Creencias fundamentales 05

Misión Peruana del Norte
Misión Peruana del NortePastor Distrital à Misión Peruana del Norte

Creencias Fundamentales de la IASD Preparadas por el Pr. Eduardo Bailón

SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL
Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón
09
LA VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO
La entrada del pecado en el Universo no tomó a Dios por sorpresa. Antes que
surgiera Él lo había previsto y había tomado medidas para enfrentarlo. Cristo es el
“Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (Apoc 13:8). Para
combatir el misterio de la iniquidad Dios proveería el misterio de la cruz. Él
mismo proporcionaría la respuesta al problema del pecado enviando a su Hijo
para que fuese Emmanuel, Dios con nosotros (Mat 1:23).
Aunque completamente humano, Jesús llevó una vida de perfecta obediencia a la
voluntad divina. Atacado por el tentador, sufrió hasta la muerte y fue probado “en
todo” como nosotros, pero obtuvo la victoria en toda tribulación (Heb 2:18; 4:15). El
Señor deshizo en el desierto lo que Adán y Eva habían hecho en el Jardín del Edén:
Permaneció fiel y leal a la Palabra de Dios. Como encarnación del nuevo Israel,
Cristo también alcanzó la victoria donde Israel había fallado (nota que las respuestas
de Cristo a Satanás están extraídas de pasajes de Deuteronomio -8:3; 6:16; 6:13- que
hablan de la infidelidad de Israel en el desierto).
Con su vida de sumisión y obediencia a la voluntad divina, Cristo truncó los ataques
de Satanás contra a Ley. Él cumplió la Ley (Mat 5:17-19), demostrando por precepto
y ejemplo la riqueza y la profundidad de las normas divinas. Así, por medio de su vida
como hombre entre nosotros Cristo mostró cómo es la verdadera humanidad: una
humanidad obediente a Dios.
Sin embargo, para solucionar el problema del pecado no era suficiente que Jesús
viviera una vida perfecta. Bajo las provisiones del pacto perpetuo Él debía ser “el
Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29). El plan de Dios para
salvarnos señalaba inevitablemente la cruz.
“Cristo murió por nuestros pecados” (1 Cor 15:3). Tomó sobre sí nuestro pecado,
murió nuestra muerte, de modo que podamos recibir su justicia y vivir su vida (2 Cor
5:21). Fue “herido por nuestras rebeliones” (Isa 53:5). A la luz de la cruz vemos la
enormidad del pecado y quedamos atónitos ante el inconmensurable amor de
Dios por nosotros (Gál 6:14).
Crucificado el viernes a la mañana, muerto y sepultado a la tarde, rompió las ligaduras
de la tumba el domingo por la mañana. La tumba no pudo retenerlo. Se levantó
como un conquistador tanto sobre la muerte como sobre el pecado. Penetrando en el
reino de la muerte destruyó “al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo”
(Heb 2:14), y pasó a ser “el primogénito de los muertos” (Apoc 1:5), el que tiene “las
llaves de la muerte y del Hades” (Apoc 1:18). Su victoria sobre la muerte asegura la
nuestra. “Porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Juan 14:19). Dicha victoria
también garantiza el resultado final de la gran controversia entre el bien y el mal.
Aunque aún aguardamos la consumación de las cosas, Satanás es un enemigo vencido.
Su destrucción final es segura.
A través de la vida, muerte y resurrección de Cristo Dios llevó a cabo su plan de
salvar a la humanidad perdida. Cuando Cristo perdona, no quita el pecado
superficialmente; es por la cruz “que Él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe
de Jesús” (Rom 3:21-26). Dios mostró en Cristo su odio hacia el pecado y sin
SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL
Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón
embargo pone a disposición del pecador una vía de escape. Al mismo tiempo exaltó su
ley, quebrantada por el hombre y atacada por Satanás, y trajo vida a la muerte.
Los resultados de la muerte de Cristo en la cruz no sólo brindan aceptación y perdón
para los pecadores arrepentidos, sino que también tienen un efecto positivo sobre
toda la raza humana (ver Deseado de todas las gentes, 615).
La entrada del pecado en un universo causó dolor, pesar y muerte. Sin embargo, la
maravillosa sabiduría de Dios, su infinita capacidad manifestada en el plan de
salvación demostró ser muy superior a la terrible emergencia. “Mas cuando el pecado
abundó, sobreabundó la gracia” (Rom 5:20, 21). Por la vida, muerte y resurrección
de Jesús comprendemos el carácter de Dios mejor, y el universo no caído es atraído
hacia Él más estrechamente, maravillado por su compasión hacia los pecadores.
Cristo es el Señor, Rey de la vida, Vencedor de la muerte, Triunfador sobre el pecado
y Satanás, “por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que
es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que
están en los cielos, y en la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor,
para Gloria de Dios Padre” (Fil 2:9-11). Es por ello que los redimidos entonarán junto
al trono de Dios: “El Cordero que fue inmolado es digno” (Apoc 5:12)
Lectura Auxiliar: Juan 3:16; Isa 53; 1 Ped 2:21, 22; 1 Cor 15:3, 4, 20-22; 2 Cor 5:14,
15, 19-21; Rom 1:4; 3:25; 4:25; 8:3, 4; 1 Juan 2:2; 4:10; Col 2:15; Filp 2:6-11.
10
LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN
