Publicité

Glosario

31 Aug 2010
Glosario
Glosario
Glosario
Prochain SlideShare
Introduccion a la biblia 3Introduccion a la biblia 3
Chargement dans ... 3
1 sur 3
Publicité

Contenu connexe

Publicité

Glosario

  1. GLOSARIO Canon. Lista de libros de la Biblia oficialmente aceptados por la iglesia. Codex. Libro encuadernado en contraste con un rollo o pergamino. Diáspora. La dispersión o esparcimiento de los judíos que comenzó alrededor del año 300 a.C. Inquisición. Tribunal católico-romano establecido para suprimir la herejía Libros Apócrifos. Libros no canónicos del Antiguo Testamento incluidos en la Biblia Católica que no se encuentran en la mayoría de las demás versiones de la Biblia. Manuscrito. Copia de un libro escrito a mano. Minúsculas. Manuscritos del Nuevo Testamento en griego escritos entre los años 800 al 1500 d.C. Papiro. Papel de tipo antiguo usado para escribir en el tiempo de Cristo. Pentateuco. Los primeros cinco libros de la Biblia. Peshito. Versión siriaca de la Biblia. Prosélito. Convertido al judaísmo (o a cualquiera otra religión). Rollos del Mar Muerto. Manuscritos en su mayoría bíblicos, descubiertos en cuevas cerca al Mar Muerto. Septuaginta. Traducción griega del Antiguo Testamento hecha entre los años 250 al 150 a.C. Texto Masorético. Texto hebreo del Antiguo Testamento editado por escribas judíos de la Edad Media. Túrgurnes. Paráfrasis del Antiguo Testamento escritas en aramaico. Unciales. Manuscritos griegos del Nuevo Testamento escritos entre el 300 y el 900 d.C. Versión. Cualquier traducción del Antiguo o Nuevo Testamento. Vulgata. Traducción de la Biblia al latín hecha en el siglo IV d.C. Biblia: La palabra “Biblia” viene del griego “biblos” que significa “libros”. Biblos era una antigua ciudad fenicia, situada en la orilla del mar Mediterráneo, cerca de Beirut, la actual capital de Líbano. Las numerosas investigaciones arqueológicas, que comenzaron en 1921, indican que Biblos es una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo, con restos de civilizaciones que datan aproximadamente del 5000 a.C. Fue
  2. la ciudad principal de Fenicia y un importante puerto de mar durante el siglo II a.C., cuando exportaba cedro y otras maderas a Egipto. El nombre de Biblos, fue luego aplicado por los griegos al papiro que importaban desde la ciudad, de ahí pues viene la palabra griega Biblia, aludiendo al papiro o al material utilizado para escribir. Gebal era el nombre bíblico de la ciudad de Biblos; en Ezequiel 27:9 menciona las capturas marítimas de sus habitantes. La ciudad de Biblos está actualmente ocupada por la localidad libanesa de Yabayl. Forma de Códice o de libro: Con el fin de facilitar la lectura y reducir el bulto, las hojas de papiro se disponían en forma de un libro y se escribían de ambos lados. Algunos historiadores piensan que el cristianismo fue la principal razón por la cual se desarrolló la forma de códice o de libro. Forma de Rollo: Se hacían pegando hojas de papiro unas con otras y luego enrollando estas largas tiras alrededor de un palo. El tamaño del rollo estaba limitado por la dificultad en usar el mismo. La escritura se hacía usualmente por un solo lado. Un rollo escrito por ambos lados recibe el nombre de “opistógrafo”. En Apoc.5:1 hace referencia a un “libro escrito por ambos lados”. Recordemos que en el tiempo que escribió Juan no existían los libros como lo vemos hoy porque la imprenta se inventa después del 1450. Manuscrito: es una copia a mano de las Escrituras. (manuscrito = escrito a mano). Papiro: El hecho de que no se haya podido recobrar muchos de los manuscritos antiguos se debe a los materiales perecederos empleados para escribir. El papiro fue el material más común utilizado en la antigüedad, que se hacía de una planta denominada “papiro”. Era una caña que crecía en lugares poco profundos de lagos y ríos en Egipto y Siria. Desde el puerto sirio de Biblos se embarcaban grandes cargamentos de papiro y se supone que del nombre “Biblos” procede la palabra griega “biblos” que significa “libros”. Pergamino: Este era el nombre que se daba a las pieles curtidas de ovejas, cabras, antílopes y otros animales. Estas pieles eran desprovistas del pelo con el fin de producir un material de escribir más duradero. F.F. Bruce dice que la palabra “pergamino”proviene del nombre de la ciudad de Pérgamo, en Asia Menor, pues la producción de ese material de escritura estuvo asociado durante algún tiempo a ese lugar. Vitela. Era el nombre que se le daba al cuero del ternero. A menudo la vitela se teñía de color púrpura. Algunos manuscritos que se conservan en la actualidad son de vitela púrpura. La escritura sobre vitela teñida era generalmente de color dorado o plateado. Existen rollos de cuero que datan de alrededor del 1500 a.C. TETRAGRÁMATON: Gr.: «cuatro letras». Término técnico por el que se designa el nombre inefable de la Deidad en heb.: YHWH. La pronunciación de este término es Yahvéh, con las «haches» aspiradas. El término «Jehová» procede de la fusión de las consonantes del tetragramatón con las vocales de «Adonai» (heb.: «mi Señor»), que se leía cuando en el texto heb. aparecía YHWH.
  3. MASORETAS: (de «Massorah»: «tradición», es decir, el conjunto de todas las enseñanzas que tratan el texto sagrado, conservadas durante largo tiempo por tradición oral). Los masoretas, rabinos judíos de Tiberias y de Babilonia, nos transmitieron el AT en su forma actual. Sus actividades se extienden entre el siglo V y X d.C. Al principio fijaron el texto eligiendo un ms. entre todos los mss. de que disponían. A continuación copiaron el texto con un extraordinario cuidado. Según ciertos escribas, un error en una sola letra hacía que el ms. no pudiera ser utilizado. Anotaron después el texto con el fin de impedir toda añadidura u omisión, indicando en el margen la cantidad de letras, el número de ciertas expresiones, la letra central, la palabra y el versículo central en cada libro o colección de libros; cuando un vocablo les parecía incorrecto, lo dejaban dentro del texto («kethib») y ponían en el margen las consonantes del vocablo corregido («Keri»). Inventaron la puntuación vocal. Hasta el siglo V d.C., el texto heb. de la Biblia tenía sólo consonantes. La tradición era suficiente para asegurar una lectura normal. Pero, a medida que el pueblo judío se asimilaba en el seno de las naciones a las que había sido dispersado, se corría el riesgo de que se fuera perdiendo paulatinamente la pronunciación exacta de las palabras. Fue para fijar esta pronunciación que los masoretas inventaron los puntos de vocalización. Estos (puntos o pequeños trazos) se situaron sobre o debajo de las consonantes, sin perturbar la integridad del texto consonantal tradicional. Finalmente, inventaron también un peculiar sistema de acentos, destinados a conservar, en la lectura del texto, los matices de tono y sentimiento, así como el ritmo apropiado para la lectura de la Biblia hebrea.
Publicité