Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

Psico. humanista Clase Dra Ana Chavez

  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

  • Soyez le premier à aimer ceci

Psico. humanista Clase Dra Ana Chavez

  1. 1. Psicología Humanista El movimiento de la Psicología Humanista surgió en Norteamérica durante el siglo XX en los años 50 y principios de los 60, como un movimiento social interdisciplinar predominantemente psicológico, pero no de forma exclusiva, ya que se fue manifestando en todos los aspectos del pensamiento y de la interacción humana: sociología, antropología, educación, política, teología y filosofía. Orientado a promover una psicología más interesada por los problemas humanos, que sea "una ciencia del hombre y para el hombre". Se fue desarrollando a medida que un grupo de psicólogos y psiquiatras se dieron cuenta, a través de conferencias y comunicaciones en congresos, de sus coincidencias en unas mismas inquietudes y que -a pesar de la diversidad en sus posiciones teóricas o en sus metodologías psicoterapéuticas- compartían un cierto distanciamiento y protesta en relación a algunos de los postulados de los dos paradigmas predominantes en psicología de la época: el conductista y el psicoanalítico. La mayor parte de estos autores eran de orientación fenomenológica o existencial, teóricos de la personalidad que procedían del neopsicoanálisis o del conductismo y también teóricos de la ciencia como Ludwing von Bertalanffy. Misiak y Sexton, 1973 en un estudio sobre las raíces históricas de la Psicología Humanista, proponen la siguiente definición: “la psicología humanística es un acercamiento polifacético a la experiencia y a la conducta humana que centra su atención en la singularidad del hombre y en su autorrealización” (1973, p. 127).
  2. 2. La psicología humanista es una escuela que pone de relieve la experiencia no verbal y los estados alterados de conciencia como medio de realizar el pleno potencial humano. Surgió como reacción al reduccionismo del conductismo y al psicoanálisis ortodoxo freudiano, dos teorías con planteamientos opuestos en muchos sentidos, pero que predominaban en ese momento; hay que aclarar que ―contrario al conductismo (de pensamiento monista, materialista y determinista)― el psicoanálisis se fundamenta en la filosofía humanista y desde siempre ha pretendido que la persona sea responsable de sí misma y de su devenir, por tanto esta última ha dado muchos aportes al desarrollo de la psicología humanista que hoy se conoce y se posiciona como parte de la psicología de la posmodernidad. Esta escuela pretende la consideración global de la persona y la acentuación en sus aspectos existenciales como la libertad, el conocimiento, la responsabilidad, la historicidad, criticando a una psicología que, hasta entonces, se había inscrito exclusivamente como una ciencia natural, intentando reducir al ser humano a variables cuantificables (conductismo), o que, en el caso del psicoanálisis, se había centrado en los aspectos negativos y patológicos de las personas (la enfermedad humana). Enfoca su filosofía a diferentes puntos: 1. Resalta la dignidad del ser humano y un ideal de vida (Defensa de las libertades individuales y de la democracia de los dos Manifiestos Humanistas (1933 y 1974). 2. Propone además un método de conocimiento humanista en donde se rechaza el absolutismo y hay una preferencia por la flexibilidad frente a la exactitud racionalista. Postulados básicos sobre el hombre:  Es más que la suma de sus partes.  Lleva a cabo su existencia en un contexto humano.  Es consciente.  Tiene capacidad de elección.  Es intencional en sus propósitos, sus experiencias valorativas, su creatividad y la comprensión de significados. Los integrantes del movimiento comparten: 1. El afán por centrarse en la persona, su experiencia interior, el significado que la persona da a sus experiencias y en la autopresencia que esto supone.
