Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

Una recóndita mirada

358 vues

Publié le

Práctica de citación parentética

Publié dans : Formation
  • Identifiez-vous pour voir les commentaires

  • Soyez le premier à aimer ceci

Una recóndita mirada

  1. 1. Una recóndita mirada Nuestro mundo tal cual lo palpamos sería insignificante y muy distinto al que en nuestros días conocemos si no hubiera sido contrastado con el mundo paralelo que hallamos en las bibliotecas; de esta manera la evolución del hombre llegó a su máximo esplendor, gracias al sistema de escritura que nació hace unos 5000 años. Pero la escritura no nace y se hace de la nada, para dar rienda a ello es necesario conocer lo que se quiere escribir y tener la intención de llegar a alguien, es querer compartir lo aprendido y darle el toque original ya que muchas veces se lo ha visto, o comprendido de otra manera gracias al sentido común legado de las enseñanzas tradicionales que miran con despecho y severidad a cualquier conjetura a saberes que desde ya se los toma como universales. En su tiempo, científicos como Galileo pagaron el costo de querer dar certeza y validez a leyes que no convencían de modo pleno y satisfactorio. Fue gracias a estos curiosos de la investigación que se ha llegado hasta donde estamos, la teoría heliocéntrica de Nicolás Copérnico por ejemplo; a su vez la aplicación riesgosa de estos nuevos postulados que ponían en tela de juicio lo ya conocido, y que necesariamente se tenía que comprobar. Que valiente fue Cristóbal Colón quien mar adentro emprendió hacia las Indias sin siquiera sospechar la existencia de un virgen continente al cual iría a parar, hombre perennizado por la historia, se valió de la praxis de teorías que se fundaban en las investigaciones que en el renacimiento se vieron surgir. El historiador José Antonio del Busto dedica la primera parte del Capítulo XII de su obra póstuma “Memorias de un Historiador” a lo que él llama su pasión intelectual, la investigación. Del Busto da crédito a su temprana predilección por la investigación; mecanismo fuente de todo conocimiento; a su vez que reconoce el gusto peculiar por la cronística, la dedicación e importancia que le dio a este saber imprescindible para adentrarnos a la historia. Pero la investigación es tan amplia, tan útil y está presente en cuales quiera de las ciencias, que es merecido el estudio y la importancia que se le da. Como Fernando Reza Becerril menciona “La importancia que tiene la investigación dentro del proceso científico es fundamental, ya que sin investigación todo lo que se conoce acerca de la ciencia, no pasaría de ser simplemente teoría. La investigación pone a prueba lo que se sabe, lo que se conoce, o se cree conocer, en una realidad concreta. Ahora bien, si como resultado de la investigación puede demostrarse o comprobarse lo que en teoría parece ser cierto, con la comprobación de la investigación en realidad se puede afirmar que lo que se sabe o se conoce efectivamente lo es.” (1997, 215). Del Busto hace referencia y conceptualiza de manera general a los métodos de ese entonces que se utilizan en la investigación, el método deductivo e inductivo. Para profundizar e ir más allá
  2. 2. que el mismo Bustos en la mención de estos métodos me ayudaré en César Augusto Bernal Torres quien manifiesta “El método deductivo es un método de razonamiento que consiste en tomar conclusiones generales para explicaciones particulares. El método se inicia con el análisis de los postulados, teoremas, leyes, principios, etcétera, de aplicación universal y de comprobada validez, para aplicarlos a soluciones o hechos particulares. El método inductivo se utiliza el razonamiento para obtener conclusiones que parten de hechos particulares aceptados como válidos, para llegar a conclusiones, cuya aplicación, sea de carácter general. El método se inicia con un estudio individual de los hechos y se formulan conclusiones universales que se postulan como leyes, principios o fundamentos de una teoría.” (2005, 56). Por otro lado José Del Busto toca el tema de la redacción, recuerda en esta parte del texto los consejos que le supieron dar para que empezase a escribir, supongo que para un historiador resulta preciso desarraigarse de subjetividades y tornarse imparcial, la clave para él es la ecuanimidad como lo pone de manifiesto; es aquí donde difiero de sobremanera con el autor, lo veo desde una perspectiva totalmente diferente, es más podría asegurar que desde una postura ambivalente, ¿es en este plano donde puede chocar y contrariarse la historia de la literatura acaso? Escribir para mí es como despertar en una mañana primaveral, con olor a rosas secas, con sabor a mantecado de durazno, cual música instrumental que deleita plácidamente el oído, como la tan fina seda que a nuestras caricias corresponde. Finalmente es a Ricardo Gil Otaiza al que encuentro más condescendiente tomando las posturas tanto la mía como la de José Antonio del Busto (El historiador), encuentro literatura argumentando a favor de la historia cuando afirma lo siguiente “A muchos les parece que el escribir es una pérdida de tiempo: echar por la borda una capacidad que podría estar al servicio de otros intereses más “nobles”. Sin embargo, la escritura se erige en arma, en poder, en un instrumento cuyo peso específico se hace inconmensurable en la medida en que logramos tocar los delgados hilos del pensamiento, las fibras más delicadas del sentir y de las emociones humanas. Cuando leemos acerca de la trayectoria de la palabra escrita a lo largo de las civilizaciones, nos encontramos con circunstancias que nos hacen llegar a la conclusión de que la escritura es un elemento clave para la compresión de la historia, y es al tiempo el corpus de ese pasado. Vida y palabra escrita se transforman en una misma cara de una moneda, en la que convergen por la fuerza de las circunstancias para dar “forma” a la representación genuina de un mismo hecho humano: el pensamiento.” (2008, 117)
  3. 3. Citación Parentética (CP) (Bernal Torres 2005, 56) (Gil Otaiza 2008, 117) (Reza Becerril 1997, 215) Lista de Referencia (LR) Gil Otaiza, Ricardo. 2008. El extraño vicio de escribir. 1era. ed. Mérida: Universidad de los Andes – Consejo de Publicaciones. Bernal Torres, César Augusto. 2005. Metodología de la investigación. 2da. ed. Bogotá: PEARSON. Reza Becerril, Fernando. 1997. Ciencia, metodología e investigación. 1era. ed. México: Pearson Prentice Hall. IDROGO ESTELA, Kely Analí

×