Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

Creaciones aimar

  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

  • Soyez le premier à aimer ceci

Creaciones aimar

  1. 1. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Estaba en el helicóptero. Era un helicóptero grande y muy moderno. Tenía las partes de adelante y atrás de color azul y lo demás era metalizado. Por dentro los asientos del piloto y del copiloto eran de piel y el volante era de cuero negro. A donde quería ir era a un sitio muy bonito y grande que tiene unas ciudades y unos parques y bosques grandes. Su capital es muy grande. En esa ciudad van muchos famosos son (actores, actrices, cantantes…) También van muchas personas de viaje, de excursión, o a vivir. A esa ciudad van gente importante y también que tienen dinero. Estaba pilotando el helicóptero. Era un día que hacía buen tiempo y estaba muy despejado. Mi compañero de viaje estaba nervioso porque nunca había pilotado en un helicóptero y se sentía un poco mareado. Intenté que no estuviera tan mal, pero no se le pasaba. A la noche ya se durmió y se olvidó del mareo. Tenía un poco de sueño, pero era imposible descansar, tenía que pilotar el helicóptero y como mi compañero no sabía pilotarlo, pues yo era el único. A la mañana siguiente el cielo estaba nublado y el sol había desaparecido, yo tenía muchos nervios porque pensaba que iba a suceder algo. Empezó a llover y los truenos no paraban. El helicóptero empezó apagarse pero yo no perdí los nervios y lo pilote muy rápido porque al norte ya no había lluvias y tormentas. Pasó y ya estaba a diez minutos de llegar a mi destino que era Estados Unidos, (Nueva York). Ya estaba bajando con el helicóptero. Al llegar abajo con mi compañero y mis maletas al aeropuerto de (Nueva York). Con ilusión fui a mi nueva casa y me instalé. Así fue el viaje del helicóptero, mi compañero y yo.
  2. 2. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Un día cuando me levanté de la cama , me puse en pie y no me había dado cuenta que al salir de mi habitación no había abierto la puerta que habitualmente está todas las noches cerrada. Fui al baño a aclararme la cara y al ver que la puerta del baño también estaba desaparecida me sorprendí y fui por toda la casa a ver si también estaba sin puertas. Al pasar por toda la casa , me vestí y salí a la calle. Me sorprendí porque en las tiendas, supermercados, casas y más sitios tampoco había puertas. Fui a la casa de un hombre del barrio y le pregunté porque no había puertas. Me contestó que él tampoco sabía porque él al despertarse también se había levantado sin puertas en su casa. Fui al supermercado y a todos los sitios de mi barrio y tampoco sabían porque habían desaparecido. Llegué a mi casa y me llamarón, me dijeron que en el supermercado de la calle de la vuelta de mi casa habían robado. Al llegar vi que la dependienta estaba nerviosa, le pregunté hacia donde habían ido y me contestó que no sabía. Pero me fijé en una cosa había comida tirada por el suelo y así estaba todo el camino. Seguí el rastro del camino, llegué a una bajera vieja y sin puerta, entré y todavía seguía habiendo comida. Pero lo raro fue que me encontré una habitación con puerta y había otra que también tenía puerta. Entré a la primera puerta y me encontré todo vacío, pero entré a la segunda y ahí estaban todas las puertas de la ciudad. Llamé a la policía y les cogió presos a los ladrones. Luego llamaron a siete camiones para que fueran a recoger todas las puertas y así acabo la historia.
  3. 3. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Si los alumnos fueran profesores, para los alumnos sería un poco difícil de explicar las cosas de clase, porque los alumnos estamos aprendiendo y los profesores ya sabrían todo los que explicarían. Los alumnos aprovecharían para librarse de algunas cosas, como castigos, quedarse en el recreo… Pero serían unos cuantos alumnos muy buenos explicando que ello serían los que estudian mucho. También los profesores estudiarían mucho todas las asignaturas de clase y no se les olvidaría nada de lo que dicen en clase. Los alumnos que hacen de profesores les pondrían exámenes para comprobar que han aprendido de lo que explican todos los días que han estado explicando. Cuando terminan las clases siempre si yo fuera profesor pasaría a ver por las mesas a comprobar si hay cosas tiradas por el suelo o si está mal puesto algo para que lo recojan. Al siguiente día revisaría las agendas y las tareas para ver si las han hecho todos y todas y si es que no la hicieran les pondrían una nota en la agenda para comunicar con sus padres.
