Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.
Enseñanzas del Papa Francisco
No.125
Síntesis de las homilías del Papa Francisco en Misa en la Casa
Santa Marta, y en Cuba semana del 14 de septiembre
al 20 de...
El 14 de septiembre dijo en la fiesta
de la Exaltación de la Santa Cruz:
… "Cuando miramos a Jesús en la Cruz hay cuadros ...
"Esta es la realidad que Él ha tomado para vencer a la
serpiente en su campo. Mirar la Cruz de Jesús, no las cruces
artíst...
El camino del cristiano exige la cruz. "Si un cristiano quiere
ir adelante en el camino de la vida cristiana debe abajarse...
Pidamos a la Virgen la gracia de “llorar de amor, llorar de
gratitud
porque nuestro Dios nos ha amado tanto que ha enviado...
…desde el Génesis el demonio muestra "la capacidad del
encanto” y por la Biblia sabemos que "es un mentiroso,
un envidioso...
El demonio, "te promete
muchas cosas pero a la hora
de pagar,
paga mal, es un mal pagador.
Pero tiene esta capacidad de
se...
Sin embargo, Cristo ha venido para tomar sobre sí nuestros pecados y
sin cometer pecado alguno se convirtió en el más gran...
El 15 de septiembre dijo en su
homilía:
“La Iglesia es madre. Es nuestra
Santa Madre Iglesia, la que nos
genera en el Baut...
“la Iglesia es madre y nos recibe a todos nosotros como madre:
María madre, la Iglesia madre”, una maternidad que “se expr...
“Y donde hay maternidad y vida, hay vida, hay alegría, hay
paz,
se crece en paz. Cuando falta esta maternidad solo queda l...
“hijo, he aquí a tu Madre”.
En efecto, “no se puede pensar en María
sin pensar en ella como madre”.
Al mismo tiempo “su ma...
“En este tiempo en el que, no sé si es el sentido principal,
pero en el que hay un gran sentido en el mundo de orfandad,
(...
Y esto también es nuestro orgullo:
tenemos una madre, una madre que
está con nosotros, nos protege, que
nos acompaña, que ...
Los monjes rusos, dicen que
“en los momentos de las
turbulencias espirituales
debemos ir debajo del manto de
la Santa Madr...
De la maternidad de María,
viene una segunda maternidad,
la “maternidad de la Iglesia”.
“Que el Señor nos haga sentir tamb...
El 20 de septiembre en la Habana Cuba dijo en su homilía:
Jesús les hace a sus discípulos una pregunta aparentemente
indis...
«Ellos –dice el Evangelio– no contestaron, porque por el
camino habían discutido sobre quién era el más importante».
Les d...
Jesús no insiste con la pregunta, no los obliga a responderle de
qué hablaban por el camino, pero la pregunta permanece no...
¿Quién es el más importante?
Una pregunta que nos acompañará toda la vida
y en las distintas etapas seremos desafiados a
r...
Recuerdo más de una vez en
reuniones familiares preguntar a
los hijos:
¿A quién querés más, a papá o
a mamá? Es como pregu...
Jesús no le teme a las preguntas de los hombres;
no le teme a la humanidad ni a las distintas búsquedas que
ésta realiza. ...
Fiel a su estilo, asume nuestras
búsquedas, nuestras aspiraciones
y les da un nuevo horizonte.
Fiel a su estilo, logra dar...
Lejos de todo tipo de elitismo, el horizonte de Jesús no
es para unos pocos privilegiados capaces de llegar al
«conocimien...
¿Quién es el más importante? Jesús es simple en su respuesta:
«Quien quiera ser el primero - o sea el más importante –
que...
Y esta es la gran paradoja de Jesús. Los discípulos discutían
quién ocuparía el lugar más importante, quién sería
seleccio...
Y Jesús les trastoca su lógica diciéndoles sencillamente que la
vida auténtica se vive en el compromiso concreto con el
pr...
Son los rostros sufrientes, desprotegidos y angustiados a los
que Jesús propone mirar e invita concretamente a amar.
Amor ...
Son personas de carne y hueso, con su vida, su historia y
especialmente con su fragilidad, las que Jesús nos invita a
defe...
Este hacernos cargo por amor
no apunta a una actitud de
servilismo,
por el contrario, pone en el centro
la cuestión del he...
El santo Pueblo fiel de Dios que camina en Cuba,
es un pueblo que tiene gusto por la fiesta,
la amistad, por las cosas bel...
Es un pueblo que tiene heridas, como todo pueblo, pero que
sabe estar con los brazos abiertos, que marcha con
esperanza, p...
No los descuiden por proyectos que puedan resultar
seductores,
pero que se desentienden del rostro del que está a su lado....
No nos olvidemos de la Buena
Nueva de hoy:
la importancia de un pueblo,
de una nación;
la importancia de una persona
siemp...
Porque, queridos hermanos y hermanas,
«quien no vive para servir, no sirve para vivir».
Si deseas recibir mails,
relacionados con la Iglesia: que
contienen diapositivas, vida de
Santos, Evangelio del Domingo,
e...
Prochain SlideShare
Chargement dans…5
×

