Ce diaporama a bien été signalé.
Le téléchargement de votre SlideShare est en cours. ×

577. Emergencias sanitarias en centros de enseñanzas medias.

Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Publicité
Prochain SlideShare
Trabajo de investigacion
Trabajo de investigacion
Chargement dans…3
×

Consultez-les par la suite

1 sur 18 Publicité
Publicité

Plus De Contenu Connexe

Similaire à 577. Emergencias sanitarias en centros de enseñanzas medias. (20)

Plus par AFOE Formación (20)

Publicité

Plus récents (20)

577. Emergencias sanitarias en centros de enseñanzas medias.

  1. 1. Morales Robaina, Silvia Chirino Aleman, Elena 577. EMERGENCIAS SANITARIAS EN CENTROS DE ENSEÑANZAS MEDIAS: FORMACIÓN Y ACTUACIÓN
  2. 2. EMERGENCIAS SANITARIAS EN CENTROS DE ENSEÑANZAS MEDIAS: FORMACIÓN Y ACTUACIÓN LINEA TEMÁTICA 4. INNOVACIÓN Y SOCIEDAD: INNOVACIONES EN EL SIGLO XXI AUTORAS: MORALES ROBAINA, SILVIA CHIRINO ALEMAN, ELENA
  3. 3. PRIMEROS AUXILIOS EN CENTROS ESCOLARES La Organización Mundial de la Salud define las urgencias sanitarias como: “Aparición fortuita en cualquier lugar o actividad, de un problema de salud de causa diversa y gravedad variable, que genera la conciencia de una necesidad inminente de atención por parte del sujeto que los sufre o de su familia”. Según Lewis, Stubbs y Eisenberg (2013) recibir o no esta atención, realizarla de la manera correcta y en la mayor brevedad posible, puede suponer una gran diferencia en las secuelas posteriores, donde la ausencia de unos primeros auxilios inmediatos sitúan las técnicas de soporte vital avanzado posteriores en acciones de poco valor. Los accidentes constituyen una de las principales causas de lesión y mortalidad, siendo los niños y jóvenes los que presentan un especial riesgo en sufrir accidentes. Abraldes y Ortín (2010) estipulan que el docente es quien “tiene una mayor probabilidad de que, en su presencia, suceda algún accidente y deba de realizar una intervención en primeros auxilios”.
  4. 4. (Campbell, 2012; Colquhoun, 2012) (Lockey, Barton y Yoxall, 2016) (Longás et al. 2010) FORMACIÓN DEL PROFESORADO EN PRIMEROS AUXILIOS “Para el profesorado, actuar ante una emergencia, supone una alta carga de estrés y ansiedad, sobre todo por desconocimiento o por el miedo a realizar algo de manera incorrecta”. Aunque es cierto que el profesor podría ser el perfil ideal para realizar este tipo de educación también es idóneo aclarar que “este profesional debe estar correctamente capacitado para realizar dicha acción, y aún no se termina de aclarar cómo y cuál debe ser la manera correcta para formarlos”. Existe formación, pero no se determina de qué manera realizarla. Entre las justificaciones que se exponen, se encuentra “la falta de tiempo en el currículo establecido, la carencia de fondos o la inexistencia de materiales de capacitación de maestros como barreras para implementar esta docencia por el profesorado en las escuelas”.
  5. 5. FORMACIÓN DEL PROFESORADO EN PRIMEROS AUXILIOS EN ESPAÑA Educación Infantil Educación Primaria Educación Secundaria y Formación Profesional Ciclos Formativos de Grado Superior sí se forman en esta materia. Grado de Magisterio no se les capacita para ello. Al proceder de diferentes titulaciones, no tienen por qué haber recibido en su formación universitaria competencias de primeros auxilios. Siete de cincuenta y seis universidades españolas forman en primeros auxilios.
  6. 6. GUÍAS DE PREVENCIÓN Y ACTUACIÓN ANTE EMERGENCIAS SANITARIAS EN EL ENTORNO ESCOLAR Documentos de apoyo con pautas de educación para la salud a escolares y su entorno más próximo, como los padres. No es muy accesible al profesorado. Se elaboran pautas para primeros auxilios en centros educativos desde la Consejería de Educación y el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales. Varias comunidades autónomas proponen la elaboración de guías en materia de prevención en centros de enseñanza y protocolos de actuación en primeros auxilios. El Servicio Canario de la Salud, junto la Consejería de Sanidad publica en el año 2006 la Guía de Emergencias Sanitarias en los Centros Educativos con una actualización en el año 2011 donde se añaden contenidos multimedia en la página web de Gobierno de Canarias.
  7. 7. ESTUDIO EMPÍRICO Objetivo: Determinar el nivel de conocimiento en primeros auxilios del profesorado de enseñanzas medias y en qué grado de confianza realizarían su actuación ante situaciones de emergencias en centros de enseñanzas medias. Método: •Participantes: – 50 profesores, 29 mujeres y 21 hombres. – 68% centros públicos, 32% centros privados. •Instrumento: Cuestionario anónimo y confidencial compuesto por 24 ítems. Primera parte del cuestionario: • Datos referenciales (sexo, edad, centro en el que trabaja, años de profesión). Segunda parte del cuestionario: • 6 ítems en relación a los primeros auxilios ante emergencias sanitarias. Tercera parte del cuestionario • 12 ítems con propuestas de situaciones de emergencias sanitarias, añadiendo a su respuesta el grado de confianza con el que contestaban a la pregunta.
