Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
 Apunte Anatomía de la Articulación Temporoman...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
ELEMENTOS   ANATÓMICOS                        ...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
                      La cavidad glenoidea est...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
    C. DISCO ARTICULAR:

       Considerando q...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
        INSERCIÓNES: la circunferencia superio...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
    Ligamentos accesorios: corresponden a estr...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
        La inframeniscal o maxilomeniscal se e...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
    distintos tiempos. En el compartimento sup...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
               cóndilo mandibular en conjunto ...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
          b. Retropulsión: retorno de la mandí...
Instituto Anatomía Humana
Facultad de Medicina
Universidad Austral de Chile
          c. Diducción: concepto que implica m...
Prochain SlideShare
Chargement dans…5
×

ATM apunte

78 916 vues

Publié le

Apunte de la articulación temporomandibular.

Publié dans : Santé & Médecine
  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

ATM apunte

  1. 1. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile Apunte Anatomía de la Articulación Temporomandibular GENERALIDADES ANATOMÍA DE LA A.T.M. La articulación temporomandibular es una de las estructuras faciales más complejas. La A.T.M. está formada por dos superficies articulares, una porción temporal ubicada cranealmente y una porción facial que comprende el cóndilo (o cabeza) mandibular. La mandíbula es el único hueso móvil de la cabeza; se articula con la parte media de la base del cráneo a través de una doble articulación (derecha e izquierda) unidas por el cuerpo de la mandíbula, las cuales tienen la particularidad de moverse simultánea y sinérgicamente. Si bien por la anatomía de sus superficies articulares correspondería a una articulación que pudiera realizar amplios rangos de movimiento, por la característica de estar unidas por el cuerpo mandibular, determina ciertas peculiaridades en la dinámica mandibular con limitaciones en los movimientos y además trae como consecuencia que todo desplazamiento sobre uno de los cóndilos tendrá repercusión en el contralateral. Otra peculiaridad, es ser única articulación que se puede dislocar sin que actúen fuerzas extrínsecas sobre ella. La A.T.M. corresponde a una articulación de tipo sinovial (clasificación según tejido de unión) y se clasifica según anatomía como una diartrosis bicondilea, es decir, una articulación de movimiento libre entre el cóndilo mandibular y el hueso temporal; pero también se le considera una articulación ginglimo-artrodial, debido a que la A.T.M. provee movimiento de bisagra o rotación en un plano (articulación ginglimoide) y al mismo tiempo, proporciona movimiento deslizante (articulación artrodial). Estos movimientos están lubricados por el fluido sinovial, el cual actúa, además, como medio de transporte de nutrientes para los tejidos avasculares. Ahora bien, la A.T.M. es una articulación formada por el cóndilo mandibular y la eminencia articular de temporal, presenta un disco articular que se interpone entre ambas superficies óseas y divide la articulación en dos compartimientos (superior e inferior), y como medios de unión presenta la cápsula articular y ligamentos de refuerzo y periféricos. Autores afirman que el término articulación craneomandibular se utiliza algunas veces para enfatizar esta bilateralidad. Por otro lado, la A.T.M. es la única articulación que tiene un punto final rígido de cierre dado por las superficies oclusales de los dientes, referida como articulación “temporo-mandibulo-dentaria” cuando se encuentra en máxima intercuspidación a nivel dentario. Los elementos anatómicos que componen la A.T.M. son: el cóndilo mandibular, la eminencia articular, la cavidad glenoidea (fosa mandibular), la cápsula articular, el ligamento temporomandibular entre otros, la membrana sinovial, el disco articular y el cartílago articular, describiremos cada uno y sus implicancias clínicas. Prof. Dra. Irene Gómez B.
