial de petróleo ubicada en la faja del Orinoco. Los bolivarianos, expropiando la lucha revolucionaria de las masas, demostraron ser tan sólo un rodeo para atar con triples cadenas la nación al imperialismo, aplicando el plan de Capriles-MUD y WallStreet. La situación de los trabajadores y el pueblo pobre en Venezuela es insoportable. El 80% gana un salario mínimo de Bs. 9648 que -al tipo de cambio real de Bs. 1000 por dólar- equivale a menos de miserables 10 dólares por mes. Hay un 70% de desabastecimiento de alimentos y productos básicos para el pueblo pobre, que debe soportar 12 horas de colas para obtener un litro de leche o un poco de arroz a precio subsidiado, volviendo muchas veces a casa con las manos vacías, sin alimentos para sus hijos (mientras la burguesía y la pequeño burguesía rica tiene los dólares para obtener todos los productos en los supermercados a precios siderales). Hay un 30% de escasez que aumenta día a día, 50% de pobreza absoluta, la salud pública y los medicamentos prácticamente inexistentes, todos los servicios públicos colapsados y una inflación del 270% anual, la más alta del mundo en 2015. En la crisis, el imperialismo y la burguesía hacen fabulosos negocios con la hiperinflación y el aumento de los precios, mientras se agrava la miseria y penurias de las masas. Las masas desesperadas por el hambre y la miseria chocan a diario con lasfuerzasrepresivasenlascolasdelosgrandessupermercados. Es esta situación de barbarie la que ya los trabajadores no 2
  3. 3. soportamos más. La burguesía lacaya, tanto bolivariana como la del Pacto de Punto Fijo, lo sabe y por ello teme una irrupción de masas. Saben èstas son las mismas condiciones que motorizaron las revoluciones por el pan en el Magreb y Medio Oriente contra los regímenes dictatoriales y sirvientes del imperialismo. Tienen terror que las masas venezolanas sigan el camino de sus hemanos de clase de Haiti que se rebelaron contra el hambre y represión de las tropas de ocupación de la ONU de la Minustah. El camino a seguir de las masas venezolanas para comer y conquistar el pan, no es otro que el que tomaron las masas libias, sirias, tunecinas, egipcias, yemeníes y afganas: la lucha revolucionaria contra los regímeneshambreadoresdelpueblo. Frente al debilitamiento del gobierno de Maduro, se debate sobre la forma de la transición y cambio de gobierno: si es sustituyendo al gobierno directa e inmediatamente por Referendo Revocatorio o si se hace por renuncia concertada, y convocar a una nueva trampa electoral, para tratar de conjurar el peligro de que las masas se insurreccionen e irrumpan en la escena política. Bajo el mando de Obama, Capriles y la MUD aún sostienen a Maduro y le exigen que vaya hasta el final y aplique el inminente Gasolinazo, eliminando el subsidio millonario al combustible, lo que profundizará aún más las penurias de los explotados. Eso sí, en cualquiera de las variantes que se discuten, el principal garante de la propiedad de los capitalistas, serán las contrarrevolucionarias Fuerzas Armadas Bolivarianas, con su casta de oficiles asesina de miles de obreros en el Caracazo, que no dudarán en intervenir si las masas osan levantarse, tal cual lo hizo y lo hace, bajo el mando de Obama y las trasnacionales imperialistas, Al Assad ahogando en sangre la revolución por el pan de los trabajadores y el pueblo sirio. Por eso fue Maduro junto a los hermanos Castro y los bolivarianos, los que sostuvieron ayer aKhadafyyhoyalasesinoygenocidaAlAssad. En eso consiste la discusión entre los chavistas desde el Ejecutivo y el Tribunal Supremo de Justicia, por un lado, y la Asamblea Nacional controlada por la MUD, por otro lado. Es que los tiempos se han acelerado y antes que venga una irrupción de masas, ya discuten abiertamente las alternativas de la transición ordenada dentro del marco de la Constitución Bolivariana del ya débil gobierno de Maduro, mientras terminan de usar a éste tal cual limón exprimido. Por eso, la MUD llama para los próximos días a “movilizaciones pacíficas” para “presionar” y adelantar su salida. Maduro se niega hasta el momento a dejarel poder. Estamos a las puertas de una posible crisis política, mientras los explotados son los que pagan la crisis que ellos provocaron. La MUD intenta engañaral pueblo, cuando en realidad son igual de lacayos del FMI que el gobierno de Maduro y responsables de las penurias