  3. 3. 2. Enfatización de las características distintivas y específicamente humanas: decisión, creatividad, autorrealización, etc. 3. Mantenimiento del criterio de significación intrínseca en la selección de problemas a investigar, en contra de un valor inspirado únicamente en el valor de la objetividad. 4. Compromiso con el valor de la dignidad humana e interés en el desarrollo pleno del potencial inherente a cada persona; es central la persona tal como se descubre a sí misma y en relación con las restantes personas y grupos sociales. Uno de los teóricos humanistas más importantes de la época, el psicólogo estadounidense Abraham Maslow (1908-1970), quien había incursionado en el conductismo, denominó a este movimiento La Tercera Fuerza, para mostrar lo que se proponía con esta corriente: integrar las formas (aparentemente opuestas) en que se expresaba el quehacer psicológico de la época (conductismo y psicoanálisis). James Bugental en 1960 afirmo cinco hipótesis de la psicología humanista. Esto sobre todo afirma que los seres humanos no pueden ser comparados o reducidos a una máquina y que todo ser humano tiene dentro de sí un contexto específicamente humano. También afirma que la conciencia humana se compone de una toma de conciencia de sí mismo en las relaciones de otras personas y que los seres humanos tienen opciones y responsabilidades. Por último, se sugiere que los seres humanos son intencionales y buscar el significado, el valor y la creatividad. Principales representantes de la Psicología Humanista  Abraham Maslow  Carl Rogers  Alfred Adler  Rollo May  Gordon Allport Abraham Maslow Fue una de las figuras más conocidas de la psicología humanista es considerado como el padre de este movimiento, compartiendo la visión holística basado en la experiencia humana y por tal motivo rechazando el uso de un solo método para el estudio del comportamiento humano y proponiendo como concepto principal de sus estudios la autorrealización entendida como una culminación de la tendencia al crecimiento definida como una ligera obtención de satisfacciones hacia ciertas necesidades que con el paso del tiempo se vuelven más exigentes y partiendo de aquí es la necesidad del ser humano para satisfacer necesidades de estructuración de la percepción de su mundo a partir de su propio análisis y valores que él ha adquirido.
  4. 4. Para probar que los seres humanos tratan una tarea mayor, Maslow estudio mentalmente a individuos saludables. Esto le proporcionó información para su teoría de que la gente vive experiencias cumbre, momentos sublimes en la vida en los que el individuo está en armonía consigo mismo y con su entorno. Las Cinco Necesidades de Maslow Maslow agrupa las distintas necesidades que debe cubrir cada individuo en cinco niveles de la siguiente forma: Necesidades básicas En las necesidades básicas se incluyen las necesidades fisiológicas básicas para mantener la vida humana y la supervivencia de la especie. En estas necesidades básicas encontramos las funciones básicas de alimentación, respiración e hidratación así como las necesidades internas para regular la temperatura y el pH.
  5. 5. Además, se incluyen las necesidades de evitar el dolor, mantener el equilibrio, expulsar los desechos de nuestro cuerpo y por supuesto la necesidad de tener relaciones sexuales. Necesidades de Seguridad y Protección Una vez cubiertas y compensadas las necesidades básicas, en los individuos aparecen las necesidades de seguridad y protección. En estas necesidades, se desarrollan también conceptos que acotan y ponen límites. Pensemos por ejemplo en la seguridad física, en la salud de los individuos, en la necesidad de cobertura del empleo, mantenimiento de ingresos u obtención de recursos. Maslow también encuadra dentro de estas necesidades la seguridad moral, el núcleo familiar y la necesidad de la propiedad privada como tal. El concepto de hogar y propiedad ligado a las necesidades anteriores, explica gran parte de nuestra organización social por ejemplo. Necesidades de Afiliación y Afecto Dentro del tercer nivel, se encuentra el desarrollo afectivo de las personas y los niveles relacionales de la sociedad. Encontramos como necesidades de este nivel la asociación, la participación en colectivos, el sentimiento de sentirse aceptado en integrado entre otras. Este grupo de necesidades se cubren mediante la realización de servicios y prestaciones que incluyen actividades deportivas, culturales y recreativas. El