Aunque Dios ha hecho completa provisión para que nos salvemos, no nos impone la
salvación por la fuerza. Su naturaleza es amor y anhela de los seres humanos una
respuesta de amor a su plan de redención. Él hizo su parte: “Dios estaba en Cristo
reconciliando consigo al mundo” (2 Cor 5:19), pero nosotros debemos aceptar su
provisión: “Os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios” (vers. 20).
Por la fe aceptamos el don de salvación de Dios. Fe es confiar en Dios, aceptarlo en
su palabra (Heb 11:1). Es pasar de nuestra autosuficiencia a depender de Él.
Sin embargo, la misma fe proviene de Dios. Nuestros deseos están corrompidos a
causa de la iniquidad, inclinados hacia senderos de la maldad. Pero el Espíritu Santo
nos convence de pecado y da nueva orientación a nuestros pensamientos (Juan
16:8-11). Despierta en nosotros un anhelo de Dios y su justicia y fortalece nuestra
voluntad para que elijamos el bien. Toca en forma especial nuestros corazones por
medio de la Palabra de Dios (Rom 10:17). De modo que en vez de rebelarnos contra el
Señor o apartarnos de su lado nos volvemos a Él para aceptar su don de salvación (Efe
2:8). La parte que nos corresponde hacer consiste en colocar nuestra voluntad del
lado de Dios, en estar dispuestos a que se nos haga dispuestos, en permitirle al
Espíritu Santo que nos guíe hacia Dios. Aunque nos ofrece su inestimable don, el
Señor respeta nuestra libertad de elección.
A medida que por fe abandonamos nuestra justicia propia y aceptamos la justicia de
Dios en Cristo, tenemos una nueva relación con Él. Ahora hemos sido justificados,
absueltos de la sentencia de culpabilidad y muerte que merecemos por nuestra
SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL
Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón
transgresión a la Ley de Dios (Rom 3:19-26). Esta nueva situación comúnmente
recibe el nombre de “justificación por la fe”.
Somos perdonados (1 Juan 1:9), reconciliados con Dios (2 Cor 5:17-21), redimidos de
la esclavitud del pecado (1 Ped 1:18, 19), adoptados como hijos e hijas del Dios vivo
(Rom 8:14-17) y apartados para que Él nos use en medio de un mundo de rebelión.
¿Qué significa ser cristiano? Una vez que la persona acepta el perdón ofrecido por
Cristo, es inundada por sentimientos de liberación, gozo y paz (Rom 5:1; 14:17). Ya
no estamos condenados a vivir bajo la esclavitud del pecado (Rom 6:17, 19), sino que
podemos vivir vidas de libertad en Cristo.
Ya no vivimos bajo el señorío del pecado. “pero gracias a Dios, que aunque erais
esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual
fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia” (Rom
6:17, 18). El Espíritu Santo, el que primero nos acercó a Cristo y el que opera el nuevo
nacimiento (Juan 3:3-8), nos capacita diariamente. Él mora en nosotros y nos da poder
para vencer la tentación, nos instruye con respecto a las decisiones que enfrentamos y
nos revela más y más del amor de Dios en Cristo (Rom 5:5; Efe 1:13, 14).
Aún estamos en este mundo, y nuestra naturaleza aún está con nosotros. Pero debemos
vivir según las nuevas realidades que Jesús nos brinda. En otras palabras, aún vivimos
en este mundo y ser cristianos no cambia esa realidad. Pero como cristianos ahora
contamos con una nueva realidad que domina nuestras vidas. Podemos comenzar a
vivir las bendiciones de la era venidera, si nos consideramos muertos al pecado pero
vivos para Cristo (Rom 6:11). Somos hijos de esperanza, porque estamos en Cristo.
Así, del principio al fin, la experiencia de la salvación es “por gracia… por medio de la
fe” (Efe 2:8). La manera como vamos a Cristo es la manera como vivimos en Cristo
(Col 2:6). Diariamente debemos darlo todo y apropiarnos de todo, entregándonos
totalmente a Dios y recibiendo su nueva vida y justicia (Mat 16:24). Permanecemos
en Cristo cuando estamos unidos a Él en una relación que se fortalece y
profundiza cada día (Juan 15:4, 5).
Unidos con Cristo somos transformados a la semejanza divina (2Cor 3:18). La
imagen de Dios, desfigurada y casi destruida por la caída, se está restaurando
progresivamente (Col 3:10). Ya no desafiamos su ley ni procuramos evadir sus
exigencias; ahora está grabada en nuestros corazones. Sabemos que en tanto
escojamos permanecer en Él, nos sostendrá con su mano y nunca nos soltará: “nadie
las puede arrebatar (a nosotros, sus ovejas) de la mano de mi Padre” (Juan 10:29).
La salvación de Dios por medio de Jesucristo nos da fortaleza para hoy y esperanza
para mañana. Nuestra vida ahora reboza de sentido y significado: pertenecemos a
Dios. Y enfrentamos el futuro con confianza, conscientes de que mientras
permanezcamos en Él no tenemos por qué temer mal alguno. Sabemos que en el
juicio tenemos un Abogado, Uno que intercede en nuestro favor: “Jesucristo el justo”
(1 Juan 2:1). Aguardamos el día de su regreso con impaciente anhelo. “¿Qué, pues,
diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿Quién contra nosotros?” (Rom 8:31).
Lectura Auxiliar: Sal 27:1; Isa 12:2; Eze 36:25-27; Jon 2:9; Mat 18:3; Mar 9:23, 24;
Luc 17:5; Juan 3:3-8, 16; 16:8; Rom 3:21, 26; 4:25; 5:6-10; 8:1-4, 14, 17; 10:17;
12:2; 1 Cor 2:5; 15:3, 4;2 Cor 5:17-21; Gál 1:4; 2:19, 20; 3:13, 14, 26; 4:4-7; Efe
2:5-10; 3:16-19; Col 1:13, 14; Tito 3:3-7; 1 Ped 1:23; 2:21, 22; 2 Ped 1:3, 4.