Enseñanzas del papa francisco no.125 homilías semana 14 al 20 de septiembre 2015

945 vues

Publié le

Enseñanzas del papa francisco no.125 homilías semana 14 al 20 de septiembre 2015

Publié dans : Spirituel
  • Login to see the comments

  • Soyez le premier à aimer ceci

Enseñanzas del papa francisco no.125 homilías semana 14 al 20 de septiembre 2015

  1. 1. Enseñanzas del Papa Francisco No.125
  2. 2. Síntesis de las homilías del Papa Francisco en Misa en la Casa Santa Marta, y en Cuba semana del 14 de septiembre al 20 de septiembre 2015.
  3. 3. El 14 de septiembre dijo en la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz: … "Cuando miramos a Jesús en la Cruz hay cuadros bonitos pero la realidad es otra: estaba sobre todo, ensangrentado por nuestros pecados".
  4. 4. "Esta es la realidad que Él ha tomado para vencer a la serpiente en su campo. Mirar la Cruz de Jesús, no las cruces artísticas, bien pintadas: mirar la realidad, que era la cruz en ese tiempo. Y mirar su recorrido y a Dios, que se despojó a sí mismo, se abajó para salvarnos".
  5. 5. El camino del cristiano exige la cruz. "Si un cristiano quiere ir adelante en el camino de la vida cristiana debe abajarse, como se abajó Jesús. Es el camino de la humildad, sí, pero también de llevar sobre sí las humillaciones como las ha llevado Jesús".
  6. 6. Pidamos a la Virgen la gracia de “llorar de amor, llorar de gratitud porque nuestro Dios nos ha amado tanto que ha enviado a su Hijo para abajarse y despojarse para salvarnos”.
  7. 7. …desde el Génesis el demonio muestra "la capacidad del encanto” y por la Biblia sabemos que "es un mentiroso, un envidioso, porque por la envidia del diablo, de la serpiente, ha entrado el pecado en el mundo".
  8. 8. El demonio, "te promete muchas cosas pero a la hora de pagar, paga mal, es un mal pagador. Pero tiene esta capacidad de seducir, de encantar".
  9. 9. Sin embargo, Cristo ha venido para tomar sobre sí nuestros pecados y sin cometer pecado alguno se convirtió en el más grande pecador. "Dios se ha hecho hombre y se ha adosado el pecado" y "aún teniendo la condición de Dios, Jesús no considera un privilegio ser como Dios sino que se despojó de sí mismo, asumiendo una condición de siervo, convirtiéndose en igual que los hombres; se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y la muerte de Cruz".
  10. 10. El 15 de septiembre dijo en su homilía: “La Iglesia es madre. Es nuestra Santa Madre Iglesia, la que nos genera en el Bautismo, nos hace crecer en su comunidad y tiene esas actitudes de maternidad, mansedumbre, bondad: la Madre María y la Madre Iglesia saben acariciar a sus hijos, dan ternura. Pensar en la Iglesia sin esta maternidad es pensar en una asociación rígida, una asociación sin calor humano, huérfana”.
  11. 11. “la Iglesia es madre y nos recibe a todos nosotros como madre: María madre, la Iglesia madre”, una maternidad que “se expresa en las actitudes de humildad, de acogida, de comprensión, de bondad, de perdón y de ternura”.
  12. 12. “Y donde hay maternidad y vida, hay vida, hay alegría, hay paz, se crece en paz. Cuando falta esta maternidad solo queda la rigidez, aquella disciplina, y no se sabe sonreír. Una de las cosas más bellas y humanas es ver sonreír a un niño y hacerlo sonreír”.
  13. 13. “hijo, he aquí a tu Madre”. En efecto, “no se puede pensar en María sin pensar en ella como madre”. Al mismo tiempo “su maternidad se ensancha en la figura de aquel nuevo hijo, se ensancha a toda la Iglesia y a toda la humanidad”.