ser humano por naturaleza siente la necesidad de relacionarse, ser parte de una comunidad, de agruparse en familias, con amistades o en organizaciones sociales. Entre estas se encuentran: la amistad, el compañerismo, el afecto y el amor. Tengamos presente también que estas necesidades surgen de manera colectiva en función de la propia organización social de los colectivos. Necesidades de Estima Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una alta y otra baja. La estima alta concierne a la necesidad del respeto a uno mismo, el cuidado de nuestro yo y las necesidades de comunicación interna y autocomprensión que los individuos tenemos sobre nosotros mismos. Dentro de estos sentimientos propios nos encontramos con la confianza, competencia, maestría, logros, independencia y libertad. La estima baja concierne al respeto de las demás personas y a la traslación de las necesidades de estima alta al resto de interacciones sociales. Maslow sitúa en esta
  6. 6. escala la necesidad de atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama, gloria, e incluso dominio sobre el resto de los individuos. La carencia de estas necesidades se refleja en una baja autoestima y el complejo de inferioridad, al igual que el exceso de muchas de ellas, también es un origen de graves psicopatologías en muchos individuos. Autorrealización o Autoactualización Este último nivel es algo diferente y Maslow utilizó varios términos para denominarlo a lo largo de toda su vida tales como “motivación de crecimiento”, “necesidad de ser” y “autorrealización”. En este nivel se encuentran las necesidades más elevadas, se hallan en la cima de la jerarquía, y a través de su satisfacción, se encuentra un sentido a la vida mediante el desarrollo potencial de una actividad. Para alcanzar este nivel, todos los individuos necesitan alcanzar y completar hasta el mejor punto posible, el resto de niveles y necesidades inferiores. La Teoría Humanista de Carl Rogers Rogers resaltó la tendencia del organismo hacia el crecimiento personal. Su teoría se basa en los siguientes postulados: • Visión holista y optimista del ser humano • El objetivo de la Psicología Humanista es comprender y mejorar la personalidad. • Todas las personas tienen un potencial de crecimiento y el fin de la persona es el desarrollo de sus capacidades positivas. • El eje vertebrador del comportamiento son los procesos motivacionales. Para Roger lo que diferencia a una persona sana de otra desadaptada es la calidad de la relación entre su yo (ideales, valores, expectativas, intereses) y su experiencia. La personalidad madura y equilibrada es el resultado del proceso de autorrealización, es decir del proceso de convertirse en persona. Esto supone cultivarse, crecer y madurar en armonía. Luego, aunque pueda parecer un proyecto a largo plazo, no es así, significa saber vivir el presente. La autorrealización no es un fin sino un proceso: es saber disfrutar de la vida; aceptarse sin apartar la posibilidad de cambiar; valorar lo que uno piensa y siente; ser independiente, valorar las relaciones con los demás sin someterse a sus
  7. 7. expectativas, resolver adecuadamente los conflictos; y además, es aceptar la responsabilidad de la propia vida. Terapia humanista Dentro de esto se encuentran diversas terapias empleadas por los psicólogos:  No directiva  Centrada en el cliente  Análisis Transaccional En las terapias humanistas el terapeuta y cliente se sitúan en un mismo nivel, de manera que no se ve al primero como la figura de respeto y experiencia que tome el rumbo de las sesiones de trabajo. En este tipo de terapia se confía plenamente en las habilidades y recursos internos de las personas que acuden a la consulta para avanzar en situaciones y problemas que tengan arraigados, la razón de las teorías humanistas consiste en sacar a flote la conciencia de dichos recursos escondidos en el interior de la persona. El psicodrama dentro de las teorías humanistas está relacionado con la patología que surge cuando las personas admiten roles inadecuados y además los convierten en roles rígidos que van dañando a la persona. Para eliminar las patologías que se derivan de los roles que asumen las personas es necesario realizar psicodramas, o psicoterapias que permitan deshacerse de esos roles y asumir otros adecuados. Logoterapia. El enfoque humanista denominado Logoterapia de Frankl, el concepto básico de Víctor Frankl es el sentido de la vida, la pérdida del