Publicité
Publicité

Contenu connexe

Publicité

Ciudad del Vaticano.pptx

  1. El país más pequeño del mundo: Con una superficie de solo 0,44 kilómetros cuadrados y una población de 825 personas, el Vaticano es el país más pequeño del mundo. Es probablemente el único país del mundo que se puede recorrer a pie en menos de una hora. Lo que lo hace aún más interesante es el hecho de que el país está situado dentro de la ciudad de Roma.
  2. No hay prisión en la Ciudad del Vaticano: La Ciudad del Vaticano es probablemente la única nación del mundo que no tiene una prisión. El país sí dispone de algunas celdas para la detención preventiva pero los condenados y sentenciados a prisión cumplen su condena en cárceles italianas, según el Tratado de Letrán. Los costes del encarcelamiento sí son cubiertos por el gobierno del Vaticano.
  3. La tasa de criminalidad más alta: El Vaticano cuenta con menos de 1000 residentes oficiales y, sin embargo, tiene el mayor índice de criminalidad de todos los países del mundo. Esto no es porque tenga más delitos que otros países, sino porque tiene más delitos per cápita. Estos delitos suelen ser cometidos por los millones de turistas que pasan por la zona y los más comunes son el robo en tiendas y el carterismo. Por este motivo, la propia página web oficial de turismo del Vaticano pide a los visitantes que estén alerta en todo momento.
  4. El Vaticano, la capital del vino: Se dice que los habitantes del Vaticano consumen más vino per cápita que cualquier otro lugar del mundo. El habitante medio del Vaticano consume la asombrosa cifra de 74 litros de vino al año, lo que supone el doble del consumo de los países considerados capitales del vino, como Francia e Italia. Hay múltiples razones que explican esto. Los vaticanos tienden a comer en grupos más grandes y el único supermercado de la ciudad vende vino libre de impuestos, lo que provoca un mayor consumo de esta bebida.
  5. El Papa está protegido por guardias suizos: 135 soldados suizos, conocidos como la Guardia Suiza Pontificia, son los encargados de proteger al Papa. Fueron contratados por primera vez en 1506 por el Papa Julio II, quien necesitaba protección personal contra los enemigos de la Iglesia. La Guardia Suiza es fácilmente reconocible por su llamativo y colorido uniforme a rayas y no cualquiera puede formar parte de ella: hay que ser de sexo masculino, tener entre 19 y 30 años y medir más de 1,70 metros de altura. Además, se debe ser cristiano y haber completado la formación militar básica.
  6. La vía de tren más corta del mundo La Ciudad del Vaticano también alberga el ferrocarril más corto del mundo. Cuenta con dos vías de 300 metros y una estación: Citta Vaticano. Las vías del tren y su estación se construyeron durante el pontificado del Papa Pío XI. Se utiliza solo para el transporte de mercancías y no hay trenes regulares de pasajeros que circulen por ella.
  7. 18. Casarse aquí es para siempre Casarse en el Vaticano es para siempre. Este estado no contiene ninguna ley que permita el divorcio, con lo cual contraer matrimonio en la Santa Sede es un acto verdaderamente de amor eterno.
  8. Juan Pablo II se encuentra enterrado bajo la basílica de san pedro.
  9. 17. La población del Vaticano es un poco más de 1000 personas y El 95% de los habitantes del estado son hombres.
Publicité