  2. 2. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile ELEMENTOS ANATÓMICOS DE LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR A. SUPERFICIES ARTICULARES Corresponden al cóndilo mandibular se ubica dentro de la fosa mandibular (cavidad glenoidea) del hueso temporal. Cóndilos mandibulares: Dos eminencias elipsoides ubicadas en el ángulo posterosuperior de las ramas mandibular. Está unido la rama por una porción más estrecha denominada cuello del cóndilo, en el cuál se ubica en su parte anteromedial una fosita (fosita pterigoidea) para la inserción del músculo pterigoideo lateral. El cóndilo mandibular Fosa mandibular presenta un eje mayor (20- 22mm) esta orientado oblicuamente atrás y adentro (su proyección forma un ángulo de 150º-160º convergiendo por delante del agujero occipital). Tiene forma de techo de dos aguas, donde su vertiente anterior es oblicua abajo y Cóndilo adelante, mientras que la Eminencia mandibular vertiente posterior es plana y Articular vertical. La cresta que las Figura 1 unes puede tener aspecto variable (roma, plana, angular). De éstos, sólo la vertiente anterior y la cresta corresponden a superficies articulares y se relaciona normalmente con la vertiente posterior de la eminencia articular del temporal. En general los cóndilos no son simétricos. En estado fresco el disco articular se interpone para separar estos dos huesos de un contacto directo. Cóndilo del temporal (eminencia articular) y cavidad glenoidea del temporal (fosa mandibular): estructuras ubicadas en la base de cráneo: • Eminencia articular del temporal: corresponde a la raíz transversa del cigoma. Relieve cilindroide, dirigido desde el tubérculo cigomático hacia atrás, adentro y abajo, es de convexidad variable en sentido anteroposterior. En caso de presentar poca convexidad, es un factor predisponerte para luxaciones de la ATM (pacientes que se quedan bloqueados con la boca abierta) puesto que hay mayor facilidad para que el cóndilo mandibular lo sobrepase en una apertura máxima. Para poder solucionar este cuadro, es necesario descender el cóndilo mandibular manualmente para poder vencer el obstáculo y luego llevar atrás para retornar al interior de la fosa mandibular. • Cavidad glenoidea o fosa mandibular del temporal: es una depresión de profundidad variable. Se extiende anteroposteriormente desde la eminencia articular hasta la pared anterior del CAE y en sentido transversal desde la raíz longitudinal del cigoma, hasta la espina del esfenoides. Prof. Dra. Irene Gómez B.
  3. 3. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile La cavidad glenoidea está dividida por la presencia de la cisura petrotimpánica (de Glaser) en 2 zonas, una anterior, articular y una posterior, no articular, que corresponde en realmente a la paredes del CAE. Resumiendo, sólo el cóndilo mandibular y el tubérculo articular del temporal corresponden a las únicas superficies articulares activas dentro de la articulación (diartrosis bicondílea), ya que en condiciones fisiológicas el cóndilo mandibular nunca ocupa el fondo de la fosa mandibular, donde su vertiente anterior se mantiene enfrentado a la vertiente posterior de la eminencia articular del temporal, posición que es permitida por la interposición del disco articular y la tensión de los ligamentos de refuerzo y acción muscular. Esta posición se conoce como RELACIÓN CENTRICA FISIOLÓGICA (fig. 1), y a partir de esta posición se estudian todos los movimientos fisiológicos de la articulación. B. CARTILAGO ARTICULAR. Las superficies articulares de la A.T.M. están cubiertas con fibrocartílago (fig. 2) en contraste con todas aquellas Figura 2 articulaciones sinoviales del cuerpo, las cuales están cubiertas con cartílago hialino. Por esta diferencia, de Bont afirma que en la literatura dental se acepta ampliamente que la A.T.M. está sujeta a leyes biológicas diferentes a las otras articulaciones sinoviales, es decir, que la A.T.M. se considera una articulación única en relación a sus patologías, no comparable con las de otras articulaciones. Este punto de vista tiene su origen en el crecimiento anatómico de la A.T.M., la apariencia más fibrosa del fibrocartílago durante la observación al microscopio de luz y a la bioquímica del colágeno en el fibrocartílago. Sin embargo, existen controversias al respecto porque Moffet, enfatiza que la A.T.M. obedece a las mismas leyes biológicas de las otras articulaciones sinoviales y sus componentes musculoesqueléticos, a pesar de sus características estructurales. El cartílago articular es un tejido avascular, alinfático y aneural. La superficie articular está cubierta por líquido sinovial, el cual es esencial tanto para una lubricación suficiente de la articulación como para la nutrición del cartílago, lo que ocurre por difusión del fluido sinovial, estimulada por cargas alternas que recibe la articulación. El espesor del cartílago articular es aproximadamente de 0,5 mm de espesores la eminencia articular del temporal y 2 mm en el cóndilo mandibular. La función del cartílago articular es resistir el roce y amortiguar las fuerzas que sobrecargan la articulación por lo tanto sólo se ubica en las zonas que tienen contacto articular (vertiente anterior del cóndilo mandibular y vertiente posterior del la eminencia articular del temporal). Las propiedades mecánicas del cartílago articular, se dice que éstas le permiten aceptar cargas altas, transmitirlas y distribuirlas al hueso subyacente, aceptar cargas largas, permanentes, aplicadas localmente a la superficie articular, movimiento con ligera fricción, absorber choques, mantener la tensión en niveles bajos aceptables y proporcionar una superficie suave. La inflamación del cartílago articular corresponde a un enfermedad conocida como artritis. Puede tener distintos orígenes (ej. Artritis reumatoidea) Prof. Dra. Irene Gómez B.