Recommandé

Salvacion par
SalvacionSalvacion
SalvacionJose Otero
4.3K vues60 diapositives
DOCTRINA DE LA SALVACION par
DOCTRINA DE LA SALVACIONDOCTRINA DE LA SALVACION
DOCTRINA DE LA SALVACIONjorge hernandez
15K vues45 diapositives
06 ampliacion de la fe par
06 ampliacion de la fe06 ampliacion de la fe
06 ampliacion de la fechucho1943
192 vues28 diapositives
Tratado Soteriologia (redención) par
Tratado Soteriologia (redención)Tratado Soteriologia (redención)
Tratado Soteriologia (redención)clasesteologia
3.4K vues55 diapositives
PDF | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática par
PDF | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela SabáticaPDF | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática
PDF | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabáticajespadill
793 vues7 diapositives
PREDICACIÓN DE EL VARON par
PREDICACIÓN DE EL VARONPREDICACIÓN DE EL VARON
PREDICACIÓN DE EL VARONELVARON
412 vues4 diapositives

Contenu connexe

Tendances

Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power Point par
Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power PointLección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power Point
Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power Pointjespadill
860 vues9 diapositives
13 evangelio eterno par
13 evangelio eterno13 evangelio eterno
13 evangelio eternochucho1943
831 vues23 diapositives
+ Palabra rhema somos más que vencedores par
 + Palabra rhema somos más que vencedores + Palabra rhema somos más que vencedores
+ Palabra rhema somos más que vencedoresKikemontero
659 vues4 diapositives
07 cristo nuestro sacrificio par
07 cristo nuestro sacrificio07 cristo nuestro sacrificio
07 cristo nuestro sacrificiochucho1943
2.2K vues23 diapositives
Lo que es la salvación par
Lo que es la salvaciónLo que es la salvación
Lo que es la salvaciónRaul Ccrs
3.6K vues29 diapositives
El origen del pecado par
El origen del pecadoEl origen del pecado
El origen del pecadoTito Ortega
2.6K vues93 diapositives

Tendances(19)

Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power Point par jespadill
Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power PointLección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power Point
Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática Power Point
jespadill860 vues
13 evangelio eterno par chucho1943
13 evangelio eterno13 evangelio eterno
13 evangelio eterno
chucho1943831 vues
+ Palabra rhema somos más que vencedores par Kikemontero
 + Palabra rhema somos más que vencedores + Palabra rhema somos más que vencedores
+ Palabra rhema somos más que vencedores
Kikemontero659 vues
07 cristo nuestro sacrificio par chucho1943
07 cristo nuestro sacrificio07 cristo nuestro sacrificio
07 cristo nuestro sacrificio
chucho19432.2K vues
Lo que es la salvación par Raul Ccrs
Lo que es la salvaciónLo que es la salvación
Lo que es la salvación
Raul Ccrs3.6K vues
El origen del pecado par Tito Ortega
El origen del pecadoEl origen del pecado
El origen del pecado
Tito Ortega2.6K vues
12 creacion y evangelio par chucho1943
12 creacion y evangelio12 creacion y evangelio
12 creacion y evangelio
chucho1943484 vues
Catecismo ESTEPRE Sexta Sesion Antonio Ribas Ribas OCD Mayo 2013 par ec2s3
Catecismo ESTEPRE Sexta Sesion Antonio Ribas Ribas OCD Mayo 2013Catecismo ESTEPRE Sexta Sesion Antonio Ribas Ribas OCD Mayo 2013
Catecismo ESTEPRE Sexta Sesion Antonio Ribas Ribas OCD Mayo 2013
ec2s3455 vues
Tema1 par joertos
Tema1Tema1
Tema1
joertos140 vues
07 cristo fin de la ley par chucho1943
07 cristo fin de la ley07 cristo fin de la ley
07 cristo fin de la ley
chucho19431.5K vues
10 Mensaje Profetas Sef par chucho1943
10 Mensaje Profetas Sef10 Mensaje Profetas Sef
10 Mensaje Profetas Sef
chucho19431.2K vues
Reflexiones acerca de la obra redentora de Cristo par Pedro Santos
Reflexiones acerca de la obra redentora de CristoReflexiones acerca de la obra redentora de Cristo
Reflexiones acerca de la obra redentora de Cristo
Pedro Santos1.3K vues
Doctrina de la salvación, sandra matus par ALFONSINA MATUS
Doctrina de la salvación, sandra matusDoctrina de la salvación, sandra matus
Doctrina de la salvación, sandra matus
ALFONSINA MATUS1.7K vues
08 Nacido De Mujer Sef par chucho1943
08 Nacido De Mujer Sef08 Nacido De Mujer Sef
08 Nacido De Mujer Sef
chucho1943785 vues
Camino A Cristo par chucho1943
Camino A CristoCamino A Cristo
Camino A Cristo
chucho19437.4K vues

En vedette

3673 (preventivas y proteccion) par
3673 (preventivas y proteccion) 3673 (preventivas y proteccion)
3673 (preventivas y proteccion) Prosaludocupacional
1K vues72 diapositives
Descripción del puesto de trabajo par
Descripción del puesto de trabajoDescripción del puesto de trabajo
Descripción del puesto de trabajoProsaludocupacional
409 vues18 diapositives
2009 11 30 Salaries Sortie De Crise par
2009 11 30 Salaries Sortie De Crise2009 11 30 Salaries Sortie De Crise
2009 11 30 Salaries Sortie De Crisecdoux
1.5K vues47 diapositives
Capítulo #5 par
Capítulo #5Capítulo #5
Capítulo #5practicaquimica2010
460 vues24 diapositives
SAT, cours d'intro, art & mircocontrolleur par
SAT, cours d'intro, art & mircocontrolleurSAT, cours d'intro, art & mircocontrolleur
SAT, cours d'intro, art & mircocontrolleurmissmoun
1.5K vues61 diapositives
Taller no.5 par
Taller no.5Taller no.5
Taller no.5rocioardilaprada
138 vues8 diapositives

En vedette(20)