sentido de la vida genera neurosis y patologías, el terapeuta tiene como objetivo promocionar y favorecer que el paciente logre restaurar o generar un sentido a la vida para poder desprenderse de la neurosis noógena, o pérdida de sentido de vida, el vacío existencial es el que se trabaja como eje en este tipo de terapias humanistas denominadas logoterapias. Psicoterapia Centrada en el Cliente La Psicoterapia centrada en el cliente es el nombre de una psicoterapia enmarcada en la Psicología humanista. "Cliente" pretende enfatizar un matiz semántico distinto a "paciente", ya que un cliente permanece con la responsabilidad y libertad sobre el proceso terapéutico como un agente activo, en contraposición de "paciente", como indica éste término en su sentido literal ("ser paciente con el problema"). Con frecuencia se habla de "enfoque centrado en el cliente". Enfoque es un término más general con más matices filosóficos, que permiten enmarcar con éste una consecuente
  8. 8. psicoterapia y comprensión sobre los intercambios interpersonales acaecidos durante el proceso psicoterapéutico. Según Rogers, el cliente es el que lleva el peso de la terapia (auto-directividad) y no el terapeuta. Sin embargo, el terapeuta tiene que ofrecer al cliente una relación que se define por tres condiciones necesarias y suficientes para lograr el éxito de la misma. Las tres primeras características o condiciones son Empatía, Aceptación positiva incondicional y Autenticidad o Congruencia. Todo el proceso de la psicoterapia puede traducirse como la actitud del psicoterapeuta en una profunda creencia de respeto y aceptación del cliente y de sus propias capacidades para el cambio: de este modo, todo lo que se hace en la psicoterapia (si entendemos esta como una escuela o enfoque, de la que surgen técnicas o estrategias) es la instrumentalización de esa actitud. Desde el uso del silencio a la empatía, vienen a trasmitir este mensaje implícito. Estas tres condiciones relacionales mencionadas son llamadas actitudes de base: La aceptación y consideración incondicionalmente positiva de la persona en búsqueda de ayuda. Se acepta sin condición alguna la manera en que ella está dispuesta a revelarse y demostrarse en la relación frente al terapeuta. La empatía centrada en la persona sufriente. Es la capacidad del terapeuta de entrar en el mundo del cliente y de comprender con exactitud sus vivencias como si el terapeuta fuese el otro. Esta comprensión empática facilita la concientización, favorece el acompañamiento terapéutico y promueve el desarrollo personal. La autenticidad del terapeuta permite a menudo un diálogo sincero y constructivo directo entre el terapeuta y el cliente. El terapeuta sigue siendo un experto, pero él se comunica también como ser humano al servicio del cliente sufriente. La relación centrada en el cliente se define además por un mínimo de contacto establecido entre el cliente y el terapeuta, el cliente debe estar en un estado de incongruencia y por último, el cliente debe, de una manera u otra, darse cuenta de la presencia del terapeuta y de la relación ofrecida (lo que, a veces, no ocurre, por ejemplo en caso de una psicosis aguda). Una relación definida por las actitudes de base genera una multitud de interacciones terapéuticas cada vez más adaptadas a la relación con el cliente, a su persona y situación particular, favoreciendo la capacidad natural e inherente en cada persona de poder desarrollarse de manera constructiva (tendencia natural de cada persona a su auto- actualización, es decir a desarrollarse y madurar). Rogers describe el proceso de cambio que viven las personas que ingresan a terapia y describe siete etapas:
  9. 9. 1. Fijeza: es el estado que comúnmente es descrito como neurótico. 2. Vivir la experiencia de ser plenamente aceptado: al inicio de la relación terapéutica, el primer cambio que vive la persona es entrar en un ambiente que no le condiciona, lo que convierte en innecesarios los patrones de comportamiento que ha desarrollado para enfrentar al mundo hostil y condicionante en que se desenvuelve cotidianamente. 3. Desarrollo y flujo de la expresión simbólica: la persona en proceso comienza a desarrollar una expresión verbal más allá de los lugares comunes y que le permita expresarse con más propiedad conforme a su vivencia. 