  4. 4. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile C. DISCO ARTICULAR: Considerando que las superficies articulares son 2 superficies convexas, no congruentes, existe una estructura fibrocartilaginosa encargada de dar congruencia y estabilidad a la articulación, el Disco Articular o Menisco llamado por otros autores. En estado fresco el disco articular se interpone para separar estos dos huesos de un contacto directo, de este modo se forman dos compartimientos en cada lado, uno superior, suprameniscal o temporomeniscal, y otro inferior, inframeniscal o maxilomeniscal. (fig 2). Es una placa de fibrocartílago, de forma elíptica, de eje mayor igual al cóndilo mandibular. Se halla ubicado en un plano oblicuo hacia abajo y adelante. Es una estructura avascular y no inervada en su porción central, por lo que, al igual que el cartílago articular se nutre por difusión. En la periferia recibe aportes vasculares de la cápsula. Figura 3 Morfológicamente, se describe como un lente bicóncavo, con 2 caras, 2 bordes y 2 extremidades. Su periferia es Lateral Medial de mayor grosor (borde posterior 3-4mm; borde anterior 1-2mm) y en el centro es más delgado 1mm pudiendo incluso estar perforado. La cara anterosuperior es cóncava en relación a la eminencia articular del temporal y convexa en la porción que queda en relación a la fosa mandibular, formando parte de la articulación temporomeniscal, mientras que la cara posteroinferior, es cóncava en toda su extensión y forma parte de la articulación maxilomeniscal. De las extremidades del menisco, el extremo medial es más grueso. Ambas extremidades están unidas por tejido fibroso a los tubérculos lateral y medial del cóndilo mandibular (ligamentos discales lateral y medial) (Fig 3), lo que explica que el disco acompañe al cóndilo en sus movimientos de traslación en relación al compartimiento suprameniscal, y que sólo rotación en relación a un eje de bisagra en el compartimiento inframeniscal. Con lo anterior se concluye que el disco articular junto al cóndilo mandibular constituyen una unidad anatomofuncional. En todo el perímetro del disco se insertan fibras del ligamento capsular de la articulación y en la zona anteromedial se insertan fibras del haz superior del músculo pterigoideo lateral. D. SISTEMA LIGAMENTOSO: Comprende el ligamento capsular (cápsula), ligamentos de refuerzo y ligamentos accesorios: Cápsula: es un cono fibroso laxo que contornea la articulación, formado por haces de dirección vertical dispuestos en 2 planos: un plano superficial de fibras largas y gruesas que se extiende entre ambas superficies óseas; otro plano profundo, de fibras cortas que se extienden de cada una de las superficies óseas hasta el perímetro del disco articular, donde la existencia de estas ultimas fibras permite la delimitación de un compartimiento suprameniscal independiente del inframeniscal. Prof. Dra. Irene Gómez B.