2009 11 30 Salaries Sortie De Crise par cdoux
2009 11 30 Salaries Sortie De Crise2009 11 30 Salaries Sortie De Crise
2009 11 30 Salaries Sortie De Crise
cdoux1.5K vues
SAT, cours d'intro, art & mircocontrolleur par missmoun
SAT, cours d'intro, art & mircocontrolleurSAT, cours d'intro, art & mircocontrolleur
SAT, cours d'intro, art & mircocontrolleur
missmoun1.5K vues
La crise rénale sclérodermique par kyste
La crise rénale sclérodermiqueLa crise rénale sclérodermique
La crise rénale sclérodermique
kyste1.9K vues
Nutricion salud fisika par marthagamez
Nutricion salud fisikaNutricion salud fisika
Nutricion salud fisika
marthagamez518 vues
Rapport expatriations isf_251010 par melclalex
Rapport expatriations isf_251010Rapport expatriations isf_251010
Rapport expatriations isf_251010
melclalex568 vues
Reseller Popularidadweb.info par Grupo-e.com
Reseller Popularidadweb.infoReseller Popularidadweb.info
Reseller Popularidadweb.info
Grupo-e.com306 vues
La historia del computador laura!! par laura
La historia del computador laura!!La historia del computador laura!!
La historia del computador laura!!
laura219 vues
informacion sobre el caqueta par ivanagudelo
informacion sobre el caquetainformacion sobre el caqueta
informacion sobre el caqueta
ivanagudelo149 vues
las cosas que le gustan a juan londo par Refuerzo
las cosas que le gustan a juan londolas cosas que le gustan a juan londo
las cosas que le gustan a juan londo
Refuerzo422 vues
GeoRepaso par David
GeoRepasoGeoRepaso
GeoRepaso
David252 vues
Expo Canitec 2010, Perú: Competencia e Inversión en Telecomunicaciones par Expo Canitec
Expo Canitec 2010, Perú: Competencia e Inversión en TelecomunicacionesExpo Canitec 2010, Perú: Competencia e Inversión en Telecomunicaciones
Expo Canitec 2010, Perú: Competencia e Inversión en Telecomunicaciones
Expo Canitec789 vues

Similaire à Creencias fundamentales 05

Gestión emocional par
Gestión emocionalGestión emocional
Gestión emocionalArturoSenadorExperto
106 vues7 diapositives
Cristianismo biblico la verdad sobre jesucristo y la salvacion par
Cristianismo biblico   la verdad sobre jesucristo y la salvacionCristianismo biblico   la verdad sobre jesucristo y la salvacion
Cristianismo biblico la verdad sobre jesucristo y la salvacionPABLO MARTIN LAZARE
833 vues14 diapositives
Entonces... ¿Cuál Jesús? par
Entonces... ¿Cuál Jesús?Entonces... ¿Cuál Jesús?
Entonces... ¿Cuál Jesús?Jesús 24x7
9.3K vues27 diapositives
Buenas noticias evangelio (1) par
Buenas noticias evangelio (1)Buenas noticias evangelio (1)
Buenas noticias evangelio (1)Ronald Cabrera
94 vues2 diapositives
10 Pasion Y Muerte par
10 Pasion Y Muerte10 Pasion Y Muerte
10 Pasion Y MuerteencuentraTV
3.1K vues17 diapositives
10 Significado De Su Muerte Sef par
10 Significado De Su Muerte Sef10 Significado De Su Muerte Sef
10 Significado De Su Muerte Sefchucho1943
5.3K vues16 diapositives

Similaire à Creencias fundamentales 05(20)

Cristianismo biblico la verdad sobre jesucristo y la salvacion par PABLO MARTIN LAZARE
Cristianismo biblico   la verdad sobre jesucristo y la salvacionCristianismo biblico   la verdad sobre jesucristo y la salvacion
Cristianismo biblico la verdad sobre jesucristo y la salvacion
Entonces... ¿Cuál Jesús? par Jesús 24x7
Entonces... ¿Cuál Jesús?Entonces... ¿Cuál Jesús?
Entonces... ¿Cuál Jesús?
Jesús 24x79.3K vues
10 Pasion Y Muerte par encuentraTV
10 Pasion Y Muerte10 Pasion Y Muerte
10 Pasion Y Muerte
encuentraTV3.1K vues
10 Significado De Su Muerte Sef par chucho1943
10 Significado De Su Muerte Sef10 Significado De Su Muerte Sef
10 Significado De Su Muerte Sef
chucho19435.3K vues
# 8 Sin Cristo No Hay Esperanza 2 Sabado par Pt. Nic Garza
# 8 Sin Cristo No Hay Esperanza 2 Sabado# 8 Sin Cristo No Hay Esperanza 2 Sabado
# 8 Sin Cristo No Hay Esperanza 2 Sabado
Pt. Nic Garza2.1K vues
Soteriología 04 par tiotavio
Soteriología 04 Soteriología 04
Soteriología 04
tiotavio255 vues
La identificación con cristo par Ipuv
La identificación con cristoLa identificación con cristo
La identificación con cristo
Ipuv2.4K vues
Calvinismo frente arminianismo par Paulo Arieu
Calvinismo frente arminianismoCalvinismo frente arminianismo
Calvinismo frente arminianismo
Paulo Arieu3.6K vues
Tema1 par joertos
Tema1Tema1
Tema1
joertos122 vues
Tema1 par joertos
Tema1Tema1
Tema1
joertos131 vues