  4. 4. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Yo estaba en el colegio un día normal, estaba escribiendo hasta que un ruido muy extraño vino desde el cielo y yo me asomé a la venta para ver que era aquel ruido. Vi que desde el cielo venía una cosa grande que cada vez se iba acercando. Cerré la ventana muy rápido e intenté coger todas mis cosas que estaban en clase. Oía que cada vez se iba acercando y yo me puse nervioso, cada vez que oía a la nave no sabía que hacer. Bajé las escaleras muy rápido y al salir de la puerta de las aulas, vi que la puerta del patio estaba cerrada. La nave ya estaba aterrizada en el patio y yo salté la puerta del patio pero vi que abajo estaba muy alto y me dio vértigo saltar. Bajé la puerta del patio y me escondí entre unas escaleras. Cuando estaba escondido vi como de la nave lentamente iban saliendo tres extraterrestres. Tuve un poco de miedo y corrí hasta la otra punta de las escaleras. Tuve un poco de suerte de que no me vieron los extraterrestres pero no me iba a confiar tanto. Los extraterrestres se separaron. Uno fue a una parte, otro por otra y el tercero se quedó vigilando la nave. Yo quería llegar hasta la nave para verla por dentro y también para ver que tramaban hacer en el patio. Fui de puntillas y sin hacer ruido hasta la otra punta donde estaba la nave. Al moverme un poco vi como ellas tenían unos radares de movimiento así que para no pisar tuve que saltar entre unas pequeñas rocas que había allí. Pude llegar hasta la parte delantera de la nave y el extraterrestre se había quedado dormido. Aproveché y entré a la nave. Era muy grande, el extraterrestre se despertó y fue a por mí. Yo estaba corriendo para que no me cogiera, me estaba asustando. Salí de la nave y las otros dos entraron a la nave porque pensaban que estaba dentro y fuera de la nave cogí un botón donde ponía "despegue" pulse el botón y la nave se fue hacia arriba de un disparo y ya no volvió más.
  5. 5. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) En la imagen sale un jugador de fútbol del Real Madrid llamado “Javier Hernández”. Arriba está un balón de la champions de color blanco y con estrellas de colores azul, amarillo, rojo, verde y negro. También el balón tiene el logotipo de Adidas. El jugador está mirando atentamente al balón y está con la boca abierta. Tiene un jersey de color negro y en la parte de los brazos tiene tres franjas blancas. En la izquierda del jersey tiene el escudo de la champions y abajo del escudo tiene puesto el número 14. A la derecha tiene el escudo del Real Madrid. Tiene una pantaloneta de color negro con el escudo del Real Madrid en el extremo izquierdo y en el extremo derecho tiene arriba el número 14, abajo del número, el escudo de la champions. El brazo izquierdo lo tiene puesto hacía adelante y el de la derecha lo tiene puesto junto a su cadera, hacía atrás. DESCRIPCIÓN PAISAJE Arriba de la imagen se ve casas y edificios destrozados. A la izquierda se ven más edificios en ruinas y a la derecha hay edificios con ventanas rotas y derrumbadas la gran parte del edificio. Debajo de la imagen hay dos chicas y un chico. El hombre lleva una mascarilla para taparse. La mujer que está a la derecha, está mirando hacia arriba y la mujer de la izquierda está con la mirada hacía un lado. Detrás de ellos hay una gran montaña de escombros y partes de los edificios que se han caído