  5. 5. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile INSERCIÓNES: la circunferencia superior de la cápsula se inserta en la base de cráneo: adelante en la vertiente anterior de la eminencia articular del temporal; atrás en el labio anterior de la cisura petrotimpánica de Glaser; lateralmente en el tubérculo cigomático y raíz longitudinal del cigoma; medialmente, en la base de la espina del esfenoides. Por esta disposición de las fibras capsulares, todos los elementos vasculonerviosos que emergen por la cisura petrotimpánica (cuerda del tímpano, art. timpánica), son extraarticulares. La circunferencia inferior o vértice, se inserta en el contorno de la superficie articular del cóndilo mandibular, excepto en el sector posterior en que se extiende 5mm por debajo de la superficie del fibrocartílago articular. A nivel de la cara anterointerna la cápsula se encuentra interrumpida, pues a este nivel se produce la fusión de las fibras tendinosas del haz superior del músc. pterigoideo lateral con el disco articular. La laxitud de la cápsula permite la amplitud de movimientos anterior y laterales en la articulación, existiendo también el riesgo de luxación (espontánea en caso se eminencia articular plana o ligamentos hiperlaxos y intencional por manipulación). Ligamentos de refuerzo: corresponden a zonas del mismo ligamento capsular que se encuentran reforzadas por un mayor número de fibras: a. Ligamento temporomandibular o lateral externo: se insertan por arriba en el tubérculo cigomático y raíz longitudinal del cigoma. Sus fibras anteriores son oblicuas hacia abajo y atrás mientras que las fibras posteriores se van haciendo verticales, insertados todas en la zona posterolateral del cuello del Figura 4 cóndilo 10 a 12mm de la línea articular. Se encuentra fibras dispuestas en 2 planos: las superficiales, en mayor cantidad y de disposición oblicua y las profundas en menor cantidad, formando una banda horizontal de menor espesor (fig. 4). El ligamento temporomandibular es determinante en la mantención de la relación céntrica fisiológica, en la limitación del movimiento de retrusión y en el paso del tiempo de rotación al tiempo de traslación en la apertura y cierre. b. Ligamento lateral interno (medial): de menor espesor que su homólogo lateral, su función es dudosa. Se extiende desde la espina del esfenoides, dirigiéndose hacia atrás y abajo hacia la parte posteromedial del cuello del cóndilo a 10-15mm de la línea articular (fig.4). c. Ligamento posterior: representado por fibras elásticas desde la cisura petrotimpánica hasta el cuello del cóndilo y borde posterior del menisco (fig.5). Las fibras profundas cortas, reciben el nombre de “freno meniscal posterior” porque limitarían el excesivo desplazamiento anterior del disco articular durante los movimientos excursivos. Figura 5 Prof. Dra. Irene Gómez B.
  6. 6. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile Ligamentos accesorios: corresponden a estructuras fibrosas que se ubican alejadas de la articulación, pero que participan en la estabilización de las funciones articulares, sin tener un rol mecánico importante: a. Ligamento esfenomandibular: sinónimo de ligamento interespinoso, es una lámina fibrosa de 3mm de ancho que se extiende desde la Espina del Esfenoides a la Espina de Spix o actualmente llamada Língula Mandibular. Cruza a la arteria maxilar (maxilar interna), y tapiza la entrada del conducto alveolar inferior (dentario inferior), protegiendo la entrada del paquete Figura 6 vasculonervioso a la entrada del conducto. A nivel del canal milohioideo deja un intersticio para el paso del nervio milohioideo (fig. 6). Corresponde al borde posterior de la aponeurosis interterigoidea y junto con el cuello del cóndilo delimitan el ojal retrocondíleo (de Juvará). b. Ligamento estilomandibular: banda fibrosa que se extiende desde el vértice del proceso estiloides hasta el borde posterior de la rama ascendente de la mandíbula y incluyendo el gonion (fig. 6). Se admite que es una transformación fibrosa de fibras del músc. Estilogloso o parte de la vaina fibrosa de la fascia del los músculos del ramillete de Riojano (Musc. Estilohioideo, Estilogloso y Estilofaríngeo, y lig. Estilomandibular y Estilohioideo). c. Ligamento pterigomandibular: lámina fibrosa poco desarrollada que se extiende desde el gancho del proceso pterigoides hasta el labio interno del trígono retromolar. Configura u lugar de inserción común entre los músc. Constrictor superior de la faringe y el buccinador (fig 6 y fig 7). Figura 7 E. SINOVIALES: Corresponde a un tejido areolar laxo que tapiza la cara interna de la cápsula y el 1/3 anterior y 1/6 posterior del disco articular, considerando como cavidades articulares independientes en el compartimiento suprameniscal e inframeniscal (en rojo, fig. 8). La sinovial suprameniscal o temporomeniscal es un cilindro que por arriba tiene las mismas inserciones que la cápsula y por debajo en parte de la cara superior del disco articular. Es más extensa y laxa que la inferior. Figura 8 Prof. Dra. Irene Gómez B.