Plus de Misión Peruana del Norte

8 hábitos para una pareja feliz.pptx par
8 hábitos para una pareja feliz.pptx8 hábitos para una pareja feliz.pptx
8 hábitos para una pareja feliz.pptxMisión Peruana del Norte
26 vues10 diapositives
Libros originales de Ellen G. White par
Libros originales de Ellen G. WhiteLibros originales de Ellen G. White
Libros originales de Ellen G. WhiteMisión Peruana del Norte
6.8K vues4 diapositives
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015 par
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015Guia practica para líder GP II Trimestre 2015
Guia practica para líder GP II Trimestre 2015Misión Peruana del Norte
1.9K vues15 diapositives
Guía práctica para lideres GP par
Guía práctica para lideres GPGuía práctica para lideres GP
Guía práctica para lideres GPMisión Peruana del Norte
10.8K vues16 diapositives
Guia práctica para líderes de grupos pequeños par
Guia práctica para líderes de grupos pequeñosGuia práctica para líderes de grupos pequeños
Guia práctica para líderes de grupos pequeñosMisión Peruana del Norte
8.3K vues11 diapositives
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014 par
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014Meditaciones matinales para adultos marzo 2014
Meditaciones matinales para adultos marzo 2014Misión Peruana del Norte
1.8K vues31 diapositives

Plus de Misión Peruana del Norte(20)

Dernier

Hora Santa Cuaresma 2023 par
Hora Santa Cuaresma 2023Hora Santa Cuaresma 2023
Hora Santa Cuaresma 2023Grupo Yeshua
10 vues14 diapositives
Cristo es el Rey par
Cristo es el ReyCristo es el Rey
Cristo es el ReyMission San Luis Rey Parish
22 vues21 diapositives
examen de conciencia NIÑOS.pdf par
examen de conciencia NIÑOS.pdfexamen de conciencia NIÑOS.pdf
examen de conciencia NIÑOS.pdfJulio Chuquipoma
5 vues1 diapositive
AIN - 11 - 22 - PREGUNTA-- QUIÉN FUE REALMENTE RAHAV_.docx.pdf par
AIN - 11 - 22 - PREGUNTA-- QUIÉN FUE REALMENTE RAHAV_.docx.pdfAIN - 11 - 22 - PREGUNTA-- QUIÉN FUE REALMENTE RAHAV_.docx.pdf
AIN - 11 - 22 - PREGUNTA-- QUIÉN FUE REALMENTE RAHAV_.docx.pdfRegresando a las Raices de la Fe
12 vues7 diapositives
¿Por que hay tantas denominaciones? par
¿Por que hay tantas denominaciones?¿Por que hay tantas denominaciones?
¿Por que hay tantas denominaciones?JOSE GARCIA PERALTA
11 vues18 diapositives
Hora Santa - Noviembre (Todos los santos) par
Hora Santa - Noviembre (Todos los santos)Hora Santa - Noviembre (Todos los santos)
Hora Santa - Noviembre (Todos los santos)Grupo Yeshua
13 vues15 diapositives