delasmasas. De esto se trata el pacto Maduro-Capriles, sellado ante la muerte de Chávez, que todo el reformismo oculta: pese a sus diferencias, la burguesía de conjunto acordó que la bancarrota de la nación la paguen las masas para garantizar la gananciadesus amosdeWallStreet. De la mano de las diferentes pandillas burguesas no hay ninguna salida para los trabajadores y el pueblo, sólo más miseria, hambre y superexplotación para terminar de succionar hasta la última gota de la ya desangrada Venezuela. Las masas deben ir por lo suyo y tomar su destino en sus propias manos yendo a buscar el alimento y todo lo que necesitan para subsistir donde está, tomando bajo su control de forma inmediata todas las grandes cadenas de supermercados y toda la cadena de comercialización de alimentos; ocupando todas las fábricas que cierran, suspenden o despidan poniéndolas a producir bajo control de los trabajadores, y tomandose todos los pozos de petróleo y las refinarías con las que han lucrado los bolivarianos y la MUD como socios menores del imperialismo. Las tierras fértiles de la oligarquía tienen que ser arrebatadas por los trabajadores y los campesinos pobres para producirlosalimentosquesenecesitan. La lucha por el pan de las familias obreras no se delega. Para ir por lo que es nuestro, hay que poner en pie los organismos de lucha que representen a la verdadera Venezuela, la de sus trabajadores y explotados. Tienen que surguir los comités de abastecimiento, los comités de fabrica y de huelga, de los campesinos pobres para imponer estas tareas, que son las más elementales para garantizar elalimentoparalosexplotados. Con la sublevación de los explotados alzándose por lo que es suyo y tomando la solución de la crisis en sus manos, vendrá el 3
  4. 4. verdadero orden para las masas contra el caos impuesto por la burguesía y el imperialismo. Imponiendo la huelga general revolucionaria y retomando el camino del caracazo, pero esta vez organizado y triunfante, que es lo que se merecen los bolivarianos, la MUD y el imperialismo. Este es el camino que marcaron los obreros de Sidor con su grito de “No creemos en socialistas de Hummer, ni en comunistas con Rolex. Creemos en la revolución de los trabajadores” y que hoy, pese al cerco y al ailamiento de las direcciones sindicales y la izquierda reformista, vuelven a ponerse enpiedeluchay enfrentanlarepresióndelaguardiabolivariana. Al igual que en el caracazo, la casta de oficiales hoy revestidas de bolivariana, ya esta preparada para aplastar a las masas si fuese necesario para defender la propiedad y los intereses del imperialismo. Los soldados rasos deben romper con la oficialidad asesina de las FANB, conformar sus comités y poner las armas al servicio de los trabajadores y los explotados para defender la lucha por conqusitar el alimento del pueblo venezolano: tienen quesurgirlaverdaderamiliciaobreraypopular. Para que los trabajadores y el pueblo pobre de Venezuela coman y vivan, el imperialismo debe morir. ¡Basta de Maduro y la MUD! Nos declararon una guerra de clases: ¡Son ellos o nosotros! ¡POR UNA VENEZUELA OBRERA Y SOCIALISTA, SIN GENERALES, PATRONES NI BANQUEROS IMPERIALISTAS! 4 A 27 años del “CARACAZO” A propósito del ocaso del chavismo… Chávez, Cabello y la casta de oficiales de las FANB fueron todos coroneles en la masacre de miles de trabajadores venezolanos durante el “Caracazo” y sus enterradores. De la mano de los hermanos Castro y la estafa de la revolución bolivariana, sostenidos por la izquierda reformista mundial, fueron los expropiadores de la revolución obrera y campesina de finales del SXX y principios del SXXI en el continente americano. Ante la catástrofe actual de la Venezuela saqueada por el imperialismo, la clase obrera y los explotados deben volver por lo suyo… ¡Por un Caracazo organizado y triunfante! Reproducimos el artículo editado en el Organizador Obrero Internacional N° 22, del 20 de marzo de 2013. LOS VERDADEROS COMBATIENTES ANTIIMPERIALISTAS DE VENEZUELA SON LOS EXPLOTADOS QUE SE INSURRECCIONARON EN EL CARACAZO CONTRA EL FMI Y QUE EN EL ´96/´97 RECUPERARON LOS SINDICATOS Y LAS ORGANIZACIONES OBRERAS PARA LA LUCHA Plantear que Chávez fue quien encabezó la lucha antiimperialista de las masas venezolanas, que es la expresión directa de estas luchas y que no las terminó de llevar hasta el final, y que para ello necesita la presión de los socialistas