  7. 7. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile La inframeniscal o maxilomeniscal se extiende desde el labio inferior del borde meniscal hasta el cuello del cóndilo. Este tejido es secretor del líquido sinovial, un líquido viscoso que ocupa las cavidades articulares. Su función es lubricar, atenuando la fricción entre las superficies articulares. Además tiene la importante función de nutrir las estructuras avasculares (centro del disco articular y cartílago articular). El espacio suprameniscal tiene mayor capacidad en volumen (tolera 1,3 a 2cc) a diferencia del inframeniscal ( 0,5 a 1cc). RELACIONES TOPOGRÁFICAS DEL LA ATM. • Cara externa: corresponde a la región ubicada por delante del trago (tragus) y bajo el arco cigomático en el plano del celular subcutáneo transcurre la arteria transversal de la cara (colateral de la art. temporal superficial) y ramas del nervio facial. Un linfonodo preauricular, vasos temporales superficiales y el nervio auriculotemporal. • Cara interna: se relaciona con el pterigoideo lateral, la arteria maxilar (interna) con sus ramas timpánica, meníngea menor y meníngea media, el plexo venoso pterigomaxilar y los nervios alveolar inferior, lingual, auriculotemporal y cuerda del tímpano (fig 8). • Cara posterior: contacta con el conducto auditivo externo, en ocaciones con la interposición de una prolongación de la glándula parótida (fig.8) (explica que en casos otalgia exista la necesidad de hacer diagnóstico diferencial entre otitis, parotiditis o dolor de atm). • Cara superior: por lo delgado de la lámina ósea que constituye la fosa mandibular del temporal, se relaciona por directamente con la base de cráneo, meninges y lóbulo temporal del cerebro. En casos de traumatismos mandibulares en dirección oblicua hacia arriba y atrás, hay riesgo de fractura del piso medio de base de cráneo. • Irrigación: el aporte vascular es por ramas de la temporal superficial, timpánica, meníngea media, auricular posterior, palatina inferior o ascendente y faríngea superior. • Inervación: proceden del n. maseterino y del auriculotemporal (V3 par craneal). La cápsula articular, ligamentos y sinovial son tejidos muy inervadas principalmente terminaciones de dolor y simpáticas., por lo que las reacciones infalamtorias son considerables. DINAMICA DE LA ARTICULACION TEMPORORMANDIBULAR. Esta articulación posee una dinámica compleja, y activa, que pone en ejecución fuerzas tan intensas como son necesarias para la acción de masticación, y otras menores como fonación deglución y expresión facial. Se debe considerar que el desplazamiento mandibular ejerce una actividad sobre las glándulas salivales y la estimulación del flujo salival por compresión de las mismas. Es necesario considerar: 1. Existencia de una base fija, dada por el cráneo y el maxilar superior, y una base móvil, correspondiente a la mandíbula. 2. Las características topográficas determinan los tipos de movimiento. Se puede considerar de cómo bicondílea desde el punto de vista anatómico pero funcionalmente es gínglimo y plana. 3. La existencia de un disco articular que en relación a cada una de sus caras forma 2 articulaciones independientes, que se mueven de manera distinta y en Prof. Dra. Irene Gómez B.