  8. 8. RESULTADOS DEL ESTUDIO Respecto a la necesidad de recibir formación en primeros auxilios (Gráfica 1), el 60% de los encuestados respondió con una puntuación entre 8 y 10 puntos. El 40% lo hizo con una puntuación inferior a 7 puntos, donde el 20% valoró entre 1 y 4, y el 20% restante, de 5 a 7. Ante una situación en la que tuvieran que utilizar un Desfibrilador Semi-Automático, debiendo de indicar en una escala de 1 a 10 el grado de capacidad para emplearlo y, atendiendo a los resultados (ver Gráfica 2), el 76% de los encuestados se evaluaba con una puntuación inferior a 5, el 18% entre 5-7 y tan sólo el 6% considera sentirse capacitado con una mayor puntuación (8-10).
  9. 9. RESULTADOS DEL ESTUDIO En la tercera parte del cuestionario, las preguntas nos permitían conocer cómo de capacitados estaban los docentes para actuar ante diferentes situaciones de emergencias. En las preguntas se les proponían diferentes opciones de respuesta, y además tenían que añadir con qué grado de seguridad respondían. Situaciones de emergencias Incorrecto Correcto Poco seguro Algo seguro Muy seguro Crisis asmática 6% 94% 25,5% 36,2% 38,3% Cris epiléptica 30% 70% 17,1% 57,1% 25,7% Hipoglucemia 56% 44% 31,8% 54,5% 13,6% Shock anafiláctico 38% 62% 44,0% 44,0% 12,0% Atragantamiento 52% 48% 26,0% 56,0% 18,0% Quemaduras 40% 60% 33,3% 40,0% 26,7% Hemorragia externa 66% 34% 35,3% 40,0% 26,7% Epistaxis 42% 58% 34,5% 48,3% 17,2% Esguince 14% 86% 23,3% 53,5% 23,3% Golpe de calor 62% 38% 31,5% 36,8% 31,6% Protocolo ABC 58% 42% 42,9% 33,3% 23,8% Maniobra de RCP 64% 36% 33,3% 50,0% 16,7% Tabla 1. Grado de acierto y seguridad en la respuesta ante situaciones de emergencias
  10. 10. RESULTADOS DEL ESTUDIO Según su actuación De forma correcta Crisis asmática (94%) Esguince de tobillo (86%) Crisis epiléptica (70%) Shock anafiláctico (62%) Quemaduras (60%) Epistaxis o sangrado nasal (58%) De forma incorrecta Hemorragia externa (66%) Golpe de calor (62%) Hipoglucemias (56%) Atragantamiento (52%) Protocolo ABC (58%) RCP Mayores de 8 años (64%)
  11. 11. RESULTADOS DEL ESTUDIO Se les realizó una pregunta al inicio y al final del test en relación al grado autopercibido del nivel de capacitación para resolver un incidente escolar. En esta gráfica (Gráfica 3) se refleja que la valoración del profesorado ha variado tras realizar el cuestionario, con puntuaciones inferiores respecto a las iniciales antes de realizar el cuestionario. Del 1 al 10, siendo el 1 lo mínimo puntuable y el 10 el máximo, ¿considera usted estar capacitado para resolver un incidente escolar relacionado con la salud?
  12. 12. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO De las situaciones simuladas de urgencias sanitarias propuestas en el cuestionario, basándonos en la Guía de Atención a Emergencias Sanitarias en Centros Escolares del Gobierno de Canarias existen datos que nos revelan varias conclusiones: Crisis asmática: El 94% de los participantes acertó en su respuesta. Esto se puede justificar ante el alto porcentaje de alumnos asmáticos en las islas Canarias. No obstante, sólo el 38,3% de los encuestados contestó estando muy seguros de su respuesta, mostrando que, pese a que actuaran de manera correcta, no todos lo harían confiando en sus capacidades.
  13. 13. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO Crisis epiléptica: El 70% acertó en la elección de la respuesta, pero el 57,1% actuaría sintiéndose algo seguro, frente a un 25,7% muy seguro de ello. Los primeros auxilios en un ataque epiléptico, pueden ayudar si se realizan de manera correcta. No obstante, también existe una tendencia generalizada de intentar introducir objetos en la boca de las personas que están sufriendo la crisis, algo que está totalmente desaconsejado, y varios participantes del estudio respondieron esta actuación. Hipoglucemia: Canarias cuenta con una alta prevalencia de personas con Diabetes, tanto tipo I como tipo II, por lo que es bastante probable que las descompensaciones de los niveles de glucemia en sangre se produzcan durante la estancia en los centros de enseñanza. Ante la pregunta de cómo actuar ante un descenso del nivel de glucemia en sangre, tenemos que el 56% de los participantes respondió de manera errónea, y solamente un 13,6% de los participantes estaban muy seguros de su actuación.14
  14. 14. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO Shock anafiláctico: Ante una reacción alérgica grave, tenemos un porcentaje de error del 38%. Solamente un 12% de los encuestados respondió sintiéndose muy seguro de su respuesta. No saber actuar ante una víctima que está sufriendo una reacción alérgica, supone que el tiempo que se espera la llegada de los servicios de emergencia será más crucial para la situación de salud de la víctima. Atragantamiento: En relación a la pregunta de cómo actuar ante un atragantamiento, descubrimos que el 52% de los participantes contestó de manera errónea ante la actuación en primeros auxilios, estando solamente un 18% de los encuestados muy seguros de su respuesta. El atragantamiento es una de las principales emergencias que se pueden suceder en un centro de enseñanza, y no saber actuar de manera correcta puede empeorar la situación, como se ha mencionado anteriormente.