4. Flexibilización de los constructos y flujo de los sentimientos: se comienzan a cuestionar los valores y creencias que han llevado a la persona a un estado de permanente insatisfacción, y se permite ver las cosas de forma distinta. Además, en esta etapa se advierte una mayor libertad para expresar los sentimientos. 5. Flujo organísmico: la estructura personal del cliente manifiesta una mayor relajación, los sentimientos son expresados con mayor libertad, las creencias son libremente cuestionadas y hay una necesidad por explorar nuevas formas de comportamiento. 6. Inicio de la experienciación plena: es la fase de la terapia en que las personas llegan al "punto de no retorno", donde es posible que abandonen el proceso terapéutico y no experimenten retrocesos dado que toman conciencia de que son ellas las responsables de su vivencia y experiencia. 7. Fluidez: es la descripción de una persona que funciona plenamente. Antecedentes Históricos Movimiento Histórico Surge en los años 60 ubicándonos históricamente con la Guerra Fría y la Segunda Guerra Mundial, conflicto que dividió el mundo ideológicamente en dos bandos liderados por la Unión Soviética (U.R.S.S) y Estados Unidos, posteriormente en los años 70 existieron múltiples movimientos (moda hippie, liberación sexual, etc.) buscando una reivindicación de derechos como la paz, libertad y un libre desarrollo de la personalidad. Estos movimientos llevaron a la humanidad a su destrucción total envolviéndola en una oscuridad total mostrando el peor lado del ser humano, esto derivo en que de alguna manera la civilización renaciera económica y psicológicamente trayendo consigo el énfasis que hace la psicología humanista en el desarrollo individual del hombre. La Segunda Guerra Mundial Al final de la Segunda Guerra Mundial la humanidad siente los efectos de una lucha que no se limitó a los territorios donde se llevaron a cabo las batallas, pues su influencia
  10. 10. trascendió todas las fronteras. Se apreciaba un panorama de desolación principalmente en ciudades como Coventry, Hamburgo, Dresden, Berlín, Varsovia, Hiroshima y Nagasaki las cuales quedaron reducidas a un montón de escombros. Después de la guerra en la mayoría de los países europeos la subalimentación y el hambre por carestía eran la regla, como dice Procacci, era la condición humana. “La humanidad había tocado fondo y ahora quería volver a la vida”. Movimientos Juveniles La mayoría de los movimientos de los años sesenta eran conformados por jóvenes que se sentían inconformes, con diferentes aspectos del sistema o de la situación global, pero uno de los más representativos y que llego a sentar un precedente de la fuerte influencia de las manifestaciones masivas, con el llamado Mayo del 68 o Mayo Francés, fue el movimiento estudiantil principalmente de París, una serie de manifestaciones que fueron masivamente apoyadas por los sectores obreros y que llegaron a constituir una de las huelgas más memorables de la historia. Los manifestantes protestaban, principalmente, en contra del sistema educativo y laboral, pero en algunos sectores eran movidos también por los conflictos Bélicos latentes, como la guerra de Vietnam. Todo esto en el marco de la revolución sexual y el auge del movimiento hippie que promovía el amor libre y criticaba la plastificada y consumista vida burguesa. Movimientos Feministas El feminismo es otro de los movimientos que toman fuerza durante los años sesenta y se caracteriza por la lucha llevada a cabo por las mujeres, en pro de sus derechos y la igualdad ante los hombres. Pues en este momento de la historia se registraba la intención de dar a la mujer el papel de acompañante del hombre, y que vive dedicada a las labores domésticas. Durante el siglo XIX la lucha está enfocada a conseguir el derecho al voto y después de la Segunda Guerra Mundial, es cuando el feminismo toma fuerza en la sociedad y logra que se lleven a cabo, en muchos países las primeras votaciones, en las que pudieron participar todas las mujeres. Posteriormente, en la época de la Guerra Fría, se extendió una visión principalmente publicitaria de la mujer, que la establecía como un personaje, del tipo que está en casa y que posee los electrodomésticos que le facilitan las tareas hogareñas. De esta manera durante la década de los años sesenta el movimiento feminista toma conciencia de que la sola igualdad de derechos jurídicos no elimina la creciente explotación económica y sexual y continua con su lucha para generar un cambio a nivel cultural que le permita a la mujer ocupar el lugar que le corresponde como igual, en todos los aspectos.