  8. 8. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile distintos tiempos. En el compartimento suprameniscal re realizan los movimientos de traslación o desplazamiento (artic. Plana), mientras que en inframeniscal los de rotación con el menisco fijo en el fondo de la cavidad glenoidea. 4. La elasticidad de la cápsula articular permite ser distendida en las excursiones del cóndilo y disco articular. 5. La solidaridad de ambas ATMs. 6. La interdependencia de ambas articulaciones entre sí y con el sistema dentario. Hay movimientos que dependen del desengranamiento dentario. 7. La ubicación de las inserciones musculares en la mandíbula determina la dirección de los movimientos. Es así como tenemos un grupo de músculos elevadores formado por los llamados músculos masticadores (excepto el pterigoideo lateral) y un grupo de músculos depresores que son los suprahioideos que actúan en sinergismo con los infrahioideos como estabilizadores del hueso hioides). 8. Sinergia muscular. La actividad de los distintos grupos musculares es compleja para la realización de los distintos desplazamientos siendo analizados en detalle más adelante. 9. Factores ambientales que van provocando modificaciones en cuanto a profundidad de depresiones y prominencia de las salientes óseas a nivel articular. La forma de la articulación durante la lactancia y primera infancia es aplanada por la necesidad de succión y movimientos amplios en el plano horizontal, en la adultez aumenta el desplazamiento vertical por lo que es más profunda la cavidad glenoidea y en la vejez vuelve a disminuir la altura de la eminencia articular del temporal. La influencia del régimen alimentario del estado de conservación de las piezas dentarias y el número de ellas también va provocando variaciones a nivel articular. GENERALIDADES ACERCA DE LOS MOVIMIENTOS MANDIBULARES. Por razones didácticas se describen los movimientos a partir de la posición inicial de relación céntrica fisiológica (posición en la que la vertiente anterior del cóndilo mandibular se encuentra enfrentado a la vertiente posterior de la eminencia articular del temporal con la interposición del menisco en su porción más delgada). Se analizan movimientos en los tres sentidos del espacio como pares de desplazamiento de ida y retorno a punto inicial. Se considera 5 pares de movimientos y 1 impar. Alumnos movimientos son simétricos, en que la actividad de los músculos bilateral de similar intensidad, mientras que los asimétricos, actúa el músculo de un lado y su homólogo permanece prácticamente en reposo. 1. Movimientos de Ascenso y Descenso: a. Descenso: de la relación céntrica el descenso mandibular se inicia por acción de los músculos suprahioideos, primero los genihioideos, milohioideos y finalmente el vientre anterior de los músculos digástricos. Para que esto suceda deben tomar punto fijo en el hueso hioides, el que es estabilizado por la contracción isométrica de los músculos infrahioideos., y con los elevadores inactivos. Por la inserción mandibular de los músculos suprahioideos, ubicados más anterior en relación al hioides, permiten el descenso mandibular solamente en base a rotación del cóndilo mandibular en el compartimiento inframeniscal, considerando un eje que pasa por ambos cóndilos. Este movimiento permite un rango de apertura de entre 20 y 25 mm y se conoce como 1º tiempo de la apertura. (fig 9) El 2º tiempo del descenso se produce el movimiento a nivel del compartimiento supramensiscal, correspondiendo a la traslación del Prof. Dra. Irene Gómez B.
  9. 9. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile cóndilo mandibular en conjunto con el disco articular por la unión que existe entre ambos por la presencia de los ligamentos discales. El desplazamiento tiene una dirección hacia adelante y abajo en relación a la vertiente posterior de la eminencia articular del temporal. El desplazamiento anterior del disco articular se ve limitado por la distensión de las fibras cortas del ligamento posterior o “freno meniscal posterior”. Esta 2º fase esta a cargo de la contracción bilateral de los pterigoideos laterales, principalmente su fascículo inferior o pterigoideo. Permite una apertura máxima de 45mm (fig 9). Figura 9 b. Ascenso: termina la actividad de los depresores, la mandíbula comienza su recorrido inverso, también en 2 tiempos: en el primero se produce la traslación hacia arriba y atrás en el compartimiento suprameniscal, cóndilos y meniscos son arrastrados en forma conjunta por la contracción bilateral de las fibras horizontales y oblicuas de los músculos temporales, maseteros y pterigoideos mediales; y luego la rotación en el inframeniscal, a cargo de los maseteros, pterigoideos internos y fibras verticales de los temporales. Figura 10 2. Movimientos de Propulsión y Retropulsión: a. Propulsión: la mandíbula debe proyectarse anteriormente y para ello debe vencer las interferencias que implican los planos inclinados de los incisivos, cúspides de molares y vertiente posterior de la eminencia articular del temporal, para lo cual se inicia con un movimiento de descenso. Para esto se produce una actividad mínima de los músculos genihioideos controlada por el tono de los elevadores. El desplazamiento anterior está a cargo de la contracción bilateral de los pterigoideos laterales. El movimiento en realidad es un “descenso propulsado”. El rando de movimiento normal es de 10mm. Figura 11 Prof. Dra. Irene Gómez B.