  15. 15. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO Hemorragia externa abundante: El 26,7% del profesorado respondió sintiéndose muy seguros de su respuesta, aunque el 66% de los encuestados respondió de manera errónea ante esta respuesta. Entre las respuestas que se proponía para actuar en la hemorragia, se usaba la realización de un torniquete, técnica que en los últimos años se ha propuesto como última técnica a realizar. Esta respuesta nos da a entender que los conocimientos que el profesorado puede tener, necesitan de un reciclaje, al igual que se realiza en las profesiones sanitarias. Quemadura: Ante la actuación en una quemadura, los resultados entre acertadas y erróneas no son muy dispares. El 40% de los profesores encuestados han respondido de manera errónea, perjudicando la actuación posterior del profesional sanitario, ya que la mayoría de las respuestas de actuación iban encaminadas a retirar la ropa que quedara pegada a la piel quemada, suponiendo esto un empeoramiento en la situación de la víctima.
  16. 16. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO Protocolo A-B-C: Protocolo que se debe realizar ante una situación de urgencia o emergencia sanitaria, consiste en seguir los siguientes pasos: valorar la vía aérea, comprobar si existe buena ventilación y, por último, comprobar la circulación. El 58% del profesorado no acertó en su respuesta, y 23,8% estaban muy seguros de actuar de manera correcta. No realizar alguno de los pasos de la manera correcta, puede perjudicar a la víctima, ya que puede que simplemente con la apertura de la vía aérea, la persona vuelva a respirar. Epistaxis: Otro de las situaciones más comunes que nos podemos encontrar en los centros de enseñanza es la actuación ante un sangrado nasal. El 42% de los profesores encuestados respondió fallando en su supuesta intervención, por lo que casi la mitad de encuestados no sabrían cómo actuar ante este tipo de sangrado. Solamente un 17,2% de los participantes estaba muy seguro de haber contestado correctamente. Estos porcentajes nos indican que no solamente no saben actuar, sino que no está nada conformes con su actuación.
  17. 17. Pudimos descubrir que el 80% de los encuestados valora como necesario tener formación en primeros auxilios ante un incidente sucedido en los centros de enseñanza. El 20% puntuó la necesidad entre 5 y 7, mientras que el 60% valoró con una puntuación superior a 8 puntos, por lo que se deduce que un alto porcentaje de los participantes del estudio considera primordial tener este tipo de formación dentro de sus conocimientos como profesional de la educación. Uno de los motivos que puede justificar esta alta diferencia en la puntuación posterior al cuestionario es que el profesorado que sentía tener conocimientos de primeros auxilios, no había recibido una actualización de los mismos, y esto es primordial en las actuaciones de urgencias y emergencias. Los protocolos se actualizan y es necesario que, tanto el profesorado como al alumnado, reciba una actualización y una formación adecuada en materia de primeros auxilios, ya que si no se comprueba lo que se enseña, se puede caer en la mala praxis de una situación, por actuar con desconocimiento, pero sí con voluntad, suponiendo un perjuicio a la situación que si se hubiera actuado de manera correcta, no se hubiera sucedido. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO Al inicio del cuestionario, el profesorado sentía que tenía conocimientos ante cómo actuar en primeros auxilios, ya que el 48% de los encuestados se puntuó entre 1 y 4 puntos en la escala de valoración. No obstante, una vez realizado el cuestionario, descubrimos que el 70% de los profesores se valoró con las puntuaciones más bajas de la escala.14
  18. 18. Tras realizar el estudio, se confirma la necesidad de establecer formación en primeros auxilios de manera reglada y consensuada al profesorado de los diferentes niveles educativos, ya que, aunque no sean una profesión sanitaria, están expuestos a ser testigos de incidentes que puedan sucederse durante su jornada laboral. No es necesario tener altos niveles de conocimientos de actuación en emergencias, pero sí contar con conocimientos básicos que permitan que el accidente que se produzca, no empeore. Realizar esta investigación ha permitido el planteamiento de una futura propuesta de acción, tal como se ha mencionado anteriormente, para presentar a las instituciones públicas de cada uno de los municipios de la isla con el fin de fomentar y realizar de manera estandarizada una formación al profesorado que se encuentra en activo trabajando en los centros escolares. CONCLUSIONES DEL ESTUDIO

×