  11. 11. Influencias del Existencialismo y Fenomenología a la Psicología Humanista Gracias a la influencia del existencialismo se pone en énfasis en la existencia, en cómo los seres humanos viven sus vidas, en la experiencia del ejercicio o de la renuncia a la libertad. Contra las especulaciones abstractas y el cientifismo racionalista. El ser humano no se puede reducir a una entidad cualquiera, sea esta la de animal racional, ser social, una relación entre psíquico y biológico. Con la influencia de la fenomenología, método privilegiado para acercarse al hombre, que trata de descubrir lo que es dado en la experiencia, de reconsiderar los contenidos de la conciencia humana tratando de ver más allá de los prejuicios, preconcepciones y teorías del observador; en su propuesta la consciencia siempre tiene a algo, es esencialmente intencional. La corriente se basa como se mencionó en un hombre autónomo y responsable de las decisiones que tome por parte de su desarrollo personal. El pensamiento que determino esta corriente psicológica tiene como antecedente a todos los pensadores, psicólogos y filósofos que se resistieron a que la psicología fuera reducida al estudio del ser humano y a pesar de esto se pueden incluir a varios grupos que influenciaron a esta corriente: Los críticos del mecanicismo y reduccionismo de la psicología y su propuesta de ponerle cierto énfasis a la intencionalidad del ser humano como un individuo total (Wilhelm Dilthey, Oswald Külpe y William James) en cuanto al estudio del antielementarismo, la conciencia y la introspección. Aporte de figuras disidentes de la ortodoxia freudiana como Erik Fromm y su búsqueda existencial del ser humano, Karen Horney y Erik Erikson con el concepto sociocultural, a Frietz Peals con el desarrollo de la terapia Gestalt, Carl Jung con su estudio de espiritualidad humana, Alfred Adler y Wilhelm Reich con la reivindicación del cuerpo en la psicoterapia. Las teorías de personalidad que emergieron en esos momentos intentando mostrar al ser humano en función de la motivación y necesidades en función a sus patologías y determinaciones (estudios hechos por Gordon Allport y Henry Murray) La fenomenología existencial antes mencionada con autores como Karl Jaspers, Medard Boss y Ludwig Binswanger en Europa y Rollo May en Estados Unidos. Ludwig Bingswanger fue discípulo de Husserl e influido por Heidegger empleo las categorías heideggerianas en la terapia, tratando de abarcar con ello al hombre en su
  12. 12. totalidad y no solo en sus dimensiones básicas. La descripción del mundo del paciente son los objetivos de investigación principales buscando un encuentro interpersonal libre de prejuicios entre el terapeuta y el paciente. Rollo May fue uno de los principales representantes del humanismo por parte de Estados Unidos, este personaje dio una dura crítica al reduccionismo del psicoanálisis freudiano en el tratamiento que el hombre recibía. May de alguna manera impulsa la visión humanista de la psicoterapia pero a su vez critica la ligera exclusión de los elementos negativos de la naturaleza humana que postulan los demás autores humanistas. Por otro lado el concepto central de la psicología de Rollo es el dilema del hombre (Originándose la capacidad del ser humano para sentirse un sujeto y como objeto al mismo tiempo) determinando así puntos importantes en lo que hoy es conocido como psicoterapia existencial. Planteamientos fundamentales en la psicología Dentro de esta corriente los enfoques teóricos y terapéuticos son tan diversos que no es posible plantear un modelo teórico único. Lo que sí se puede extrapolar de estas diversas teorías y enfoques es una serie de principios y énfasis:  Énfasis en lo único y personal de la naturaleza humana: el ser humano es considerado único e irrepetible. Tenemos la tarea de desarrollar eso único y especial que somos, así, ámbitos como el juego y la creatividad son considerados fundamentales.  Confianza en la naturaleza y búsqueda de lo natural: el ser humano es de naturaleza intrínsecamente buena y con tendencia innata a la autorrealización. La naturaleza, de la que este ser humano forma parte, expresa una sabiduría mayor. Por lo tanto, como seres humanos debemos confiar en la forma en que las cosas ocurren, evitando controlarnos o controlar nuestro entorno.  Concepto de conciencia ampliado: la conciencia que tenemos de nosotros mismos y la forma en que nos identificamos con nuestro yo o ego, es uno de los varios estados y niveles de conciencia a los que podemos llegar, pero no es el único.  Trascendencia del ego y direccionamiento hacia la totalidad que somos: la tendencia en el curso de nuestra autorrealización es ir alcanzando cada vez niveles de conciencia más evolucionados, que se caracterizan por ser cada vez más integradores de partes de nosotros mismos y de nuestra relación con el resto y con la totalidad. Véase también Psicología transpersonal.  Superación de la escisión mente/cuerpo: la psicología humanista parte desde un reconocimiento del cuerpo como una fuente válida de mensajes acerca de lo que somos, hacemos y sentimos, así como medio de expresión de nuestras intenciones y pensamientos. Funcionamos como un organismo total, en que mente y cuerpo son distinciones hechas sólo para facilitar la comprensión teórica.