  10. 10. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile b. Retropulsión: retorno de la mandíbula atrás y arriba. Como nuevamente se debe vencer el engranamiento dentario, nuevamente hay leve actividad de los depresores y se realiza por acción de las fibras horizontales o posteriores del músculo temporal que son netamente retropulsoras. Así retornan cóndilos y meniscos a la fosa mandibular. 3. Movimientos de Retrusión y Protrusión: a. Retrusión: a partir de la relación céntrica fisiológica, la mandíbula es desplazada hacia atrás por las fibras horizontales del temporal, hasta efectuar la compresión de los tejidos retroarticulares. La amplitud del movimiento es mínima, por la presencia de la pared anterior del CAE. Para vencer el engranaje dentario es necesario un mínimo desplazamiento hacia abajo y atrás. Este tipo de desplazamiento no es fisiológico, pero tiene importancia en aplicación clínica para lograr mediante manipulación mandibular posiciones condilares estables, estandarizables, reproducibles y repetibles las veces que sea necesario. b. Protrusión: causado por el cese de la actividad muscular que provocó la retrusión y por la resiliencia de los tejidos retroarticulares. 4. Movimientos de Intrusión y Extrusión: a. Intrusión: la posición de oclusión céntrica implica la existencia de una leve actividad de los músculos elevadores. Cuando esta contracción aumenta el diente sufre la introducción dentro del alvéolo, permitido por la elasticidad del ligamento periodontal. Este movimiento es muy limitado, dependiente del espesor del ligamento periodontal y se traduce en una ligera compresión de la ATM, del cóndilo sobre el menisco. b. Extrusión: por la capacidad del periodonto de recobrar su forma y dimensión inicial, es el retorno del diente a su posición sin interrupción del contacto dentario. Esto luego del cese del la actividad de los músculos elevadores. 5. Movimientos de Lateralidad Centrífuga y Centrípeta: a. Lateralidad Centrífuga: es un movimiento asimétrico porque la actividad muscular y el desplazamiento condilar es diferente a ambos lados de la línea media. El punto mentoniano se desplaza a uno de los lados, abandonando el plano sagital. El cóndilo del lado hacia donde se produce el desplazamiento se denomina Cóndilo del LADO DE TRABAJO, mientras que el opuesto es el LADO DE BALANCE. El cóndilo del lado de balance es traccionado hacia la línea media por la contracción del pterigoideo lateral (contracción unilateral) describiendo junto con el menisco una trayectoria hacia abajo adelante y adentro. El cóndilo del lado de trabajo sufre un pequeño desplazamiento atrás y afuera a causa de la tracción de las fibras horizontales del temporal. Actúan también los maseteros y pterigoideos internos para mantener el contacto dentario. El rango de movimiento es de 10 mm (fig. 12). b. Lateralidad Centrípeta: cuando termina actividad muscular y es reforzado por la contracción de las fibras horizontales del temporal, con retorno a la línea media del mentón. Prof. Dra. Irene Gómez B.
  11. 11. Instituto Anatomía Humana Facultad de Medicina Universidad Austral de Chile c. Diducción: concepto que implica movimientos de lateralidad alternados y repetidos Lado Lado trabajo balance Figura 12 Los rangos normales para los movimientos de apertura máxima, propulsión y lateralidad centrífuga derecha e izquierda se encuentran en una proporción aproximada de 4:1:1. (±40mm, 10mm, 10mm). 6. Circunducción: Los 5 tipos de movimientos permiten los movimientos excursivos de la mandíbula en los distintos sentidos del espacio. Los movimientos límites no son fisiológicos por lo que los movimientos en el ciclo masticatorio incluyen donde los distintos tipos de movimiento se repiten con mayor o menor frecuencia. La circunducción, es un verdadero complejo dinámico con desplazamientos necesarios para la masticación de un omnívoro. Prof. Dra. Irene Gómez B.

×