  6. 6. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Un día un chico llamado Mario que tenía una hermana que se llamaba Rosa. Una tarde Mario salió a jugar a fútbol, mientras que Rosa, se quedó haciendo la tarea. Mario estaba reunido con sus amigos. Un amigo suyo vivía en Barañain. Le llamó al móvil y le dijo si le podía venir a recoger a su casa. Mario montó en su bici y fue a recogerlo. En el camino Mario vio una tienda de pizzas. Se las comía con los ojos a esas pizzas. Estaba tan despistado que se cayó en un bordillo y vio loas estrellas. Una señora le dijo: “¿te ayudo?” y le dijo: con mucho gusto“ y ella le contesto “el gusto es mío”. Al llegar a casa, Rosa vio como entraba adolorido y con heridas en los brazos. Pero para no decirle nada, ella hizo la vista gorda. A la ceba su madre le vio a Mario y le preguntó que le sucedía. Mario se quedó callado y se fue a la cama. A su madre esto le olía a chamusquina. Rosa le contó todo lo que sucedió. A la mañana siguiente su madre llamó a Mario y le preguntó que le pasaba y Mario le mintió. Su madre le vio las orejas al lobo y le dijo que pusiera los cinco sentidos. Le dijo que nunca más le volviera a mentir y que le contara lo que pasara. Mario fue donde su hermana y le gritó diciéndole que era una chivata. No tuvo tacto con ella. Historia con palabras trabajadas con B y V Marco era una persona de mucha fama que poseía muchos bienes. Tenía muchos coches y casas. También Marco por las afueras de donde él vivía, tenía un pequeño campo, donde él tenía vacas y caballos. Marco poseía mucho dinero y quiso construir un ayuntamiento en su ciudad, pero este ya estaba construido. Él convocó elecciones para nombrar el alcalde de su ciudad. Había dos candidatos, el primero era una persona sabia y con recursos y el segundo no era más que un estafador. Todos los habitantes de la ciudad se pusieron a votar al candidato número uno. Una tarde Marco vio que hacía buen día y le dijo al alcalde: ¿te vienes al campo con las bicicletas y a jugar a fútbol? Al alcalde le pareció buena idea. Marco cogió su coche, puso las bicicletas en la bacca y fueron al campo. Al llegar dieron una vuelta con las bicis y se pusieron a botar el balón en el campo. Los dos tenían sed, no tenían nada que beber. Marco encontró un árbol, los dos cogieron un vaso y bebieron la savia del árbol.
  7. 7. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Un día que recuerdo de mi infancia fue cuando me regalaron mi primer perro. Tenía cinco años. Ese día fui al colegio. Era un día normal como todos. Cuando salí del colegio, mi madre me trajo un bocata mientras estaba jugando en el parque de mi colegio. Después de un rato mi madre y yo fuimos a casa de mis abuelos que vivían cerca de mi colegio. Cuando llegué a casa de mis abuelos, entré y fui al salón a saludarles. Saludé a mis abuelos y mi abuelo me dijo mira alado del sofá, y ahí estaba mi perro. Estaba tumbado en una pequeña cama de perros. Estuve un rato jugando con él y luego fui a casa. En ese tiempo vivía en Burlada. Cuando llegué a casa se lo enseñé a mi padre y estuvo jugando con él. Le pusimos de nombre Kash. Ese día estuve jugando con kash. Pusimos su cama en el salón. En mi antigua casa, en la cocina había un pequeño balcón cerrado. Ahí pusimos su comida y su agua. Yo era pequeño y no le podía sacar a pasear, pero cuando mi padre le sacaba, yo iba con él. RELATO COTIDIANO Yo todos los días me levanto a las siete y cuarto de la mañana. Lo primero que hago es ponerme el chándal o el uniforme depende del día. Luego voy al baño y me lavo la cara, me seco y me peino un poco. Después salgo y voy a comprar el pan a la panadería que esta junto a mi casa. Cuando vuelvo desayuno y me hago el bocata. Voy al baño y me lavo los dientes. Al acabar de lavármelos, voy a mi cuarto me pongo los auriculares y me voy a sacarle a mi perro escuchando música hasta las ocho y cuarto. Al volver me pongo la mochila y a las ocho y veinte salgo de casa para ir al instituto.