y de las masas, es una traición al proletariado. Es embellecer a la burguesía nacional venezolana. Es encubrir a los asesinos de los obreros. Es decirle al proletariado que hay burgueses “buenos” que vinieron a hacerles concesiones a humildes que no se las pueden conseguir por sí mismos. Es pintar el mundo al revés. Es envenenar la consciencia de las masas. Repetimos, esto es ser un vil traidor. Esta posición no tiene que ver con la vida, ni con el chavismo, ni fundamentalmente con el marxismo. El chavismo y el nacionalismo burgués son la expropiación de la lucha antiimperialista del proletariado y los explotados de las naciones oprimidas del continente. Hablemos claro. El que enfrentó al imperialismo; el que derrotó a la IV república y al pacto de Punto Fijo; el que lo demolió desde sus cimientos no fue Chávez ni esa casta de oficiales asesina del ejército venezolano, que masacró a más de 2000 obreros y campesinos del Caracazo en una de las más grandes masacres históricas protagonizada por los explotadores contra los explotados en un combate de masas en 1989. Continua pagina 6
  5. 5. Ya no se puede engañar más a la clase obrera. Las direcciones del Foro Social Mundial fueron quienes sostuvieron durante más de diez años a los gobiernos bolivarianos vistiéndolos de progresistas, antiimperialistas y socialistas predicando junto a los hermanos Castro el engaño del “Socialismo del Siglo XXI” y la estafa de la “revolución bolivariana”. Hoy, lo siguen sosteniendo a l c h a v i s m o a ú n e n s u o c a s o . Se niegan a decirle a las masas venezolanas que para comer deben tomar en sus manos lo que es suyo, luchando por el pan y unir sus filas para derrotar al gobierno de Maduro, ese cipayo de Obama y el FMI. Se niegan a decirle a las masas que tienen la solución al problema del hambre en sus manos, expropiando al imperialismo e i m p o n i e n d o u n P l a n O b r e r o d e E m e rg e n c i a . Las direcciones que ayer como Allan Wood le llevaron el Programa de Transición a Chávez, vistiéndolo de trotskysta, y Chirino (UIT-CI) desde la C-Cura, que en el Foro Social Mundial de Túnez de 2013 le rindó homenaje a Chávez, tienen que rendir cuentas ante el proletariado venezolano y mundial por las consecuencias de su política de sometimiento de la clase obrera a la burguesía, que le allanó el camino a la restauración capitalista en Cuba y al saqueo de Venezuela. Tienen que explicar por qué sostuvieron la estafa de un supuesto “socialismo” de los bolivarianos, mientras hoy los Castro afirman que el socialismo ya no es posible ni siquiera en Cuba. Tienen que explicar por qué dijeron que los bolivarianos eran progresistas mientras éstos apoyan y aplauden la masacre del genocida Al Assad contra las masas sirias. Y luego de sostener durante más de una década la estafa de la revolución bolivariana, se lamentan de la falta de “independencia política” y del “atraso de la conciencia de las masas”. ¡Cínicos! Pretenden que las masas defiendan al socialismo, cuando fueron ellos quienes ensuciaron sus banderas y las bastardearon, y en nombre del socialismo se impuso la entrega de la nación al imperialismo. Hoy, estas direcciones vienen de realizar un Foro para debatir como debatir un plan anticrisis para el “ajuste que se viene”, cuando la catástrofe ya esta aca, negándose a llamar a las masas a sublevarse, a expropiar a las trasnacionales y a poner en pie de forma inmediata sus organizasmosdeluchayautodefensa. Contra el pacto Obama-Castro bendecido por el Papa Francisco, contra la estafa de la revolución bolivariana, la clase obrera y las masas del continente americano deben seguir el camino de la r e v o l u c i ó n o b r e r a y s o c i a l i s t a , Los trotskistas que levantamos las banderas de la IVInternacional decimos: ¡lo que no va más es este sistema capitalista agónico, que lo único que tiene para darle a sus esclavos es miseria absoluta, muerte y represión! Contra eso se levantaron los hambrientos de Haití. ¡Viva la rebelión de los esclavos haitianos! ¡Viva la lucha de los trabajadores de los fast foods en Estados Unidos, por U$S 15 la hora de trabajo! ¡Ésta debe ser la demanda de todos los trabajadores del continente! ¡Ellos son nuestros aliados! ¡Yanquis Go Home! ¡Fuera las bases yanquis de Colombia y toda América Latina! ¡Fuera la Minustah con sus tropas bolivarianas de Haití bajo el mando de la ONU y EEUU! ¡Los trabajadores venezolanos y de todo el continente americano, deben ponerse de pie junto a sus hermanos de clase masacrados en Siria! ¡Libertad a los luchadores antimperialistas presos y torturados en Guantanamo! ¡Libertad a todos los presos políticos delmundo! ¡Venezuela, Cuba y toda América Latina serán socialistas o serán colonias de Wall Street! ¡Por una sola revolución en el continente americano!