Ce diaporama a bien été signalé.
Nous utilisons votre profil LinkedIn et vos données d’activité pour vous proposer des publicités personnalisées et pertinentes. Vous pouvez changer vos préférences de publicités à tout moment.

MENSUARIO MAYO - 2012 VOL. 2 Nº 34

714 vues

Publié le

  • Soyez le premier à commenter

  • Soyez le premier à aimer ceci

MENSUARIO MAYO - 2012 VOL. 2 Nº 34

  1. 1. MENSUARIO MAYO 2012 VOL. 2 Nº 34 de introducción a la geografía, atribuido alMITOS Y CREENCIAS INFUNDADAS EN norteamericano David Norman, encontramos LA HISTORIA DE LA CIENCIA1 las siguientes palabras: “…South America,Por: Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas 2 one of the poorest regions on Earth and surrounded by irresponsible, cruel and autho- Verdades como puños ritary countries. (……..) eight different and strange countries, which are in the majority ofProlifera en Latinoamérica como verdolaga en cases, kingdoms of violence, drug trade, illite-playa la mitomanía en torno a la pretendida racy and a unintelligent and primitive people”.existencia de ciencia en nuestros países, unamitomanía presente tanto en los mentideros Tremendas palabras sin duda, las cuales haacadémicos, empresariales y gubernamenta- recogido Enrique Javier Díez G. en un libroles como entre los ciudadanos de a pie. Se de su autoría (Díez, 2009). Y, entretanto, portrata de una situación delicada en extremo, su carencia de real cultura científica, estospuesto que, a despecho de la disponibilidad de países dan pábulo para que se los siga tra-textos lúcidos que tratan sobre la acientificidad tando mal. Al fin y al cabo, como bien decíade nuestros países, textos pergeñados por au- Vicente Huidobro, los cuatro puntos cardina-tores serios y lúcidos, los diagnósticos corres- les son tres: Norte y Sur.pondientes suelen desconocerse por parte delgrueso de las poblaciones respectivas. Contri- Mala historia de la cienciabuyen a esta lamentable situación las tiradas La falta de cultura científica en nuestrospequeñas de libros en la región, junto con su países va de la mano con el descuido imper-pésima distribución, y la marcada tendencia al donable de la investigación y enseñanza denegacionismo. la historia y filosofía de la ciencia y la tecnolo-De los autores aludidos, cabe extraer frases gía, en marcado contraste con regiones co-lapidarias que resumen bien la situación, co- mo el Reino Unido, Francia, Alemania, Es-mo: “Países con investigación, pero sin cien- candinavia y Norteamérica. Para colmo, cabecia”, de autoría de Marcelino Cereijido, investi- detectar una serie de vicios que adulteran elgador argentino-mexicano; “feudalismos de al- buen conocimiento de la historia de la cien-ta tecnología”, de la pluma de Heinz Dieterich, cia, vicios como los siguientes: (1) el desco-investigador alemán-mexicano; “kínderes de la nocimiento del fenómeno del fraude cien-industria”, frase del escritor colombiano Wi- tífico; (2) la ignorancia supina de la reproduc-lliam Ospina, con la cual se refiere a las uni- ción de experimentos históricos; (3) el pé-versidades colombianas; “fábricas de diplo- simo manejo de las fuentes; (4) el auge des-mas” y “universidades de cuerina”, de la pluma medido de la ideología postmoderna, autén-de Mario Bunge al describir las universidades tico arte de patalear en las tinieblas; (5) la in-latinoamericanas; “es más fácil encontrar un comprensión de las raíces de la ciencia; (6)torero en Alemania que un filósofo en Espa- la confusión introducida por los medios deña”, célebre declaración de José Ortega y Ga- comunicación a causa de la incultura cientí-sset que refleja bien la ausencia de escuelas fica de periodistas y comunicadores, al puntode pensamiento filosófico en los países hispa- que confunden la ciencia con la magia; (7) lanos. Y hay más frases de similar jaez, pero adulteración introducida por muchas revistasbaste con las señaladas. científicas, incluida la británica Nature, al pre- ferir los criterios mediáticos a los científicosDe otro lado, el