  8. 8. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) En un país llamado Hobbit, contaban los ancianos del pueblo unas leyendas sobre un dragón que vivía en un castillo lleno de oro. Dicen que en donde el dragón está nunca han podido vencerlo. Todos los guerreros que han pasado por el catillo han desaparecido. Todos iban por una razón, conseguir el tesoro que guarda el dragón encima de él. Se rumorea que el dragón duerme encima de las monedas de oro que hay en el castillo. En el castillo hay una gran escalera de caracol y en la cima de ese casillo había también un trono hecho de oro. Ahí estaba Meyer, el gran Dios de todo Hobbit. Estaba enfadado porque nadie podía contra Stark el gran dragón. Había visto pasar a muchos guerreros que siempre fracasaban. Un día, los habitantes del pueblo habían oído que tres guerreros iban a enfrentarse al dragón. Los solados del castillo, le hablaron a Meyer sobre esos tres guerreros. Una noche mientras Zeus, Reus y Sterlin estaban en sus chozas durmiendo, llegaron a caballo los soldados de Meyer. Les informaron sobre lo que había dicho Meyer. Rápidamente cogieron sus caballos y fueron al castillo. Los tres guerreros estaban hablando con Meyer. Les dijo que al día siguiente a la tarde les daría las equipaciones y las armas para combatir con Stark. A la mañana, a los tres guerreros les despertó Charlie, era el entrenador que les iba a preparar antes de combatir. Estuvieron toda la mañana hasta un poco de la tarde entrenando. Cansados y hambrientos, Meyer les invitó a tomar un poco de agua. Los guerreros le dijeron al Dios que necesitaban alimentarse con más comida. Meyer le dio a cada uno una fruta. Les dijo que no se llenaran de comida, porque estarían muy llenos y no podrían aguantar. Llego ya casi la noche, Zeus, Reus y Sterlin se pusieron para combatir. Estaban ya listos. Todo el pueblo iba a ver la pelea. Sacaron al dragón del castillo por una enorme jaula de acero. Fue directo hacía los guerreros y atacó a Zeus. Lo dejó en el suelo, tiro una llama hacía el cuerpo de Sterlin, Reus con una gran carrera pego un salto y le dio en una ala del dragón. Con su arma secundaria le dio a la otra ala y el dragón no pudo volar. Reus viendo que sus dos compañeros no podían más, con gran furia que saco de su cuerpo metió un puñetazo al dragón y lo mando hacía el mar de Hobbit y desapareció para siempre. Desde ese día fue nombrado Reus el Dios de Hobbit.
  9. 9. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) Había una vez una familia cuyo hijo se llamaba Jacobo. Era un niño que le encantaba estudiar y jugar al futbol. Era delgado, pero muy alto. Llevaba un flequillo, tenía una vestimenta elegante y era muy amigable. Iba al colegio con dos amigos suyos del centro educativo. Siempre al entrar a clase saludaba con una sonrisa. Estaba muy atento en todas las clases. Nunca suspendía ningún examen, y por eso también era buen compañero de clase. A la salida se iba a su casa con dos amigos suyos, los mismos con los que se venía al colegio. Llegaba a casa, comía, se duchaba, hacía la tarea y ponían a hablar con sus amigos por la webcam. Eran muy grandes amigos, no se podían separar en el colegio los tres nunca y también iban al mismo equipo de futbol. Jacobo a las diez y media de la noche ya se metía a dormir, era un chico muy activo y le gustaba dormir bien para que a la mañana no estuviera con sueño. Como todas las mañanas Jacobo se reunía con sus dos amigos para ir al cole, estaban hablando, hasta que Samuel uno de los dos amigos de Jacobo, les dijo a los dos que se iba a ir a su pueblo a vivir para siempre, que estaba a media hora de la ciudad. Luego Erick, el otro amigo, le dijo que se iba a ir a vivir a la granja de su abuelo para siempre. Jacobo estaba muy triste por las noticias y en un rincón del patio de su colegio se puso a llorar. Llego a casa hizo lo de siempre, pero no se conecto por webcam. A la mañana siguiente se reunió con sus amigos. Era un Viernes, el ultimo día que se quedaban en la ciudad sus dos amigos. Fue con ellos al colegio y al volver a casa cabizbajo, su madre le dijo que su familia también iba a irse a vivir a su pueblo, el pueblo de Jacobo está a diez minutos de los de pueblos de sus amigos. A la mañana siguiente hicieron las maletas y en los coches de Jacobo, Samuel y Erick se fueron casa uno a su pueblo. Los tres al llegar cada uno a su pueblo, se dieron cuenta que ya no irían a los mismos colegios. Los padres de los tres, les apuntaron al colegio que esta alado de los tres pueblos de los amigos. Al final sus vidas fueron iguales pero cada uno vivía en un pueblo.