¡Ese es el único camino para derrotar la restauración capitalista en Cuba y recuperarla como bastión de la revolución mundial! Se derrumba el engaño, sostenido por la izquierda reformista mundial... Contra la estafa de la “Revolución Bolivariana” hay que poner en pie la verdadera Revolución Obrera y Socialista De la mano del pacto Obama-Castro restauran el capitalismo en Cuba y les dicen a la clase obrera del mundo que “el socialismo no va más”: ¡lo que no va más es este sistema capitalista putrefacto que sólo tiene hambre, miseria y masacre para los explotados! 5
  6. 6. 6 El Caracazo fue una de las jornadas y luchas antiimperialistas más fenomenales de la clase obrera latinoamericana. Ésta fue una gesta extraordinaria contra el estrangulamiento que, con las deudas externas y el FMI, le imponía el imperialismo a los pueblos oprimidos de América Latina. Esto es lo que los lacayos de la burguesía no quieren que se diga. Esa es la verdad. Fue el Caracazo el que dejó herida de muerte a la IV República y a su plan de ataque a las masas. Fue una verdadera semi insurrección de masas que chocó violentamente en durísimos combates de barricadas en las calles contra la soldadesca asesina bajo las órdenes del FMI. Hoy, cuando vemos en Libia y en Siria cómo se desintegró el ejército y millares de soldados rasos se pasaron al lado del pueblo con sus armas en la mano, y lo comparamos con el Caracazo de ayer y vemos la acción de Chávez en el mismo, podemos ver cómo se desenmascara toda la demagogia obrerista y populista del “socialismo del siglo XXI”. En el Caracazo, Chávez y los asesinos de esa casta de oficiales se cansaron de matar a obreros. Sus generales y coroneles bolivarianos tienen todos las manos manchadas con sangre obrera. Ninguno de la casta de oficiales se pasó con sus armas a luchar con el pueblo insurreccionado. En el Caracazo, las trincheras de clase estuvieron claras. El engaño del chavismo años después y toda su labor hasta hoy consiste en disolver esas fronteras de clase y enterrar bajo la loza de los cementerios a los explotados que lo combatieron. Chávez vino con su golpe de estado en 1992 cuando ya la marea revolucionaria había pasado, las masas ya habían sido masacradas, y se acentuaba un provisorio reflujo de los explotados. Quieren que los oprimidos se olviden de sus enemigos y opresores y hacerlos pasar como sus aliados. Ese es el movimiento bolivariano: un puñado de asesinos del pueblo, llevados al poder para engañarlo sobre el hombro de todas las corrientes reformistas y burocracias de las organizaciones obreras del continente americano. El Caracazo fue una fenomenal semi-insurrección de masas. Para el sindicalismo y el obrerismo, que no haya sido una lucha organizada desde las organizaciones obreras, es decir por los sindicatos, no le da a éste un carácter histórico y revolucionario de acción de los explotados. Esta posición ignora, como visión sindicalista, que el inicio de todo proceso revolucionario es, una acción de masas independiente, que enfrenta políticamente al régimen y al gobierno burgués. La misma rompe todo control del estado burgués y de todas sus instituciones. Se comienza a distinguir quienes son los enemigos. Sus participantes fecundan sus ideas y su acción insurreccional en la medida que ellas ven una salida por momentos desesperada para los dolores de su existencia. Ahí está su consciencia elemental que supera los límites inclusive de sus organizaciones a las que debe superar y muchas veces ignorar para entrar al combate. Como decía Lenin y Marx, toda revolución es una fenomenal acción de masas donde intervienen masas que nunca lo hicieron. Entran al combate “pobres diablos”, que siempre fueron librados a su suerte por las aristocracias y burocracias obreras. Pelean hasta los porteros, al decir de Trotsky. Y allí radica la fuerza de esta lucha política de masas. Es que el proletariado no está solo. Amplios sectores de las masas entran al torrente revolucionario. Lo acompañan millones de explotados en el combate, inclusive clases medias arruinadas se incorporan al torrente de la lucha. El sindicalista no entiende que esto es expresión de fortaleza de la clase obrera, son arrastradas al combate masas desencantadas que en toda su vida han seguido a todas las instituciones burguesas y jamás antes han entrado a la