Creencias fundamentales 05

  • 1. SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón 09 LA VIDA, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO La entrada del pecado en el Universo no tomó a Dios por sorpresa. Antes que surgiera Él lo había previsto y había tomado medidas para enfrentarlo. Cristo es el “Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (Apoc 13:8). Para combatir el misterio de la iniquidad Dios proveería el misterio de la cruz. Él mismo proporcionaría la respuesta al problema del pecado enviando a su Hijo para que fuese Emmanuel, Dios con nosotros (Mat 1:23). Aunque completamente humano, Jesús llevó una vida de perfecta obediencia a la voluntad divina. Atacado por el tentador, sufrió hasta la muerte y fue probado “en todo” como nosotros, pero obtuvo la victoria en toda tribulación (Heb 2:18; 4:15). El Señor deshizo en el desierto lo que Adán y Eva habían hecho en el Jardín del Edén: Permaneció fiel y leal a la Palabra de Dios. Como encarnación del nuevo Israel, Cristo también alcanzó la victoria donde Israel había fallado (nota que las respuestas de Cristo a Satanás están extraídas de pasajes de Deuteronomio -8:3; 6:16; 6:13- que hablan de la infidelidad de Israel en el desierto). Con su vida de sumisión y obediencia a la voluntad divina, Cristo truncó los ataques de Satanás contra a Ley. Él cumplió la Ley (Mat 5:17-19), demostrando por precepto y ejemplo la riqueza y la profundidad de las normas divinas. Así, por medio de su vida como hombre entre nosotros Cristo mostró cómo es la verdadera humanidad: una humanidad obediente a Dios. Sin embargo, para solucionar el problema del pecado no era suficiente que Jesús viviera una vida perfecta. Bajo las provisiones del pacto perpetuo Él debía ser “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29). El plan de Dios para salvarnos señalaba inevitablemente la cruz. “Cristo murió por nuestros pecados” (1 Cor 15:3). Tomó sobre sí nuestro pecado, murió nuestra muerte, de modo que podamos recibir su justicia y vivir su vida (2 Cor 5:21). Fue “herido por nuestras rebeliones” (Isa 53:5). A la luz de la cruz vemos la enormidad del pecado y quedamos atónitos ante el inconmensurable amor de Dios por nosotros (Gál 6:14). Crucificado el viernes a la mañana, muerto y sepultado a la tarde, rompió las ligaduras de la tumba el domingo por la mañana. La tumba no pudo retenerlo. Se levantó como un conquistador tanto sobre la muerte como sobre el pecado. Penetrando en el reino de la muerte destruyó “al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo” (Heb 2:14), y pasó a ser “el primogénito de los muertos” (Apoc 1:5), el que tiene “las llaves de la muerte y del Hades” (Apoc 1:18). Su victoria sobre la muerte asegura la nuestra. “Porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Juan 14:19). Dicha victoria también garantiza el resultado final de la gran controversia entre el bien y el mal. Aunque aún aguardamos la consumación de las cosas, Satanás es un enemigo vencido. Su destrucción final es segura. A través de la vida, muerte y resurrección de Cristo Dios llevó a cabo su plan de salvar a la humanidad perdida. Cuando Cristo perdona, no quita el pecado superficialmente; es por la cruz “que Él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús” (Rom 3:21-26). Dios mostró en Cristo su odio hacia el pecado y sin
  • 2. SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón embargo pone a disposición del pecador una vía de escape. Al mismo tiempo exaltó su ley, quebrantada por el hombre y atacada por Satanás, y trajo vida a la muerte. Los resultados de la muerte de Cristo en la cruz no sólo brindan aceptación y perdón para los pecadores arrepentidos, sino que también tienen un efecto positivo sobre toda la raza humana (ver Deseado de todas las gentes, 615). La entrada del pecado en un universo causó dolor, pesar y muerte. Sin embargo, la maravillosa sabiduría de Dios, su infinita capacidad manifestada en el plan de salvación demostró ser muy superior a la terrible emergencia. “Mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia” (Rom 5:20, 21). Por la vida, muerte y resurrección de Jesús comprendemos el carácter de Dios mejor, y el universo no caído es atraído hacia Él más estrechamente, maravillado por su compasión hacia los pecadores. Cristo es el Señor, Rey de la vida, Vencedor de la muerte, Triunfador sobre el pecado y Satanás, “por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para Gloria de Dios Padre” (Fil 2:9-11). Es por ello que los redimidos entonarán junto al trono de Dios: “El Cordero que fue inmolado es digno” (Apoc 5:12) Lectura Auxiliar: Juan 3:16; Isa 53; 1 Ped 2:21, 22; 1 Cor 15:3, 4, 20-22; 2 Cor 5:14, 15, 19-21; Rom 1:4; 3:25; 4:25; 8:3, 4; 1 Juan 2:2; 4:10; Col 2:15; Filp 2:6-11. 