  10. 10. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) FABULA Un día un perro compartía una casa con un gato y el gato con un ratón, los tres no se soportaban. El dueño siempre intentaba que el perro y el gato no estuvieran juntos para que no se pelearan. Pero cada vez que se veían, salían corriendo persiguiéndose. Cuando paraban, un pequeño ratón que se escondía en un agujero salía y el gato comenzaba a perseguirlo para comérselo. El perro intentaba que el gato dejara de perseguir al ratón, pero cuando se dejaban de perseguir, el perro intentaba coger al gato. El dueño un día se fue al campo acompañado del perro y del gato para que se despejaran en el campo. También en una pequeña bolsa se había escondido el ratón. Cuando ya estaban en el campo el perro y el gato salieron corriendo por todo el césped del bonito campo. El ratón también bajo de la bolsa donde estaba y salió corriendo detrás del perro y el gato. El dueño se quedó sentado en la hierba del campo, mientras que los tres, se alejaban corriendo. El gato se quedó quieto durante un par de minutos mirando fijamente hacia un lobo que estaba acercándose al perro, al gato y al ratón. El gato empezó a correr muy rápido y detrás de él estaban el perro y el ratón. El lobo corría tras ellos, y cada vez los tres iban acercándose y disminuyendo su velocidad. El perro empezó a ladrar para ver si el lobo paraba de seguirles, pero era imposible. El lobo cada vez corría más. Cuando pasó un momento más, el perro pensó y habló con el gato y el ratón para poder despistar al lobo. Ya estaba todo planeado, el perro empezó a ladrar y el lobo salió corriendo hacía él. El gato cuando el perro y el lobo estaban corriendo dio una fuerte maullada e hizo que se despistara del perro y salió corriendo tras el gato. Después el ratón hizo un pequeño ruido en cada parte de los árboles. El lobo se despistó y salió corriendo hacía lo más adentro del campo. Por una vez los tres: el perro, el gato y el ratón, habían hecho el trabajo juntos y les salió muy bien. Moraleja; las cosas se hacen mejor en equipo aunque no se soporten.
  11. 11. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) ANACRONISMO Hace 10.000 años, un chico llamado Hawar estaba con su madre en casa. Un día se aburrió y fue con su madre al centro comercial a darse una vuelta. Entraron a una tienda de móviles y Hawar le pidió a su madre que le comprara un Iphone 6. Su madre se lo compró. Salieron de la tienda y su madre le dijo que fueran rápido a casa ya que ella tenía que cocinar en su nueva cocina digital un rico y sabroso dinosaurio. Hawar tenía de mascota un dinosaurio pequeño. Siempre lo sacaba a pasear a la noche. La ciudad donde vivía Hawar tenía el suelo de arena y los apartamentos de piedras. Hawar después de pasear a su mascota se puso a jugar en el ordenador. Hawar iba a un colegio que estaba construido con piedras y en cada aula había pizarras digitales. El no podía leer bien y utilizaba unas gafas digitales. Él siempre al salir de clase se iba con sus amigos a un parque que estaba construido con madera y rocas. Todos los días intercambiaba cartas de fútbol digital y táctil. A Hawar le gustaba su ciudad porque en el centro de la ciudad había una pantalla gigante donde programaban los partidos de fútbol y ponían las noticias. AUTORETRATO Tengo catorce años. Mi pelo es de color negro y me peino hacía un lado. Mis ojos son de color marrón oscuro, tengo la nariz normal, la boca no la tengo ni muy grande ni muy pequeña. Las orejas las tengo un poco grandes. Soy alto, mido ahora 1,72 metros. Voy vestido en el instituto con polo blanco, pantalón azul marino y con zapatos negros. En la calle voy vestido con una camiseta, un pantalón o pantaloneta, un jersey con capucha y zapatos normales. En mi tiempo libre me gusta salir con mis amigos y jugar al fútbol en el parque. Mi “hobby” es jugar al fútbol.
  12. 12. AIMAR MUÑOZ (1º ESO / 2014-2015) RETRATO Mi hermana tiene seis años. Tiene el pelo de color castaño oscuro, corto y con flequillo. Sus ojos son de color marrón oscuro. Tiene la nariz pequeña y la boca también la tiene pequeña. Las orejas de ella son pequeñas y de forma normal. Por ahora es bajita, mide 1,29 metros. Al colegio va vestida con camisetas normales, pantalones o chandals y con zapatos deportivos o normales. Cuando está con sus amigos jugando o haciendo danza, va con una camiseta, legins y zapatos deportivos. En su tiempo libre le gusta ver la televisión y salir conmigo a patinar. Su “hobby” es natación y danza.

×