  7. 7. 7 lucha. Son aquellos millones de explotados que no son tenidos en cuenta por los sindicatos y las organizaciones obreras dirigidas por la burocracia, que no agrupan a más de un 5 o 10% de la clase obrera. En Venezuela esto tiene un enorme significado. Allí, en un país monoproductor de petróleo, en los '90 el barril pasó a valer 8 dólares. El estallido de una lucha política de masas era inminente. Es que la hambruna generalizada se había e x t e n d i d o e n t o d a l a p o b l a c i ó n . El 82% de la población vivía –y sigue viviendo- por debajo de la línea de la pobreza. El 70% de la fuerza de trabajo está en una desocupación crónica. Millones de trabajadores y campesinos hambrientos y semi-analfabetos se agolpan en los cerros de Caracas y las grandes ciudades. Una primitiva economía informal había dejado, como lo hace hoy, a millones de obreros desocupados librados a su suerte. En el Caracazo fue la central sindical de la CTV la que jugaba todo un rol contrarrevolucionario de dejar separados a los desocupados de la clase obrera ocupada. En esa acción revolucionaria, la CTV estalló por los aires. El Caracazo, el hambre y los impuestazos son los que unieron las filas obreras. Fue el látigo del capital el que empujó a todos los sectores a una irrupción revolucionaria espontánea. En esto consiste la lucha política de masas, que el economicista-sindicalista jamás podrá entender. En la lucha política queda atrás la fase de paz social. Los explotados en el medio del crack y la crisis ya no ven que presionando sobre los patrones pueden conseguir más nada. Sienten que hay que golpear al gobierno, al régimen para no morir de hambre. Es un peldaño altísimo en relación a la lucha económica y sindical, pero inferior a una insurrección organizada con objetivos y metas claras para arrebatarle al enemigo el poder. Esa es la fortaleza y la debilidad de toda semiinsurrección o revuelta espontánea de masas; porque rompe el aislamiento de la clase obrera, pero en última instancia no logra centralizarlo y encausarlo en una estrategia soviética, porque el proletariado no tiene una dirección revolucionaria a su frente capaz de establecer la alianza obrera y campesina o la alianza obrero y popular. El Caracazo fue una semi-insurrección que no tuvo un partido revolucionario al frente y de ahí su principal limitación puesto que su resultado en lo inmediato, que dejó herido de muerte al régimen del Pacto de Punto Fijo, no logró avanzar a poner en pie organismos de doble poder, es decir, soviéticos, de toda las masas que ingresaron al combate revolucionario, ni pudo terminar de partir al ejército horizontalmente y transformarse en una insurrección victoriosa. Ello facilitó la expropiación posterior por parte de la burguesía de ese fenomenal e histórico combate de masas, que fue el primero y más decisivo combate histórico de las masas latinoamericanas contra el estrangulamiento y el saqueo de los países del continente por parte del imperialismo mediante las fraudulentas deudas externas... la más grande estafa del siglo XX. El Caracazo se dio, en el momento en que retrocedía el proletariado mundial y llegaba la noche negra de la restauración capitalista en los ex estados obreros. De allí su carácter “inconsciente”, “fugaz”…. olvidado, pero que pese a ello y pese a todos dejo sin legitimidad al régimen de la entrega y la miseria del pacto de Punto Fijo y selló su muerte. Aunque por estas condiciones internacionales, su resultado se viera en cámara lenta y le diera tiempo a la burguesía para ordenar su salida, sin una crisis revolucionaria en las alturas, que luego el chavismo, como aborto de ese proceso, capitalizó. El Caracazo fue la acción más grande anti imperialista de masas de la clase obrera venezolana y el chavismo fue su negación. Sus aliados no fueron los generales expropiadores de su combate sino el proceso de revoluciones que posteriormente y ya ingresados al siglo XXI continuaron su labor como los levantamientos revolucionarias anti imperialistas de