Primer Mundo no ve con bue- para la selección de sus artículos; y (8) elnos ojos a estos países por considerarlos pri- desconocimiento de la polémica de la cienciamitivos. Unos cuantos años atrás, en un libro hispana. En fin, estamos ante un panorama de franca depravación cultural.1 Texto de la conferencia dictada por el autor en la En materia de combate de la superstición, elSociedad Julio Garavito, en el Planetario de Me- más célebre de los magos, Harry Houdini,dellín, el sábado 27 de agosto de 2011. hizo mucho en vida al desenmascarar los2 Profesor Asociado de la Universidad Nacional de fraudes inherentes al espiritismo. Con esto, Colombia.__________________________________________________________________________________________________ Sociedad Julio Garavito Página Nº 1 de 3
  2. 2. MENSUARIO MAYO 2012 VOL. 2 Nº 34 logía abunda en episodios de mala historia. Un buen ejemplo a este respecto es la histo- ria de la máquina de vapor, cuya invención suele atribuirse a ingleses como el Marqués de Worcester, Thomas Savery y otros por el estilo, a pesar de los resultados arrojados por las impecables investigaciones pergeñadas por Nicolás García Tapia a propósito de los méritos del caballero Jerónimo de Ayanz y Beaumont, el Da Vinci español. De similar forma, muchos principios científicos suelen adjudicárselos a nombres europeos, irrespe- tando de esta forma la paternidad intelectual de científicos islámicos de la Edad Media. Tal es el caso de la mal llamada ley de Snell, o de Descartes, en el campo de la física óptica, cuyo verdadero descubridor fue Ibn Sahl en el siglo X. Otra fuente terrible de confusión a propósito de la historia de la ciencia y la tecnología es el cine, género en el cual proliferan los gaza- pos históricos. Vayan aquí algunos ejemplos. En primera instancia, las primeras dos partes de la serie La momia, protagonizada por Brendan Fraser y Rachel Weisz, en la cual queda distorsionada a más no poder la figuraHoudini echó las bases para la fundación del de Imhotep. En segundo lugar, Ágora, pelícu-actual movimiento escéptico, consolidado por la dedicada a la figura fascinante de Hipatiafiguras como Carl Edward Sagan, Paul Kurtz y de Alejandría, cuya protagonista es laJames Randi. De esto, han resultado organi- bellísima Rachel Weisz. Por desgracia, suzaciones como The Committee for Skeptical director, Alejandro Amenábar, se permitió to-Inquiry (CSICOP), que publica su revista marse sus cuestionables licencias históricasSkeptical Inquirer; y la James Randi Educatio- al respecto. Un tercer ejemplo: la película Elnal Foundation. Ahora bien, siglos antes de Cid, realizada en 1961 y protagonizada porHoudini, Paracelso aportó su buen óbolo en Charlton Heston y Sofía Loren, que contó concontra de las supercherías, como quedó mani- la asesoría histórica de Ramón Menéndez Pi-fiesto en estas palabras (Rensoli, 1990): “Hay dal, pese a lo cual la película no pasó de sermuchas invenciones, ciencias y artes que se una propaganda a favor del régimen Fran-atribuyen a la acción del diablo; pero, antes quista. En estas condiciones, El Cid pierdeque el mundo envejezca mucho, se descubrirá mucha de su posible utilidad para entender laque el diablo nada tiene que hacer con estas sociedad andalusí.cosas, que el diablo no es nada y nada sabe, yque tales cosas son el resultado de causas En general, los medios suelen pecar con lanaturales… Cosas que hoy se consideran im- promoción de una mala ciencia. Para mues-posibles, se lograrán. Lo imposible será un he- tra un botón, sugiero que el lector explore lacho en el porvenir, y lo que se ve como su- Red buscando con la siguiente frase: badperstición en un siglo, servirá en el siguiente astronomy. Con la ayuda del motor de bús-como base de la ciencia oficial”. A la luz de es- queda Google, obtendremos la friolera de 44’100.000 resultados. Es decir, contra la es-tas palabras de Paracelso, da grima la proli-feración actual de la irracionalidad y el maca- tupidez humana, los propios dioses luchan enneo por todo el orbe. vano. Para colmo, ciertos sucesos de los últi- mos meses han restringido el acceso gratuitoPor su parte, la historia misma de la tecno- en la Red a la literatura científica de calidad.__________________________________________________________________________________________________ Sociedad Julio Garavito Página Nº 2 de 3
