Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

T 272-05

  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

  • Soyez le premier à aimer ceci

T 272-05

  1. 1. T-272/2005 Derecho Procesal IAlex Mauricio Castaño Departamento de Estudios Jurídicos Facultad de Derecho y Ciencias Sociales
  2. 2. Fulanito es condenado en abril de 2002 por el Juzgado 6° Penal del Circuito de Medellín como autor del delito de homicidio culposo. Apeló ante el Tribunal Superior de Medellín y éste confirmó la decisión en julio de 2002. Interpone recurso extraordinario de Casación basándose en el Decreto 100 de 1980 y el Decreto 2700 de 1991, reformado por la Ley 81 de 1993, que establecían para el delito de homicidio culposo una pena privativa de la libertad entre 2 y 6 años, la cual admitía la procedencia del recurso aludido.El caso
  3. 3. • La Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia inadmitió el recurso por considerar que si bien al momento de la ocurrencia de los hechos – esto es, 15 de agosto de 1996 – se encontraba vigente el Decreto 2700 de 1991, el procedimiento aplicable para la interposición del recurso se rige por la ley vigente al momento de ser impetrado, que para el caso correspondía al artículo 205 de la Ley 600 de 2000, el cual exige para la procedencia del recurso extraordinario, que el delito objeto de la sentencia tenga señalada pena privativa de la libertad cuyo máximo exceda de 8 años. D. 2700/1991 L. 600/2000El caso Ocurrencia Interposición hechos recurso
  4. 4. Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia: niega recurso de casación Tribunal Superior de Medellín: confirma condena Juzgado 6° Penal Circuito Medellín: condenaEl proceso penal
  5. 5. • En 2003, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia rechazó la acción de tutela que el actor interpuso en contra del auto mediante el cual la Sala Penal había rechazado el recurso de casación. Según ella, no procede la acción de tutela en contra de decisiones proferidas por una de sus salas.• El demandante presenta de nuevo acción de tutela, que es admitida el 15 de abril de 2004 por el Juzgado 26 Penal Municipal de Bogotá. Niega la tutela. • La Corte Suprema de Justicia – Sala Penal alega que el Juzgado 26 no tiene competencia para conocer de sentencias proferidas por esa Corporación.• La segunda instancia correspondió al Juzgado 44 Penal del Circuito de Bogotá, quien la remitió por competencia a la Corte Suprema de Justicia. La Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, mediante providencia del 4 de junio de 2004, dispuso mantener la decisión que se dio en el auto.El caso
  6. 6. Fulanito interpone acción de tutela en julio de 2004 ante el Consejo Seccional de la Judicatura de Cundinamarca, quien niega el amparo, por considerar que el fallo cuestionado fue producto de una interpretación y aplicación normativa del Código de Procedimiento | Penal, Ley 600 de 2000. Impugna el fallo de primera instancia ante la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, la que confirmó el fallo. El fallo de segunda instancia llega a la Corte Constitucional para su revisión.El caso
  7. 7. Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia dispone que se cumpla la decisión del auto que rechazó el recurso de casación La segunda instancia corresponde al Juzgado 44 Penal del Circuito de Bogotá, quien la remite a la Corte Suprema de Justicia Interpone acción de tutela en Interpone de nuevo tutela en contra de la Sala Penal de la contra de la Sala Penal de la C.S.J., ésta es rechazada por C.S.J. El Juzgado 26 Penal de la Sala Civil de la C.S.J. Bogotá niega el amparoPrimera y segunda tutela
  8. 8. El fallo de segunda instancia llega a la CORTE CONSTITUCIONAL para su revisión Impugna el fallo de primera instancia ante la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura: confirma el fallo impugnado Interpone acción de tutela ante el Consejo Seccional de la Judicatura de Cundinamarca: niega el amparoTercera tutela

×