Ecuador, Bolivia, Argentina, etc. Esta es la verdad y la tarea del marxismo revolucionario consiste en correr el velo de la trampa y la mentira que las direcciones traidoras del proletariado desparraman sobre los explotados para que estos dejen de confiar en sus fuerzas y se sometan a la manipulación y al engaño, al populismo de manos vacías de las clases explotadoras. El Caracazo venezolano abrió el periodo histórico de ruptura de la paz social y abrió una fase de guerra civil que aún está latente en las condiciones de Venezuela, en las condiciones latinoamericanas y a nivel mundial. Es que esta vez, desde el 2008 es el capitalismo el que ha recibido “su '89” y deja cada vez más al descubierto a ese populismo chavista de manos vacías. Como decía Trotsky: “La verdad es que la guerra civil constituye una etapa determinada de la lucha de clases cuando esta, al romper los marcos de la legalidad llega a situarse en el plano de un enfrentamiento público en cierta medida físico, de las fuerzas en oposición. Concebida de esta manera la guerra civil abarca las insurrecciones espontáneas determinadas por causas locales, las i n t e r v e n c i o n e s s a n g u i n a r i a s d e l a s h o r d a s
  8. 8. 8 contrarrevolucionarias, la huelga general revolucionarias, la insurrección por la toma del poder y el periodo de liquidación a las tentativas de levantamiento contrarrevolucionarias”. Indudablemente lo que el chavismo vino a interrumpir es esa secuencia. Pero esa secuencia es el triunfo de la revolución proletaria. Por ello la revolución bolivariana no es más que su aborto. El Caracazo tuvo su paradoja, abrió una situación revolucionaria en Venezuela que terminó dándole el poder a Chávez que vino a abortar la emergencia del doble poder soviético, y la ruptura horizontal del ejército. En ello jugó la vida y su propia existencia todas las direcciones traidoras del proletariado mundial, reagrupadas y centralizadas todas en el FSM. Así definía Trotsky la revolución de febrero, con esta paradoja. Afirmaba: “La burguesía tomó el poder a espaldas del pueblo. No tenía ningún punto de apoyo en las clases trabajadoras. Pero, con el poder consiguió algo así como un punto de apoyo de segunda mano: los mencheviques y los Socialistas Revolucionarios. Elevados a la altura por las masas, otorgaron un voto de confianza a la burguesía. Si examinásemos esta operación desde el punto de vista de la democracia formal, nos encontraremos ante algo parecido a unas elecciones de segundo grado, en las cuales los mencheviques y SR desempeñan el papel técnico de eslabón intermedio, esto es, de compromisarios electorales de los cadete” Estos son los stalinistas, el castrismo, sostenidos y legitimados por los renegados del trotskismo: electores intermedios de Chávez, los Kirchner, los Lula, Los enfrentamientos durante el Caracazo dejan miles de mártires los Morales y…LOS OBAMA. Posteriormente, surgió una oleada de lucha de los trabajadores contra el paquetazo de Caldera en el '97. Con marchas en las calles, paros, huelgas y duras luchas se derrota el plan de Caldera. Del '96 al '98 la clase obrera recompone sus fuerzas. Queda atrás el reflujo luego de la masacre del Caracazo. La clase obrera latinoamericana comienza luchas ofensivas. Comienza la revolución ecuatoriana. Una oleada de huelgas y luchas sacude a la Argentina. Es el despertar de las masas del subcontinente. El proletariado venezolano recupera comités de fábricas y sus sindicatos, e inicia un auge proletario con durísimas luchas contra la burocracia y la patronal. Pero las viejas organizaciones recuperadas y las nuevas conquistadas son luego, en el '98, estatizadas, puesto que toda la izquierda que se encaramó en esa lucha terminó apoyando a Chávez y le entregó a éste el control de las grandes organizaciones de lucha conquistadas. La clase obrera venezolana fue la vanguardia, en los '90, del proletariado latinoamericano con una fenomenal lucha política de masas, que fue el Caracazo, y con un auge proletario en el '96/'98 que terminó de demoler al régimen del Pacto del Punto Fijo y sus partidos. Así, la burguesía aterrorizada, fue a buscar a su coronel “nacionalista” y progresista” para engañar a las masas, desviar el ascenso revolucionario y cerrar el paso al avance de la revolución socialista en Venezuela, que se venía abriendo camino en una década de combates. CarlosMunzer Pacto de Punto Fijo

×