  14. 14. “En este tiempo en el que, no sé si es el sentido principal, pero en el que hay un gran sentido en el mundo de orfandad, (es) un mundo huérfano, esta Palabra tiene gran importancia, la importancia de que Jesús nos dice: ‘No los dejo huérfanos, les doy una madre’.
  15. 15. Y esto también es nuestro orgullo: tenemos una madre, una madre que está con nosotros, nos protege, que nos acompaña, que nos ayuda, también en los tiempos difíciles, en los momentos feos”.
  16. 16. Los monjes rusos, dicen que “en los momentos de las turbulencias espirituales debemos ir debajo del manto de la Santa Madre de Dios” y de este modo, la madre “nos acoge y nos protege y cuida de nosotros”. Pero “esta maternidad de María podemos decir que va más allá de Ella, es contagiosa”.
  17. 17. De la maternidad de María, viene una segunda maternidad, la “maternidad de la Iglesia”. “Que el Señor nos haga sentir también hoy cuando Él otra vez se ofrece al Padre por nosotros: ‘Hijo, ¡he aquí a tu madre!’”.
  18. 18. El 20 de septiembre en la Habana Cuba dijo en su homilía: Jesús les hace a sus discípulos una pregunta aparentemente indiscreta: «¿De qué discutían por el camino?». Una pregunta que también puede hacernos hoy: ¿De qué hablan cotidianamente? ¿Cuáles son sus aspiraciones?
  19. 19. «Ellos –dice el Evangelio– no contestaron, porque por el camino habían discutido sobre quién era el más importante». Les daba vergüenza decirle a Jesús de lo que hablaban. Como a los discípulos de ayer, también hoy a nosotros, nos puede acompañar la misma discusión: ¿Quién es el más importante?
  20. 20. Jesús no insiste con la pregunta, no los obliga a responderle de qué hablaban por el camino, pero la pregunta permanece no solo en la mente, sino también en el corazón de los discípulos.
  21. 21. ¿Quién es el más importante? Una pregunta que nos acompañará toda la vida y en las distintas etapas seremos desafiados a responderla. No podemos escapar a esta pregunta, está grabada en el corazón.
  22. 22. Recuerdo más de una vez en reuniones familiares preguntar a los hijos: ¿A quién querés más, a papá o a mamá? Es como preguntarle: ¿Quién es más importante para vos? ¿Es tan solo un simple juego de niños esta pregunta? La historia de la humanidad ha estado marcada por el modo de responder a esta pregunta.
  23. 23. Jesús no le teme a las preguntas de los hombres; no le teme a la humanidad ni a las distintas búsquedas que ésta realiza. Al contrario, Él conoce los «recovecos» del corazón humano, y como buen pedagogo está dispuesto a acompañarnos siempre.
  24. 24. Fiel a su estilo, asume nuestras búsquedas, nuestras aspiraciones y les da un nuevo horizonte. Fiel a su estilo, logra dar una respuesta capaz de plantear un nuevo desafío, descolocando «las respuestas esperadas» o lo aparentemente establecido. Fiel a su estilo, Jesús siempre plantea la lógica del amor. Una lógica capaz de ser vivida por todos, porque es para todos.
  25. 25. Lejos de todo tipo de elitismo, el horizonte de Jesús no es para unos pocos privilegiados capaces de llegar al «conocimiento deseado» o a distintos niveles de espiritualidad. El horizonte de Jesús, siempre es una oferta para la vida cotidiana también aquí en «nuestra isla»; una oferta que siempre hace que el día a día tenga cierto sabor a eternidad.
  26. 26. ¿Quién es el más importante? Jesús es simple en su respuesta: «Quien quiera ser el primero - o sea el más importante – que sea el último de todos y el servidor de todos». Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva de los demás.