  13. 13.  Reequilibrio entre polaridades y revalorización de lo emocional: la cultura occidental ha tendido a valorar lo racional sobre lo emocional, la acción frente a la contemplación, etc. Esto produce un desequilibrio en nuestro organismo, ya que desconoce aspectos valiosos de nosotros mismos o los subestima, relegándolos al control de otros. El cultivo de lo emocional, lo intuitivo, lo contemplativo, por parte de la psicología humanista, es un intento por restablecer ese equilibrio.  Valoración de una comunicación que implique el reconocimiento del otro en cuanto tal: dejar de reconocer a los demás como objetos o medios para alcanzar nuestros propósitos personales es uno de los énfasis principales de esta corriente. Esta forma restringida de relacionarse con los demás se transforma en una barrera comunicacional entre los seres humanos, ya que nos concentramos en sólo una parte del otro (la que nos es útil, por ejemplo), y dejamos de verlo como un ser total, impidiendo una comunicación plena.
  14. 14. Conclusiones El principal cuestionamiento que se le ha hecho a las aproximaciones psicológicas de esta corriente es su falta de rigor teórico. Esto es motivado principalmente por la crítica a los modelos académicos de adquisición del conocimiento, los psicólogos humanistas privilegiaron la experiencia directa y el aprendizaje vivencial en sus centros de formación. La crítica que la psicología humanista hizo a la psicología de la época, en cuanto a un centramiento excesivo en la naturaleza racional humana, redundó, a la larga, en el desarrollo escaso de teoría o teorías muy vagamente fundamentadas. Las teorías sobre la psicología humanista han sido objeto de una gran cantidad de críticas. Esto se debe a que el comportamiento humano es puramente subjetivo y no se puede clasificar en las clases fijas. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, el concepto de la psicología humanista ha ganado popularidad y ha demostrado ser muy beneficioso. Actualmente existe conciencia de esta crítica por parte de los psicólogos que se consideran humanistas, por lo que muchos han iniciado un proceso de búsqueda de fundamentos teóricos más profundos, principalmente epistemológicos.
  15. 15. Bibliografía  La psicología humanista en Maslow y Rogers, artículo en el sitio web IES Mossèn Alcover.  La Psicología Humanista: Historia, Concepto y Método; Manuel Villegas Besorra; Facultad de Psicología, Universidad de Barcelona.  portalpsicologia.org  siquia.com/que-es-la-psicología-humanista  http://prof.usb.ve/miguelm/lapsicologiahumanistacomonuevoparadpsic.html  http://www.cintrapsicologia-bcn.com/wp-content/uploads/2012/09/EL-MOVIMIENTO- DE-LA-PSICOLOG%C3%8DA-HUMANISTA.pdf  http://www.monografias.com/trabajos96/psicologia-humanistica/psicologia- humanistica.shtml#ixzz3BSoCqnIt  http://www.monografias.com/trabajos96/psicologia-humanistica/psicologia- humanistica.shtml#ixzz3BStDrMci  http://www.monografias.com/trabajos66/piramide-necesidades-maslow/piramide- necesidades-maslow.shtml http://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_centrada_en_la_persona
  16. 16.  http://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_centrada_en_la_persona

×