10 LA EXPERIENCIA DE LA SALVACIÓN Aunque Dios ha hecho completa provisión para que nos salvemos, no nos impone la salvación por la fuerza. Su naturaleza es amor y anhela de los seres humanos una respuesta de amor a su plan de redención. Él hizo su parte: “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” (2 Cor 5:19), pero nosotros debemos aceptar su provisión: “Os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios” (vers. 20). Por la fe aceptamos el don de salvación de Dios. Fe es confiar en Dios, aceptarlo en su palabra (Heb 11:1). Es pasar de nuestra autosuficiencia a depender de Él. Sin embargo, la misma fe proviene de Dios. Nuestros deseos están corrompidos a causa de la iniquidad, inclinados hacia senderos de la maldad. Pero el Espíritu Santo nos convence de pecado y da nueva orientación a nuestros pensamientos (Juan 16:8-11). Despierta en nosotros un anhelo de Dios y su justicia y fortalece nuestra voluntad para que elijamos el bien. Toca en forma especial nuestros corazones por medio de la Palabra de Dios (Rom 10:17). De modo que en vez de rebelarnos contra el Señor o apartarnos de su lado nos volvemos a Él para aceptar su don de salvación (Efe 2:8). La parte que nos corresponde hacer consiste en colocar nuestra voluntad del lado de Dios, en estar dispuestos a que se nos haga dispuestos, en permitirle al Espíritu Santo que nos guíe hacia Dios. Aunque nos ofrece su inestimable don, el Señor respeta nuestra libertad de elección. A medida que por fe abandonamos nuestra justicia propia y aceptamos la justicia de Dios en Cristo, tenemos una nueva relación con Él. Ahora hemos sido justificados, absueltos de la sentencia de culpabilidad y muerte que merecemos por nuestra
  • 3. SEMINARIO DE CAPACITACIÓN DOCTRINAL Pr. Eduardo Bailón – Distrito Misionero de Ancón transgresión a la Ley de Dios (Rom 3:19-26). Esta nueva situación comúnmente recibe el nombre de “justificación por la fe”. Somos perdonados (1 Juan 1:9), reconciliados con Dios (2 Cor 5:17-21), redimidos de la esclavitud del pecado (1 Ped 1:18, 19), adoptados como hijos e hijas del Dios vivo (Rom 8:14-17) y apartados para que Él nos use en medio de un mundo de rebelión. ¿Qué significa ser cristiano? Una vez que la persona acepta el perdón ofrecido por Cristo, es inundada por sentimientos de liberación, gozo y paz (Rom 5:1; 14:17). Ya no estamos condenados a vivir bajo la esclavitud del pecado (Rom 6:17, 19), sino que podemos vivir vidas de libertad en Cristo. Ya no vivimos bajo el señorío del pecado. “pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia” (Rom 6:17, 18). El Espíritu Santo, el que primero nos acercó a Cristo y el que opera el nuevo nacimiento (Juan 3:3-8), nos capacita diariamente. Él mora en nosotros y nos da poder para vencer la tentación, nos instruye con respecto a las decisiones que enfrentamos y nos revela más y más del amor de Dios en Cristo (Rom 5:5; Efe 1:13, 14). Aún estamos en este mundo, y nuestra naturaleza aún está con nosotros. Pero debemos vivir según las nuevas realidades que Jesús nos brinda. En otras palabras, aún vivimos en este mundo y ser cristianos no cambia esa realidad. Pero como cristianos ahora contamos con una nueva realidad que domina nuestras vidas. Podemos comenzar a vivir las bendiciones de la era venidera, si nos consideramos muertos al pecado pero vivos para Cristo (Rom 6:11). Somos hijos de esperanza, porque estamos en Cristo. Así, del principio al fin, la experiencia de la salvación es “por gracia… por medio de la fe” (Efe 2:8). La manera como vamos a Cristo es la manera como vivimos en Cristo (Col 2:6). Diariamente debemos darlo todo y apropiarnos de todo, entregándonos totalmente a Dios y recibiendo su nueva vida y justicia (Mat 16:24). Permanecemos en Cristo cuando estamos unidos a Él en una relación que se fortalece y profundiza cada día (Juan 15:4, 5). Unidos con Cristo somos transformados a la semejanza divina (2Cor 3:18). La imagen de Dios, desfigurada y casi destruida por la caída, se está restaurando progresivamente (Col 3:10). Ya no desafiamos su ley ni procuramos evadir sus exigencias; ahora está grabada en nuestros corazones. Sabemos que en tanto escojamos permanecer en Él, nos sostendrá con su mano y nunca nos soltará: “nadie las puede arrebatar (a nosotros, sus ovejas) de la mano de mi Padre” (Juan 10:29). La salvación de Dios por medio de Jesucristo nos da fortaleza para hoy y esperanza para mañana. Nuestra vida ahora reboza de sentido y significado: pertenecemos a Dios. Y enfrentamos el futuro con confianza, conscientes de que mientras permanezcamos en Él no tenemos por qué temer mal alguno. Sabemos que en el juicio tenemos un Abogado, Uno que intercede en nuestro favor: “Jesucristo el justo” (1 Juan 2:1). Aguardamos el día de su regreso con impaciente anhelo. “¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿Quién contra nosotros?” (Rom 8:31). Lectura Auxiliar: Sal 27:1; Isa 12:2; Eze 36:25-27; Jon 2:9; Mat 18:3; Mar 9:23, 24; Luc 17:5; Juan 3:3-8, 16; 16:8; Rom 3:21, 26; 4:25; 5:6-10; 8:1-4, 14, 17; 10:17; 12:2; 1 Cor 2:5; 15:3, 4;2 Cor 5:17-21; Gál 1:4; 2:19, 20; 3:13, 14, 26; 4:4-7; Efe 2:5-10; 3:16-19; Col 1:13, 14; Tito 3:3-7; 1 Ped 1:23; 2:21, 22; 2 Ped 1:3, 4.