  27. 27. Y esta es la gran paradoja de Jesús. Los discípulos discutían quién ocuparía el lugar más importante, quién sería seleccionado como el privilegiado –¡eran los discípulos, los más cercanos a Jesús, y discutían sobre eso!-, quién estaría exceptuado de la ley común, de la norma general, para destacarse en un afán de superioridad sobre los demás. Quién escalaría más pronto para ocupar los cargos que darían ciertas ventajas.
  28. 28. Y Jesús les trastoca su lógica diciéndoles sencillamente que la vida auténtica se vive en el compromiso concreto con el prójimo. Es decir, sirviendo. La invitación al servicio posee una peculiaridad a la que debemos estar atentos. Servir significa, en gran parte, cuidar la fragilidad. Servir significa cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo.
  29. 29. Son los rostros sufrientes, desprotegidos y angustiados a los que Jesús propone mirar e invita concretamente a amar. Amor que se plasma en acciones y decisiones. Amor que se manifiesta en las distintas tareas que como ciudadanos estamos invitados a desarrollar.
  30. 30. Son personas de carne y hueso, con su vida, su historia y especialmente con su fragilidad, las que Jesús nos invita a defender, a cuidar y a servir. Porque ser cristiano entraña servir la dignidad de sus hermanos, luchar por la dignidad de sus hermanos y vivir para la dignidad de sus hermanos. Por eso, el cristiano es invitado siempre a dejar de lado sus búsquedas, afanes, deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los más frágiles.
  31. 31. Este hacernos cargo por amor no apunta a una actitud de servilismo, por el contrario, pone en el centro la cuestión del hermano: el servicio siempre mira el rostro del hermano, toca su carne, siente su projimidad y hasta en algunos casos la «padece» y busca la promoción del hermano. Por eso nunca el servicio es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a personas.
  32. 32. El santo Pueblo fiel de Dios que camina en Cuba, es un pueblo que tiene gusto por la fiesta, la amistad, por las cosas bellas. Es un pueblo que camina, que canta y alaba.
  33. 33. Es un pueblo que tiene heridas, como todo pueblo, pero que sabe estar con los brazos abiertos, que marcha con esperanza, porque su vocación es de grandeza. Así la sembraron sus próceres. Hoy los invito a que cuiden esa vocación, a que cuiden estos dones que Dios les ha regalado, pero especialmente quiero invitarlos a que cuiden y sirvan, de modo especial, la fragilidad de sus hermanos.
  34. 34. No los descuiden por proyectos que puedan resultar seductores, pero que se desentienden del rostro del que está a su lado. Nosotros conocemos, somos testigos de la «fuerza imparable» de la resurrección, que «provoca por todas partes gérmenes de ese mundo nuevo» (cf. Evangelii gaudium, 276.278).
  35. 35. No nos olvidemos de la Buena Nueva de hoy: la importancia de un pueblo, de una nación; la importancia de una persona siempre se basa en cómo sirve la fragilidad de sus hermanos. Y en esto encontramos uno de los frutos de una verdadera humanidad.
  36. 36. Porque, queridos hermanos y hermanas, «quien no vive para servir, no sirve para vivir».
  37. 37. Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia: que contienen diapositivas, vida de Santos, Evangelio del Domingo, etc. Escribe a: unidosenelamorajesus@gmail.com con el título suscripciones. Servicio Gratuito. Que Dios te llene de bendiciones. Y que permanezcamos unidos en el amor a Jesús.

×