  3. 3. MENSUARIO MAYO 2012 VOL. 2 Nº 34En concreto, se trata de la cancelación de si- del liberalismo económico, si bien no faltantios como Megaupload y Library.nu, tras lo los intelectuales postmodernos que tratan decual está la defensa de los intereses crema- alegar, con candor, que no hay nexos entretísticos de los mo- tal liberalismo y la postmoderni-nopolios editoriales dad. De facto, Enrique Javiernorteamericanos y Díez (2009) denomina coneuropeos. acierto al liberalismo económico como capitalismo postmoderno.Así mismo, el des- Así las cosas, la historia de laconocimiento de la ciencia no goza de mucho apre-historia de la reli- cio por parte de los corifeos ygión contribuye al prosélitos de la ideología de ma-desconocimiento de rras, lo cual ha quedado refle-la historia de la cien- jado en el menoscabo sufridocia, máxime cuando por importantes centros de in-la ciencia tiene tres vestigación consagrados a laraíces, a saber: el historia de la ciencia y la tecno-monoteísmo judeo- logía, inclusive en Norteaméricacristiano, la democra- y Europa (López, 2001). De estacia ateniense y los forma, la historia de la cienciainstrumentos aporta-dos por los artesanos termina por llenarse de mitosmedievales. Por su- desaconsejables y nefastos al 3puesto, abundan los quedar marginada Mnemósine ,prejuicios en contra por lo que termina por perder lade la religión al ale- necesaria dimensión crítica.gar su pretendidoespíritu anticientífi- Referenciasco. Botón de muestra, tanto el Islam como la Díez G., Enrique J. (2009). Globalización y educaciónIglesia católica han experimentado los malen- crítica. Bogotá: Desde abajo.tendidos correspondientes. Si, por ejemplo, López P., José María. (2001). La historia de la ciencia durante los últimos 25 años. En: Inves-tigación y Ciencia.nos tomamos la molestia en revisar con dete- N° 299.nimiento la historia del Islam, tanto oriental co- Numbers, Ronald L. (Ed.). (2010). Galileo fue a la cárcelmo occidental, salta a la vista que la ciencia is- y otros mitos acerca de la ciencia y la religión.lámica tenía una fuerte base racional. Del mi- Barcelona: Intervención Cultural/Bibliote-ca Buridán. Rensoli L., Lourdes. (1990). Paracelso, alquimista ysmo modo, la historia de la Compañía de Je- filósofo. La Habana: Editorial de Ciencias Socia-les.sús demuestra con creces que la Iglesia apor-tó en forma significativa a la revolución cien-tífica. Y hay muchos más mitos en torno a es-to, por lo que bien hará el lector en remitirse aun buen libro editado por Ronald L. Numbers Órgano de difusión de la Sociedad Julio Garavito(2009), historiador norteamericano de la cien-cia. Comité Editorial: Director: Rodrigo GallegoCerremos con los daños causados por la ideo- William Lalinde Editora: Olga Lucía Penagos León Jaime Restrepología postmoderna, nefasta como la que más Adalberto Loperaporque ha hecho añicos la cultura racional que Correo E.: rgallegof@une.net.co A.A. 6748 Med. Col.debería caracterizar la vida universitaria, pues,como defendía Ortega y Gasset, la Universi-dad debe ser ante todo la inteligencia como 3 En la mitología griega, Mnemósine, a menudoinstitución. En su esencia, la postmodernidad confundida con Mneme, era la personificación dearremete lanza en ristre contra la ciencia, su la memoria. Esta Titánide era la hija de Gea ymétodo y su filosofía, dejando en su lugar un Urano, y la madre de las Musas con Zeusrelativismo tanto epistemológico como axioló- http://es.wikipedia.org/wiki/Mnem%C3%B3sinegico que sirve a los intereses inconfesables (N.del D.)__________________________________________________________________________________________________ Sociedad Julio Garavito Página Nº 3 de 3

×